Mercado de Trabajo

Régimen de contratación laboral

Las siguientes son las normas laborales básicas:

  • Leyes de sindicatos (Labor Union Act)
  • Ley de regulación de las relaciones laborales (Labor Relations Adjustment Act)
  • Ley de normas laborales (Labor Standards Act)
  • Ley de contratos laborales (Labor Contracts Act)
  • Ley para la resolución de las disputas individuales en el ámbito laboral (Act on Promoting the Resolution of Individual Labor-Related Disputes)
  • Ley para la continuidad de los contratos laborales tras la división de una empresa (Act on the Succession to Labor Contracts upon Company Split)
  • Ley de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el trabajo (Act on Securing, Etc. of Equal Opportunity and Treatment between Men and Women in Employment)
  • Ley para la mejora del empleo de los trabajadores a tiempo parcial (Act on Improvement, etc. of Employment Management for Part-Time Workers)
  • Ley para el bienestar de los trabajadores a cargo de niños u otros familiares (Act on Childcare Leave, Caregiver Leave, and Other Measures for the Welfare of Workers Caring for Children or Other Family Members)
  • Ley para la seguridad y la salud en el sector industrial (Industrial Safety and Health Act)
  • Ley de seguros de compensación por accidentes industriales (Industrial Accident Compensation Insurance Act)
  • Ley para la seguridad en el empleo (Employment Security Act)
  • Ley para asegurar el correcto funcionamiento de las agencias de colocación y la mejora de los trabajadores contratados a través de las mismas (Act for Securing the Proper Operation of Worker Dispatching Undertakings and Improved Working Conditions for Dispatched Workers)
  • Ley para el desarrollo de los recursos humanos (Human Resources Development Promotion Act)
  • Ley de seguros laborales (Industrial Accident Compensation Insurance Act)
  • Ley sobre el pago de primas de seguros laborales (Act on the Collection, etc. of Insurance Premiums of Labor Insurance)
  • Ley de trabajo doméstico (Home Work Act)
  • Ley para garantizar el pago de salarios (Act on Security of Wage Payment)
  • Ley de salarios mínimos (Minimum Wage Act)
  • Ley de medidas de empleo (Labor Standards Act)
  • Ley sobre seguridad en el empleo para los trabajadores de edad avanzada (Act on Social Welfare for the Elderly)
  • Ley de promoción del empleo de los disminuidos físicos (Act on Employment Promotion etc. of Persons with Disabilities)

Estas leyes básicas son ciertamente importantes, pero se limitan a sentar los principios, derechos y obligaciones, etc. en términos más o menos abstractos. Mediante decretos, órdenes y legislación más específica se reglamentan las condiciones laborales con mayor detalle. Pero aún así, en comparación con los países de la UE, las normas laborales en Japón tienen una aplicación flexible. Los convenios colectivos o los reglamentos internos en cada uno de los centros de trabajo concretan las condiciones laborales.

Contratos

El contrato laboral se entiende como indefinido si no se especifica el período de vigencia. En los contratos de tiempo definido, el período máximo permitido es de 3 años, salvo algunos casos específicos en que puede ser de 5 años.

En caso necesario, puede establecerse un período de prueba, que suele ser de 3 meses. La terminación unilateral del contrato laboral después del período de prueba se considera como despido.

En los contratos indefinidos, la dirección respeta el sistema de empleo de por vida - no es la obligación legal - y los empleados aceptan la libre movilidad tanto geográfica como funcional. La mutua confianza entre las dos partes permite crear una relación laboral de carácter muy armonioso en Japón.

En el caso de empleados con el rango de directivo, la relación laboral puede llegar a considerarse como un “compromiso” entre el directivo y la empresa, quedando sujeta a legislación mercantil en lugar de a legislación laboral.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Régimen de trabajadores extranjeros

Japón mantiene la postura oficial de no permitir la entrada a trabajadores extranjeros como mano de obra no cualificada. No obstante, en la práctica, hay trabajadores extranjeros que trabajan en los campos, fábricas o en la construcción bajo modalidades de contratos especiales de aprendizaje y formación profesional; o bien son personas descendientes de japoneses en Brasil o Perú entre otros.

Pueden obtener el permiso laboral y la residencia en Japón:

  • Los inversores que desarrollan sus actividades en Japón o personas que actúan como representantes de inversores.
  • Abogados, ingenieros, gestores de operativas de naturaleza internacional, personas dedicadas a la enseñanza de cultura e idiomas extranjeros, empleados de empresas extranjeras transferidos temporalmente a filiales japonesas, así como cualquier otro perfil dedicado a labores técnicas que requieran especial cualificación.
  • Existen, además, un número limitado de permisos de trabajo y residencia dirigidos a trabajadores extranjeros temporales y de baja cualificación. La Dieta japonesa aprobó, en diciembre de 2018, que se permitiera el acceso de hasta 345.150 trabajadores de este perfil durante los próximos cinco años.

En la práctica, los inversores, los representantes de las sociedades extranjeras que se establecen en Japón y sus familiares no suelen tener problemas para obtener los permisos de residencia correspondientes.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Jornada laboral y permisos

 

La legislación correspondiente estipula que el horario de trabajo no debe ser superior a 8 horas por día y a 40 horas por semana. En las pequeñas empresas con una plantilla inferior a 10 personas, el horario laboral no debe superar las 8 horas diarias y las 44 horas semanales.

El trabajo durante horas extra está bastante generalizado en Japón, éstas cuestan entre un 25 y un 60% más que el salario base por hora. No obstante, el cómputo de horas trabajadas tiene mucha flexibilidad, lo cual reduce la incidencia de las horas extras. La cantidad de horas extra que un empleado puede realizar se limitan en Japón de la siguiente manera: 5 horas por día, 45 horas por mes o 360 horas al año; no obstante, el número de horas extra puede exceder la limitación general si concurren circunstancias especiales y así queda especificado en el contrato laboral.

Las vacaciones remuneradas son de 20 días hábiles para aquellas personas que llevan trabajando para la misma empresa más de 6 años y 6 meses.

El permiso por maternidad es de 6 semanas antes (14 en casos de embarazo múltiple) y 8 semanas después del parto, un total de 14 semanas. El permiso por cuidado de hijos se puede solicitar tanto por mujeres como por hombres, bajo ciertas condiciones por un período convenido hasta que los hijos tengan 1 año y 2 meses. El permiso por cuidado de algún familiar (causas de enfermedad, discapacidades físicas o mentales etc.) es posible bajo ciertas condiciones hasta un máximo de 93 días.

El despido, aunque legal bajo determinados supuestos, es en la práctica poco común en Japón. Habitualmente se utilizan figuras como prejubilaciones y/o renuncias indemnizadas.

En agosto de 2012, el Gobierno publicó la Ley para la Estabilización del Empleo de las Personas en Edad de Jubilación, para fomentar la inclusión de los jubilados de nuevo en el mercado de trabajo. La edad de jubilación en Japón está fijada en 62 años desde 2016, y el objetivo es aumentarla progresivamente  hasta alcanzar los 65 años en 2025. En cualquier caso, se puede seguir empleando a la misma persona más allá de la edad de jubilación, con las condiciones laborales que se acuerden entre empresa y empleado.

El reclutamiento de personal a través de las agencias de empleo temporal es una práctica muy extendida en Japón, puesto que las normativas no son muy restrictivas.

 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Costes laborales. Salarios

La guía completa de costes de establecimiento en Japón puede encontrarse en las páginas web de ICEX España Exportación e Inversiones www.icex.es y de la Oficina Económica y Comercial de España en Japón http://japon.oficinascomerciales.es.

Costes de establecimiento en Japón 2018: además de la información que incluye sobre costes societarios de constitución  y registro, impuestos, costes inmobiliarios, de suministros, comunicaciones; ofrece más particularmente información sobre las condiciones laborales aplicables al personal expatriado; datos estimativos de costes laborales por categoría profesional, costes no estrictamente salariales asociados a la contratación como los seguros, información sobre posibles subvenciones, e información sobre el salario mínimo interprofesional, la jornada laboral, y el periodo vacacional.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Seguridad social

Japón cuenta con un sistema de seguro universal mediante el cual todos los residentes en Japón deben participar, en principio, en el seguro de sanidad (médica) pública y en el sistema de seguro de pensiones.

Sistema de seguro laboral y social

Japón tiene cuatro clases diferentes de sistemas de seguro en los que las empresas están legalmente obligadas a participar; todos los empleados que cumplan ciertos requisitos disfrutan de cobertura del seguro.

En general, el Seguro de Compensación por Accidente de los Empleados y el Seguro de Empleo se conocen colectivamente como “seguro laboral”; mientras que los Seguros de Sanidad, Seguros de Asistencia Sanitaria y Seguros de Pensión de los Empleados se conocen colectivamente bajo el nombre de “seguro social”.

Una empresa debe realizar su ingreso en estos sistemas de seguro cuando la empresa se constituye o contrata personal por primera vez, mediante la presentación de formularios de notificación de seguro laboral y social ante las autoridades correspondientes. La empresa, normalmente, paga las primas de seguro a las autoridades correspondientes deduciendo la parte de las primas a pagar por los empleados de sus salarios, y las paga junto con la parte de las primas a pagar por la compañía a dichas autoridades.

- Seguro de Compensación por Accidente de los Empleados

Cubre cualquier enfermedad o accidente de los empleados a causa del trabajo o en los trayectos hacia o desde el trabajo.

- Seguro de Empleo

Cubre a los empleados que se quedan sin empleo y ayuda a mantener un empleo estable mediante la prestación de ayudas económicas y subsidios.

- Seguro de Sanidad y Seguro de Asistencia Sanitaria

Cubren los gastos médicos y de servicios sanitarios y bienestar para la vejez de los empleados.

- Seguro de Pensión de los Empleados

Cubre las prestaciones a los empleados en la vejez, o en caso de fallecimiento o invalidez.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Relaciones colectivas; sindicatos; huelga

La tasa de afiliación sindical presenta un descenso sostenido en las últimas décadas, situándose en un 17,1% en 2017. Las federaciones sindicales de ámbito sectorial y regional tienen capacidades limitadas para influir en las negociaciones colectivas. Son los sindicatos de cada empresa los que actúan como interlocutores y negociadores frente a la dirección de la empresa. Estos sindicatos no son muy reivindicativos y tratan de buscar posiciones y acuerdos amigables. Por consiguiente, las huelgas en Japón son poco frecuentes.  

Volver a índice de Mercado de Trabajo

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex