Mercado de Trabajo

Régimen de contratación laboral

El campo laboral y de leyes de empleo está altamente regulado en Puerto Rico. Hay numerosas leyes, reglamentos y doctrinas judiciales, así como ciertas disposiciones constitucionales que gobiernan esta materia. La legislación cubre el establecimiento de negocios, la contratación de empleados, las horas de trabajo y la paga, el discrimen, las licencias, los derechos individuales, los planes de bienestar, los asuntos sindicales, y la terminación del empleo.

CONTRATO DE TRABAJO

El contrato de trabajo está regido por las leyes laborales estatales y federales, así como por el Código Civil de Puerto Rico. El artículo 20(7) de la Ley 379 del 15 de mayo de 1948, según enmendada, 29 L.P.R.A. §288(7), define el contrato de trabajo como todo convenio verbal o escrito mediante el cual se obliga al empleado a ejecutar una obra, realizar una labor o prestar un servicio para el patrono por un salario o cualquier otra retribución económica. Si no hubiera estipulación expresa en cuanto al salario, será obligación del patrono pagar el salario mínimo fijado por ley.

En Puerto Rico no se requiere un contrato escrito para que surja la relación patrono-empleado. En aquellos casos en los que no se establezca por escrito la fecha de terminación del contrato de empleo, se entenderá que el contrato es por tiempo indefinido y el empleado estará protegido por la Ley Núm. 80 del 30 de mayo de 1976, según enmendada, 29 L.P.R.A. §§185a-185m.

En Puerto Rico, los manuales de empleados describiendo los derechos y obligaciones de los empleados son considerados parte del contrato de empleo entre el patrono y el empleado. Así, tanto el patrono como el empleado tienen la obligación legal de cumplir con las provisiones allí contenidas.

http://www.trabajo.pr.gov/det_content.asp?cn_id=35

http://www.trabajo.pr.gov/det_content.asp?cn_id=21

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Régimen de trabajadores extranjeros

En Puerto Rico es de aplicación la misma normativa en materia de inmigración que en cualquier otro estado de los EEUU, pues es un territorio bajo su soberanía y disfrutando los ciudadanos de Puerto Rico de la ciudadanía estadounidense. Las competencias relativas a relaciones exteriores, ciudadanía e inmigración recaen en los Estados Unidos, por ello será el “Department of Homeland Security” (DHS) el responsable de la concesión de los visados de trabajo. La Ley de Inmigración y Nacionalidad (Immigration and Nationality Act) establece la normativa que regula los permisos de trabajo y residencia. Un empresario puede contratar empleados extranjeros siempre y cuando éstos dispongan del correspondiente visado, que puede ser temporal o permanente. Hay diferentes tipos de visados temporales dependiendo de la actividad a desarrollar y de la duración de la misma.  

Al llegar a EEUU, estos viajeros deberán presentar el visado biométrico. Las autoridades del país les tomarán una fotografía digital y registrarán sus huellas, para contrastar estos datos con los que figuran en el visado.

Para entradas por periodos cortos de tiempo y repetidas puede ser suficiente la obtención de un visado de negocios (B1). Para trabajar por periodos de tiempo superiores a los tres meses sería necesario que los trabajadores cuenten con un visado de trabajo.

En el caso de empresa extranjera no constituida localmente y que no realiza negocio de forma habitual en Puerto Rico, sobre el bruto de la factura por los servicios prestados se practicará una retención única del 29%. No debería haber distinción en función de los distintos conceptos y con eso quedaría liberada de cualquier otra obligación fiscal con la hacienda local. Esto aparece recogido en la sección 1062.08 (a) del Código de Rentas Internas de 2011. 

Es responsabilidad de la compañía local que les haya contratado el retener ese porcentaje de lo facturado por la empresa extranjera no residente.

La sección 1061.01 (a)(3) regula la obligación de rendir la planilla de contribución sobre ingresos a todo individuo extranjero no residente de Puerto Rico que haya tenido ingreso bruto tributable de fuentes dentro de Puerto Rico para el año contributivo, a menosque la contribución sobre dicho ingreso se haya pagado en su totalidad en el origen.

También se establece que en el caso de individuos no residentes desplazados por periodos menores a 90 días, si estos reciben una compensación de menos de 3.000 dólares por trabajo realizado o servicios prestados, y trabajan para un individuos o sociedad extranjera no dedicada a negocio en Puerto Rico, no será considerado como ingreso local (sección 1035.01 (a)(3)). 

El Código de Rentas Internas en su sección 1062.03 establece la obligación de retener en el origen sobre pagos por servicios prestados, una retención del 7%, de la que están excluidos los pagos efectuados a contratistas o subcontratistas por la construcción de obras; y también recoge la obligación de las empresas extranjeras sujetas a la retención en origen del 29%.

Una posibilidad para las empresas españolas es constituirse como sucursales de la matriz española, es decir operan como Corporaciones Foráneas (Controlled Foreign Corporations) de acuerdo a la legislación puertorriqueña. Para ello obtienen un Certificado de Autorización para Hacer Negocios del Departamento de Estado, el coste son $110. Estas empresas no se constituyen como empresas locales y se regirán por la legislación española como sucursales de su matriz en España, pero tendrán en principio el mismo tratamiento fiscal que las empresas locales. 

Nuestra recomendación es que estas cuestiones se consulten con un abogado local ya que son muy complejas y abiertas a muchas matizaciones en función de la situación de la empresa y su forma de operar. 

Para más información acerca del Código de Rentas Internas se recomienda el siguiente enlace:

http://www.hacienda.gobierno.pr/sites/default/files/codigo_de_rentas_internas_11-19-2014_0.pdf

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Jornada laboral y permisos

La jornada laboral en Puerto Rico es de 40 horas semanales de acuerdo a la Ley Núm. 379 del 15 de mayo de 1948 y sus reformas posteriores.

http://www.lexjuris.com/trabajo%5Clex1948379.htm

http://www.lexjuris.com/lexlaboral.htm

la Ley que regula el Salario Mínimo, Vacaciones y Licencia por Enfermedad es la Ley Núm. 180 de 1998 y sus respescitvas enmiendas. 

Vacaciones: las leyes laborales de Puerto Rico establecen que, como mínimo, un empleado puede acumular mensualmente un día y cuarto (1,25) por concepto de vacaciones (15 días anuales). Para acumular ese día y cuarto, el empleado tiene que haber trabajado un mínimo de 115 horas mensuales y puede acumular hasta 30 días por vacaciones.

Días por enfermedad: el empleado tiene derecho también a acumular por lo menos un día (1) por cada mes de trabajo, en concepto de días por enfermedad. Al igual que en el caso de vacaciones, el empleado debe haber trabajado un mínimo de 115 horas durante el mes para ser elegible a este beneficio. El empleado puede acumular hasta 20 días por enfermedad anualmente.

Licencia por maternidad: por ley, el patrono está obligado a conceder una licencia de ocho (8) semanas a sueldo y medio por concepto de maternidad.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Costes laborales. Salarios

La Junta de Salario Mínimo es la agencia gubernamental que vela por la fijación y revisión de salarios mínimos, vacaciones y licencia por enfermedad, entre otros. La junta ha emitido diversos decretos mediante los cuales se disponen unos beneficios a conceder a los empleados del sector económico cubierto por cada decreto.           

Salario Mínimo: Desde el día 24 de julio de 2009 el salario mínimo en Puerto Rico es de 7,25 dólares por hora. El salario mínimo que un empresario debe pagar a sus empleados en la mayoría de los negocios es el mínimo federal, aunque existen ciertas excepciones dependiendo de la naturaleza del negocio y del tipo de trabajo que realizan los empleados (como aquellas empresas con venta anual menor de 500.000 dólares). Estas últimas tendrán un salario mínimo equivalente al 70% del mínimo federal, es decir, 5,075 dólares por hora. La información sobre las diversas tablas de aplicación de salario mínimo está disponible en la Junta de Salario Mínimo, Edif. Real Hermanos, Piso 4, Ave. Ponce de León #577, Pda. 35 Hato Rey.

Los empleados que reciben propinas no están sujetos al salario mínimo federal sino a un mínimo de 2,13 dólares la hora, los jóvenes menores de 20 años pueden ganar menos del salario mínimo federal durante los primeros 90 días de empleo, así como algunos empleados del sector agrícola.

La Ley PROMESA (Puerto Rico Oversight Management and Economic Stability Act), que busca  la reestructuración de la deuda pública puertorriqueña y recuperar el acceso a los mercados financieros; contempla la posibilidad de dejar de aplicar el salario mínimo federal a los empleados con 25 años o menos, pasando esté a 4,25 dólares hora.

 

Además del pago del Seguro Social al que ya hacemos referencia en otro apartado, hay una serie de costes laborales que deben ser tenidos en cuenta:

La sección de contribuciones del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos regula y supervisa el pago de los seguros de desempleo y de incapacidad. Con carácter trimestral el patrono deberá presentar una declaración de los salarios brutos pagados a sus empleados en esos tres meses y pagar sobre los mismos el seguro de desempleo y el seguro de incapacidad (así como el “seguro choferil” en los casos que corresponda).

La Ley 74 de seguro de desempleo establece el pago de un seguro de desempleo por parte de los patronos, este se aplica a los primeros 7.000 dólares de salario anual pagados por el patrono a cada trabajador, el salario que exceda los 7.000 dólares no estará sujeto a este impuesto. El tipo que se aplica a este seguro depende de diversos factores entre ellos la experiencia y antigüedad del patrono, en el caso de un empleador nuevo, este tendrá que pagar un 2,7% sobre los primeros 7.000 dólares de salario bruto de cada uno de sus trabajadores, más una aportación especial de desempleo de un 1%. El tipo total del seguro de desempleo (tipo variable más la aportación especial) no puede exceder del 5,4% de los primeros 7.000 dólares del salario anual de cada empleado. 

Además de los seguros estatales que hay que pagar al Departamento de Trabajo y Recursos Humanos, existe también el llamado el Seguro de Desempleo Federal que se paga a Rentas Internas Federales (Internal Revenue Service) de acuerdo al Federal Unemploymente Tax Act (FUTA), si bien hay ciertos empleados que están exentos de este impuesto. Este seguro supone el pago por el patrono de un 0,8% del salario bruto por empleado. El pago debe enviarse a la oficina del Servicio Federal de Rentas Internas antes del 31 de enero de cada año.

La antigüedad del empleador se computa a partir del número de patrono o seguro social patronal concedido por el Servicio Federal de Rentas Internas (Internal Revenue Service). Una vez obtenido el número de seguro social patronal, debe conseguir un número de seguro por desempleo federal y un número de seguro por desempleo e incapacidad estatal, este último se obtiene en el Departamento del Trabajo.

La Ley 1.39 de seguro de incapacidad divide la carga de este impuesto en partes iguales,tanto el patrono como el trabajador aportan del Fondo de Incapacidad. La aportación será de 0,60% del salario que recibe el trabajador, hasta un máximo de 9.000 dólares por año natural, excepto en la fase agrícola. La aportación del trabajador no podrá ser mayor del 0,30%. El salario que exceda los 9.000 dólares no estará sujeto a este impuesto.

Fondo del seguro del estado

La póliza del Fondo del Seguro del Estado protege al patrono librándolo de responsabilidad por los accidentes que puedan sufrir sus empleados en el desempeño de su trabajo. La prima que se paga al Fondo del Seguro del Estado esta basada en la nomina total de la empresa y depende del tipo de trabajo realizado.

Bono de Navidad

Todo empleado que trabaje 700 horas o más durante el período del 1 de octubre  al 30 de septiembre, tiene derecho a recibir la paga de un bono del 3% de su salario bruto hasta un máximo de 10.000 dólares de su salario, si la empresa tiene menos de 15 empleados; y si tiene 16 empleados o más, tendrá derecho a un bono del 6% hasta un máximo de 10.000 dólares.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Seguridad social

 

Además de los seguros estatales que hay que pagar al Departamento de Trabajo y Recursos Humanos, los patronos en Puerto Rico están sujetos a contribuciones establecidas por la Ley de Contribución Federal al Seguro Social (FICA, por sus siglas en inglés) (contribuciones al Seguro Social y Medicare) y a la Ley Federal de Contribución para el Desempleo (FUTA, por sus siglas en inglés), si bien hay ciertos empleados que están exentos de este impuesto. Este seguro supone el pago por el patrono de un 0,8% del salario bruto por empleado. El pago debe enviarse a la oficina del Servicio Federal de Rentas Internas antes del 31 de enero de cada año.

Las contribuciones FICA se usan para financiar los sistemas de Seguro Social y Medicare. Las contribuciones FICA consisten en dos componentes: la contribución al seguro social y la contribución a Medicare. Se retiene la porción correspondiente al empleado de las contribuciones FICA del salario de los empleados y se paga la parte del impuesto FICA que le corresponde al patrono. La tasa vigente de la contribución al seguro social correspondiente al patrono es de 6,2% y la correspondiente al empleado es de 6,2%, lo que hace un total de 12,4%. La tasa vigente de Medicare es del 1,45% para el patrono y del 1,45% para el empleado, lo que hace un total de una tasa de 15,30% en concepto de Seguro Social y Medicare.

A partir del 1 de enero de 2013, se aplica un impuesto adicional de Medicare a los salarios de individuos que excedan de un monto límite. Los patronos son responsables de retener el impuesto adicional de Medicare del 0,9% de los salarios que excedan de 200.000 dólares o de 250.000 dólares en el caso de personas casadas que presenta la declaración de impuestos de forma conjunta. No existe un monto equivalente por parte del trabajador al impuesto adicional de Medicare.

A nivel estatal hay que tener en cuenta la sección de contribuciones del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos de Puerto Rico, que regula y supervisa el pago de los seguros de desempleo y de incapacidad. Con carácter trimestral el patrono deberá presentar una declaración de los salarios brutos pagados a sus empleados en esos tres meses y pagar sobre los mismos el seguro de desempleo y el seguro de incapacidad (así como el “seguro choferil” en los casos que corresponda).

Medicare es un plan de salud federal que cubre a los trabajadores que han cotizado al Internal Revenue Service (IRS) de los EEUU, en el momento en que cumplen los 65 años. Es financiado en parte por impuestos sobre la nómina, establecidos por la Ley Federal de Contribuciones de Seguros y Ley de Contribuciones de Empleo por Cuenta Propia de 1954. En el caso de los empleados, el impuesto es igual al 2,9% (1,45% aplicado al trabajador y el otro 1,45% a cargo del empleador) de los salarios, sueldos y otras compensaciones. Un trabajador independiente debe pagar la totalidad del impuesto del 2,9% sobre las ganancias netas, pero puede deducir la mitad del impuesto de la renta en el cálculo del impuesto sobre la renta.

Más del 45% de puertorriqueños (que no disponen de unos ingresos mínimos) dependen del sistema de salud pagado por el gobierno, conocido como la Reforma de salud. Estos pacientes están atendidos por centros de salud privados que son pagados por compañías aseguradoras contratadas por el gobierno.

El día 23 de marzo de 2010 el presidente de EEUU, Barack Obama, firmo la Ley de Reforma de Salud (Affordable Care Act); la misma supondrá cambios drásticos en la cobertura médica de la población estadounidense. Puerto Rico recibirá en el periodo 2011-2019 fondos adicionales por valor de 6.300 millones de dólares, destinados a reforzar el programa Medicaid y dar cobertura sanitaria a los 280.000 puertorriqueños sin seguro médico.

El Gobierno de Puerto Rico se propone reestructurar Mi Salud a fin de dar una cobertura sanitaria básica a la población desprotegida. Se pretende establecer un Plan de Acceso Universal (no un Plan Universal), en el que el asegurado aportara una proporción del monto del seguro. Puerto Rico finalmente no establecerá un centro de intercambio de seguros, que la reforma de salud federal permite crear como una herramienta para abaratar los costos de los servicios.

El costo del seguro y los montos deducibles por las prestaciones de Mi Salud, están determinados por la capacidad de pago del beneficiario, que podrá seleccionar al proveedor dentro de la red de empresas proveedoras en su zona de residencia.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Relaciones colectivas; sindicatos; huelga

 La Carta de Derechos de la Constitución de Puerto Rico de 1952, reconoce el derecho a la huelga y a la sindicación de los trabajadores (secciones 17 y 18). Posteriormente, se aprobó en 1998 la Ley 45 de Relaciones del Trabajo para el Servicio Público de Puerto Rico que limita el ejerció del derecho de huelga.

Sección 17. Derecho a organizarse y negociar colectivamente.
Los trabajadores de empresas, negocios y patronos privados y de agencias o instrumentalidades del gobierno que funcionen como empresas 0 negocios privados tendrán el derecho a organizarse y a negociar colectivamente con sus patronos por mediación de representantes de su propia y libre selección para promover su bienestar.

Sección 18. Derecho a la huelga, a establecer piquetes, etc.
A fin de asegurar el derecho a organizarse y a negociar colectivamente, los trabajadores de empresas, negocios y patronos privados y de agencias o instrumentalidades del gobierno que funcionen como empresas o negocios privados tendrán, en sus relaciones directas con sus propios patronos, el derecho a la huelga, a establecer piquetes y a llevar a cabo otras actividades concertadas legales.
Nada de lo contenido en esta sección menoscabará la facultad de la Asamblea Legislativa de aprobar leyes para casos de grave emergencia cuando estén claramente en peligro la salud o la seguridad públicas, o los servicios públicos esenciales.

En Puerto Rico, los sindicatos más importantes pertenecen al sector público, entre ellos los más destacados son la UTIER (Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riesgo), la UIA (Unión Independiente Auténtica de la Autoridad Acueductos y Alcantarillados), Unión Independiente de Empleados de la Autoridad de Edificios Públicos y la Asociación de Maestros.

Dentro del sector privado la Unión Tronquista tiene importante representación en ciertos ámbitos del sector privado como son los camioneros, sector de la restauración y en los hoteles. 
 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex