Mercado de Trabajo

Régimen de contratación laboral

Se contempla la existencia de contratos temporales y fijos, no pudiendo exceder los temporales de un periodo de tiempo de 2 años. Sólo se pueden prorrogar una vez y a la finalización del periodo establecido en la renovación los contratos pasarán a ser fijos. El periodo de prueba tendrá una duración máxima de tres meses.

Las causas de terminación de contrato sin aviso previo establecidas por la ley son: expiración del contrato, incapacidad absoluta, renuncia, jubilación, fallecimiento del trabajador o liquidación de la compañía. Se establecen plazos de preaviso de 1 mes, 15 días o una semana dependiendo de que el trabajador reciba su salario mensualmente, cada dos semanas o semanalmente.

La ley prohíbe, con carácter general, emplear a menores de 12 años y establece una serie de condiciones especiales de trabajo y empleo para aquellos trabajadores de edades comprendidas entre los 12 y los 16 años.

En lo referente a las condiciones laborales para la mano de obra femenina, la ley prohíbe el desempeño de labores que sean arduas o dañinas para la salud de la mujer. Asimismo las mujeres no podrán trabajar entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana, con excepción de los servicios sanitarios o sociales. La baja por maternidad tiene una duración de 8 semanas que se pueden repartir en partes iguales antes y después del parto o bien en 2 semanas antes y 6 semanas después del parto.

Según la Ley de Seguridad Social de 1990, los empleados que hayan trabajado un mínimo de tres años en la misma empresa tienen derecho a una indemnización por despido. La cantidad depende del número de años trabajados. Para aquellos que han estado empleados entre 3 y 10 años, se estipula un mes de salario por año trabajado. Los que trabajaron entre 10 y 15 años recibirán el equivalente a mes y medio de salario por año trabajado y los que trabajaron más de 15 años obtendrán el equivalente un mes y tres cuartos de salario por cada año trabajado.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Régimen de trabajadores extranjeros

Los trabajadores extranjeros necesitan un permiso de trabajo expedido por el Ministerio de Trabajo. Este permiso será concedido para un trabajo específico y por un periodo de 3 años y será renovado anualmente.

La Ley de Inversiones, por su parte, establece que los inversores extranjeros podrán contratar personal cualificado extranjero, con el compromiso de sustituirlo, en un periodo de tiempo limitado, por trabajadores sudaneses a los que habrá formado si es necesario.

Los trabajadores extranjeros interesados en trabajar en Sudán si su empresa tiene sucursal en el país, en principio, no hay ningún problema en tramitar sus papeles desde la sucursal y emplearlos en esta.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Seguridad social

La ley obliga a los empleadores a pagar contribuciones al Ministerio de Seguridad Social y Asuntos Sociales por sus empleados sudaneses.

Las contribuciones se retienen por el empleador a partir del sueldo del empleado. Se paga mensualmente, sobre el salario bruto y a una tasa legal de impuesto del 17%.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Relaciones colectivas; sindicatos; huelga

La Ley de Sindicatos de 1992 regula las condiciones en las que los trabajadores se pueden asociar. Ningún sector o empresa puede estar organizado por más de un sindicato y las autoridades se reservan el derecho de prohibir las actividades de cualquier asociación si se considera que violan la ley.

Volver a índice de Mercado de Trabajo