Mercado de Trabajo

Régimen de contratación laboral

En general, la legislación laboral eslovena favorece al trabajador y sus derechos. En 2013 el Gobierno aprobó una reforma cuyos puntos clave son un recorte de los plazos de despedida, una reducción de la indemnización y una restricción de los contratos temporales. La normativa que entró en vigor en 2013 facilita asimismo el despido en situaciones de crisis. La Ley de Relaciones Laborales, vigente desde el 1 de enero de 2003, introduce un sistema de derechos mínimos para la totalidad de los empleados.
El contrato de trabajo se establecerá obligatoriamente en idioma esloveno y tiene en principio una duración ilimitada. El periodo de prueba es ilimitado; sin embargo, al despedir al aspirante habrá que pagarle la indemnización legalmente prevista.
Los trabajadores mayores de 58 años no podrán ser despedidos contra su voluntad.
Los despidos pueden ser de mutuo acuerdo. El empresario puede despedir a un empleado sólo si existen causas legalmente procedentes: en caso de reestructuración del proceso laboral, cuando las circunstancias económicas lo requieran (en este caso no se debe volver a ocupar la plaza), y en caso de incumplimiento del trabajador o incapacidad para el ejercicio de sus funciones. Desde abril de 2013 el plazo de rescisión del contrato es de un mínimo de 15 días (en caso de antigüedad inferior a un año) y un máximo de 80 días (con una antigüedad de 25 años).
La indemnización por despido ascenderá a una quinta parte del sueldo para una antigüedad de entre uno y diez años, a una cuarta parte cuando se han trabajado entre 10 y 20 años y a un tercio para antigüedades superiores a 20 años.
Con la reforma de 2013 se restringe el empleo de trabajadores temporales cuyo número no debe superar el 25% de la plantilla total de una empresa.
Un caso aparte constituyen los contratos de gerente, que quedan excluidos de la legislación laboral general. Así, tales contratos pueden establecer condiciones individuales en materia de horario de trabajo, remuneración, despido y duración de la actividad.
 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Jornada laboral y permisos

La jornada de trabajo normal no excede de 40 horas semanales e incluye un descanso mínimo pagado de 30 minutos al día. Los convenios colectivos pueden establecer horarios más reducidos. El máximo horario semanal permisible, incluyendo las horas extraordinarias, no puede superar 56 horas. El suplemento obligatorio por horas extraordinarias se sitúa entre el 10% y el 50%; el del trabajo prestado en festivos y de noche es siempre del 50%. Los trabajos nocturnos son los realizados entre las 23:00 y las 06:00 horas.
Las vacaciones anuales retribuidas son de 20 días laborables. Se pueden establecer días adicionales de vacaciones en los convenios colectivos.
• Baja por maternidad/paternidad:
La baja por maternidad se inicia generalmente 28 días antes de la fecha prevista del parto y dura un total de 105 días. Durante este periodo, la empleada recibe un subsidio del organismo de Seguridad Social.
Paternidad: El padre tiene derecho a una baja de 30 días, de ellos 15 días antes de que el niño cumpla seis meses y 15 días antes de que finalice el primer grado de la escuela primaria. Durante los 30 días de baja, recibe el subsidio del organismo de la Seguridad Social.
Terminado el plazo de baja por maternidad, cualquiera de los padres tiene derecho a una baja laboral para cuidar el niño durante los 260 días siguientes.
 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Costes laborales. Salarios

Los costes laborales que se añaden a la remuneración de un asalariado representan en el año 2020 el 16,1% del sueldo o salario bruto.
En 2020 el salario mínimo interprofesional es de 940,58 euros mensuales brutos. Se ajustará anualmente en función de la inflación, los salarios, el crecimiento económico y el empleo. El salario mínimo interprofesional sólo se aplica cuando no existe ninguna regulación de salario mínimo por convenio colectivo (de los que existen actualmente 27).
Se abonan 12 mensualidades al año, además de una paga de verano obligatoria cuyo importe mínimo no debe ser inferior al salario mínimo interprofesional y que corresponde generalmente a un sueldo mensual. Muchas empresas abonan asimismo una paga de Navidad. Los empresarios están obligados a rembolsar a sus empleados los costes de comidas durante el trabajo, los costes de desplazamiento al trabajo y otros costes relacionados con su actividad, que pueden totalizar entre 350 euros y 375 euros adicionales al mes.

 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Seguridad social

La Seguridad Social cubre los seguros de paro, de enfermedad, de accidente y de jubilación e invalidez.

La aportación de la empresa a la Seguridad Social para asalariados equivale al 16,1% del sueldo bruto y se desglosa de la forma siguiente:
• Seguro médico (enfermedad y accidentes): 7,09% del sueldo bruto. En caso de enfermedad del empleado, el empleador seguirá desembolsando su retribución durante 30 días; a continuación, el organismo de Seguridad Social abona un subsidio de enfermedad.
• Seguro de jubilación: 8,85%
• Seguro de paro: 0,06%
• Seguro de maternidad: 0,1%

La aportación del asalariado a la Seguridad Social asciende al 22,1% del sueldo o salario bruto y se compone de:
• Seguro médico: 6,36%
• Seguro de jubilación: 15,5%
• Seguro de paro: 0,14%
• Seguro de maternidad: 0,1%

En el seguro de jubilación, el tope máximo de cotización equivale al cuadruplicado de la base mínima y se sitúa desde 2017 en 3.100,40 euros.

Desde 2013 se está aumentando progresivamente la edad de jubilación con el objetivo de alcanzar en 2020 los 65 años para ambos sexos. Asimismo la reforma de las pensiones amplía la base de cálculo para la cuantía de la pensión de los mejores 15 a los mejores 24 años de la vida laboral. Se ofrecen incentivos para personas que continúan trabajando más allá de la edad de jubilación.
 

 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Relaciones colectivas; sindicatos; huelga

El derecho de afiliación de un trabajador a una central sindical queda garantizado por la Constitución eslovena. Con siete confederaciones, el sector sindical presenta una marcada atomización; la principal confederación es la Alianza de Sindicatos Libres de Eslovenia (ZSSS), surgida de una anterior formación socialista. Los sindicatos participan en las relaciones laborales negociando convenios colectivos con las organizaciones patronales y con el Estado. Los empleadores están obligados a consultar con los sindicatos cuando prevén realizar cambios de importancia en su empresa.
En virtud de la Ley de Huelgas, los sindicatos estarán obligados, a la hora de anunciar una huelga, a convenir con el empleador los servicios mínimos que habrá que prestar a fin de prevenir daños económicos de gravedad.
No se publica información oficial sobre el número de huelgas. En los últimos años, se han contado varias huelgas relacionadas con los recortes en el sector público y con empresas amenazadas por la quiebra que no desembolsaban los sueldos.
 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex