Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

EAU tiene un régimen fiscal atractivo para la inversión extranjera, que impone una baja presión fiscal para empresas y personas. 

En las zonas francas la exención de impuestos está garantizada por ley por 50 años. Fuera de las zonas francas, aunque no existen impuestos, si el Gobierno decidiera imponerlos podrían hacerlo en cualquier momento.

 

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

Debido a la caída de ingresos por los bajos precios del petróleo, el FMI ha recomendado a los países del CCG el establecimiento de un sistema impositivo más desarrollado.

Impuestos directos: En  el actual régimen fiscal en EAU no existe apenas imposición directa a través de los siguientes impuestos:

- Impuesto sobre la renta de las personas físicas.

- Impuesto sobre ganancias de capital.

- Impuesto sobre el patrimonio.

- Impuesto sobre sociedades.

Impuestos indirectos: Durante el mes de agosto de 2017 se han aprobado las tres principales normas legislativas que permitirán la entrada en vigor del IVA en enero de 2018 y unos nuevos impuestos especiales: 

- La Federal Law No. (7) of 2017 on Tax Procedures, que establece los fundamentos básicos del sistema impositivo en EAU, tanto para los impuestos señalados como para otros que se decidan crear en el futuro. 

https://www.mof.gov.ae/En/lawsAndPolitics/govLaws/Documents/Tax%20Procedures%20Law.pdf   

- La Federal Decree-Law No. (7) of 2017 on Excise Tax, publicada el 17 de agosto de 2017 y que establece unos impuestos especiales (excise tax o excise duty) del 100% para el alcohol y las bebidas energéticas y del 50% para las azucaradas . Entrará en vigor a finales de 2017. 

https://www.mof.gov.ae/En/lawsAndPolitics/govLaws/Documents/Federal%20Decree-Law%20No.7%20of%202017%20on%20Excise%20Tax.pdf  

- La Federal Decree-Law No. (8) of 2017 on Value Added Tax, que establece un tipo impositivo general del IVA del 5% para bienes y servicios. Algunos bienes y servicios estarán gravados al 0% (lo que implica que el consumidor final paga un 0% de IVA pero que el proveedor puede recuperar el IVA soportado) y otros estarán exentos (lo que implica que el consumidor final no paga IVA pero que el proveedor no puede recuperar el IVA soportado).

No obstante, en este decreto-ley numerosas disposiciones quedan pendientes de una posterior Regulación Ejecutiva que deberá publicarse antes de que termine el año. Se prevé que haya un periodo de transición todavía indeterminado. Se estima que los ingresos por IVA supondrán un 1,5% del PIB del país en el medio plazo.  

https://www.mof.gov.ae/En/lawsAndPolitics/govLaws/Documents/VAT%20Decree-Law%20No.%20%288%29%20of%202017%20-%20English.pdf  

Existen determinadas tasas municipales, por ejemplo la municipalidad de Dubái cobra una tasa a las rentas que generan los bienes inmuebles. Están sujetos a este impuesto los arrendatarios de inmuebles destinados a:

- Uso residencial: 5% de la renta anual

- Uso comercial: 10 % de la renta anual

Los emiratos establecen algunas tasas por ejemplo el Service tax para servicios en hoteles o sobre el consumo de alcohol.

Existen numerosas tasas por servicios administrativos. 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

Solamente están sujetas al Impuesto sobre beneficios determinadas sociedades:

1. Compañías petrolíferas, de la industria del gas y petroquímica. El tipo impositivo depende del Emirato y es el que hayan especificado en la concesión oportuna, con el máximo del 55% en Dubái y el 50% en otros emiratos.

2. Sucursales de bancos extranjeros, con un porcentaje fijo sobre los beneficios de la sucursal. Este porcentaje es del 20% en Dubái.

Las sociedades dedicadas a otras actividades ni siquiera deben presentar declaración de beneficios. Con carácter informativo, y dependiendo de la figura jurídica adoptada, hay obligación de llevar una contabilidad y presentar un balance anual a la autoridad correspondiente. Esta autoridad será el Department of Economic Development para entidades fuera de la zona franca o a la autoridad de la zona franca para las empresas que se encuentren en la misma.

Tributación de una filial (LLC):

A) En EAU

Las filiales, normalmente constituidas en EAU como LLC tienen personalidad jurídica propia distinta de la matriz. También tienen personalidad jurídica propia las entidades de zona franca descritas en otros apartados (FZCO y FZE). Serán sociedades residentes en EAU y estarían sometidas a la tributación de EAU. Así pues, no tributarían salvo las excepciones nombradas anteriormente (compañías petrolíferas, de la industria del gas y petroquímica y sucursales de bancos extranjeros).

Cuando la filial distribuya beneficios en forma de dividendos, la renta estaría no sujeta y por tanto la empresa española percibiría el dividendo íntegro.

B) En España

Existe un Convenio para evitar la doble imposición desde 2007. Este convenio tiene una particularidad, y es que sólo se aplica a los nacionales de dicho país, sean personas físicas o a entidades con personalidad jurídica para operar en el país, y no a todos los residentes fiscales. Es decir, no se aplica a los nacionales españoles residentes en el país.

Como consecuencia, las rentas obtenidas por la matriz española en la repatriación de las inversiones realizadas en el Golfo Pérsico están exentas en España, siempre que cumplan los requisitos establecidos en la Ley del Impuesto de Sociedades con independencia de que se trate de dividendos o plusvalías por venta de las acciones de la filial. 

Tributación de una sucursal o branch:

La matriz incluirá entre sus rentas, las de la sucursal. Por tanto, la mera obtención de beneficios por parte de la sucursal, en este caso sí tiene repercusión directa en la matriz ya que incrementa su cuenta de resultados. 

Aunque carecen de personalidad jurídica, las sucursales tienen la consideración de establecimiento permanente. Así pues, las rentas obtenidas por dicho establecimiento estarían exentas en España, siempre que cumplan los requisitos establecidos en la Ley del Impuesto de Sociedades.

Dado el carácter cambiante de la normativa fiscal española conviene recabar asesoría fiscal para determinar si se debe tributar por las ventas obtenidas en EAU.

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

Desde el 1 de enero de 2018 existe un tipo impositivo general del IVA del 5% para bienes y servicios.

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Existen recargos que recaudan las municipalidades sobre facturas de hoteles y restaurantes. Los tipos aplicables van desde el 10% (Dubái) al 15% (Abu Dabi). Igualmente se aplican recargos sobre los montos de los contratos de alquiler, que en el caso de Dubái son del 5% para uso residencial y del 10% para uso comercial. En 2014, el Gobierno del Emirato de Dubái, introdujo la denominada “tasa de turista”, con la que grava la reserva de cada habitación de hotel en función de la categoría del hotel. 

Cabe mencionar también las multas, las cuales no son propiamente un impuesto pero suponen una fuente importante de ingresos públicos. En EAU existe un sistema eficiente de cobro de multas por infracciones de diverso tipo, incumplimiento de un plazo en la entrega de un documento, multas de tráfico, entre otros.

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

En las zonas francas es donde se ha ido concentrando la mayoría de la inversión extranjera en EAU. En estas zonas, las empresas están exentas de tributación sobre sus beneficios.

Fuera de las zonas francas, sólo las entidades de crédito extranjeras están sometidas a un gravamen del 20% sobre sus beneficios netos por el hecho de no ser nacionales.

Existen también zonas industriales en las que ofrecen exenciones arancelarias a las importaciones de maquinaria destinadas al desempeño de la actividad de la empresa que las lleve a cabo. 

A pesar de su escasa (o nula) imposición sobre la renta personal y de las empresas, EAU ha cerrado numerosos Convenios para Evitar Doble Imposición. Un Convenio de esta naturaleza con España está en vigor desde abril de 2007. Este convenio tiene una particularidad, y es que sólo se aplica a los nacionales de dicho país, sean personas físicas o a entidades con personalidad jurídica para operar en el país, y no a todos los residentes fiscales. Es decir, no se aplica a los nacionales españoles residentes en el país.

 

 

Volver a índice de Régimen fiscal