Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

En Bélgica, tanto las personas físicas (residentes) como las sociedades (establecidas en el país), deben declarar por cada una de las rentas percibidas, sin importar la procedencia de éstas.

El sistema está basado, por un lado en impuestos sobre la renta: que a su vez consta de distintos tipologías según los sujetos pasivos. Los distintos tipos son: el impuesto sobre la renta de las personas físicas, denominado impuesto de las personas físicas (IPP), un impuesto sobre las rentas de las sociedades residentes, denominado impuesto de sociedades (Isoc), un impuesto sobre las rentas de las personas morales distintas de las empresas (como el précompte immobilier), denominado impuesto de las personas morales (IPM) y un impuesto sobre las rentas de los no residentes, denominado impuesto de no residentes (INR). Estos impuestos son de carácter anual.

Fuente:
http://www.belgium.be/fr/impots/impot_sur_les_revenus/
http://www.belgium.be/fr/logement/achat_et_vente/precompte_immobilier/

Hay que tener en cuenta que para estos impuestos, a pesar de su carácter anual, existe la necesidad de realizar retenciones anticipadas del mismo, que son luego imputables al impuesto definitivo. Estas retenciones varían en función del tipo de renta y de la región en la que se obtengan las rentas, ya que en algunas de estas retenciones son las regiones las que tienen las competencias regulatorias.

Dentro de los impuestos indirectos, el más importante es el impuesto sobre el valor añadido (TVA).

Además la Sexta Reforma del Estado belga, en vigor desde julio de 2014, otorga mayores competencias y una mayor autonomía fiscal a las Regiones. Entre otras medidas, el tipo del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IPP) federal se redujo un 25% lo que dará un margen para futuros tipos adicionales regionales del orden del 33%. Las Regiones podrán, a partir de ahora, establecer deducciones fiscales (para materias de su competencia), pero solo podrán afectar a la progresividad del impuesto hasta un límite máximo de 1000 euros por contribuyente y año.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

Imposición sobre la renta de las personas físicas

Serán susceptibles de pagar el impuesto sobre las personas físicas todas las personas con domicilio o centro de sus intereses económicos en el Reino de Bélgica. Se presupone que todas las personas físicas inscritas en el Registro Nacional tienen su domicilio o centro de interés económico en Bélgica, entendiendo como centro de interés económico el lugar donde se encuentra la sede de sus negocios y gestionan los mismos. Para aquellas personas que no estuvieran inscritas en el Registro Nacional su domicilio se determinará en función de las circunstancias de hecho. La comuna en la que el contribuyente tenga su domicilio en 1 de enero del ejercicio de imposición, será la comuna en la cual deberá declarar.

Las personas residentes en Bélgica tributarán por los siguientes conceptos:

- Impuesto sobre la propiedad: los terrenos, los edificios, las maquinas o los equipamientos están en principio sujetos al pago de impuestos en Bélgica. En las rentas inmobiliarias la base imponible es el valor catastral, indexado en las proporciones de revalorización de cada año y aumentado o disminuido según el uso del inmueble. Por ejemplo, en el caso de constituir la residencia principal no existe necesidad de pagar este impuesto.

- Rentas de capital y bienes mobiliarios. Deben declararse obligatoriamente:

  • Las rentas de origen extranjero que hayan sido directamente percibidas en el extranjero
  • Las rentas de libretas de ahorro ordinarias, las rentas de capital en sociedades cooperativas conjuntas además de las rentas concedidas o atribuidas por sociedades con un fin social conjunto o sociedades con un fin social y que están exentas del “descuento anticipado mobiliario” quedan obligadas por el impuesto de las personas físicas.
  • Otras rentas que no están sometidas al “descuento anticipado” como rentas vitalicias o rentas temporales, rentas de alquiler, arrendamiento, uso o concesión de bienes mobiliarios además de las rentas de créditos hipotecarios distintos de obligaciones hipotecarias sobre inmuebles situados en Bélgica.

- Rentas profesionales: Las rentas profesionales son aquellas rentas que provienen directa o indirectamente de actividades de cualquier naturaleza como:

  • Beneficios Sociales
  • Remuneraciones
  • Ganancias
  • Beneficios de una actividad profesional anterior
  • Rentas por despidos, pensiones y otras rentas y subsidios recibidos.

Hay rentas que están exentas del impuesto por su carácter social o cultural. Se trata de los subsidios percibidos por nacimiento, ayudas familiares y primas de adopción legales. Parcialmente también están exonerados los gastos de desplazamiento.

- Otras rentas: Esta categoría esta dedicada a las rentas que son obtenidas fuera de una actividad profesional. Con la excepción de los gastos de mantenimiento corrientes que son gravados globalmente, las otras rentas son gravadas por separado.

Para más información: http://www.belgium.be/fr/impots/impot_sur_les_revenus/particuliers_et_independants/

IMPUESTO DE PERSONAS FÍSICAS NO RESIDENTES

Se consideran sujetas al impuesto de no residentes a las personas físicas que no tienen establecido en Bélgica su domicilio o su principal centro económico. Esto supone no ser consideradas residentes del Reino de Bélgica, dado que:

  • Independientemente de su nacionalidad, tienen su residencia real, efectiva y continuada en el extranjero.
  • Tienen en el extranjero su domicilio, familia y la sede de sus negocios y ocupaciones.
  • Han fijado en el extranjero la sede de su patrimonio.

Los ejecutivos extranjeros por su parte tienen un régimen particular que les confiere ciertas ventajas fiscales. Para estar sometido a este régimen, deben de cumplirse determinadas condiciones:

Por parte del ejecutivo:

  • No poseer la nacionalidad belga.
  • Formar parte efectivamente del equipo ejecutivo de la empresa que lo contrata, lo que implica un nivel de competencias y responsabilidades elevado. También se consideren sujetos a este régimen los trabajadores especializados extranjeros que cumplan determinados requisitos que hacen imposible o muy difíciles de encontrar en Bélgica, como investigadores científicos.
  • El empleo debe ser realmente de carácter temporal.

La empresa contratante debe ser parte de un grupo internacional de empresas, bien por encontrarse bajo control extranjero, bien por su carácter internacional, quedando integrados dentro de este grupo las empresas belgas con carácter internacional.

Las principales ventajas de las que goza el ejecutivo expatriado se basan en que ciertas prestaciones facilitadas por la empresa no constituyen una retribución imponible:

Gastos no recurrentes:

  • Gastos de mudanza hacia Bélgica y de Bélgica al país de origen.
  • Gastos de establecimiento en Bélgica.

Gastos recurrentes:

  • Gastos de escolarización para los hijos cursando educación primaria y secundaria
  • Gastos de un viaje al año a su país de origen.
  • Pérdida sufrida por la imposibilidad de alquilar su residencia en el país de origen o si el alquiler está por debajo de su valor de mercado.
  • Gastos de viaje por circunstancias excepcionales (fallecimiento o enfermedad grave de familiares cercanos o esposos).
  • Adecuación fiscal o neutralización de las diferencias de presión fiscal.
  • Gastos de viaje de los hijos que cursan sus estudios en el extranjero y visitan a sus padres en Bélgica, con un máximo de dos viajes al año.

A la hora de calcular el impuesto, únicamente se tendrán en cuenta aquellos ingresos obtenidos en Bélgica, tanto para los ejecutivos como el resto de no residentes.

Para la aplicación del régimen especial de ejecutivos, el empresario debe realizar una petición al Director adjunto del Servicio de Extranjería de la Dirección II – Sociedades, en los seis meses siguientes al primer día del mes siguiente del comienzo de la actividad del ejecutivo expatriado en Bélgica.

Para el resto de expatriados, y a la hora del cálculo del impuesto existen 5 tipos de “no residentes” en Bélgica en función de la existencia efectiva o su residencia en el país y de los convenios de doble imposición que Bélgica tiene firmados; estos tipos son los que determinan los distintos tipos de gastos que pueden ser deducidos del conjunto de ingresos percibidos.

Para el cálculo del impuesto se aplicarán las reglas generales del impuesto de la renta de las personas físicas de los residentes, con las reducciones y deducciones aplicables a cada una de las clases y que hacen mayormente referencia a la distribución de rentas entre los distintos regimenes matrimoniales, sus orígenes, las deducciones de pensiones e ingresos por sustitución, cantidades exentas y su aumento por personas a cargo, pagos a sociedades de ahorro y pensiones.

Más información: http://www.belgium.be/fr/impots/impot_sur_les_revenus/particuliers_et_independants/international/

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

Imposición sobre sociedades

Las sociedades, asociaciones, organismos y establecimientos que tengan personalidad jurídica en Bélgica, estarán sujetas al impuesto de sociedades belga si realizan actividades empresariales de carácter lucrativo o están legalmente establecidas en Bélgica; tanto sociedades de derecho belga como de derecho extranjero que tengan en Bélgica su sede social, principal establecimiento o su sede de dirección o administración y que no estén excluidas del impuesto de sociedades por alguna otra razón.

El periodo de imposición es el ejercicio contable, siendo la base la fecha de finalización del balance y la cuenta de resultados, normalmente del 31 de diciembre de un año al 30 de diciembre del siguiente. Sin embargo existe la posibilidad de que las empresas tengan su contabilidad en función del año civil, en cuyo caso la fecha límite para el ejercicio del impuesto suele coincidir con la primera semana de septiembre, prorrogable a la primera semana de octubre en caso de presentación pro vía electrónica.

No están sometidas al impuesto las asociaciones sin ánimo de lucro si sus actividades son realmente acorde con su naturaleza jurídica.

CÁLCULO DEL IMPUESTO

Las rentas sujetas al impuesto de sociedades son en principio las mismas que aquellas tratadas en el impuesto de las personas físicas.

Para el cálculo se parte del resultado contable, aunque a éste hay que aplicar ciertas correcciones:

  • Ciertos beneficios, como reservas y dividendos están exentos (sólo aquellos consistentes por ejemplo en provisiones o perdidas de valor), pero no todas las reservas y dividendos.
  • Existen cargas que gravan el resultado contable que no son fiscalmente deducibles.
  • Las amortizaciones fiscales, no se corresponden necesariamente con las amortizaciones contables.
  • Pueden existir elementos del activo minusvalorados y elementos del pasivo sobrevalorados.
  • Hay que distinguir el origen de las rentas, según sean belgas o procedentes del extranjero.
  • Existen múltiples deducciones por ingresos ya tasados, ingresos mobiliarios exonerados, deducciones por capital riesgo, etc.
  • Además existe la posibilidad de deducir pérdidas de años anteriores
  • Por último, ciertas inversiones como inversiones en I+D, inversiones en disminución de consumo energético y otras inversiones “verdes”, son también deducibles.

El impuesto de sociedades se sitúa en 33,99% (incluyendo la contribución complementaria por crisis del 3%). Sin embargo aquellas sociedades cuyos beneficios no excedan los 322.500 euros pueden beneficiarse de la tarifa reducida progresiva (con ciertas condiciones), detallada a continuación:

Impuesto de Sociedades

Beneficio Fiscal

Tipo impositivo

De 1 a 25.000 €

24,25%

De 25.000 a 90.000 €

31,00%

De 90.000 a 322.500 €

34,50%

 

Los tipos impositivos vigentes pueden consultarse en el siguiente enlace: http://www.belgium.be/fr/impots/impot_sur_les_revenus/societes/declaration/imposition/

Respecto a los resultados obtenidos en el extranjero, a partir del año de imposición 2004, se instauró en Bélgica un sistema de decisión anticipada en materia fiscal, por el cual, los resultados serán sometidos al impuesto íntegramente. Los impuestos pagados en el extranjero podrán ser deducidos de la base imponible en Bélgica como gastos profesionales de ingresos extranjeros.

Entre los acuerdos bilaterales de carácter comercial entre España y Bélgica destaca el Convenio hispano-belga para evitar la doble imposición del 22 de junio de 2000 (BOE, de 04.07.2003. Correcciones de errores: BOE, de 10.12.2003 y BOE, de 22.04.2004 y BOE 15/04/2014 que adapta el convenio a la sexta reforma del estado belga).

IMPUESTO DE SOCIEDADES NO RESIDENTES

Están sujetas al impuesto de sociedades no residentes, las sociedades y asociaciones extranjeras, establecimientos y organismos extranjeros sin personalidad jurídica que estén constituidos bajo una forma jurídica análoga a la de una sociedad de derecho belga, y que no tenga en Bélgica su sede social, su principal establecimiento o su sede de dirección o administración.

El impuesto se aplicará únicamente sobre las rentas producidas u obtenidas en Bélgica, determinándose la cantidad imponible según las reglas del impuesto de sociedades belga con las excepciones que se contemplan a continuación:

Las rentas que tributarán serán:

  • Los beneficios originados gracias a un establecimiento situado en Bélgica
  • Los beneficios originados sin la intervención de un establecimiento belga, por la venta o alquiler de bienes inmobiliarios situados en Bélgica o por la constitución o cesión de derechos reales relativos a bienes inmobiliarios. La cantidad a tributar será disminuida de los gastos admisibles.
  • Los ingresos originados sin la intervención de un establecimiento belga en los casos en los que la empresa esté asociada con empresas o grupos europeos de interés económico censados sin personalidad jurídica.

Los elementos exonerados y no imponibles son los mismos que en el caso del Impuesto de Sociedades de residentes. Con la finalidad de evitar toda discriminación entre empresas nacionales y extranjeras, la tasa de imposición será la misma que la tasa normal en el impuesto de sociedades, siendo las tasas reducidas a su vez las mismas que las de los baremos del impuesto de sociedades para residentes.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

  • Imposición sobre el consumo

El IVA es un impuesto sobre los bienes y servicios, soportado por el consumidor final, y que es percibido en las sucesivas etapas del proceso de producción y distribución.

Como regla general, podemos decir que las operaciones sujetas a IVA son las siguientes:

  • Transmisión de bienes.
  • Prestación de servicios.
  • Importaciones: el IVA debe ser pagado a la entrada de los bienes a través de la frontera belga.
  • Adquisiciones intracomunitarias de bienes: se producen cuando un bien es expedido o transportado desde un país miembro de la UE. El adquiriente belga, que debe estar en posesión de un número de identificación de IVA válido, deberá declarar periódicamente las operaciones realizadas y el IVA de las mismas para que dicha adquisición sea tasada en Bélgica. Dicha imposición es deducible.

La base de imposición del IVA es el precio por el cual el bien o el servicio han sido realizados. Están incluidos en ese precio los gastos de comisión, seguros de transporte además de impuestos, derechos y retenciones. La base imponible no incluye cierto número de rebajas de precio, reembolsos por los embalajes, etc.

Están sujetos todas las personas que en el ejercicio de una actividad económica vendan bienes o presten servicios de manera independiente y habitual, independientemente de que lo hagan con o sin ánimo de lucro.

Las principales obligaciones de las empresas son las siguientes:

  • Realizar una declaración relativa a la actividad económica.
  • Hacer facturas en las que se incluya el IVA.
  • Tener una contabilidad que demuestre a la administración que se cumple con el régimen de IVA.
  • Presentar cada año un listado con los clientes sobre las que ha repercutido el IVA.
  • Presentar un extracto de las operaciones comunitarias.
  • Pagar el saldo del IVA, siendo este la diferencia entre el IVA soportado y el IVA repercutido.

Deducciones: Quedan exentas de IVA las exportaciones intracomunitarias.

Actualmente, los tipos del IVA son los siguientes:

  • 6% principalmente para los bienes de primera necesidad y para las prestaciones de servicios de carácter social (por ejemplo: transporte de personas, servicios agrícolas, productos de primera necesidad, entre otros).
  • 12% para ciertos bienes y prestaciones de servicios que, desde un punto de visto económico y social, son importantes (por ejemplo: el carbón, la margarina, los abonos a la televisión de pago, entre otros).
  • 21% para las operaciones que se refieren a productos o a servicios que no se incluyen en las otras categorías (por ejemplo: vehículos nuevos, aparatos eléctricos, artículos de perfumería, entre otros).

Para más información: http://www.belgium.be/fr/impots/tva/taux

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Impuesto de sucesiones

Tras un fallecimiento, el impuesto de sucesiones es percibido por el Estado como consecuencia de la transferencia del patrimonio de la persona fallecida a sus herederos. Los derechos de sucesión son más o menos elevados según el valor transmitido y el grado de parentesco entre el difunto y sus herederos.

Este impuesto es competencia de las regiones, por lo que difiere según el domicilio fiscal del difunto.

En línea directa (por ejemplo, entre padres e hijos o entre cónyuges), el tipo impositivo es de un mínimo del 3%. El máximo es de 27% en la región flamenca y de 30% en la región Valona y de Bruselas-Capital.

En el resto de casos, los tipos son mucho más importantes, pudiendo llegar a alcanzar el 80% como máximo para los herederos sin ningún tipo de parentesco con el difunto.

Impuesto de donaciones

Si la donación debe ser autenticada por acto notarial, se estará sometido al impuesto de donaciones, así como a los honorarios del notario. El tipo del impuesto es competencia de las regiones, y sigue una lógica similar al impuesto de sucesiones.

En el caso de donaciones mobiliarias, existen tipos "preferenciales" fijos, siendo el tipo general del 7%.

Para más información sobre ambos impuestos: http://finances.belgium.be/fr/binaries/brochure-donations-2013_tcm307-52238.pdf 

Los derechos de registro

Los derechos de registro son un impuesto percibido por el Estado en el momento del registro de ciertos actos o escritos en un registro público. Pueden o deben ser registrados, entre otros:

  • los actos notariales
  • los arrendamientos
  • los actos y procedimientos verbales de los agentes judiciales
  • las sentencias de los tribunales de justicia
  • los actos relativos a bienes inmuebles situados en Bélgica

Para más información: http://www.belgium.be/fr/impots/droits_d_enregistrement/

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

El Gobierno Federal creó en 1997 una Célula Fiscal de Inversiones extranjeras que informa a los inversores extranjeros sobre el sistema y la legislación fiscal belga. El 24 de diciembre de 2002 se aprobó una ley fiscal que favorecía los fondos extranjeros, lo que a veces dificultaba la solvencia de las empresas belgas. Esta ley fue modificada por la ley de 20 de julio de 2005, para evitar una posición ventajosa de las empresas extranjeras respecto a las empresas belgas.

Para ponerse en contacto con la célula fiscal de inversión extranjera:

CELLULE "FISCALITE DES INVESTISSEMENTS ETRANGERS" SERVICE PUBLIC FEDERAL FINANCES
Parliament corner
Rue de la Loi 24
1000 Bruxelles
Telf.:+32 257 938 66
Fax.:+32 257 951 12
Email : taxinvest@minfin.fed.be
Página Web : http://minfin.fgov.be/portail2/belinvest/fr/presentation/index.htm

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex