Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

El Federalismo se encuentra recogido en la Constitución suiza como uno de sus principios fundamentales dada su enorme ramificación geográfica (i.e. 26 Cantones y cerca de 2.500 municipios) y  la enorme independencia financiera y fiscal  de cada uno de ellos.   
 
El sistema fiscal suizo refleja la estructura administrativa federalista de este país.  Así, cada uno de los cantones cuenta con su propia normativa fiscal.  A los impuestos cantonales  se añaden las normas fiscales de las 3.200 Comunas y finalmente, los impuestos de carácter exclusivamente federal (IVA, aranceles e impuestos especiales…). 
 
 En definitiva, el sistema fiscal suizo se caracteriza por:  
  • La soberanía fiscal reside en los cantones. La competencia fiscal de los cantones viene establecida desde 2001 por la Ley Federal de Armonización de Impuestos, que busca la armonización de las leyes tributarias en cuestión de impuestos directos.
  • La actual Constitución otorga a la federación la potestad para recaudar determinados impuestos con el fin de que pueda financiarse (así el Impuesto Federal sobre la Renta o el IVA). Esta potestad sin embargo está limitada en el tiempo (hasta 2020).
  • Por delegación cantonal, los municipios también tienen trasferidas competencias en materia de fiscalidad.
  • La doble imposición inter-cantonal está prohibida.
  • Ausencia de una regulación uniforme para todo el territorio nacional de los impuestos directos (Sociedades, IRPF, etc.). 

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

La competencia fiscal para los impuestos directos se estructura en tres niveles; federal, cantonal y municipal. Esto supone una relativa complejidad del sistema y la existencia de gran competitividad fiscal intercantonal.

La presión fiscal suiza es baja, a ello contribuye especialmente la existencia de un tipo de IVA (impuesto federal) muy bajo, 8% (2,4% el reducido).

 

Impuestos sobre las sociedades
Distinción entre sociedad residente y sociedad extranjera:
Las sociedades no residentes están sometidas a las mismas reglas que las empresas suizas, pero no pueden formar un grupo de IVA. Las empresas extranjeras deben registrarse para el IVA si proveen bienes y servicios en Suiza, y si los ingresos generados por este suministro superan 100.000 CHF al año. Para el registro en el IVA se debe nombrar a un representante fiscal.
Tasa estándar:
Impuestos de sociedades
La tasa efectiva máxima del impuesto sobre las sociedades varía del 12% hasta el 24%, dependiendo del cantón y el municipio. La tasa incluye los impuestos federales, cantonales y comunales. Los 26 cantones aplican tipos impositivos diferentes.
Tasa federal
8,5%
 
Tasa de impuestos para sociedades extranjeras:
Lo mismo que para las compañías residentes. Sin embargo, algunos cantones ofrecen impuestos especiales y otras ventajas para atraer la inversión en dominios y ubicaciones específicos.
Imposición de plusvalías:
Las ganancias de capital se gravan con el tipo normal del impuesto de sociedades. El régimen de exención de participaciones está disponible para una venta si la participación es como mínimo del 10% en una empresa.
Deducciones y créditos de impuestos:
Los gastos de negocios, la depreciación y los impuestos pagados a nivel federal, cantonal o municipal están sujetos a deducciones. También son deducibles los impuestos indirectos tales como los impuestos aduaneros a la importación y los impuestos extranjeros (no cubiertos por disposiciones legales unilaterales o tratados sobre impuestos). Además, las pérdidas pueden arrastrarse hasta 7 años.
Se ofrecen estímulos fiscales a nivel cantonal a empresas recientemente creadas y a empresas existentes que realicen cambios sustanciales a sus negocios. Se prevén otros estímulos fiscales a nivel federal para la instalación de nuevas empresas en las zonas de desarrollo económico, la creación de nuevos empleos, etc. Se ha propuesto una reforma del impuesto de sociedades para ofrecer regímenes de Patent Box, estímulos fiscales de I+D y otros privilegios fiscales para actividades y empresas que reúnan los requisitos.
Comparativo internacional de la fiscalidad de las empresas:
 
Suiza
OCDE
Estados Unidos
Alemania
Número de pagos de impuestos por año
19,0
10,9
10,6
9,0
Tiempo requerido para las formalidades administrativas en horas
63,0
163,4
175,0
218,0
Monto total de impuestos en % de ganancias
28,8
40,9
44,0
48,9
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fuente: Doing Business - Ultimos datos disponibles.
Normas contables:
El Código Suizo de Obligaciones no contiene disposiciones legales sobre el sistema de contabilidad que obliguen a preparar una declaración financiera. Solo las leyes referidas a la oferta pública de venta de la bolsa de valores de Suiza (SIX Swiss Exchange) exigen que se aplique un principio de contabildad basado en una "imagen justa y verdadera" (como el GAAP FER suizo, las IFRS o el US GAAP). Sin embargo, los grupos nacionales y las pequeñas y medianas empresas usan los estándares de contabilidad Swiss GAAP FER. Además existen estándares sectoriales específicos que regulan las disposiciones contables para los fondos de inversión, las compañías de seguros y las ONGs. Las empresas registradas en la bolsa de valores y las compañías domiciliadas en la Unión Europea deben preparar sus estados financieros consolidados de acuerdo a las IFRS y seguir así la tendencia global.
 
Estructura de las cuentas:
Toda sociedad inscrita en el registro de comercio suizo debe llevar sus libros de cuentas al día y está obligada a seguir los principios de la contabilidad comercial general tal y como los prevé el Código Suizo de Obligaciones. La cuenta de resultados, el balance y el inventario deben figurar en francos suizos, pero esta exigencia no se aplica a la contabilidad diaria.
La ley obliga a preparar una declaración financiera anual con una cuenta de resultados asociada, un balance y anexos. Debe hacerse de tal manera que los activos e ingresos de una empresa puedan evaluarse con la mayor exactitud posible.
Es obligatorio seguir el Código Suizo de Obligaciones (OR). Todas las empresas han de seguir las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS).
 
Año fiscal:
El año fiscal comienza el 1 de enero y termina el 31 de diciembre del mismo año.
 
Impuesto al consumo sobre el Valor añadido
 
Naturaleza del impuesto:
Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) - Mehrwertsteuer (MWST)
Tasa estándar: 8%
Tasa reducida: Una tasa reducida del 2,5% se aplica a algunos bienes y servicios: alimentos, productos agrícolas; medicamentos y fármacos, periódicos y revistas, libros y otros materiales impresos, y servicios de radio y televisión. Se aplica una tasa especial del 3,8% a la industrial hotelera. Las exportaciones, al igual que el suministro de bienes y servicios a aerolíneas, en general están exentos del pago del IVA.
 
Exenciones del impuesto:
En general están exentos los servicios bancarios, las primas de seguros, los cuidados de salud, el sector inmobiliario y la educación. El impuesto soportado no es recuperable.
 
Modos de cálculo y declaración:
En Suiza el IVA se aplica a la venta e importación de bienes y servicios. El registro para el IVA es obligatorio para las empresas cuyo volumen de negocios anual imponible sea superior a 100.000 CHF. Las declaraciones se entregan trimestralmente, salvo si el contribuyente opte por una base semestral. El pago completo se debe efectuar 60 días después de acabar el período declarado. Existen dos regímenes especiales que calculan el IVA de manera diferente: (i) el régimen de tasa variable, y (ii) el régimen de tasa fija (aplicable únicamente a las autoridades públicas y las instituciones relacionadas).
 
Impuesto sobre la renta de las personas
Sujeto pasivo  residente y no residente
Los residentes están sujetos al impuesto sobre sus ingresos a nivel mundial, salvo los beneficios provenientes de negocios extranjeros, sucursales y propiedades, que están exentos. Los no residentes únicamente tributan por sus ganancias en Suiza. Un individuo es considerado residente suizo si tiene la intención de residir de manera permanente en Suiza, o si se encuentra físicamente en le país durante al menos 90 días, entre otros factores.
 
 
Tasa estándar por cantones:
Impuesto sobre la renta por cantón
La tasa toma en cuenta los impuestos federales (11,5% como máximo), cantonales (del 14% al 35%), municipales y el impuesto eclesiástico
Jura
42,28%
Basilea-Campiña
40,78%
Ginebra
40,68%
Berna
40,44%
Vaud
39,4%
Zúrich
39,18%
Tesino
39,11%
Basilea-Ciudad
37,58%
Neuchâtel
37,35%
Valais
34,97%
Soleura
34,84%
Friburgo
34,54%
Argovia
34,2%
Turgovia
33,92%
Glaris
33,83%
San Galo
32,62%
Grisones
32,27%
Schaffhausen
31,88%
Lucerna
31,19%
Appenzell Rodas Exteriores
30,17%
Nidwalden
26,13%
Appenzell Rodas Interiores
30,17%
Uri
25,43%
Zug
23,82%
Schwyz
23,15%
Obwalden
22,42%
 
Deducciones y créditos de impuestos:
Las deducciones personales varían según el estado de la persona (soltero, casado, con hijos, etc), y pueden ser concedidas tanto a nivel federal como cantonal. A menudo pueden deducirse la atención médica y los seguros. Otros gastos deducibles son los gastos generales de empresa, las primas de seguridad social, los intereses por préstamos, las pensiones alimenticias y algunos donativos con fines de beneficencia.
 
Regímenes especiales para los expatriados:
Los expatriados que trabajan en Suiza pagan la misma tasa de impuestos que los ciudadanos suizos. Sin embargo, los expatriados reciben una deducción anual de 18.000 CHF para cubrir los gastos de vivienda y subsistencia. Otros gastos deducibles son los de mudanza y matrícula escolar.
 

 

 

 

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

El impuesto sobre la renta de las personas físicas constituye una fuente de ingresos importante para el Estado, los cantones y los municipios.

Su gravamen dependerá tanto de la renta como del cantón en que se encuentre domiciliado el sujeto pasivo.

Las obligaciones tributarias de los ciudadanos suizos y extranjeros con permiso C no son deducidas automáticamente de sus salarios, sino que deben cumplimentar cada año un formulario de declaración a la renta. La cantidad debida al fisco resulta del cálculo hecho sobre la base de los ingresos y los haberes.

A los trabajadores extranjeros sin permiso C se les descuentan los impuestos directamente de sus nóminas. La persona que gana más de 16.900 francos suizos al año está obligada a pagar impuestos federales.
La Administración Federal de Impuestos de Suiza tiene una calculadora tributaria que puede dar una aproximación general de lo que uno debe pagar según el cantón donde reside.

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

Los impuestos sobre sociedades se encuadran en una horquilla entre el 10% y el 25%. La cantidad final a pagar por los impuestos societarios dependerá básicamente del cantón y el municipio dónde esté domiciliada la sociedad.
 
En la actualidad muchos cantones practican el sistema conocido en la UE como “Ring Fencing” (tratamiento fiscal desigual entre ganancias nacionales y ganancias extranjeras. La normativa del impuesto sobre sociedades en Suiza permite que los distintos cantones fijen tipos diferenciados del impuesto y en general tipos muy bajos así como beneficios fiscales muy atractivos para empresas internacionales que establezcan sucursal financiera, empresa mixta o cabecera de holding en Suiza. A este régimen apto para empresas extranjeras se le denomina “régimen especial” y a las empresas que se benefician del mismo, empresas con Status.
 
Actualmente se encuentra en proceso la III Reforma del Impuesto de Sociedades. Una primera propuesta de reforma ha sido rechazada mediante referéndum el pasado mes de febrero de 2017. En estos momentos el gobierno trabaja en una segunda alternativa que deberá ser presentada al parlamento y nuevamente sometida a referéndum.
 
El nuevo impuesto deberá someterse a los estándares internacionales en materia de fiscalidad y terminar con el “Ring Fencing” pues de lo contrario Suiza se expone a ser sometida a sanciones internacionales.
Se trata de un tema decisivo para el futuro de la plaza financiera suiza, dado que la pérdida del tratamiento fiscal favorable (sobre los beneficios obtenidos en el exterior) para las empresas podría implicar el traslado de estas empresas a otros países. Ello supondría, una pérdida importante de ingresos fiscales para las autoridades cantonales y federales.
 
Después de los resultados del referéndum del 12 de febrero, existe cierta incertidumbre en cuanto a la reacción de la UE, ya que los beneficios fiscales para empresas extranjeras van en contra de la normativa europea. Suiza ha de adaptar cuanto antes sus regulaciones fiscales a la UE para mantener unas relaciones bilaterales estables. Una de las principales razones por la cual Suiza se ha decantado por el «no» ha sido precisamente para proteger a la población y a las pequeñas y medianas empresas de una carga tributaria mayor. En efecto, las estimaciones federales en cuanto a las pérdidas derivadas de la Reforma Fiscal rechazada quedaban aún sin esclarecer. De hecho, las estimaciones para las anteriores reformas fueron finalmente 10 veces menores que las pérdidas sufridas.


 

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la el patrimonio

A continuación nos referimos a los principales impuestos. Respecto del impuesto sobre patrimonio, este es recaudado por cantones y municipios exclusivamente, de acuerdo con  la normativa y tipo estipulados por cada cantón.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

  • Tipo normal: 8%.
  • Tipo reducido: 2,5%.
  • Tipo especial: 3,8 % en prestaciones del sector de hostelería.

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

 

Otros impuestos:
 
Impuesto sobre el patrimonio:
 
No se aplica ningún impuesto sobre el valor neto. Sin embargo, todos los cantones, salvo el cantón de Schwyz, recaudan un impuesto de sucesiones y donaciones. Los cantones recaudan además un impuesto sobre el patrimonio, que incluye bienes inmuebles y el valor de las pólizas de seguros de vida. Los municipios y algunos cantones recaudan un impuesto anual sobre bienes inmuebles del 0,2% al 3% del valor de la propiedad.
 
Otros Impuestos indirectos:
 
Tanto el gobierno federal como los distintos cantones vienen aplicando impuestos sobre el consumo de productos específicos entre los que destaca el alcohol, y los combustibles.

 

 

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

Si bien, en principio y a nivel federal, el tratamiento fiscal a las sociedades extranjeras es equivalente al de la inversión local, los cantones pueden negociar bilateralmente con los inversores extranjeros el trato a percibir como instrumento para atraer capital. De hecho existen como ya se ha señalado condiciones especiales en el caso de sociedades de capital mixto, sucursales financieras y cabeceras de holdings internacionales. Esto es así, puesto que el todavía vidente impuesto de sociedades resulta especialmente atractivo para este tipo de inversiones, al objeto de atraer y propiciar las mismas.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex