Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

Contribuyentes

Las personas físicas o jurídicas con domicilio y residencia en Chile están sujetas a tributación por su renta mundial, aunque la renta de fuente extranjera se computa neta de gastos, incluidos los impuestos extranjeros pagados en el exterior.

Las personas físicas o jurídicas, residentes o domiciliadas en el extranjero, pagan impuestos únicamente por sus rentas de fuente chilena, es decir, las que provienen de bienes situados en el país por actividades desarrolladas en él. Un individuo es considerado residente cuando permanece en Chile por más de seis meses consecutivos al año o por un total de seis meses en dos años consecutivos. Los extranjeros establecidos en Chile sólo tributan por sus rentas de fuente chilena durante los primeros tres años de residencia. Transcurrido dicho plazo, están sujetos a tributación en Chile por su renta mundial.

Pagos

Las rentas obtenidas dentro del período que va desde el 1 de enero al 31 de diciembre de cada año deben ser declaradas y pagadas en el mes de abril del año calendario siguiente.

Existe la obligación de realizar anticipos de pagos en ciertos casos, los cuales deben hacerse en forma mensual. Dichos pagos mensuales son provisionales y a cuenta del impuesto anual. En caso de existir un exceso en el pago mensual efectuado respecto de la obligación tributaria anual, existe la posibilidad de recuperarlo a través del reembolso o devolución de impuestos que, por regla general, ocurre dentro de los dos meses siguientes a la declaración del Impuesto a la Renta. En el caso del Impuesto de Segunda Categoría – sobre los rendimientos del trabajo -, los empleados dependientes que sólo reciben ingresos por remuneraciones no necesitan hacer una declaración de impuestos, ya que éstos son retenidos y pagados mensualmente a la Tesorería General de la República por parte del empleador. Dentro de este impuesto se distingue el referido a trabajo dependiente, que es un impuesto único al trabajo y, por otra parte, el referente a los trabajadores independientes, que tienen que pagar por el Impuesto Global Complementario.

El IVA debe ser declarado y pagado dentro de los primeros doce días del mes siguiente al que se realizaron las ventas y/o servicios.

El Impuesto de Primera Categoría es pagado por las empresas sobre la base de las rentas provenientes del capital. En los casos en los que la ley exige llevar contabilidad, la determinación de los ingresos se hará conforme al balance de cada ejercicio, que comprenderá un período que no puede exceder de 12 meses, cerrado a 31 de diciembre.

Las obligaciones tributarias prescriben a los 3 años, contados desde el término del plazo legal para efectuar el pago. En casos especiales y, en particular, para los impuestos sujetos a declaración, como el IVA y el Impuesto sobre la Renta, el plazo de prescripción se amplía a 6 años.

Impuestos

El sistema tributario chileno está integrado por impuestos directos e indirectos:

Impuestos directos:

  • Impuesto sobre la Renta de Primera Categoría (Ley sobre impuesto a la Renta Nº 824 de 1974, actualizado en noviembre de 2018 y Art. 20)
  • Impuesto de Segunda Categoría (Arts. 42.1 y 43.1)
  • Impuesto Global Complementario (Art. 52)
  • Impuesto Adicional (Arts.58 y 60 Inc. 1º)

Impuestos indirectos:

  • Impuesto sobre el Valor Agregado (Ley sobre Impuesto a las Ventas y Servicios D.L. Nº 825, actualizado a noviembre de 2017 y enmendado en febrero de 2018)
  • Impuesto sobre los productos suntuarios o de lujo (art. 37 D.L. Nº 825)
  • Impuesto sobre las bebidas alcohólicas, analcohólicas y similares (Art. 42. DL Nº 825)
  • Impuesto sobre los Tabacos (Decreto Ley Nº 828 de 1974, actualizado a febrero 2016)
  • Impuesto sobre Timbre y Estampillas (Ley sobre impuesto de Timbres y Estampillas D.L Nº 3475 de 1980, act. a diciembre 2017)
  • Impuesto sobre Combustibles (Ley Nº 18.502 de 1986)
  • Impuesto sobre el Comercio Exterior (arancel aduanero)

Otros impuestos:

  • Impuesto sobre Herencias, Asignaciones y Donaciones (Ley sobre Impuesto a las Herencias, Asignaciones y Donaciones Nº 16.271 de 2000 act. 2015)
  • Impuesto Territorial (Ley Nº 17.325 de 1998 sobre Impuesto Territorial, actualizado en febrero de 2018)
  • Impuestos Municipales (patente comercial[1], Decreto 3.063 de 1979 sobre Rentas Municipales, actualizado en mayo de 1996 por medio del Decreto 2.385)  
  • Impuesto a los Casinos de Juego (Ley 19.995 de 2005, modificada por la Ley 20.856 de 2015)


[1] La patente comercial es el permiso, equivalente a la licencia, para emprender cualquier actividad comercial en un local fijo o con movilidad en caso de comerciantes de ferias libres. La otorga la municipalidad de la zona en donde se instalará el negocio, a quienes deben presentarles todos los documentos que acrediten el emprendimiento.

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

El sistema tributario chileno está organizado de manera centralista y existen muy pocos impuestos regionales o municipales. De hecho, en los últimos tiempos ha surgido un debate propiciado por los "regionalistas" sobre la necesidad de reformar el sistema, de manera que las regiones capturen parte de los gravámenes que generan las actividades productivas locales, que en la actualidad son recaudadas por el Gobierno Central.

Entre los gravámenes municipales hay que mencionar el Impuesto Territorial, que grava los bienes raíces, que se determina sobre el valor catastral de las propiedades y cuya recaudación es destinada en su totalidad a las municipalidades del país, constituyendo una de las principales fuentes de ingreso de los gobiernos locales. La tasa anual es del 1,5% y están exentos los terrenos calificados de aptitud preferentemente forestal que cuenten con plantaciones bonificadas y los bosques nativos. La exención para los bosques bonificados termina 2 años después de concluida la primera rotación. Asimismo estarán exentos del impuesto los terrenos cubiertos con bosque de protección.

Además de las patentes comerciales y del impuesto territorial, los municipios completan sus ingresos por medio de las tasas correspondientes a permisos de circulación y a los derechos municipales, siendo estos últimos donde existe mayor grado de autonomía, entre los que el derecho de extracción de residuos domiciliarios es el más importante, en el cual cada municipio fija una tarifa de acuerdo a sus costos, la cual puede ser modificada vía ordenanza si es necesario antes que termine el plazo.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

El impuesto de segunda categoría es el equivalente al impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en España. Este impuesto grava las rentas procedentes del trabajo dependiente, tales como los sueldos, pensiones (excepto las de fuente extranjera) y rentas accesorias o complementarias a las anteriores. Es un tributo que se aplica de manera progresiva sobre las rentas provenientes de la actividad laboral dependiente a partir de un importe superior a 13,5 UTM.

El Impuesto se declara y liquida mensualmente y debe ser retenido e ingresado en el Tesoro Público por el empleador, habilitador o pagador de la renta. Si un trabajador tiene más de un empleador, para los efectos de progresividad del impuesto, deben sumarse todas las rentas obtenidas e incluirlas en el tramo de tasas de impuesto que corresponda, y proceder a su reliquidación anual en abril del año siguiente al que ha sido percibida la renta.

Un trabajador dependiente que tenga un solo empleador y que no obtenga ninguna otra renta en un año tributario, no está obligado a efectuar una declaración anual de renta, ya que el impuesto único que afecta a su remuneración ha sido retenido mensualmente por el empleador o pagador.

Su cálculo se realiza sobre el salario y/o remuneraciones del trabajo, deduciendo previamente los pagos por concepto de seguridad social y de salud.

En la reforma de 2020 se modifican los artículos 43° y 52° de la Ley de Impuesto la Renta, correspondientes al Impuesto Único de Segunda Categoría e Impuesto Global Complementario, creando un nuevo tramo con una tasa de un 40% respecto de los siguientes montos:

• Impuesto Único de Segunda Categoría, para rentas que excedan las 310 UTM (equivalentes a unos 17.650 € mensuales).

• Impuesto Global Complementario, para rentas que excedan de 310 UTA (1 UTA = 12 UTM) (equivalentes a unos 220.000 € anuales).

Las rentas del trabajo dependiente se suman a las restantes rentas y tributan por el Impuesto Global Complementario. En este caso, el Impuesto de Segunda Categoría se deduce de la cuota del Impuesto Global Complementario.

Aquellas personas que perciben ingresos provenientes del ejercicio de su actividad profesional o cualquier otra ocupación lucrativa en forma independiente, no se encuentran gravadas con este impuesto único, sino que con los Impuestos Global Complementario o Adicional. Estas personas están sujetas a una retención o pago provisional del 10% sobre la renta bruta al momento de percibirla. Esta retención es rebajada como crédito de los impuestos personales antes indicados, pudiendo solicitar la devolución del excedente que resulte de la liquidación anual practicada, en los casos que correspondan de acuerdo con la Ley.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

El Impuesto de primera categoría es el equivalente al Impuesto de Sociedades en España. Este impuesto recae sobre las personas físicas y jurídicas que hayan obtenido rentas como consecuencia del ejercicio de una actividad empresarial, dejando afectas la renta proveniente del capital de las empresas comerciales, industriales, mineras y otras. Se regula por los arts. 20 a 41 de la Ley de Renta y tiene un tipo impositivo único que, tras la reforma tributaria promovida por el gobierno Bachelet es del 27% desde enero del año comercial 2018, pues dicha tasa fue ratificada por la reforma tributaria de febrero de 2020, a excepción de los que opten por el Régimen Pro-Pyme del artículo 14, letra D, a quienes se les aplicará una tasa del 25%. Este régimen será aplicable solo a empresas con ventas anuales inferiores a 75.000 UF, siendo el régimen aplicable por defecto, salvo que se informe al Servicio de Impuestos Internos (SII) sobre la elección del régimen general.

Se determina sobre la base de las rentas líquidas obtenidas, es decir, sobre los ingresos devengados o percibidos, menos los gastos, y se declara anualmente en abril de cada año por todas las rentas del año. El impuesto recae sobre la renta efectiva determinada contablemente. No obstante, los contribuyentes de los sectores agrícola, minero y transporte pueden tributar sobre la base de la renta presunta.

El Impuesto de Primera Categoría pagado por la empresa se rebaja como crédito, de acuerdo con el mecanismo establecido para la confección del Fondo de Utilidades Tributables, de los Impuestos Global Complementario o Adicional que afecten a los dueños, socios o accionistas de las empresas o sociedades por las utilidades retiradas (en dinero o especies) o por los dividendos distribuidos.

El libro denominado Fondo de Utilidades Tributables (FUT) debe ser llevado por toda empresa para el control de las utilidades generadas por éstas, el retiro o distribución de las mismas y de aquellas que quedan pendiente de retiro o distribución, como también para el control de los respectivos créditos asociados a dichas utilidades. Se establece en la nueva ley la posibilidad de acogerse a un Impuesto Sustitutivo con tasa fija y única de 30%, sobre una parte o el total del saldo de los beneficios acumulados en el FUT hasta el 31 de diciembre de 2016, que registren los contribuyentes del impuesto de primera categoría (IDPC) al término de los años comerciales 2019, 2020 y 2021. La opción podrá ejercerse con la declaración y pago simultáneo hasta el último día hábil bancario de diciembre de 2020, 2021 o hasta el último día hábil de abril de 2022 respecto de los saldos señalados anteriormente.

Las empresas del Estado deben pagar adicionalmente al Impuesto de Primera Categoría, un impuesto especial del 40% sobre los beneficios obtenidos.

El Impuesto de Primera Categoría es deducible de la cuota de los Impuestos Global Complementario o Adicional.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la el patrimonio

La reforma de 2020 creó un nuevo impuesto sobre propiedades inmobiliarias con una valoración fiscal de 400.000 CLP, que supone un valor comercial de 700.000 - 800.000 millones de CLP (superior a un millón de dólares). Se incluye no solo a personas físicas sino también a jurídicas y se consolidará en un mismo RUT para evitar que el patrimonio se divida entre varios titulares.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

El IVA es el principal impuesto al consumo que existe en Chile y grava con una tasa del 19% las ventas de bienes corporales muebles e inmuebles. El IVA también grava los servicios que se presten o utilicen en el país. Con la misma tasa general del 19% se gravan las importaciones, ya sean habituales o no, efectuadas por cualquier persona natural o jurídica.

La Reforma Tributaria agrega al artículo 8 del Decreto Ley 825, de 1974, la letra n) en virtud de la cual grava con IVA la remuneración pagada por los servicios prestados por a través de plataformas digitales, cuando son prestados por personas sin domicilio ni residencia en Chile.

Este impuesto afecta también al fisco, instituciones semifiscales, organismos de administración autónoma del Estado, municipalidades y a las empresas que pertenezcan a ellos o en los cuales estos organismos tengan participación.

El impuesto se debe declarar y pagar mensualmente. Su monto se determina a partir de la diferencia entre el débito fiscal y el crédito fiscal. Si de esta diferencia resulta un remanente, existe un mecanismo que permite utilizarlo en períodos posteriores.

Los exportadores están exentos de IVA por las ventas que efectúen al exterior, otorgándoles el derecho a recuperar el IVA recargado en la adquisición de bienes o utilización de servicios destinados a su actividad de exportación.

También se permite a las empresas constructoras descontar un 65% del IVA soportado.

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Impuesto Global Complementario

El Impuesto Global Complementario es un impuesto personal, global, progresivo y complementario que se determina y paga una vez al año por las personas naturales con domicilio o residencia en Chile sobre las rentas percibidas de Primera o Segunda Categoría. Afecta a los contribuyentes cuya renta neta global exceda, a contar del 1 de enero del 2002, de 13,5 UTA.

Su tasa aumenta progresivamente a medida que la base imponible aumenta. Se aplica, cobra y paga anualmente, en abril del año siguiente al de la obtención de la renta. Las tasas y los tramos son los mismos que para el Impuesto de Segunda Categoría pero sobre una base anual, es decir, se utilizan UTA.

Para determinar el importe del Impuesto Global Complementario, las personas que reciben retiros de beneficios o dividendos de empresas, junto con dichas rentas, deben incluir en la base imponible de este tributo una cantidad equivalente al Impuesto de Primera Categoría que afectó a esas rentas. Sobre esa base se debe aplicar la escala de tasas del impuesto Global Complementario y determinarse así el impuesto que debe ser pagado.

El contribuyente tiene derecho a rebajar como crédito el importe del impuesto de Primera Categoría pagado por la empresa y que fue incluido en dicho cálculo. Además, la ley contempla algunos mecanismos que incentivan el ahorro de las personas y al hacer uso de ellos les permite disminuir la cantidad del impuesto que deben pagar.

Es importante señalar que la Reforma Tributaria contempla que la tasa del Impuesto Global Complementario que resulte por aplicación del artículo 14 de la Ley sobre Impuesto a la Renta no puede exceder del 44,45%. Para tal efecto, se creó un nuevo crédito contra el impuesto Global Complementario a través del cual se regulará no exceder el máximo de tributación total señalado.

Impuesto Adicional

El Impuesto Adicional se aplica a las rentas de fuente chilena obtenidas por personas naturales o jurídicas que no tienen domicilio ni residencia en Chile, cuando la renta queda a disposición de la persona residente en el extranjero, desde Chile. Según el tipo de renta, puede ser un impuesto de retención, o bien un impuesto de declaración anual.

La tasa general del Impuesto Adicional es del 35%, que grava sobre dividendos, retiros y/o remesas de beneficios de sociedades anónimas, sociedades de personas o de establecimientos permanentes de empresas extranjera, aplicándose tasas menores para algunos tipos de rentas. La siguiente tabla muestra las tasas para cada caso:

Concepto Tasa %

Dividendos y remesas

Dividendos distribuidos por sociedades anónimas, sociedades por acciones y sociedades en comandita por acciones constituidas en Chile.

35

Acciones o derechos

Rentas derivadas de la enajenación de acciones o derechos sociales. Pueden estar afectas a Impuesto de Primera Categoría en calidad de impuesto único.

35

Marcas y patentes

Cantidades pagadas por el uso, goce o explotación de marcas, patentes, fórmulas, y otras prestaciones similares.

30

Patentes de invención

Cantidades pagadas por el uso, goce o explotación de patentes de invención, de modelos de utilidad, de diseños industriales y dibujos, de esquemas de trazado o topografías de circuitos integrados, y de nuevas variedades vegetales.

15*

Programas computacionales

Cantidades pagadas por el uso, goce o explotación programas computacionales, extendiéndose por tales el conjunto de instrucciones para ser usados directa o indirectamente en un ordenador o procesador, a fin de efectuar u obtener un determinado proceso o resultado, contenidos en cassette, diskette, disco, cinta magnética u otro soporte.

15*

Cine y televisión

Pagos al exterior a productores o distribuidores extranjeros por materiales para ser exhibidos a través de proyecciones de cine y televisión.

20

Derechos de edición

Cantidades pagadas por el uso de derechos de edición o de autor de libros.

15

Intereses

- Tasa general.

- Tasa para intereses pagados a bancos o instituciones financieras extranjeras que cumplan los requisitos contemplados en la ley.

 

35

4

Servicios prestados en el extranjero

Remuneraciones por servicios prestados en el extranjero.

35

Trabajo de ingeniería en el extranjero

Cantidades pagadas por trabajos de ingeniería o técnicos y por aquellos servicios profesionales o técnicos que una persona o entidad conocedora de una ciencia o técnica presta a través de un consejo, informe o plano, prestados en Chile o en el extranjero.

15

Actividades científicas, culturales o deportivas

- Remuneraciones provenientes exclusivamente del trabajo de personas naturales extranjeras que hubieren desarrollado en Chile actividades científicas, culturales o deportivas.

- primas de seguro contratadas con compañías no establecidas en Chile.

- Tasas para reaseguros

- Fletes marítimos desde o hacia puertos chilenos efectuados por empresas extranjeras.

- Alquiler, subarrendamiento y fletamento de naves extranjeras.

- Alquiler de bienes de capital (se presume una tasa de un 5% por cada cuota)

 

20

22

2

5

20

35

NOTA: * En situaciones especiales que la ley señale, esta tasa puedes ser de un 30%

           ** En situaciones especiales que la ley señale, esta tasa puede ser de un 20%.

 

Fuente: SII

Impuesto de sucesiones y donaciones

Este impuesto es progresivo y se aplica sobre el valor neto de las asignaciones adquiridas por sucesión por causa de muerte o de las donaciones efectuadas por acto entre vivos.

El impuesto varía dependiendo de la cantidad o importe involucrado, el fin o propósito de la transferencia o transmisión y el grado de parentesco con el beneficiario. Los tipos impositivos están entre el 1 y 25% aplicables sobre el valor líquido respectivo de la herencia o donación. Pero, existen cantidades exentas y recargos, dependiendo de los niveles de parentesco.

En el caso de las herencias, el impuesto debe ser pagado dentro de los dos años siguientes a la fecha de fallecimiento del causante. En el caso de las donaciones, el impuesto debe ser determinado y pagado antes del trámite denominado insinuación, que es una resolución judicial que autoriza la donación.

Impuesto sobre los Productos Suntuarios o de Lujo

Las ventas o importaciones de productos suntuarios o de lujo están sujetas al pago de un impuesto adicional del 15% que se paga junto con el IVA: En algunos casos afecta sólo la primera operación y en otros se aplica también a las ventas posteriores, como ocurre con los artículos de oro, platino y marfil, las joyas, piedras preciosas, y pieles finas naturales o sintéticas. Los artículos pirotécnicos, excepto los de uso industrial, minero, agrícola o de señalización luminosa, tienen una tasa del 50%.

Impuesto sobre Bebidas Alcohólicas, Analcohólicas y productos similares

Este impuesto se aplica con carácter adicional al IVA. Tras la reforma tributaria los licores, piscos, whiskys, aguardientes y destilados, incluyendo los vinos licorosos o aromatizados similares al vermouth, tributan al 31,5%; los vinos, la sidra, la cerveza y otras bebidas alcohólicas análogas tributan al 20,5%; y las bebidas analcohólicas naturales o artificiales, jarabes, tributan al 18% si son azucaradas y al 10% si no lo son. Las ventas que realizan los comerciantes minoristas a consumidores finales no están afectas a este régimen.

Impuesto sobre los Tabacos

La tasa del impuesto al tabaco se aplica sobre el precio de venta al consumidor, incluido impuestos, y se diferencia según el tipo de producto. La nueva ley sigue aplicando a los puros el 52,6%, al tabaco elaborado el 59,7%, pero a los cigarrillos se les rebaja la tasa ad valorem del 60,5% al 30% y se aumenta el impuesto específico de 0,00013 UTM a 0,001 UTM.  

Impuesto sobre los Combustibles

La ley establece un gravamen a la primera venta o importación de gasolina automotriz y de petróleo diésel y afecta al productor o importador de ellos. Su base imponible está formada por la cantidad de combustible expresada en metro cúbicos. La tasa del impuesto es de 1,5 UTM por metro cúbico para el petróleo diésel y de 6 UTM por metro cúbico para la gasolina automotriz.

La Ley establece un sistema de recuperación en la declaración mensual de IVA, del impuesto al petróleo diésel soportado en su adquisición, cuando no ha sido destinado a vehículos motorizados que transiten por calles, caminos y vías públicas en general. Por otra parte, la Ley N° 19.764, de 2001, permite a las empresas de transporte de carga que sean propietarias o arrendatarias con opción de compra de camiones de un peso bruto vehicular igual o superior a 3.860 Kg, recuperar en la forma que se establece en la misma Ley, un porcentaje de las sumas pagadas por dichos vehículos, por concepto del impuesto específico al petróleo diésel.

Impuesto sobre Actos Jurídicos (Timbre y Estampillas)

El impuesto de timbres y estampillas se aplica a los documentos o actos que involucran una operación de crédito de dinero, por ejemplo letras de cambio o pagarés se encuentra regulado en el Decreto Ley N° 3.475, de 1980. La base imponible es el importe del capital especificado en cada documento.

Existen tasas fijas y tasas variables. Las letras de cambio, pagarés, créditos simples o documentarios, entrega de facturas o cuentas en cobranza, descuento bancario de letras, préstamos y cualquier otro documento, incluso los que se emitan en forma desmaterializada, que contengan una operación de crédito de dinero, están afectos a una tasa de 0,066% sobre su monto por cada mes o fracción de mes que media entre su fecha de emisión y vencimiento, con un máximo de 0,8%.

Asimismo, los instrumentos a la vista o sin plazo de vencimiento tienen una tasa de 0,332% sobre su monto.

En virtud del Decreto Supremo N° 537 Exento del Ministerio de Hacienda, publicado en el Diario Oficial de 04.01.2016, las tasas fijas del Impuesto de Timbres y Estampillas establecidas en los artículos N° 1, y 4°, se reajustaron en un 2,7% a partir del 1 de enero del 2016, quedando su monto en 3.565 CLP.

Impuesto sobre el Comercio Exterior

Las importaciones están afectas al pago del derecho ad valorem del 6%. Se calcula sobre su valor CIF (costo de la mercancía + prima del seguro + valor del flete de traslado). Luego, el IVA (19%) se calcula sobre el valor CIF más el derecho ad valorem y sobre eso los impuestos especiales, según sea el caso.

La fiscalización de los impuestos al comercio exterior corresponde al Servicio Nacional de Aduanas (www.aduana.cl).

Las mercancías usadas, en los casos en que se autoriza su importación, pagan un recargo adicional del 3% sobre su valor CIF, además de los tributos a los que están afectas, según su naturaleza.

En caso de mercancías originarias de algún país con el cual Chile ha suscrito un acuerdo comercial, el derecho ad valorem puede quedar libre o afecto a una rebaja porcentual.

Impuesto a los Casinos de Juego

El ingreso a las salas de juego de los casinos que operen en el territorio nacional está afecto a un impuesto equivalente al 0,07 de una UTM. Las sociedades operadoras de casinos de juego pagan un impuesto del 20% sobre los ingresos brutos, ya deducido el IVA y los Pagos Provisorios Mensuales.

Impuesto Territorial

El Impuesto sobre los Bienes Raíces o Territorial se calcula sobre el “avalúo” (concepto legal equivalente al valor catastral de las propiedades). Su recaudación corresponde a las municipalidades (institución equivalente al ayuntamiento). El propietario u ocupante de la propiedad tributa de forma anual en cuatro cuotas, con vencimiento en los meses de abril, junio, septiembre y noviembre. 

La tasa anual del impuesto Territorial de los bienes raíces no agrícolas es del 1,204% del avalúo o tasación fiscal, y el de los bienes raíces agrícolas es del 1%. Existen rebajas si el destino del bien raíz es habitacional o en el caso en que el avalúo no exceda ciertos importes.

En 2018 entró en vigor el “revalúo”, un proceso de actualización masiva y simultánea de los valores o avalúos fiscales de las propiedades, reflejando las plusvalías o minusvalías que han experimentado durante un período de tiempo.

Impuesto municipal (patente comercial)

Las personas que desempeñan una profesión, actividad comercial o industrial deben pagar un impuesto anual a la municipalidad en cuyo territorio se realiza dicha actividad. En el caso de personas que ejercen  actividades profesionales, el impuesto es un importe fijo. En el caso de las actividades comerciales o industriales, el impuesto es determinado aplicándose una tasa entre 0,25% y 0,5% sobre el capital propio de la empresa que ejercerá dicha actividad, con un máximo de 8.000 UTM.

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

La Ley Marco para la Inversión Extranjera Directa en Chile, en vigor desde el 1 de enero de 2016 y que sustituyó completamente al derogado DL 600 (Ley 20.848) el 1 de enero de 2020, garantiza a los inversores extranjeros el acceso al mercado cambiario formal para liquidar las divisas constitutivas de la inversión; el derecho a remesar el capital y los beneficios, siempre y cuando se hayan cumplido todas las obligaciones tributarias en Chile; y la igualdad de trato, ya que se sujetarán al régimen jurídico común aplicable a los inversionistas nacionales,
no pudiendo discriminarse arbitrariamente. 

La ley también mantiene la exención del Impuesto a las Ventas y Servicios (“IVA”) a las importaciones de bienes de capital que por el principio de trato nacional, está sujeta a cuantos impuestos existen en Chile, tanto IVA como cualquiera de los demás, sin que existan excepciones en este campo.

Convenio para evitar la Doble Tributación

El Convenio entre Chile y España para evitar la doble tributación fue firmado en Madrid el 7 de julio de 2003, en éste se acordaron los siguientes puntos:

1.- Beneficios empresariales: Los beneficios obtenidos y no transferidos por una empresa española a través de un establecimiento permanente en Chile tributan por el Impuesto de Primera Categoría al 20%. Los beneficios transferidos a España tributan por el Impuesto Adicional al 35%. El Impuesto de Primera Categoría es deducible de la cuota del Impuesto Adicional. El Convenio permite deducir el Impuesto Adicional chileno del Impuesto de Sociedades español.

2.- Dividendos: El tipo es el 5% cuando el beneficiario efectivo es una sociedad que posee directa o indirectamente al menos el 20% de la sociedad que paga los dividendos. En los demás casos, se aplica un tipo del 10%.

3.- Intereses El tipo es el 5% en los siguientes casos: préstamos y créditos otorgados por bancos y compañías de seguros y, bonos y valores regularmente comercializados en una bolsa de valores reconocida oficialmente.

4.- Venta a crédito de maquinaria y equipo: En los demás casos, el tipo no podrá exceder de un 15%.

5.- Cánones o Regalías: El tipo aplicable es el 5% cuando el pago corresponde al uso o derecho de uso de equipos comerciales, industriales o científicos y de un 10% en los demás casos.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex