Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

La estructura general de los impuestos en Colombia es bastante similar al modelo fiscal español. No obstante, hay impuestos inexistentes en España, como el impuesto de gravámenes financieros que grava con un 0,4% las operaciones financieras.

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

En Colombia hay un sistema impositivo progresivo similar al español. Existen impuestos a nivel nacional y regional. Los impuestos de carácter nacional aplican para todas las personas naturales o jurídicas residentes en el país y los impuestos de carácter regional son determinados por cada departamento o municipio conforme los parámetros fijados por la Ley.
Los principales impuestos de carácter nacional son el impuesto sobre la renta y complementarios, el impuesto
sobre las ventas (IVA), el Impuesto al Consumo Nacional y el Gravamen a los Movimientos Financieros (GMF). Dentro de los impuestos municipales y departamentales, los principales son el impuesto de
industria y comercio (ICA), el impuesto predial y el impuesto de registro

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

La estructura básica del impuesto sobre la renta no es diferente a la que opera en las jurisdicciones que tienen un impuesto sobre la renta o los ingresos. En efecto, y de acuerdo con lo establecido en el artículo 26 del Estatuto Tributario, en principio, la renta líquida gravable, a la cual se le aplica la tarifa correspondiente, se obtiene restando de los ingresos obtenidos dentro del período gravable (anual del 1º de enero al 31 de diciembre), el valor de los costos y deducciones imputables a tales ingresos. Cuando el 6% del patrimonio líquido (activos menos pasivos) del contribuyente sea superior a la renta líquida determinada en la forma descrita en el párrafo anterior, se tomará como renta líquida gravable, y se le aplicará la tarifa correspondiente (Art. 188 ET); la renta determinada bajo este sistema se denomina renta presuntiva. Es importante destacar que el valor patrimonial correspondiente, entre otros, a las acciones o cuotas sociales poseídas en sociedades nacionales, así como el valor de los bienes vinculados a empresas vinculadas en período improductivo, se excluyen de la base para determinar la determinación de la renta presuntiva (Art. 189 ET).

La ley 1819 de 2016 creó unas tarifas diferenciales en el impuesto a la renta de las personas naturales, las tarifas serán diferentes dependiendo de las cédulas en que se clasifiquen los ingresos de la persona natural. Existen tres tipos de cédulas: cédula general (se incluyen en esta cédula las rentas de trabajo, de capital y rentas no laborales), rentas de pensiones y dividendos y participaciones.

La nueva ley 1943 de 2018 ha aumentado la tarifa marginal máxima aplicable a las personas naturales residentes y asignaciones modales al 39%, hasta el momento se trataba de un 35%. Asimismo, la tarifa de dividendos recibidos por personas naturales residentes se ve aumentada hasta un máximo del 15% (aquellos recibidos bajo la calidad de no gravados).

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

El Impuesto sobre la Renta, que corresponde al impuesto de sociedades que conocemos en España, y sus complementarios, es un impuesto de carácter nacional considerado como un solo tributo y con dos componentes: el impuesto sobre la renta y el impuesto sobre las ganancias ocasionales. Grava los ingresos percibidos en el periodo impositivo que va del 1 de enero al 31 de diciembre susceptibles de provocar un incremento neto en el patrimonio por aumentar los activos o disminuir los pasivos.
 

Están obligados a presentar la declaración de impuestos sobre la renta y complementarios todos los contribuyentes sometidos a dicho impuesto con excepción de aquellos que la ley indica expresamente.

Las sociedades colombianas con o sin inversión extranjera, independientemente de la composición del capital, se encuentran gravadas con el impuesto de renta en los mismos términos que las sociedades totalmente nacionales. Se gravan las ganancias ocasionales de fuente nacional como aquellas de fuente extranjera obtenida por la sociedad.

Las sociedades limitadas y asimiladas y las sociedades anónimas y asimiladas están sometidas al Impuesto a la Renta sin perjuicio de que sus socios y/o accionistas paguen el impuesto que les corresponda sobre sus derechos y participaciones o sus acciones y dividendos respectivamente, cuando éstas resulten gravadas de conformidad con las normas vigentes
Las sociedades extranjeras son gravadas únicamente sobre sus rentas y ganancias ocasionales de fuente nacional. La normativa colombiana entiende como sociedad y/o entidad extranjeras aquellas constituidas de acuerdo con leyes extranjeras y cuyo domicilio principal esté en el exterior.

En el caso de los establecimientos permanentes de sociedades extranjeras, la nueva ley 1943 del 27 dicimebre de 2018 ha producido alteraciones en la categorización de las rentas por las que este tipo de entidades han de tributar. En este sentido, ya no solo tributaran por las rentas de fuente nacional sino también por las de fuente extranjera. Tributaras a las mismas tarifas establecidas para las sociedades nacionales. Asimismo, con las nuevas alteraciones todo gasto será deducible, tanto el extranjero como el nacional.

Los extranjeros residentes en Colombia esto es, que hayan permanecido en el país al menos durante seis meses de manera continua o discontinua en el periodo impositivo, están sujetos al impuesto de renta y ganancias ocasionales sobre los ingresos de fuente nacional. A partir del quinto año sus ingresos de fuente extranjera estarán igualmente sujetos al impuesto de renta en Colombia. En el caso de los las personas físicas extranjeras no residentes en el país, las rentas de fuente nacional obtenidas respecto de su patrimonio poseído en Colombia, están sujetos al impuesto a la renta al tipo general.

Tipo impositivo y base imponible

El tipo general del Impuesto sobre la Renta es el 33%. No obstante con la ley 1943 del 2018 se ha previsto una reducción de la tarifa general aplicable. Dicha reducción será́ progresiva y comprenderá los siguientes tipos: treinta y tres por ciento (33%) para el año gravable 2019, treinta y dos por ciento (32%) para el año gravable 2020, treinta y uno por ciento (31%) para el año gravable 2021 y del treinta por ciento (30%) a partir del año gravable 2022. Aplicarán reglas especiales al sector hotelero que se traducen en menores tipos impositivos siempre que se cumplan una serie de requisitos.

Se entienden como ingresos de fuente nacional aquellos procedentes de la explotación de bienes materiales e inmateriales dentro del país y la prestación de servicios dentro de su territorio, de manera permanente o transitoria, con o sin establecimiento propio, así como los ingresos de fuente nacional obtenidos en la enajenación de bienes materiales e inmateriales, a cualquier título, que se encuentren dentro del país en el momento de su enajenación. Cabe matizar que con el artículo 74 de la ley 1943 de 2018 por el cual se modificaba el artículo 25 del Estatuto Tributario se introdujeron algunas modificaciones sobre los ingresos que no se consideran de fuente nacional que conviene tener en cuenta.

La norma tributaria colombiana establece dos formas de determinar la base imponible del impuesto de renta: el sistema ordinario y el sistema de renta presuntiva.
Sistema ordinario: El impuesto se determina aplicando el tipo general a la renta liquida gravable. La renta líquida gravable se calcula a partir de los ingresos, ordinarios y extraordinarios, obtenidos en el año o período impositivo en el que hayan sido susceptibles de producir un incremento neto del patrimonio en el momento de su percepción y que no se encuentren expresamente exceptuados.
Sistema de renta presuntiva: Según la legislación, la renta líquida gravable no podrá ser inferior al 3,5% del patrimonio líquido poseído por el contribuyente en el último día del año inmediatamente anterior. Dicho patrimonio líquido se podrá reducir restando el valor patrimonial neto de:
• Las acciones y aportes poseídos en sociedades nacionales.
• Bienes afectados por hechos constitutivos de fuerza mayor o caso fortuito.
• Bienes vinculados a empresas en período improductivo.
• Bienes vinculados directamente a empresas de minería, excepto aquellos vinculados a empresas dedicadas a la exploración y explotación de hidrocarburos líquidos y gaseosos.
• Las primeras 19.000 UVT de los activos destinados al sector agropecuario y las primeras 13.000 UVT del valor de la vivienda de habitación.

Una vez depurada la base imponible se aplicará el porcentaje del 3,5%, a su resultado se le sumará la renta gravable generada por los activos exceptuados y el valor que resulte será la cifra equivalente a la renta presuntiva, la cual deberá compararse con la renta líquida determinada por el sistema ordinario. El tipo impositivo se aplicará sobre la mayor de las dos.

Los excesos de renta presuntiva sobre la renta líquida ordinaria (reajustados fiscalmente), pueden compensarse contra las rentas líquidas ordinarias obtenidas dentro de los 5 años siguientes.

A través de la ley 1943 de 2018 se ha establecido que el porcentaje de renta presuntiva de 3.5% se reduciría en los años gravables 2019 y 2020 al 1.5% del patrimonio líquido, y será de 0% en el 2021.

La renta presuntiva aplica de forma general a todos los contribuyentes del impuesto sobre la renta.

Ingresos no constitutivos de renta

La ley consagra algunos tratamientos fiscales especiales que permiten excluir ciertos ingresos para la determinacion de la base gravable. Entre dichos ingresos se encuentran, entre otros: las indemnizaciones por seguros de dano; por indemnizaciones por destruccion o renovacion de cultivos, y control de plagas; donaciones para partidos, movimientos y campanas políticas.

Sin perjuicio de lo anterior, la aplicacion de los ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional debera verificarse en cada caso particular para determinar su aplicabilidad.

Costes, gastos y deducciones

Los costos son erogaciones directamente relacionadas con la adquisición o producción de un bien o la prestación de un servicio y seran deducibles del impuesto sobre la renta siempre que tengan relación de causalidad con la actividad gravada productora de renta del contribuyente, sean necesarios, proporcionales y se hayan causado o pagado en el año gravable correspondiente.

Los gastos son todas las erogaciones que contribuyen al desarrollo de las actividades gravadas del contribuyente como la administración, investigación y financiación de un ente económico. Deben cumplir los mismos criterios señalados para los costos relativos a la relacion de causalidad, la proporcionalidad y la necesidad del gasto. Su reconocimiento se realiza con ocasión del devengo.

La deducibilidad de los costos y gastos pagados en efectivo está limitada al menor de los siguientes valores: (I) un porcentaje de los pagos realizados en efectivo en el año fiscal correspondiente; (II) un valor determinado en UVT; y (III) un porcentaje de los costos y gastos totales incurridos por el contribuyente en el ejercicio fiscal correspondiente. Estas limitaciones no son aplicables a otro tipo de deducciones que pueden implicar el pago de obligaciones a través de otros medios (ej: dación en pago, compensación, entre otros).

AÑO

LÍMITE: ES ACEPTADO EL MENOR ENTRE…

2019

a. El 70% de lo pagado, que en todo caso no podrá superar de 80.000 UVT, y

b. El 45% de los costos y deducciones totales.

2020

a. El 55% de lo pagado, que en todo caso no podrá superar de 60.000 UVT, y

b. El 40% de los costos y deducciones totales.

A partir de 2021

a. El 40% de lo pagado, que en todo caso no podrá superar de 40.000 UVT, y

b. El 35% de los costos y deducciones totales.

Cabe por último remarcar algunas novedades introducidas por la nueva ley 1943 del 2018:
• Deducción del 100% de los impuestos, tasas y contribuciones efectivamente pagadas durante el año (incluyendo el 50% del GMF), que guarden relación de causalidad con la actividad productora de renta.
• No son deducibles del impuesto sobre la renta, el impuesto al patrimonio y el de normalización tributaria.

Rentas exentas.

Las rentas de las siguientes actividades estan exentas del impuesto sobre la renta:
• Las provenientes de la Decision 578 de la CAN.
• Los aprovechamientos de nuevas plantaciones forestales, venta de energia.
• Los servicios prestados en nuevos hoteles, remodelados y/o que se amplien, en municipios de hasta 200.000 habitantes, dentro de los diez (10) anos siguientes al 2016, por un termino de 20 anos.

Asmismo, se adicionan como rentas exentas a partir del año 2019, las provenientes de las actividades desarrolladas por empresas de economía naranja y para el desarrollo del campo colombiano.
Por ultimo, dentro de los beneficios propuestos para el régimen Compañias Holding Colombianas, se inclueyen los dividendos provenientes de entidades no residentes que pasa a ser considerados como renta exenta.

Descuentos tributarios

La legislacion ha contemplado algunos conceptos que se pueden restar directamente del impuesto sobre la renta. En cada concepto se debe revisar el alcance del descuento; adicionalmente, el total a descontar no puede ser mayor al 75% del impuesto determinado por el sistema de renta presuntiva del contribuyente.

Algunos de los principales descuentos son los siguientes:
• Las sociedades y entidades nacionales tienen derecho a descontar del monto del impuesto colombiano de renta y complementarios, el impuesto pagado en el extranjero, cualquiera sea su denominación, liquidado sobre esas mismas rentas, siempre que el descuento no exceda del monto del impuesto que deba pagar el contribuyente en Colombia por esas mismas rentas. Para efectos de esta limitación general, las rentas del exterior deben depurarse imputando ingresos, costos y gastos. El impuesto sobre la renta pagado en el exterior podrá́ ser tratado como descuento en el año gravable en el cual se haya realizado el pago, o en cualquiera de los periodos gravables siguientes.
• En Ciencia y Tecnología en Innovación como de investigación, desarrollo tecnológico o innovación, de acuerdo con los criterios y condiciones definidas por el Consejo Nacional de Política Económica y Social, mediante actualización del Documento CONPES 3834 de 2015, tendrán derecho a descontar de su impuesto sobre la renta a cargo el 25% del valor invertido en dichos proyectos en el periodo gravable en que se realizó la inversión.
• Las empresas podrán descontar de su impuesto sobre la renta el 25% del valor invertido en investigación, desarrollo tecnológico e innovación en el periodo gravable en que se realicen. Este descuento sumado a otros descuentos no podrán exceder del 25% del impuesto sobre la renta a cargo del contribuyente en el respectivo año gravable. El exceso no descontado en el año podrá tomarse dentro de los cuatro (4) periodos gravables siguientes a aquel en que se efectuó la inversión.
• Inversión en control y mejoramiento del medio ambiente. Las personas jurídicas que realicen directamente inversiones en control, conservación y mejoramiento del medio ambiente, tendrán derecho a descontar de su impuesto sobre la renta a cargo el 25% de las inversiones que hayan realizado en el respectivo año gravable.

Cabe comentar que es posible tomar como descuento tributario el 50% del ICA pagado durante el año. A partir de 2022, el descuento será del 100%.

Retenciones

El ordenamiento tributario colombiano contempla la retención en la fuente como un mecanismo de recaudo anticipado de los impuestos. Esto implica que la retención en la fuente resulta aplicable solo a la medida en que la actividad esté sujeta al respectivo impuesto.

Son agentes de retención, entre otros, las personas jurídicas que por sus funciones intervengan en actos u operaciones en los cuales deben, por expresa disposición legal, efectuar la retención del impuesto.

Las principales obligaciones de los agentes de retención consisten en practicar las retenciones correspondientes, consignar las sumas retenidas en los lugares y dentro de los plazos establecidos por el Gobierno, presentar las declaraciones mensuales de retención en la fuente y expedir los certicados de retenciones.

La nueva ley de financiamiento ha roto con el principio de unificación tarifaria de la ley 1819/1819 y ha dado lugar a un sistema complejo de tarifas. Cabe matizar que, si bien la nueva ley modificó las tarifas, no alteró los conceptos.

A continuación, se muestra una tabla con los cambios tarifarios sufridos:

Concepto

Tarifa ley 1819/2016

Tarifa ley 1943/2018

Consultoría, servicios técnicos y asistencia técnica

15%

20%

Explotación películas

15%

20%

Explotación software

33% sobre 80%

20%

Servicios de administración o dirección a casas matrices u oficinas

15%

33%

Arrendamiento simple, honorarios

15%

20%

Regalías por la explotación de intangibles

15%

20%

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la el patrimonio

Con la nueva ley 1943 de 2018 se ha creado un impuesto extraordinario denominado Impuesto al patrimonio por los años 2019 – 2021.

Sujetos pasivos:
• Entidades extranjeras no declarantes de renta, y que posean bienes en Colombia diferentes a acciones, cuentas por cobrar, como inmuebles, yates, botes, lanchas etc. (a través, incluso, de Establecimiento permanente).
• Las sociedades extranjeras que prestan servicio leasing financiero no son sujetas de impuesto al patrimonio.
• Personas naturales, sucesiones ilíquidas y contribuyentes del impuesto sobre la renta.
• Personas naturales no residentes respecto del patrimonio poseído directamente en el país, salvo las excepciones de tratados y ley.
• Personas naturales no residentes respecto del patrimonio poseído a través de E.P. en el país. En este caso, el deber formal de declarar corresponde al E.P.
• Sucesiones ilíquidas de causantes no residentes al momento de su muerte respecto de su patrimonio poseído en el país.

Hecho generados
Posesión de patrimonio líquido al 1° de enero 2019, cuyo valor sea igual o superior a $5.000 millones de pesos.

Base gravable
Patrimonio bruto poseído a 1 de enero de 2019, 2020 y 2021 menos las deudas vigentes a esas fechas. El aumento o disminución de la base gravable de los años 2020 y 2021 está limitada al 25% de la inflación del año anterior, en relación a la base gravable determinada en el año 2019.

Tarifa
1% por cada año. El impuesto se causa el 1 de enero de 2019, 2020 y 2021.
Por ultimo, el impuesto al patrimonio no es deducible del impuesto de renta.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

Visión general

El Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA), es un impuesto de carácter indirecto que grava la compraventa de bienes corporales muebles y la prestación de servicios en el territorio nacional así como la importación de bienes. No obstante, ciertas actividades, bienes y servicios, están expresamente excluidos del IVA.

El IVA se encuentra estructurado como impuesto al valor agregado, de tal manera que al momento de la determinación del impuesto, se permite descontar el IVA pagado en la compra de bienes y servicios destinados a las operaciones gravadas.

La legislación del Impuesto considera como venta todo acto que implique la transferencia de dominio a título gratuito u oneroso de bienes corporales muebles, el retiro de bienes corporales muebles para uso del responsable o para incorporarlos a sus activos fijos, la incorporación de bienes corporales muebles a inmuebles o a servicios no gravados, la transformación de bienes corporales muebles gravados en bienes no gravados cuando tales bienes hayan sido construidos, fabricados y elaborados o procesados, por quien efectúa la incorporación o transformación.

Entre otros, la ley establece expresamente que también generan IVA los siguientes servicios ejecutados desde el exterior a favor del usuario o destinatario ubicado en el territorio nacional:

  • Licencias para uso o explotación de bienes incorporales o intangibles.
  • Servicios profesionales de consultoría, asesoría y auditoría.

Arriendo de bienes corporales muebles, excepto nave, aeronaves, y aquellos destinados a servicios de transporte internacional.

  • Servicios de traducción, corrección o composición de texto.
  • Servicios de seguro, reaseguro y coaseguro, salvo algunas excepciones.

Tipo impositivo y base imponible

El tipo general del IVA es el 19% y hay tipos reducidos para determinados bienes y servicios.

En la venta y prestación de servicios, la base imponible será el valor total de la operación incluyendo entre otros los gastos directos de financiación ordinaria, extraordinaria, o moratoria, accesorios, seguros, comisiones y garantías, entre otros, aunque se facturen o convengan por separado y aunque, considerados independientemente, no se encuentren sometidos a imposición.

En los bienes importados la base imponible será la misma que se tiene en cuenta para liquidar los derechos de aduana, incrementados en el valor de este gravamen. Cuando se trate de mercancías cuyo valor involucre la prestación de un servicio o resulte incrementado por la inclusión del valor de un bien intangible, la base imponible será determinada aplicando las normas sobre valoración aduanera.

Bienes que no causan el impuesto a las ventas:

  • Los equipos y elementos nacionales o importados destinados a la construcción, instalación, montaje y operación de sistemas de monitoreo y control ambiental, así como los equipos para el control y monitoreo ambiental, incluidos aquellos para cumplir con los compromisos del Protocolo de Montreal.
  • Importación de Materias primas para exportadores de bienes (Plan Vallejo e Importaciones realizadas por los Usuarios Altamente Exportadores a través de Depósitos para Procesamiento Industrial)
  • Importación temporal de maquinaria pesada para industrias básicas que no se produzca en el país. Se entiende por industrias básicas las de minería, hidrocarburos, química pesada, siderurgia, metalurgia, extractiva, generación y transmisión de energía eléctrica y obtención, purificación y conducción de óxido de hidrógeno.
  • Importación de maquinaria y equipos que no se produzcan en el país, para reciclar y procesar basuras o desperdicios, y los destinados a la depuración o tratamiento de aguas residuales, emisiones atmosféricas o residuos sólidos, para recuperación de los ríos o el saneamiento básico para lograr el mejoramiento del medio ambiente
  • Maquinaria y equipos destinados al desarrollo de proyectos que sean exportadores de certificados de emisión de carbono.
  • La importación ordinaria por parte de Usuarios Altamente Exportadores (ALTEX) de maquinaria industrial que no se produzca en el país y destinada a la transformación de materias primas.
  • La venta de activos fijos.

 Servicios excluidos del Impuesto a las Ventas: 

  • Transporte público o privado, nacional e internacional de carga marítima, fluvial, terrestre y aérea, y transporte de gas e hidrocarburos
  • Transporte público de pasajeros en el territorio nacional, terrestre, marítimo o fluvial.
  • Transporte aéreo nacional de pasajeros a destinos nacionales, donde no exista transporte terrestre organizado.
  • Intereses y rendimientos financieros por operaciones de crédito y el arrendamiento financiero o leasing.
  • Servicios públicos de energía, acueducto y alcantarillado, aseo público, recolección de basuras y gas domiciliario.
  • Los servicios médicos, odontológicos, hospitalarios, clínicos y de laboratorio, para la salud humana.
  • Entre las importaciones que están exentas o no causan IVA se encuentran las importaciones en algunas modalidades y regímenes territoriales especiales, tales como:
  • Importación temporal a corto plazo
  • Importación a zonas de régimen aduanero especial
  • Bienes con destino a zonas francas.

 

 

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

El régimen aplicable para sociedades colombianas con inversión extranjera y sucursales de sociedades extrajeras en el Impuesto sobre la Renta es el siguiente:

Las sociedades colombianas receptoras de inversión extranjera, independientemente de la composición del capital, se encuentran gravadas con el impuesto de renta en los mismos términos que las sociedades totalmente nacionales.

En el caso de sociedades colombianas con o sin inversión extranjera, se grava la renta de fuente nacional y extranjera obtenida por la sociedad, con una tarifa del 33%.

En el caso de sucursales de sociedades extranjeras, se grava únicamente la renta de fuente nacional colombiana obtenida por la sucursal a las mismas tarifas establecidas para las sociedades nacionales.

En caso de que los dividendos o participaciones que se distribuyan no hayan tributado en cabeza de la sociedad que los distribuye, la tarifa aplicable es del 33%.

De igual manera que en el impuesto de renta nacional en materia de renta se presentan una serie de gastos que resultan deducibles.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex