Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

Los impuestos estatales que se pagan en Costa Rica pueden clasificarse en impuestos directos e indirectos.  

Los principales impuestos directos que se encuentran en Costa Rica son:

  • Impuesto sobre la renta
    • Impuesto a los ingresos y utilidades. (Personas jurídicas).
    • Impuesto de rentas de capital y ganancias y pérdidas de capital. (Personas jurídicas y físicas).
    • Impuesto único sobre las rentas percibidas sobre el trabajo. (Personas físicas).
    • Impuestos remesas al exterior. (Personas jurídicas y físicas).
  • Impuesto a las personas jurídicas.
  • Impuesto solidario para el fortalecimiento de programas de viviendas.
  • Impuesto sobre bienes inmuebles.

Mientras que los principales impuestos indirectos son:

  • Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA).
  • Impuestos sobre la transferencia de bienes (muebles e inmuebles).
  • Impuestos específicos o selectivos sobre el consumo (bebidas envasadas, alcohol, tabaco y combustibles).

La Agencia Tributaria en Costa Rica es la Dirección General de Tributación dependiente del Ministerio de Hacienda de Costa Rica. 

http://dgt.hacienda.go.cr/

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

El sistema impositivo costarricense está bastante centralizado en el Ministerio de Hacienda, y en la Dirección General de Tributación, a la que se realizan todos los pagos de los impuestos. Para realizar el pago se sigue el procedimiento de la autodeclaración por vía telemática.

Las leyes tributarias solo pueden ser creadas por las entidades gubernamentales, aunque algunos impuestos como el relativo a los bienes inmuebles pueden ser gestionados por las municipalidades, a las que se concede el carácter de administración tributaria para valorar, facturar y recaudar el impuesto.

El impuesto sobre la renta se reformó mediante las Leyes N 31 de 1991, Nº 60 de 2002 y la última versión sobre la Nº7092 es del 2022, aunque lleva vigente desde 1988.

El impuesto sobre la renta es el impuesto que deben pagar sobre la percepción de renta tanto las personas jurídicas como físicas. El impuesto de la renta grava tanto los ingresos percibidos por las personas jurídicas como las personas naturales.

El impuesto de rentas de capital y ganancias y pérdidas de capital, grava a toda persona jurídica o física que obtenga rentas procedentes del capital inmobiliario, mobiliario o de ganancias y pérdidas de capital.

El impuesto sobre el trabajo grava a las personas físicas que perciben rentas en concepto de trabajo dependiente, jubilación u otras remuneraciones de fuente costarricense.

El impuesto a las remesas al exterior, dicho impuesto grava sobre la renta o beneficio de fuente costarricense pagada o puesta a disposición de personas jurídicas o físicas domiciliadas en el exterior. Serán contribuyentes tanto las personas físicas como jurídicas no domiciliados en Costa Rica que perciban renta o beneficio de fuente costarricense, incluidos los dividendos.

Características

Una de las características del impuesto sobre la renta en Costa Rica es la aplicación de tres principios, de territorialidad, el de universalidad y el de proporcionalidad

El principio de territorialidad implica que los ingresos generados por los costarricenses en otros países (ingresos por consultorías, asesorías, rentas realizadas o intereses) quedan exentos.

El principio de universalidad, que es el que se aplica en la mayoría de los países desarrollados, y que señala que todas las rentas de los ciudadanos residentes son sujeto de impuesto, independientemente de dónde se hayan generado.

Una segunda característica del impuesto sobre la renta en Costa Rica es que se aplica según el tipo de rentas del contribuyente y se cobra de modo independiente (y hasta con diferentes tasas) sobre los distintos ingresos de una misma persona.

En Costa Rica el impuesto sobre la renta se caracteriza por gravar con tasas distintas a diferentes fuentes de ingreso y a diferentes personas jurídicas, en función del principio de proporcionalidad. Así existen tasas diferentes para rentas de capital y trabajo; para rentas de trabajadores dependientes e independientes; para pequeñas empresas y el resto de las empresas.

Contribuyente

La ley Tributaria define como Contribuyentes a aquellas personas sobre las que se verifica el hecho generador de la obligación tributaria. La condición de contribuyente puede recaer sobre: personas naturales, personas jurídicas y entidades o colectividades que constituyan una unidad económica.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

Para personas físicas existen dos fuentes de ingresos sujetas al pago del impuesto sobre la renta:

1. Persona física con actividad lucrativa en el ámbito profesional: 

Para calcular el impuesto sobre la renta que deben pagar estos contribuyentes, se aplica cada porcentaje de impuesto a los tramos respectivos de renta neta declarada, acumulándose los resultados para calcular el impuesto total, según la siguiente tabla: 

  Período 2022 Tarifa
Hasta ¢3.836.000 Exento
Sobre el exceso de ¢3.836.000 hasta ¢5.729.000 10%
Sobre el exceso de ¢5.729.000 hasta ¢9.555.000 15%
Sobre el exceso de ¢9.555.000 hasta ¢19.150.000 20%
Sobre el exceso de ¢19.150.000 25%

Fuente: Hacienda Costa Rica.

2. Asalariados: 

Aquellas personas físicas que perciben salarios, pensiones o jubilaciones deben pagar un impuesto sobre esos ingresos. Su cancelación se realiza a través de la institución pagadora (patrono), que realiza la retención, la declara y paga en el formulario D-103 “Declaración jurada de retenciones en la fuente”, con base en los tramos que se muestran en la siguiente tabla: 

  Período 2022 Tarifa
Hasta ¢863.000  Exento
Sobre el exceso de ¢863.000 mensuales hasta ¢1.267.000 mensuales 10%
Sobre el exceso de ¢1.267.000 mensuales hasta ¢2.233.000 mensuales 15%
Sobre el exceso de ¢2.233.000 mensuales hasta ¢4.445.000 mensuales 20%
Sobre el exceso de ¢4.445.000 mensuales 25%

Fuente: Hacienda Costa Rica. 

Asimismo, estos contribuyentes tienen derecho a aplicarse créditos familiares por el cónyuge y los hijos cuando corresponda. Estos créditos consisten en una deducción que se aplica al impuesto y debe ser solicitada por el asalariado en la oficina de personal de la entidad respectiva. En la siguiente tabla se muestran los montos de estos créditos: 

  Período 2022
Por cada hijo

¢1.610 mensual

¢19.320 anual

Por el cónyuge

¢ 29.160 anual

 

¢2.430 mensual

Nota: la información de todos los tramos corresponde a los 3 últimos períodos. 

Fuente: Hacienda Costa Rica. 

3. Personas físicas con actividad lucrativa que además son asalariados:

La Ley de Simplificación y Eficiencia Tributarias, N° 8114 de 4 de julio de 2001, publicada en el Alcance a La Gaceta N° 131 del 9 de julio del dos mil uno, establece entre otras cosas, en el Capítulo IV modificaciones a la Ley del Impuesto sobre la Renta, en lo que interesa, específicamente en su artículo 21, adiciona un segundo párrafo al inciso c) del artículo 15. cuyo texto dice lo siguiente: 

“Las personas físicas con actividad lucrativa que además hayan recibido durante el período fiscal respectivo, ingresos por concepto de trabajo personal dependiente, o por concepto de jubilación o pensión, y estén reguladas en el título II de esta Ley, deberán restar del monto no sujeto referido en el anterior subinciso i) de este inciso, la parte no sujeta aplicada de los ingresos recibidos por concepto de trabajo personal dependiente, o por concepto de jubilación o pensión.  En caso de que esta última exceda del monto no sujeto aludido en el anterior subinciso i), solo se aplicará el monto no sujeto en el impuesto único sobre las rentas percibidas por el trabajo personal dependiente o por concepto de jubilación y pensión u otras remuneraciones por servicios personales, en cuyo caso a las rentas netas obtenidas por las personas físicas con actividades lucrativas no se les aplicará el tramo no sujeto contemplado en el referido subinciso i), el cual estará sujeto a la tarifa establecida en el subinciso ii) de este inciso.”

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

Este impuesto grava las utilidades generadas por cualquier actividad o negocio de carácter lucrativo, que realicen las personas físicas o jurídicas en el territorio nacional durante el período fiscal

Son contribuyentes del impuesto sobre la renta todas las empresas públicas o privadas que realicen en el territorio nacional actividades o negocios de carácter lucrativo independientemente de la nacionalidad, del domicilio y del lugar de la constitución de las personas jurídicas o de la reunión de sus juntas directivas o de la celebración de los contratos.

Los declarantes son aquellas entidades no sujetas al impuesto, indicadas en el Artículo 3 de la Ley Nº7092 del 21 de abril de 1989.

Para todos los efectos tributarios, se presume que el domicilio en el país de las personas jurídicas es:

a)    El lugar donde se encuentre su dirección o su administración central;

b)    El lugar donde se halle el centro principal de su actividad en Costa Rica, en caso de no conocerse dicha dirección o administración;

c)    El lugar donde ocurra el hecho generador de la obligación tributaria, a falta de los anteriores; y

d) El que elija la Administración Tributaria, en caso de existir más de un domicilio de los contemplados en este arriba.

Las tarifas del impuesto sobre la renta para las personas jurídicas son las siguientes: 

   Período 2022 Tarifa (sobre renta neta total)
Utilidades hasta ¢ 5.286.000   5%
Utilidades hasta  ¢7.930.000  10%
Utilidades hasta  ¢10.573.000  20%
Utilidades superiores a ¢112.070.000  30%

Estos montos varían para cada período fiscal.

Fuente: Hacienda Costa Rica.

El período fiscal es de un año. Se inicia el 1º de enero de un año y concluye el 31 de diciembre de ese mismo año. Además, pueden existir otros períodos fiscales, que se pueden autorizar dependiendo de la actividad del contribuyente. Las fechas de presentación de las declaraciones varían para los diferentes períodos fiscales. 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la el patrimonio

El hecho imponible de este impuesto es “la propiedad o titularidad de un derecho de uso, goce o disfrute de un bien inmueble de uso habitacional, al primero de enero, ubicado en territorio nacional y utilizado de forma habitual, ocasional o de recreo”. 

El impuesto solidario recae sobre el valor de los bienes inmuebles de uso habitacional, que sean utilizados de manera habitual, ocasional o de recreo, incluyéndose tanto las instalaciones fijas como las permanentes 

Los contribuyentes del impuesto son los propietarios o titulares de derechos sobre los bienes inmuebles, así como los concesionarios, los permisionarios y los ocupantes. El periodo fiscal transcurre desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de cada año. 

Para el año 2022 deberán pagar impuesto las propiedades que tengan valor superior a los 137.000.000 colones ($221.206). 

Monto Porcentaje aplicable
Sobre el exceso de ₡ 137.000.000 y hasta ₡335.000.000 0,25%
Sobre el exceso de ₡335.000.000 hasta ₡627.000.000 0,30%
Sobre el exceso de ₡672.000.000 hasta ₡1.008.000.0000 0,35%
Sobre el exceso de ₡1.008.000.000 hasta ₡1.345.000.000 0,40%
Sobre el exceso de ₡1.345.000.000 hasta ₡1.679.000.000 0,45%
Sobre el exceso de ₡1.679.000.000 hasta ₡2.017.000.000 0,50%
Sobre el exceso de ₡2.017.000.000 0,55%

 Fuente: Actualización del impuesto solidario para fortalecimiento de programas de vivienda, periodo 2021 Nº 427764- H.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

En Costa Rica se denomina Impuesto al Valor Agregado que es un impuesto sobre el valor en la venta de mercancías y en la prestación de los servicios.

Tipos impositivos 

El impuesto sobre las ventas se cobra en el momento de realizar ventas de bienes de consumo. En la mayoría de los casos, la tarifa de este impuesto es del 13% del valor de la venta, 

Tipo Productos sobre los que se aplica
13% Sobre las operaciones (venta de bienes y prestación de servicios), sujetas y no exentas.
4% Servicios de salud privada, boletos aéreos.
2% Medicamentos, materias primas necesarios para la producción de medicamentos de consumo humano, primas de seguro personal, seguros de educación privada y compra y venta de bienes y servicios que realicen las instituciones estatales de educación superior.
1% Canasta básica tributaria, maquinaria, equipo e insumos para la producción de la CBT e insumos agropecuarios, veterinarios y de pesca no deportiva.

Fuente: Ministerio de Hacienda 

Exenciones

Algunas de las exenciones son:

  • Las exportaciones de bienes y las operaciones relacionadas con estas, tampoco las reimportaciones de bienes nacionales dentro de los tres años posteriores a la exportación. Igualmente, estarán exentos la compra de bienes y la prestación de los servicios que sean destinados a ser utilizados para la producción de bienes y servicios destinados a la exportación.
  • Los servicios prestados por contribuyentes de este impuesto, cuando se utilicen fuera del ámbito territorial del impuesto.
  • Las ventas de bienes o servicios para la exportación y entre beneficiarios del régimen de zona franca.
  • Las transferencias realizadas por medio de las entidades financieras fiscalizadas por la Superintendencia General de Entidades Financieras, así como los servicios de captación de depósitos del público, los retiros de efectivo. 
  • Los arrendamientos de inmuebles destinados exclusivamente a viviendas, así como los garajes y anexos accesorios a las viviendas y el menaje de casa, arrendado juntamente con aquellos, siempre y cuando el monto de la renta mensual sea igual o inferior al uno coma cinco (1,5) del salario base. Cuando el monto de la renta mensual exceda del uno coma cinco (1,5) del salario base, el impuesto se aplicará al total de la renta. También estarán exentos los pagos que realicen las organizaciones religiosas, cualquiera que sea su credo, por los alquileres en los locales o establecimientos en los que desarrollen su culto. 
  • Los arrendamientos utilizados por las microempresas y pequeñas empresas inscritas en el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), así como las micro y pequeñas empresas agrícolas registradas ante el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). Cuando el monto de la renta mensual exceda del uno coma cinco (1,5) del salario base, el impuesto se aplicará al total de la renta. 
  • El suministro de energía eléctrica residencial, siempre que el consumo mensual sea igual o inferior a 280 kW/h; cuando el consumo mensual exceda de los 280 kW/h, el impuesto se aplicará al total de kW/h consumido. 
  • La venta o la entrega de agua residencial, siempre que el consumo mensual sea igual o inferior a 30 metros cúbicos; cuando el consumo mensual exceda de los 30 metros cúbicos, el impuesto se aplicará al total de metros cúbicos consumidos. 
  • El autoconsumo de bienes, siempre que no se haya reconocido al sujeto pasivo un crédito total o parcial con ocasión de la adquisición o la importación de los bienes o de sus elementos componentes, o por la recepción del servicio que sea objeto de dicha operación. 
  • La venta o la importación de sillas de ruedas y similares, equipo ortopédico, prótesis en general. 
  • El uso de espacio publicitario o promocional exclusivo para fines propios, realizado por las televisoras y las emisoras de radio. 
  • El autoconsumo de energía eléctrica generada por medio de la utilización de paneles solares, así como otras fuentes renovables, tales como el viento, el sol y la biomasa. 
  • Los libros con independencia de su formato. Esta exoneración no será aplicable a los medios electrónicos que permiten el acceso y la lectura de libros en soporte diferente del papel. 
  • Las redes de cuido y los centros de atención para adultos mayores. 
  • Los servicios de educación privada, preescolar, primaria, secundaria, universitaria, parauniversitaria y técnica. 
  • A estas exenciones hay que añadir también que muchos de los servicios prestados por instituciones como universidades, hospitales o la Cruz Roja, también están exentos de pagar y repercutir el impuesto.

A estas exenciones hay que añadir también que muchos de los servicios prestados por instituciones como universidades, hospitales o la Cruz Roja, también están exentos de pagar y repercutir el impuesto. 

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Impuesto sobre bienes inmuebles

Son objeto de este impuesto los terrenos, las instalaciones o las construcciones fijas y permanentes que existan en el Municipio. 

Los municipios tienen el carácter de administración tributaria de este impuesto, y se encargan de realizar las valoraciones de bienes inmuebles, facturar, recaudar y tramitar el cobro judicial. 

Todos los inmuebles que no estén exentos de este impuesto deben pagar una tarifa del 0,25% sobre el valor total del inmueble. 

Algunas de los inmuebles que están exentos de este impuesto son: 

a) Los inmuebles del Estado, las municipalidades, las instituciones autónomas y semiautónomas que, por ley especial, gocen de exención.

b) Los inmuebles que constituyan cuencas hidrográficas o hayan sido declarados, por el Poder Ejecutivo, reserva forestal, indígena o biológica, parque nacional o similar.

c) Las instituciones públicas de educación y de salud.

d) Los parceleros o los adjudicatarios del Instituto de Desarrollo Agrario (IDA), durante los primeros cinco años de la. adjudicación.

e) Los inmuebles que constituyan bien único de los sujetos pasivos (personas físicas) y tengan un valor máximo equivalente a cuarenta y cinco salarios base; no obstante, el impuesto deberá pagarse sobre el exceso de esa suma. El concepto de "salario base" usado en esta Ley es el establecido en el artículo 2 de la Ley No. 7337, de 5 de mayo de 1993.Además de los inmuebles que pertenecen a la Iglesia, a sedes diplomáticas, Cruz Roja y bomberos, juntas de educación, etc. 

La Ley sobre bienes inmuebles Nº 7509 de 1995 y sus reformas (Ley 7729 de 1997), creó el Órgano de Normalización Técnica, como una entidad técnica especializada y de asesoría obligatoria de las Municipalidades. Este Órgano se encarga de establecer cada año el valor máximo del inmueble que queda exento de este impuesto.  

Impuesto sobre el traspaso de bienes inmuebles

Este impuesto grava todo traspaso, bajo cualquier título, de inmuebles que estén o no inscritos en el Registro Público de la Propiedad entendiéndose por traspaso todo negocio jurídico por el cual se transfiera, directa o indirectamente, un inmueble, atendiendo a la naturaleza jurídica del negocio respectivo y no a la denominación que a este le hayan dado las partes. Por traspaso indirecto se entiende cualquier negocio jurídico que implique la transferencia del poder de control sobre una persona jurídica titular del inmueble.

La obligación de pagar el impuesto surge en el momento del otorgamiento de la escritura pública en que se registra el traspaso del bien inmueble.

Están obligados a pagar tanto los transmitentes como y los adquirentes, por partes iguales.

La Base imponible es el mayor de los importes entre el valor fiscal del bien inmueble y su valor de traspaso, según se establezca en la escritura pública. Y sobre este valor la tarifa del impuesto es el 1,5%.

El plazo de pago es hasta dentro del mes posterior a la fecha de otorgamiento de la escritura en que se asienta el traspaso del inmueble. 

Otros impuestos son:

  • Impuesto específico de consumo sobre bebidas alcohólicas.
  • Impuesto específico sobre bebidas sin contenido alcohólico y jabones de tocador.
  • Impuesto (derecho) de salida del territorio nacional.
  • Impuesto a la propiedad de vehículos automotores, aeronaves y embarcaciones.
  • Impuesto a los casinos y las salas de juego.
  • Impuesto sobre la transferencia de vehículos automotores, aeronaves y embarcaciones.
  • Impuesto a los combustibles.
  • Timbre de educación y cultura.
  • Impuesto a los productos de tabaco.
  • Impuesto al Vapeo y sus accesorios.
  • Impuesto a las personas jurídicas.

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

La inversión extranjera tiene el mismo tratamiento fiscal que los nacionales siempre que la renta sea de fuente costarricense, es decir generada dentro del territorio nacional.

Personas domiciliadas en el extranjero. Entendiendo el domicilio fiscal como el lugar de localización de los sujetos pasivos, en sus relaciones con la Administración Tributaria. Para las personas física el domicilio fiscal será donde tenga su residencia habitual, mientras que para las personas jurídicas será su domicilio social, siempre que tenga efectivamente centralizada la gestión administrativa y la dirección de sus negocios. 

En cuanto a las personas domiciliadas en el extranjero, rigen las siguientes normas:

  • Si tienen establecimiento permanente en el país, se deben aplicar a éste las disposiciones de los artículos 26 y 27 de la ley tributaria;
  • En los demás casos, el domicilio es el de su representante legal; y
  • A falta de dicho representante, se debe tener como domicilio el lugar donde ocurra el hecho generador de la obligación tributaria. 

Tarifas de retención para no residentes sobre los pagos son:

  • 5,5% Por los reaseguros, refinanciamientos y primas de seguros de cualquier clase.
  • 8,5%- Por el transporte y las comunicaciones.
  • 10%- Por las pensiones, jubilaciones, salarios y cualquier otra remuneración que se pague por trabajo personal ejecutado en relación de dependencia.
  • 25%- Por los honorarios, comisiones, dietas y otras prestaciones de servicios personales ejecutados sin que medie relación de dependencia.
  • 15%- Sobre los pagos remesados al exterior cuando se trate de arrendamiento por actividades comerciales.
  • 20%- Por la utilización de películas cinematográficas, películas para televisión, grabaciones, discos fonográficos, historietas y, en general, cualquier medio de difusión similar de imágenes o sonidos, así como por la utilización de noticias internacionales
  • 50%-· Por radionovelas y telenovelas25%-·Por el asesoramiento técnico - financiero o de otra índole, así como por los pagos relativos al uso de patentes, suministros de fórmulas, marcas de fábrica, privilegios, franquicias y regalías.
  • 5% ó 15%- Por las utilidades, dividendos o participaciones sociales a que se refieren los artículos 18 y 19 de la ley del impuesto sobre la renta se pagará una tarifa del quince por ciento (15%), o del cinco por ciento (5%) según corresponda.

No se pagarán impuestos por los intereses, comisiones y otros gastos financieros pagados por empresas domiciliadas en el país a bancos en el exterior - o a las entidades financieras de éstos -, reconocidos por el Banco Central de Costa Rica como instituciones que normalmente se dedican a efectuar operaciones internacionales, incluidos los pagos efectuados por tales conceptos a proveedores del exterior por la importación de mercancías.

Tampoco se pagará el impuesto por el arrendamiento de bienes de capital y por los intereses sobre préstamos, siempre que éstos sean utilizados en actividades industriales o agropecuarias por empresas domiciliadas en el país, pagados a instituciones del exterior reconocidas por el Banco Central de Costa Rica como instituciones de primer orden, dedicadas a este tipo de operaciones.

Se exoneran del pago del impuesto señalado en el inciso h) los intereses y las comisiones, y otros gastos financieros que procedan de créditos otorgados por bancos multilaterales de desarrollo y organismos multilaterales o bilaterales de desarrollo, así como las organizaciones sin fines de lucro que estén exoneradas del impuesto o no sean sujetas al impuesto según la legislación vigente.

En particular, estarán obligados a retener los representantes de las sucursales, agencias y otros establecimientos permanentes de personas no domiciliadas en el país, que actúen en el territorio nacional, por las rentas disponibles que se acrediten o paguen a la casa matriz domiciliada en el extranjero. A estos efectos, se entenderá que el cien por ciento (100%) de la renta disponible de los entes mencionados previamente pertenece a la casa matriz. En estos casos, la retención será del quince por ciento (15%).

Existe un Convenio de Doble Imposición en vigor entre Costa Rica y España desde el 1 de enero del 2011. 

Volver a índice de Régimen fiscal