Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

El sistema fiscal mauritano tiene como base el Código General de Impuestos de 1982 y sus sucesivas modificaciones en el tiempo. En éstas, destacan las producidas en 1990, con la creación de una fiscalidad municipal, y en 1994 con la ley de reforma del código de impuestos y la modificación de la ley para introducir el impuesto sobre el valor añadido. En cuanto al código de comercio, fue modificado por última vez en el año 2000. Los impuestos son administrados por la “Direction Générale des Impots du Ministère des Finances de Mauritanie”.

En años recientes, el sistema ha experimentado modificaciones diversas, entre las que destaca la fijación del 25% sobre el beneficio del Impuesto sobre el Beneficio Industrial y Comercial (BIC), similar al impuesto de sociedades. Hay que tener en cuenta que los contribuyentes tributan en función de la naturaleza de sus ingresos, no de su estatuto jurídico.

Este sin embargo, no es el único impuesto sobre las rentas. Mauritania tiene también otros como son: el Impuesto sobre los beneficios no comerciales (BNC); el Impuesto mínimo fijo para personas físicas (IMF); Impuestos sobre el sueldo (ITF), que se retienen por el empleador; Impuesto general sobre las rentas (para extranjeros expatriados); Impuestos sobre el capital mobiliario (IRCM), en base a los productos distribuidos por las sociedades; Impuesto sobre la propiedad (IRF), sobre las ganancias obtenidas por la propiedad de tierras construidas o no; y el Régimen Simplificado de Imposición (RSI), que es equivalente al impuesto de no residentes.

En cuanto a impuestos indirectos existe una tasa sobre el Valor Añadido (T.V.A), de entre un 16-18%, siendo de 18% para productos derivados del petróleo y telefonía, 16% normal y 0% para exportaciones; Tasa sobre las operaciones financieras; Tasas al consumo; Tasa sobre la proyección cinematográfica; Tasa sobre la circulación de la Carne; Tasa sobre productos petrolíferos; Tasa sobre el tabaco; y Tasa de consumo sobre diversos productos como leche, azúcar o agua mineral. Esto además de la Tasa de aprendizaje, que es un impuesto correspondiente al 0,6% de la masa salarial, Tasa sobre vehículos a motor y pantentes (este último es un impuesto no estatal sino municipal). 

 

 

IMPUESTOS

TASA DE REFERENCIA

HECHO IMPONIBLE

1

BIC (Impuesto sobre los Beneficios Industriales y Comerciales)

25%

Beneficio antes de impuestos (resultado fiscal)

2

IMF (Impuesto Mínimo fijo)

2,5%

Cifras de negocio

3

ITS (Impuesto sobre sueldos y salarios)

RI mayor que 0 y menor que 90.000: 15%

RI mayor que 90.000 y menor o igual a 210.000: 25%

RI menor o igual a 90.000: 15%RI mayor que 210.000: 40%

Remuneración global de las ventajas en especie deducciones obligatorias para la jubilación.

4

IRCM (Impuesto sobre las rentas del capital mobiliario)

10%

-Ganancias por créditos o depósitos.

-Productos distribuidos por las sociedades.

5

T.V. (Tasa sobre vehículos a motor)

Tarifa en función del uso del vehículo y de la potencia fiscal

Todo vehículo a motor matriculado en Mauritania.

6

T.A. (Tasa de aprendizaje)

0,6%

Montante total anual de los salarios, sueldos y retribuciones en especie.

7

TOF (Tasa sobre las operaciones financieras)

14%

Precio de la prestación con impuestos.

8

D.E. (Tasas de Registro)

0,25%

Actas de formación, cesión o prórroga de sociedades.

9

IRF (Impuesto sobre la propiedad)

10%

Una vez pagados los alquileres se debe declarar el beneficio.

10

RSI (Régimen simplificado de imposición)

15%

Rentas percibidas por no residentes en Mauritania.

11

Derechos de aduana

Categoría 1: 0%

Categoría 2: 5%

Categoría 3: 13%

Categoría 4: 20%

Valor CIF salvo por ciertos productos petrolíferos.

12

T.V.A (Tasa sobre el valor añadido)

18% productos petrolíferos, telefonía

16%

Similar al IVA. Lo paga el consumidor final pero el empresario tiene un papel colector.

Fuente: Ministerio de Finanzas de Mauritania, actualizado a 2015. Informe de Deloitte de enero de 2019.

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

La presión fiscal en Mauritania, en virtud del régimen fiscal existente anterior a las reformas, era bastante elevada en comparación con otros países de la zona. Las reformas se inician a partir de los años 2002 y 2003, para situar al país en niveles fiscales parecidos a Marruecos y Túnez.

El sistema impositivo se compone de los impuestos detallados a continuación.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

El impuesto sobre la renta, IGR (Impot General sur les Revenues) es progresivo y fluctúa entre un 0 y un 40%, como puede comprobarse en la siguiente tabla. Se aplica al total de los ingresos de toda naturaleza percibidos por los miembros de una unidad familiar fiscal. Este impuesto se aplica tanto a residentes, como a no residentes que reciben beneficios procedentes de una actividad económica, industrial, comercial, agrícola, de rendimientos de capital y de arrendamientos de bienes inmuebles en Mauritania. No existe una definición específica de residencia. Los contribuyentes deben presentar su declaración antes del 1 de marzo, salvo aquellos que son sometidos al BIC o BNC, en cuyo caso, el plazo es del 1 de abril

Los salarios, pensiones y rentas vitalicias que pagan ITS están exonerados de IGR.  La parte del salario pagado en especie está exento, siempre y cuando no supere el 20% del salario total.   

El impuesto mínino (IMF.-“Impot Minimum Forfaitaire”)  se aplica de la misma manera que el Impuesto sobre los beneficios industriales y comerciales (BIC)

                        

Impuesto sobre la renta de las personas físicas

Tipo progresivo

0 – 90.000 MRO

15%

90.001 - 210.000 MRO

25%

Más de 210.000 MRO

40%

 
 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

El impuesto de sociedades en Mauritania recibe el nombre de Impuesto sobre los beneficios industriales y comerciales (BIC) y grava el ejercicio de actividades industriales, comerciales, artesanales y agrícolas.

Sin embargo, los beneficios obtenidos de ciertas operaciones sin carácter comercial se someten también al BIC, como el alquiler de locales amueblados o equipados, concesiones mineras, etc.                                                                                                          

El impuesto se aplica a los beneficios generados por una actividad en Mauritania, aún incluso si la persona o empresa está domiciliada o tiene su sede social en el extranjero. El tipo impositivo es del 25% sobre los beneficios declarados

Entre los gastos deducibles (alquileres profesionales o de residencia, o ciertas remuneraciones que cumplan ciertas condiciones), la empresas que ejercen sus actividades en Mauritania y cuya sede social se sitúe en el extranjero pueden incluir una parte alícuota representativa de los gastos de sede, siempre y cuando se justifiquen en su principio y en su importe.

Existe asimismo un impuesto mínimo (IMF.-“Impot Minimum Forfaitaire”)   que deben pagar las persona físicas o morales sometidas al régimen real. Su importe es del 2,5% sobre la facturación del último ejercicio. Este impuesto, que no puede ser inferior a 240.000 MRO, es 100% deducible del impuesto sobre los BIC.

No hay un impuesto distinto para las empresas extranjeras. Sin embargo, se aplica un 4% para aquellas empresas no residentes subcontratistas de empresas petroleras.

Las empresas tienen la obligación de cumplir con el año fiscal establecido. Se puede hacer un pago anticipado el 31 de marzo y el 30 de junio. Por otro lado, se aplican sanciones por pago tardío de un 10% cuando el retraso es menos de 2 meses y 25% cuando es más de dos meses.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

Para la mayor parte de los productos, el IVA es del 16%. Sin embargo, la ley presupuestaria del año 2010 impuso un tipo del 18% para productos petrolíferos y servicios de telefonía. Están exentos de IVA algunos productos alimenticios esenciales, algunos inputs industriales, las medicinas, los libros y los periódicos.

Los productos y servicios con destino a la exportación están también exentos de IVA y se tiene derecho a solicitar la devolución del IVA pagado por los productos que formen parte del total de la exportación.

Para el pago del IVA, las empresas tienen que registrarse en los 10 días siguientes a su incorporación en Mauritania o después de la fecha de comienzo de la actividad económica. La declaración del IVA se tiene que hacer una vez al mes. Por otro lado, se aplican sanciones por pago tardío de un 10% cuando el retraso es menos de 2 meses y 25% cuando es más de dos meses. 

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

El Impuesto sobre los beneficios no comerciales (BNC) se aplica a los beneficios generados por los profesionales liberales o autónomos. Grava el beneficio resultante tras deducir los gastos necesarios para el ejercicio de la profesión. Cada contribuyente debe presentar la declaración de sus resultados antes del 31 de marzo del año siguiente.

Según la OMC, es un indicativo de una imposición tributaria elevada, a pesar de haberse reducido en 2015 desde el 35% al 30%. “Además, las personas físicas o jurídicas sujetas a un régimen de beneficios reales deben tributar por un impuesto mínimo global del 2,5% de volumen de negocio del último ejercicio económico cerrado, con una cuantía mínima de 750.000 ouguiyas (2.100 dólares)”. Este impuesto mínimo global es íntegramente deducible del impuesto sobre los BIC. La cantidad excedente se acredita en el haber del contribuyente, descontándose de los pagos posteriores. Dicho de otra forma, incluso cuando el contribuyente tiene pérdidas, debe primero pagar el impuesto mínimo global. No obstante, este impuesto también se paga a una tasa del 2,5% sobre el valor del C.I.F en aduana de las importaciones (impuestos incluidos)”.

Otro impuesto es el denominado Impuesto sobre los Salarios (ITS). Se aplica a los ingresos obtenidos en el ejercicio de una actividad asalariada pública o privada, así como a las pensiones y rentas vitalicias. Este impuesto se retiene en la fuente por el empleador o pagados. La base imponible está constituida por los salarios y pagos en especie. Todos los empleadores deben presentar la declaración antes del 15 de cada mes por el mes precedente. El tipo es variable según el nivel salarial, entre un 0,15% y un 30%.

Existe un impuesto municipal sobre la renta de los bienes inmuebles del 10%, que se tiene que pagar anualmente antes del 1 de marzo en propiedades ya construidas. Por otro lado, se aplica un 20% para edificios y un 14% para equipamiento necesario para las instalaciones.  

En determinados sectores, como el sector minero, la tributación es diferente. La tributación aplicable se determina caso por caso con arreglo a los convenios mineros concretos de cada proyecto y en virtud del Código de Minería de 2008 con sus revisiones. Hay determinados impuestos y gravámenes principales entre los que destacan: derecho remuneratorio y canon anual por superficie, impuestos sobre los beneficios industriales y comerciales (BIC) e impuesto mínimo uniforme y el Impuesto sobre los ingresos procedentes del trabajo (ITS).

A partir del descubrimiento del yacimiento de gas “Grand Torture-Ahmeyim” (GTA), en el año 2019 se ha creado un acuerdo de cooperación entre Senegal y Mauritania, donde se regula régimen fiscal y aduanero aplicable para los subcontratistas: “Acte additionnel à l’accord de coopération inter-états portant sur le développement et l’exploitation des réservoirs du champ Grand-Tortue/ Ahmeyin et relatif au régime fiscal et douanier applicable aux sous-traitants”.

Se practican varias retenciones en origen que se aplica tanto a personas físicas, a empresas, como a inversores, siempre como se ha mencionado en apartados anteriores, se aplica de forma indiscriminada sin tener en cuenta la residencia del sujeto. Los tipos impositivo son los siguientes:

Retenciones en origen

Residente

No residente

Dividendos

10%

10%

Intereses

10%

10%

Royalties

0%

3%

Comisiones de dirección

-

0%

Comisiones de servicios técnicos

25%

15%

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

La inversión extranjera no tiene un tratamiento especial en Mauritania. Únicamente, como mencionábamos en el apartado del impuesto de sociedades, entre los gastos deducibles (alquileres profesionales o de residencia, o ciertas remuneraciones que cumplan ciertas condiciones), la empresas que ejercen sus actividades en Mauritania y cuya sede social se sitúe en el extranjero pueden incluir una parte alícuota representativa de los gastos de sede, siempre y cuando se justifiquen en su principio y en su importe.

Se aplican una serie de incentivos:

  • Los beneficios obtenidos de los rendimientos de capital están exentos, siempre y cuando la transferencia se haga a un nacional.
  • Las empresas exportadoras están exentas de impuestos en todas las exportaciones realizadas, así como sobre las materias primas importadas utilizadas para los bienes finales.

Volver a índice de Régimen fiscal