Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

El organismo encargado en Países Bajos de la recaudación de impuestos a nivel nacional se denomina Belastingdienst, www.belastingdienst.nl. Está integrado en el organigrama del Ministerio de Finanzas y es responsable de recaudar tanto los impuestos como las contribuciones a la Seguridad Social. Los ingresos fiscales financian en gran medida los gastos del gobierno.

Los dos principios fundamentales en los que se basa la imposición en Países Bajos son el de capacidad de pago (los más favorecidos soportan cargas fiscales más altas) y el del beneficio directo (las personas que más se benefician de los servicios públicos deben pagar más). La mayor parte de las rentas públicas proceden del Impuesto sobre el Valor Añadido, el Impuesto sobre la Renta y el Impuesto sobre Sociedades.

Además de la Administración central, las autoridades provinciales, municipales y de gestión de Aguas (Waterschappen, unidades administrativas muy antiguas creadas para la gestión de las aguas) también imponen una serie de tributos, cuya contribución a los ingresos públicos por impuestos es relativamente marginal. 

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

El Ministerio de Finanzas (Ministerie van Financiën) propone la legislación fiscal nacional que, una vez aprobada por el parlamento, aplica y controla la Administración Tributaria, Belastingdienst.

Las principales categorías de impuestos directos recaudados por la Administración central son:

  • Impuesto de sociedades (vpb)
  • Impuesto sobre la renta de las personas físicas (inkomstenbelasting)
  • Impuesto sobre el consumo: IVA (omzetbelasting o BTW)
  • Impuestos especiales o accisas (alcohol, tabaco, gasolina)
  • Impuesto de matriculación, de vehículos de motor
  • Impuesto sobre sucesiones y donaciones
  • Impuesto de transferencias
  • Impuestos provinciales y municipales (agua, basura, posesión de bienes inmuebles, posesión de animales, etc.

  

 

Impuesto de sociedades 

Tanto las sociedades públicas y privadas en Países Bajos, como cierto tipo de asociaciones y fundaciones están sujetas al impuesto de sociedades, que grava beneficios anuales menos pérdidas deducibles. Los tipos aplicables se han reducido paulatinamente en los últimos años. En 2020, a una base imponible inferior a 200.000 €, se aplica una tasa de impuesto de sociedades del 16,5%. Las cantidades superiores a 200.000 € tributan en un 25%. 

  

Impuesto sobre el consumo: IVA (omzetbelasting o BTW) 

El impuesto grava las compras de bienes o servicios. Los tipos aplicables son:

  • Tipo general: 21%
  • Tipo reducido: 9% (se aplica a ciertos servicios como transporte, deporte, reparaciones, peluquería, y a productos de primera necesidad, tales como alimentos, bebidas, agricultura, medicamentos, libros)

  

Impuesto sobre la renta de las personas físicas - 2020 

Renta anual (bruto)

Retención

0 – 34.712 €

37,35%

34.712 – 68.507 €

37,35%

68.508 € +

49,50%

      

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

Impuesto sobre la renta de las personas físicas - 2020 

Renta anual (bruto)

Retención

0 – 34.712 €

37,35%

34.712 – 68.507 €

37,35%

68.508 € +

49,50%

       

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

Tanto las sociedades públicas y privadas en Países Bajos, como cierto tipo de asociaciones y fundaciones están sujetas al impuesto de sociedades, que grava beneficios anuales menos pérdidas deducibles. Los tipos aplicables se han reducido paulatinamente en los últimos años. En 2020, a una base imponible inferior a 200.000 €, se aplica una tasa de impuesto de sociedades del 16,5%. Las cantidades superiores a 200.000 € tributan en un 25%.  

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la el patrimonio

Impuesto sobre el patrimonio

Países Bajos aplica un impuesto sobre el patrimonio neto, que debe declararse en "box 3" del impuesto sobre la renta. Los ingresos provenientes del patrimonio se gravan a un 30%.

El impuesto sobre bienes inmuebles, llamado OZB, no está incluido en el impuesto sobre el patrimonio del "box 3" del IRPF, sino que lo recaudan directamente los municipios a principios de año.

Las tarifas varían según el municipio y puede diferir del valor comercial del mismo ya que suele ser más bajo.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

El impuesto sobre el valor añadido se conoce como omzetbelasting o BTW en Países Bajos. Se trata de un impuesto general sobre el consumo que está incluido en el precio que los consumidores pagan por los bienes y servicios. Los tipos aplicables son:


• Tipo general: 21%
• Tipo reducido: 9% (se aplica a ciertos servicios como transporte, deporte, reparaciones, peluquería, y a productos de primera necesidad, tales como alimentos, bebidas, agricultura, medicamentos, libros)


Un buen número de transacciones está exento de BTW, entre las que se incluyen ciertos servicios médicos, algunos tipos de educación, seguros y servicios bancarios. Existe una gama de acuerdos dentro del régimen general del BTW para las PYMES, los agricultores y para el comercio de bienes usados.


La declaración del BTW se realiza electrónicamente, mensual, trimestral o anualmente, dependiendo de la cantidad media de impuesto que suela pagar la empresa.


Otros impuestos al consumo: A los productos que contienen alcohol (cerveza, vino, destilados,etc.) se aplica un impuesto llamado accisa, y a bebidas sin alcohol (como agua, zumos, etc.) se aplica un impuesto al consumo. Los hidrocarburos están sometidos a accisas acordes a la normativa europea.

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Otros impuestos y tasas

Existen otras figuras impositivas tales como el impuesto sobre sucesiones, donaciones y transferencias; las facilidades en el caso de herencias de negocios; el impuesto sobre los juegos de azar; impuestos especiales sobre el alcohol, el tabaco y la gasolina, impuestos sobre transacciones legales; el impuesto de matriculación de vehículos; de vehículos de motor; de vehículos pesados de transporte de mercancías; impuestos medioambientales; impuesto sobre perros, etc.

Además del IVA existen diversos tipos de impuestos indirectos entre los que destacan los siguientes:

- Transmisión de bienes inmuebles (overdrachtsbelasting). Grava la adquisición de bienes inmuebles, así como la de derechos sobre los mismos. La ley contempla algunas exenciones de este impuesto, en particular respecto a fusiones y otras reorganizaciones o transferencias entre sociedades relacionadas.

- Impuestos especiales o accisas (accijnzen). Gravan el consumo de gasolina, tabaco, cerveza y bebidas alcohólicas, bebidas refrescantes, aceites minerales y azúcar. Como en España, están incluidos en el PVP del producto.

- Impuesto de seguros. Grava las primas pagadas en virtud de contratos de seguros que cubre riesgos localizados en Países Bajos.

Países Bajos fue uno de los primeros países europeos en desarrollar un sistema impositivo ecológico. Una de las características más destacadas ha sido la introducción de incentivos fiscales positivos.

Impuesto sobre la Energía (energiebelasting). A partir del 1-1-2020, se ha aumentado el impuesto al gas y se ha reducido el impuesto a la electricidad. Como resultado, los hogares pagarán de media menos impuestos sobre la energía. El propósito de estos impuestos es estimular un uso responsable de la energía entre los consumidores a pequeña escala: hogares, pequeños establecimientos comerciales (tiendas y restaurantes), oficinas de negocios, colegios, etc. El mecanismo de este impuesto es sencillo, funcionando como un impuesto indirecto más: las compañías distribuidoras de energía pagan el impuesto por la energía que venden a los usuarios, a quienes se lo repercuten en la correspondiente factura de consumo. Es decir, el cliente final es el obligado tributario, y las compañías eléctricas actúan de intermediarios en la recaudación. Este impuesto grava únicamente el consumo de los usuarios "pequeños" y no el de las grandes empresas industriales.

Impuesto sobre aguas subterráneas. Lo pagan las empresas extractoras del agua (granjas, depuradoras, industrias que transforman el agua en su proceso de producción, etc.).

Impuesto sobre el agua del grifo. Grava a personas físicas o jurídicas que obtengan agua del sistema de aprovisionamiento.

Impuesto sobre basuras. Se paga al municipio (Gemeentelijke belastingdienst) y asciende a unos €300/año para un hogar de 3 personas.

Impuesto de Vehículos a Motor (BPM). Grava la adquisición de automóviles y motocicletas. Pretende vincular la cuantía del impuesto al consumo de combustible por parte del vehículo, de forma que el adquirente de vehículos más dañinos con el entorno (dependiendo del tipo de combustible que emplean) pague más impuestos, incentivando de este modo la compra de vehículos de bajo consumo. Existe una herramienta para calcular el impuesto aplicable a los distintos tipos de vehículo de motor (en neerlandés). Esa herramienta también le permite ver qué tipos de automóviles de bajo consumo están exentos del pago de impuestos sobre vehículos. Para camiones hay una tarifa especial.  

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

Países Bajos ha tratado de atraer históricamente a la inversión extranjera, para lo cual se está intentando mantener un entorno económico y fiscal favorable. Numerosos holdings han elegido Países Bajos como centro fiscal por ventajas como las siguientes:

-El tipo básico del Impuesto de Sociedades ha retrocedido muy significativamente en la última década: del 34,5% de 2004 hasta un 16,5% para las bases imponible inferior a 200.000 €, y un 25% para las cantidades superiores a 200.000.

-Se contempla un tratamiento fiscal favorable para la repatriación de dividendos obtenidos de filiales en Países Bajos.

- Rige un sistema muy ágil, dinámico y eficaz de acuerdos fiscales por adelantado entre la Administración y el obligado tributario.

- Países Bajos cuenta con una extensa red de Convenios para evitar la doble imposición con cerca de un centenar de países (España incluida).

- Los trabajadores expatriados en Países Bajos podrán recibir, bajo ciertas condiciones, el 30% del salario libre de impuestos.

- Son deducibles las pérdidas financieras de la filial extranjera (EEE) de una compañía domiciliada en Países Bajos, mientras que las ganancias financieras y las de capital permanecen en principio exentas.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex