Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

Los dos principios fundamentales en los que se basa la imposición en Países Bajos son el de capacidad de pago (los más favorecidos soportan cargas fiscales más altas) y el del beneficio directo (las personas que más se benefician de los servicios públicos deben pagar más). La mayor parte de las rentas públicas proceden del Impuesto sobre el Valor Añadido, el Impuesto sobre la Renta y el Impuesto sobre Sociedades. Además del gobierno central, las autoridades provinciales, municipales y de aguas también imponen una serie de tributos, cuya contribución a los ingresos públicos por impuestos es marginal.

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

El sistema impositivo neerlandés está compuesto por los siguientes elementos:

  1. Impuesto sobre sociedades
  2. Impuesto sobre los ingresos de las personas físicas
  3. Impuesto sobre consumo: IVA (omzetbelasting o BTW), Impuestos especiales (alcohol, tabaco, gasolina) e Impuesto de matriculación
  4. Impuesto sobre sucesiones, donaciones y transferencias
  5. Impuestos provinciales y municipales (agua, basura, posesión de bienes inmuebles, posesión de animales, etc.)
  6. Impuestos medioambientales
  7. Otros

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la el patrimonio

Impuesto sobre el patrimonio

Países Bajos aplica un impuesto sobre el patrimonio neto, que debe declararse en "box 3" del impuesto sobre la renta. Al patrimonio (valor de los activos menos valor de las deudas), por valor superior a 21.139 euros, al que se le aplica un 1,2% en 2015.

Impuesto sobre bienes inmuebles: Este impuesto, llamado OZB, no está incluido en el impuesto sobre el patrimonio del "box 3" del IRPF, sino que lo recaudan directamente los municipios a principios de año. Las tarifas varían según el municipio. En La Haya, a modo de ejemplo, el impuesto es de 0,0632% del valor del inmueble. Este valor es calculado por el propio municipio y puede diferir del valor comercial del mismo (suele ser más bajo).

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Otros impuestos y tasas

Otras figuras impositivas son el Impuesto sobre sucesiones, donaciones y transferencias; las facilidades en el caso de herencias de negocios; el Impuesto sobre los juegos de azar; los Impuestos especiales sobre el alcohol, el tabaco y la gasolina, los Impuestos sobre transacciones legales; el Impuesto de matriculación de vehículos; el de vehículos de motor; el de vehículos pesados de transporte de mercancías; Impuestos medioambientales; Impuesto sobre perros, etc.

Además del IVA existen diversos tipos de impuestos indirectos entre los que destacan los siguientes:

- Transmisión de bienes inmuebles ("overdrachtsbelasting"). Grava la adquisición de bienes inmuebles así como la de derechos sobre los mismos. La ley dispone algunas exenciones de este impuesto, en particular respecto a fusiones y otras reorganizaciones o transferencias entre sociedades relacionadas.

- Impuestos especiales o accisas ("accijnzen"). Gravan el consumo de gasolina, tabaco, cerveza y bebidas alcohólicas, bebidas refrescantes, aceites minerales y azúcar. Como en España, están incluidos en el precio del producto.

- Impuesto de seguros. Grava las primas pagadas en virtud de contratos de seguros que cubre riesgos localizados en Países Bajos.

Países Bajos fue uno de los primeros países europeos en desarrollar un sistema impositivo ecológico. Una de las características más destacadas ha sido la introducción de incentivos fiscales positivos, además de subsidios para hacer 

El Impuesto sobre la Energía (Energiebelasting) entró en vigor en 1996 siendo el primer impuesto con fines netamente ecológicos y no sólo recaudatorios. Su propósito es estimular un uso responsable de la energía entre los consumidores a pequeña escala: hogares, pequeños establecimientos comerciales (tiendas y restaurantes), oficinas de negocios, colegios, etc. El mecanismo de este impuesto es sencillo, funcionando como un impuesto indirecto más: las compañías distribuidoras de energía pagan el impuesto por la energía que venden a los usuarios, a quienes se lo repercuten al emitirles la correspondiente factura de consumo. Por tanto, el cliente final es el obligado tributario, pero las compañías eléctricas actúan de intermediarios en la recaudación. Este impuesto grava el consumo de los usuarios "pequeños" y no el de las grandes empresas industriales. 

Impuesto sobre aguas subterráneas. Lo pagan las empresas extractoras del agua (granjas, depuradoras, industrias que transforman el agua en su proceso de producción, etc.).

Impuesto sobre el agua del grifo. Grava a personas físicas o jurídicas que obtengan agua del sistema de aprovisionamiento, con independencia de que esta agua esté cualificada para el consumo humano. La única exención que, en este caso, contempla la ley, es la del consumo de agua en situaciones de emergencia, como los mecanismos aspersores asociados a alarmas antiincendios. El resultado de todo esto es una factura del agua en Países Bajos relativamente cara; un hogar de tamaño medio, compuesto por cuatro miembros, paga en torno a 350 euros anuales de agua.

Impuesto sobre residuos y basuras. Grava la basura y residuos depositados en vertederos, calculándose su cuantía sobre la base del peso de la basura. También se gravan los desechos de una incineración que son vertidos en el propio recinto de una compañía incineradora, pero no están gravados, sin embargo, las basuras vertidas en su propio establecimiento por otro tipo de compañías.

Impuesto de Vehículos a Motor (BPM). Grava la adquisición de automóviles y motocicletas. Pretende vincular la cuantía del impuesto al consumo de combustible por parte del vehículo, de forma que el adquirente de vehículos más dañinos con el entorno (dependiendo del tipo de combustible que emplean) pague más impuestos, incentivando de este modo la compra de vehículos de bajo consumo. Sin embargo el gobierno neerlandés ha acordado suprimir paulatinamente este impuesto hasta sustituirlo por una tasa de circulación que grave más a aquellos que más contaminen; es decir, los vehículos pagarán tasas por cada kilómetro que circulen. Se está actualmente estudiando esta alternativa en el parlamento.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex