Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

El sistema impositivo polaco se basa en tres pilares: la Constitución de la República de Polonia, las reglamentaciones fiscales nacionales y la normativa fiscal de la Unión Europea (art. 93 del Tratado por el que se establece la Comunidad Europea). Entre las reglamentaciones nacionales, el sistema fiscal se configura a través del código fiscal y las leyes reguladoras de cada impuesto.

Las autoridades fiscales en el país son, por orden de importancia, el Ministro de Finanzas, las administraciones tributarias y aduaneras y las agencias tributarias y las oficinas de aduanas. Además, las "Oficinas Para Grandes Pagadores" se ocupan tanto de recaudar impuestos como de realizar inspecciones y de proporcionar ayuda y orientación fiscal a este tipo de entidades

A pesar de que la legislación tributaria en Polonia es bastante clara, su aplicación puede resultar difícil en algunos casos y pueden surgir diversas interpretaciones. Además, algunas áreas de la legislación tributaria se refieren a conceptos que todavía no tienen definición legal o su sentido es diferente del que tienen en otras normas legales.

Existe un convenio, firmado el 15 de noviembre de 1979 y ratificado el 20 de junio de 1980, para evitar la doble imposición entre España y Polonia y prevenir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta y el capital. Los residentes españoles que tengan una fuente de ingresos en Polonia y que paguen impuestos en España, deben pagar un 5 ó 15% sobre dividendos (en lugar del 19%), un 0 ó 10% sobre royalties (en lugar del 20%) y no pagan impuestos por intereses (cuando la tasa es del 20%) en Polonia.

Las empresas deben registrarse en la oficina fiscal de la localidad que les corresponda y se les asigna un número de identificación fiscal NIP. Para calcular la cantidad por la que tienen que tributar, los contribuyentes están obligados por ley a llevar la contabilidad y calcular el impuesto. La obligación tributaria prescribe a los 5 años, a partir del año siguiente a aquel en el que venció el plazo para el pago del impuesto.

Se encuentra en servicio la Agencia de Información Tributaria Nacional del Ministerio de Finanzas (Krajowa Informacja Podatkowa) para la consulta de información tributaria telefónica de los contribuyentes.

Se puede encontrar más información en la página web del Ministerio de Finanzas donde está integrada la Administración Tributaria a la que se puede acceder a través del siguiente enlace:

 http://www.mf.gov.pl/ministerstwo-finansow

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

El sistema fiscal polaco consta de los siguientes impuestos, que se clasifican según sean directos o indirectos:    

• Directos:
o Impuesto de Sociedades (CIT),
o Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (PIT),
o Impuesto de sucesiones y donaciones,
o Impuesto sobre transacciones civiles
o Impuesto sobre bienes inmuebles,
o Impuesto sobre explotación agrícola,
o Impuesto sobre explotación forestal,
o Impuesto sobre los medios de transporte,
o Impuesto sobre perros


• Indirectos:
o Impuesto sobre el Valor Añadido (VAT),
o Impuestos especiales.
o Impuesto sobre apuestas y lotería,

Las autoridades locales pueden determinar el tipo impositivo de los impuestos sobre los que tienen competencia siempre y cuando no superen los máximos regulados por ley. Entre los impuestos locales se incluyen el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, sobre explotación agrícola, sobre explotación forestal, sobre los medios de transporte, sobre transacciones civiles y de sucesiones y donaciones. Entre ellos el más importante es el de bienes inmuebles, que se aplica a las personas físicas y jurídicas y además, depende del tipo de propiedad y de su localización. 

Más información en el Ministerio de Finanzas: http://www.mf.gov.pl/en/web/wp/abc-of-taxes/tax-system-of-poland

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

Los residentes permanentes, incluidos los extranjeros, tributan en Polonia por su renta global, mientras que los no residentes tributan únicamente por la renta obtenida en Polonia. Según el tratado de doble imposición hispano-polaco, un individuo tendrá residencia permanente “allí donde tenga su hogar permanente”. Si tuviera dos, sería considerado residente del país “con el que fueren más estrechas sus relaciones personales y económicas”. Las remuneraciones obtenidas por trabajo realizado en Polonia son consideradas como rentas, independientemente de donde se cobren.

 El año fiscal coincide con el año natural, realizándose las declaraciones anualmente y siendo el 30 de abril la fecha límite para su presentación. El impuesto es progresivo, distinguiéndose tres tramos con sus correspondientes tipos impositivos.

Se aplica según el siguiente esquema: 

Ingresos Tasa
Hasta 85.528 PLN 18% después de descontar 556,02 PLN
Superior a 85.528 PLN 14.839,02 PLN + 32% de lo que supere los 85.528 PLN

Aquellas personas físicas que lleven a cabo actividades empresariales, se les aplicará impuesto correspondiente con la escala progresiva de impuestos. No obstante, también tienen la opción de elegir una tasa fija del 19% que grave sus rentas. Además, ciertos ingresos relacionados con ganancias del capital e ingresos obtenidos de no residentes, también pueden ser sujetos a una tasa fija (19% y 20%).

Existen ciertas exenciones fiscales previstas por la Legislación Tributaria Polaca. Los individuos sujetos al pago de este impuesto podrían beneficiarse de las siguientes deducciones o exenciones: Deducción por cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social en Polonia o en el extranjero; Donaciones con fines benéficos; Gastos relacionados con el uso de Internet; Contribuciones obligatorias al Seguro de Salud en Polonia o en el extranjero; Plan de pensiones privado; Gasto por número de hijos

Puede encontrarse más información en la página web del Ministerio de Finanzas:

http://www.mf.gov.pl/en/web/wp/pit1/basic-information

Los españoles residentes no permanentes en Polonia pueden tributar en España por su renta obtenida en Polonia en los siguientes casos:

     - Si pasan en el territorio de Polonia no más de 183 días durante el año fiscal.

     - Si el sueldo está pagado por empleador que no tiene su domicilio en Polonia o residencia fija (por ejemplo el empleador tiene contrato con una sociedad extranjera, por ejemplo española).

     - Si los gastos salariales no están cargados a la filial o sucursal que la empresa española tiene en Polonia.

Estas regulaciones se aplican únicamente al trabajo asalariado. Hay otras regulaciones sobre remuneraciones obtenidas por desempeñar las funciones como miembro de la Junta de Administración o miembro del Consejo en la sociedad polaca (o sociedad constituida según la ley polaca con capital extranjero parcial o total). Por dichas remuneraciones obtenidas en Polonia, un español residente en España, tributa en Polonia.

 Estos casos están regulados por el Convenio para evitar la doble imposición entre España y Polonia.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

Las empresas y entidades legales (excepto las sociedades civil, comanditaria, comanditaria por acciones y la colectiva) están sometidas al Impuesto de Sociedades (CIT). Las sociedades contribuyentes que tengan su domicilio fiscal o su junta directiva en Polonia deberán tributar en este país por su renta global, en caso contrario sólo tributarán por los ingresos obtenidos en Polonia. Por los ingresos generados por una sociedad sin personalidad jurídica (por ejemplo, comunidad de bienes) tributa cada socio en proporción a la cuota que el socio tenga de dicha sociedad.

La base de la tributación son las ganancias descontados los costes generados para la producción del bien o servicio. Sin embargo, algunos gastos no son deducibles (por ejemplo, algunos costes de publicidad y representación). Activos y bienes intangibles pueden ser amortizados y en caso de que su valor sea menor a 3.500 PLN, podrán deducirse totalmente en el momento de su puesta en funcionamiento. Existen algunos activos que no podrán amortizarse (por ejemplo, solares y obras de arte).

La tasa del impuesto de sociedades es del 19%. Además, se aplica también una tasa del 19% a los ingresos por dividendos y otras ganancias derivadas de la participación en entidades legales que tengan su sede en Polonia. Ello, salvo que se apliquen tratados de doble imposición. Según el acuerdo con España, el tipo normal es del 15%, y el reducido es del 5% (siempre que sea titular de al menos el 25% del capital social). 

El año fiscal es de 12 meses y coincide con el año natural. Sin embargo, puede solicitarse un año fiscal diferente siempre que conste de 12 meses consecutivos.

Desde el 1 de julio de 2013, en determinadas condiciones, está vigente la exención de retención sobre los intereses y cánones transferidos desde Polonia a empresas de la UE, aunque sujeto a distintas condiciones.

Para información actualizada, el Ministerio de Finanzas ofrece una página detallada: http://www.mf.gov.pl/en/web/wp/cit1/basic-information

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

5.3.3  Imposición sobre el consumo

El impuesto sobre el valor añadido está regulado por la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) del 11 de marzo de 2004, basado en la legislación de la UE, en concreto en la Directiva 2006/112/EC que recae sobre el consumo y grava el suministro de mercancías y servicios.

El Ministerio de Finanzas, ofrece una detallada explicación del funcionamiento actual del impuesto en su página web:http://www.mf.gov.pl/en/web/wp/vat1/basic-information

Como regla general, todas las empresas y otras entidades legales deben registrar y cargar IVA. No obstante, si una entidad prevé un volumen de negocio anual inferior a 150.000 zlotys, es decir unos 35.600 euros, tiene la posibilidad de no registrarse a los efectos del IVA. En este caso, la entidad no está obligada a gravar su volumen de ventas, pero no podrá deducirse el impuesto soportado de las compras. Mencionar que las adquisiciones y las entregas intracomunitarias están autorizadas solamente para las entidades registradas como contribuyentes europeos del IVA.

Todas las transacciones deben ser documentadas con una factura y la obligación tributaria surge, en general, en el momento de su emisión, pero no más tarde del séptimo día desde que se produjo el suministro de los bienes y servicios. Las declaraciones se realizan mensualmente (trimestralmente en el caso de pequeñas empresas), debiéndose presentar y pagar antes del día 25 del mes siguiente a aquél al que la declaración se refiere.

Existen cuatro tipos de gravámenes:

  • 23%, gravamen general con el que están gravados la mayoría de los bienes y servicios,
  • 8%, tipo reducido con el que se gravan algunos productos de alimentación, productos sanitarios y servicios hospitalarios.
  • 5%, tipo súper reducido, que se aplica a determinados alimentos, como el pan, productos diarios o la carne (otros productos están listados y publicados).
  • 0%, gravamen especial aplicable a las transacciones intracomunitarias, siempre y cuando el receptor posea el número de IVA de la UE. También aplica este tipo a las exportaciones de productos y al transporte internacional.
  • Además, están exentos algunos productos utilizados y servicios financieros.  

La Ley regula una serie de servicios exentos de IVA como servicios financieros, de seguro y reaseguro, servicios médicos, de educación y bienestar, seguridad social y servicios culturales y deportivos.

Devolución del IVA

Desde el 1 de enero de 2010, en el caso de las empresas europeas, pueden reclamar la devolución del IVA aquellas empresas extranjeras que presenten facturas por el pago de bienes, servicios o aranceles en Polonia. Una vez justificada, la devolución será igual a la diferencia con el IVA del territorio de origen de dicha empresa.

El procedimiento necesario para la devolución del IVA se establece en el Reglamento del Ministerio de Finanzas del 29 de junio del 2010. Algunas de las condiciones necesarias para solicitar la devolución son:

  • que el solicitante no tenga su sede social o su lugar de residencia en Polonia,
  • que el solicitante esté registrado como pagador de IVA en el país donde se encuentre su sede social o su lugar de residencia, que el solicitante no esté registrado como pagador de IVA en Polonia
  • que el solicitante no esté registrado como pagador de IVA en Polonia
  • que el solicitante no realice en territorio polaco actividades sujetas al IVA polaco, con las excepciones indicadas anteriormente y las previstas en la Ley.

La devolución del IVA, como norma general, no debe superar los 400 euros (aproximadamente), si la solicitud es respecto a un periodo inferior al año pero superior al trimestre y debe realizarse en polaco.

Desde el 1 de julio de 2015 el procedimiento de impuesto revertido se aplica también a equipo electrónico como ordenadores, teléfonos móviles y consola de videojuegos. El valor de estos bienes debe superar los 20.000 zlotys netos.

En cuanto a las novedades fiscales del IVA que entrarán en vigor en el 2018, cabe destacar algunas de ellas:

-          Pliego uniforme de control (JPK) para todos los sujetos pasivos en vigor a partir de enero de 2018: Todas las empresas (grandes en 2016; PYMES en 2017; y microempresarios en 2018) estarán obligadas a transmitir datos a las autoridades tributarias en el marco de JPK que obtendrán los datos únicamente en versión electrónica. 

-          Mecanismo de pago fraccionado o “Split payment” (en vigor a partir de julio de 2018) que consiste en la posibilidad de realizar el pago del impuesto del IVA a una cuenta bancaria especial, cuenta IVA.

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Impuestos especiales

En Polonia los impuestos especiales se aplican a las siguientes mercancías: productos energéticos, como el gas o el carburante, electricidad, vehículos, bebidas alcohólicas y tabaco. Los bienes sobre los que se aplica un impuesto especial se dividen en dos grupos:

Los bienes con impuesto especial armonizado, son aquellos que siguen las directivas comunitarias: carburantes para motores y sus componentes, bebidas alcohólicas y tabaco.

Los bienes con impuesto especial no armonizado difieren según cada Estado miembro. En Polonia está en vigor el impuesto sobre los vehículos (sólo camiones y autobuses).

El impuesto especial lo paga generalmente el productor o importador. Por otra parte, el valor del impuesto puede calcularse como un porcentaje del valor del bien producido (o el valor de aduana) o en función del volumen (un valor fijo por unidad), pero además puede tratarse de una cantidad fija.

Impuesto sobre transacciones civiles

El contribuyente obligado a pagar estos impuestos, sin solicitud previa de la agencia fiscal, debe presentar declaración debida, calcular el impuesto y pagarlo directamente a la agencia fiscal o a su cuenta bancaria en el curso de 14 días desde la fecha de aparición de tal obligación fiscal.

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

Como norma general, las personas físicas y jurídicas extranjeras están sujetas a los mismos impuestos que los nacionales, salvo que existan acuerdos bilaterales para evitar la doble imposición.

Como ya se ha señalado anteriormente, existe un convenio entre España y Polonia para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta y el capital, que fue firmado el 15 de noviembre de 1979 y ratificado el 20 de enero de 1980.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex