Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

 

El no ser un Estado perteneciente a la Unión de Estados Americanos (EEUU) confiere a Puerto Rico un alto grado de autonomía fiscal y lo exime de fiscalidad federal. El sistema fiscal de Puerto Rico experimentó varios cambios en el periodo de 1960 a 1986 como necesidad ante la evolución de la estructura económica local. El resultado fue la realización de múltiples ajustes puntuales, que convirtieron el sistema fiscal en una estructura tributaria compleja. A pesar de sus elevadas tasas impositivas, el sistema no generaba ingresos suficientes y existía un alto nivel de evasión fiscal. También se aducía que el sistema tributario promovía la injusticia y desalentaba la inversión y la eficiencia económica. En 1987 se realizó una Reforma Contributiva que consistió más bien en una redefinición de los impuestos sobre la renta (personas físicas y personas jurídicas) y se introdujeron cambios en algunos arbitrios. La Reforma Contributiva de 1987 no se planteó como una reestructuración global del sistema tributario y no se cumplieron los objetivos perseguidos en la Reforma.

Una nueva Reforma Contributiva en 1994 tenía como miras ampliar la base contributiva, lograr mayor equidad fiscal, simplificar la estructura impositiva y fomentar un clima de confianza en el sistema impositivo. Como parte de los objetivos de la Reforma Contributiva de 1994 está la redistribución de la carga fiscal de una forma más equitativa para los contribuyentes de tramos medios de ingreso ya que son los que soportan mayor presión fiscal. La nueva estructura tributaria persigue incorporar a la base contributiva a aquellos que no aportan al sistema y luchar contra uno de los problemas identificados en el sistema: la evasión. Además, el sistema se caracterizaba por sus numerosas exenciones, deducciones y exoneraciones que reducían la base contributiva. La Reforma Contributiva, aprobada por la Ley 120 de 31 de octubre de 1994, deroga la Ley de Contribuciones de 1954 y contiene una reforma del impuesto de sociedades. La Ley 120/94 comenzó a aplicarse en junio de 1995 y entró plenamente en vigor durante 1996. El 15 de noviembre de 2006 entra en vigor el Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU), el cual fue incorporado al Código de Rentas Internas de Puerto Rico de 1994, según enmendado, mediante la Ley Núm. 117 de 4 de julio de 2006.

A comienzos del mes de febrero de 2011 entró en vigor la reforma contributiva (Nuevo Código de Rentas Internas de Puerto Rico - Ley Nº1 de 31 de enero de 2011) que permitió reducir la carga impositiva a individuos y empresas, y la modificación del IVU, con la aprobación de un nuevo Código de Rentas Internas.

En el presupuesto fiscal 2013-1014, el nuevo Gobierno de Puerto Rico se vio obligado a revisar las principales reducciones fiscales que aprobó el anterior Gobierno, pues la falta de crecimiento económico hizo inviable cuadrar el presupuesto público y la crisis de la deuda hacia imposibles acudir a los mercados. Así, entre otras medidas de orden fiscal destacan las siguientes: aplicación de los tipos impositivos a las corporaciones que estaban vigentes antes de la reforma de 2011, aplicación del IVU a negocios entre empresas para determinadas actividades, establecimiento de un impuesto del 1% sobre las primas de los seguros, contribución especial del 2% sobre el ingreso bruto ajustado a los individuos que trabajan por cuenta propia y los negocios no incorporados, cuando aquel sea superior a 200.000$, así como el establecimiento de una patente nacional que se impuso a las empresas sobre las ventas brutas en función de la facturación (cuando los ingresos superan el millón de dólares).

A finales de 2014 se decidió eliminar la patente nacional ante las fuertes críticas que provoco en el tejido empresarial, por su grave efecto sobre algunos negocios.

Por otro lado, el Gobierno propuso una reforma fiscal de gran calado que suponía incrementar la imposición indirecta, convirtiendo el actual IVU en IVA pero a una tasa del 16%, aunque a cambio se ofrecía a los individuos y empresas reducirles su carga contributiva. Finalmente, la fuerte oposición de las Cámaras Legislativas llevo año a la aprobación para el año fiscal 2015/2016, de un "IVU agrandado" (desde el 1 de julio de 2015), que se incrementa del 7% al 11,5%. También se aprobó la introducción de un IVU a los servicios (aunque con algunas excepciones) que entró en vigor en octubre de 2015. La transformación del IVU en IVA que se había previsto se completara en abril de 2016, fue finalmente rechazada.

En definitiva, el sistema contributivo de Puerto Rico sigue descansando en gran medida en la tributación directa (individuos y empresas locales pagan más del 60% de la recaudación total a través de la tributación de sus ingresos), con una recaudación baja de la imposición indirecta (IVU representa cerca del 10% de la recaudación total) y además, existe una gran dependencia a la tributación que aportan las empresas extranjeras a través de un impuesto del 4% sobre sus ingresos netos (supone el 20% de la recaudación total).

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

Puerto Rico goza de autonomía fiscal y esta excluido de tributación por impuestos federales (excepto los correspondientes al trabajo, seguro social y medicare), y cuenta con impuestos propios a nivel estatal y municipal. Los impuestos puertorriqueños sobre las empresas serían:

Impuesto de sociedades (estatal)

El tipo marginal que pagan las corporaciones en Puerto Rico es de un 20%, más un tipo adicional que fluctúa entre el 0 y el 19%; por lo que el tipo impositivo efectivo oscila, por regla general, entre el 22% y el 39% (salvo que la empresa haya experimentado pérdidas).

En la fallida reforma fiscal del año 2011 se introdujo un arbitrio del 4% que se impone a las empresas extranjeras con operaciones manufactureras en la isla y altos volúmenes de operación (básicamente empresas farmaceúticas). Este arbitrio del 4% comenzó a cobrarse en enero de 2011, y su aplicación finalizaría el año 2017. El arbitrio se paga el día 15 de cada mes. A causa del débil crecimiento económico, ha sido necesario extender en el tiempo la vigencia del arbitrio, por lo menos hasta el año 2017.

La Ley 154, promulgada el 25 de octubre de 2010 que establece este arbitrio, modificó el Código de Rentas Internas para ampliar las circunstancias en las que una empresa extranjera está sujeta al pago de impuestos en Puerto Rico.

Contribuciones municipales

Los municipios de Puerto Rico tienen la facultad de imponer contribuciones sobre las actividades comerciales que se llevan a cabo dentro de su término municipal. Podemos dividir las contribuciones municipales en patente municipal, contribuciones sobre la propiedad y arbitrios de construcción.

Contribución sobre la propiedad mueble e inmueble de 1991.- La Ley impone una contribución sobre toda propiedad inmueble o mueble que se posea. En el caso de la propiedad mueble la tasa aplicable es aproximadamente el 6% del valor en los libros de la propiedad, sujeto a unos valores mínimos, entre el 10 y 20% del costo, dependiendo del periodo de depreciación de los bienes. Por otra parte, la tasa aplicable a bienes inmuebles es el 8% del valor de tasación de la propiedad inmueble.

Arbitrios de construcción.- Los ayuntamientos pueden imponer tributos a las construcciones dentro de su término municipal.

En la actualidad, los municipios de Guaynabo, Caguas, Dorado y Bayamón cobran la cantidad de cinco por ciento (5%) por concepto de arbitrios de construcción, el Municipio de Carolina un seis por ciento (6%). El Código de Desarrollo Económico del Municipio de San Juan establece una tasa uniforme en el arbitrio de construcción a cobrar de acuerdo al costo de construcción de la obra a realizar.
Hay otros tributos no estatales que también hay que tener en consideración:

Patentes municipales.- Las ordenanzas municipales establecen un impuesto sobre el volumen de negocios, se calcula tomando en consideración las ventas brutas (ingresos brutos) del negocio sin deducciones de ninguna clase. La tasa estará comprendida entre el 0,2 y el 0,5%. Es una contribución impuesta sobre el volumen de negocios (ingreso bruto), en virtud de la Ley 113 de 10 de julio de 1974, según enmendada.
Está sujeto al pago de Patentes Municipales, toda persona dedicada con fines de lucro a la prestación de cualquier servicio, a la venta de cualquier industria o negocio en el Municipio. Esta definición incluye la prestación de servicios profesionales de cualquier tipo, aunque no tenga oficina. Ejemplos de algunos negocios o servicios que requieren el pago de la patente municipal: Consultoría, venta y distribución y la prestación de servicios profesionales.

Impuestos Indirectos (estatales y municipales)

Existe un impuesto indirecto estatal sobre las ventas, uso y consumo.

El IVU es un impuesto fijado sobre toda transacción de venta al detal, uso, consumo o almacenamiento de cualquier producto tributable en Puerto Rico y sustituirá en la mayoría de los casos a los Arbitrios cobrados por Hacienda en aduanas (menos en casos excepcionales como el de las bebidas alcohólicas que sufrirán ambos tributos). La tasa contributiva estatal desde el 1 de agosto de 2007 es de un 6% del precio de venta de la partida tributable, con una tasa adicional del 1% en su componente municipal. Sin embargo, desde el 1 de julio de 2015, la tasa se incremento hasta el 11,5% (10,5% para el Gobierno y 1% para los municipios). Desde el 1 de octubre de 2015 se aplica un IVU sobre los servicios del 4% que excluye los servicios educativos y servicios sanitarios.

Únicamente las bebidas alcohólicas y los cigarrillos están sometidos tanto al los arbitrios como al IVU, por lo que en estos casos se produce una doble tributación. El resto de productos ya sometidos al arbitrio, como los automóviles y la gasolina, están excluidos de la definición de propiedad mueble tangible y por lo tanto no están sujetos al IVU.

Finalmente, existe un arbitrio sobre los derivados del petróleo que se aplica por barril importado. En los últimos años este impuesto ha pasado de 3 dólares por barril, a 9,25 dólares en 2014 y desde comienzos de 2015 se sitúa en 15,5 dólares el barril. El propósito de este incremento impositivo es sanear las cuentas de la Autoridad de Carreteras y Transportación y la Autoridad de Transporte Integrado (ATI).

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

La Sección 1062.01 del Código de Rentas Internas de 2011, dispone que todo patrono que pague salarios, deducirá y retendrá contribución sobre ingresos sobre dichos salarios (siempre que el salario bruto anual sea superior a 20.000 dólares), de acuerdo a las tablas de retención aprobadas por el Secretario de Hacienda. Existen unas tablas que establecen las retenciones que se deberán practicar en función de diversos criterios. Con carácter trimestral habrá que presentar ante Hacienda la llamada libreta de retenciones para el pago de las cantidades retenidas por el empleador sobre el sueldo de sus asalariados.

Puede acceder a las tablas de retenciones a través de la página web de Hacienda en:

http://www.hacienda.gobierno.pr/planillas_y_formularios/corporaciones.html

http://www.hacienda.gobierno.pr/publicaciones/tablas_retencion_patronos.html  

Departamento de Hacienda   

Secretario: Hon. Juan C. Zaragoza Gómez

Dirección Postal PO Box 9024140, San Juan, PR 00902-4140  

Dirección Física Paseo Covadonga #10, Edif. Intendente Ramírez Piso 8
Puerta de Tierra, PR 00906  

Telf.: (1-787) 721-2020 Ext.2864 Fax: (1-787) 723-6213  

www.hacienda.gobierno.pr

El Código de Rentas Internas, Ley. Núm. 1 de 31 de enero de 2011, redujo de forma sustancial la tributación de los individuos; aumentando las escalas de ingresos netos sujetos  a contribución; aunque manteniendo las mismas tasas contributivas del Código anterior, las escalas de ingresos se ampliaban paulatinamente hasta el 2016.

- Estos cambios suponen que los contribuyentes con ingresos iguales o menores a $20.000 no deban pagar contribuciones adicionales a las retenciones que les hayan practicado sus patronos.  

- Aumento de la Exención Personal, que se aumentó a $3.500 para contribuyentes individuales y casados rindiendo por separado; y a $7.000 para casados rindiendo conjunto.  

- Se establece una deducción para contribuyentes cuya única fuente de ingreso consista de salarios, servicios profesionales, negocio propio, ganancia en la venta de propiedades y/o pensiones.  Esta deducción será de $9.350 para el 2011, y se reduce paulatinamente hasta $2.350 en el 2014.  Esta deducción se irá reduciendo a razón de $0,50 centavos por cada dólar en exceso de $20.000.  

- Aumento en el límite de la deducción en la planilla por trabajo realizado. Se aumenta la cantidad máxima del crédito de $300, en 50 dólares anuales hasta alcanzar un 6% del ingreso ganado y un crédito máximo de $600.  

- Se elimina paulatinamente el Ajuste Gradual del 5%. El ingreso neto sujeto al Ajuste Gradual se incrementa escalonadamente de $75.000 a $100.000 en el 2011, $200.000 para  2012, $300.000 para 2013 y $500.000 para el 2014. En el 2015 queda eliminado.  

- Se reduce los tipos de estados personales para radicar la planilla.  

(a) Individuos - que incluye a los solteros, casados separados y casados que tengan capitulaciones matrimoniales; 

(b) Casados que viven con su cónyuge y radican planilla en conjunto; y  

(c) Casado que vive con su cónyuge y radicada por separado.    

En adición, se eliminan las tablas contributivas separadas que penalizaban a los contribuyentes al completar planillas por separado.

- Aumento a las Aportaciones de Planes de Retiro Cualificados. La cantidad que podrá ser aportada a dichos planes aumentó a $10.000 para el 2011, $13.000 para el 2012 y $15.000, para 2013. Se mantiene la cantidad máxima de $5.000 para la IRA pero se elimina la limitación de la deducción cuando se aporta a un plan de retiro cualificado (401K). Por lo tanto, en el 2013 usted puede contribuir hasta $20.000 para su retiro. ($15.000– 401K +$5.000 IRA  

- A partir del año 2011 sólo se mantienen las siguientes deducciones para individuos:  

(a) Aportaciones  a cuentas de retiro y pensiones.  

(b) Gastos médicos incluyendo medicinas en exceso del 6% del ingreso bruto ajustado.  

(c) Aportaciones a la IRA educativa.  

(d) Intereses de préstamos estudiantiles.  

(e) Intereses hipotecarios sujeto a la limitación del 30% del ingreso bruto ajustado (máximo de 35.000$, excepto para mayores de 65 años o más).  

(f) Donativos hasta el 50% del Ingresos Bruto Ajustado.  

(g) Pérdidas por causas fortuitas de la residencia principal. 

Cuando no se están pagando salarios sino que se están pagando servicios prestados habrá que retener el 7% del importe (con los primeros 1.000 dólares exentos), que se abonarán a Hacienda; esto aparece recogido en la sección 1143 del Código de Rentas Internas de Puerto Rico de 1994. Cuando el servicio es prestado por una corporación foránea sin autorización del Departamento de Estado para realizar negocios en Puerto Rico, se practicará una retención del 29%.

Para el año 2014 las tasas contributivas a pagar fueron (con los primeros 9.000 dólares de ingreso neto libres de tributación) para la declaración individual:

-7% para ingresos menores de 8.500 dólares.

-14% para ingresos entre 8.500 y 15.000 dólares en los ingresos que excedan de 8.500$ (los 8.500$ al 7%)

-25% para ingresos entre 15.000 y 25.000 dólares en los ingresos que excedan 15.000$ (los 15.000$ al 14%)

-33% para ingresos más de 25.000 dólares en los ingresos que excedan los 25.000$ (los 25.000$ al 25%)

Existe una contribución básica alternativa para los individuos. Si el ingreso neto sujeto a contribución básica alterna fuere:           

De $150.000 pero no mayor de $250.000                                  Tipo del 10 %

En exceso de $250.000 pero no mayor de $500.000               Tipo del 15%

En exceso de $500.000                                                                  Tipo del 20%

 - Además, en el presupuesto 2014-2015 se introdujo una contribución especial del 2% para los individuos que trabajen por cuenta propia y los negocios no incorporados con un ingreso bruto ajustado superior a 200.000$. En el caso de los negocios este tributo se aplica sobre el margen bruto (ventas menos el coste de las ventas), pero para los profesionales se aplica sobre su ingreso bruto ajustado.

En cuanto a la tributación conjunta, se aplicarían la siguiente escala impositiva:

-Ingresos no mayores de 17.000$ al 7%

-En exceso de 17.000$ y hasta 30.000$ se aplica el 14%

-En exceso de 30.000$ hasta 50.000$ al 25%

-En exceso de 50.000$ se aplica el 33%

Si bien Puerto Rico está exento del pago de impuestos federales sobre las rentas, hay una seria de obligaciones tributarias vinculadas a los beneficios sociales de los trabajadores.  

Además de los seguros estatales que hay que pagar al Departamento de Trabajo y Recursos Humanos, existe también el llamado el Seguro de Desempleo Federal que se paga al Servicio Federal de Rentas Internas (Internal Revenue Service) de acuerdo con la Federal Unemployment Tax Act (FUTA), si bien hay ciertos empleados que están exentos de este impuesto. Este seguro supone el pago por el patrono de un 0.8% del salario bruto por empleado. El pago debe enviarse a la oficina del Servicio Federal de Rentas Internas antes del 31 de enero de cada año.  

Todo empleador está obligado a retener una porción del salario de sus empleados para el pago del Seguro Social (jubilación) y del Medicare (atención médica) al Servicio Federal de Rentas Internas. La aportación del patrono y del trabajador es la misma, un 6.20% destinado al pago del Seguro Social y un 1.45% para el Medicare, así que la aportación del patrono es de un 7.65%, que es igual a la realizada por el empleado. Por ello la aportación combinada del patrono y del empleado es del 15.30%.  

El nuevo Código de Rentas Internas también introduce importantes modificaciones en cuanto a la tributación de Herencias y Donaciones:  

Disminución de la tasa contributiva. Se disminuye a una tasa fija de 10% la contribución sobre ingresos de herencia y donaciones que antes fluctuaba  entre 18% a 50%.  

También flexibiliza la legislación para poder incluir propiedades que antes no estaban consideradas como localizadas en Puerto Rico y aclarar otras partidas adicionales. El Código también aumentó la exención de $400.000 a $1 millón y la misma no se reducirá por la deducción de propiedades localizadas en Puerto Rico.

Aumento en la deducción de gastos fúnebres de $4.000 a $6.000; así como el límite de la deducción por honorarios pagados a abogados, contadores y otros profesionales.

Cambio en la Fecha de Radicación. Las Planillas de Herencia se deberán radicar en o antes de pasados los 9 meses desde la muerte del causante, y las Planillas de Donación en o antes del 31 de enero del año siguiente a la donación.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

La tasa contributiva fija que pagan las corporaciones en Puerto Rico era de un 20%, más una sobretasa que fluctúa entre el 0 y el 19%, con lo que el tipo impositivo efectivo oscila de nuevo entre el 22% y el 39% (salvo que la empresa haya experimentado pérdidas) y el cómputo de la contribución se obtiene de la siguiente forma:

Bajo el Código de Rentas Internas de 1994, las corporaciones pagan una contribución fija de 20%, más una contribución adicional ("surtax") si el ingreso neto tributable excede de $25,000. Esta contribución adicional fluctúa entre 5% y 19%, lo que implica que una corporación que genera $275.000 o más de ingreso neto tributable tributa a una tasa efectiva de 39% (41% cuando tomamos en consideración el ajuste gradual). 

1. Se aplica un tipo del 20% al "Ingreso neto sujeto a contribución normal", que se obtiene de la siguiente forma:

1.1 Se determina el ingreso (o pérdida) neto de operaciones del ejercicio en la "planilla" (declaración) mediante un procedimiento contable (ventas netas-coste de ventas etc.).

1.2 Se deduce la pérdida neta (si la hubiera) del ejercicio anterior. Con ello se obtiene el "ingreso neto".

1.3 Se le restan los "dividendos o beneficios recibidos de corporaciones domésticas", para evitar la doble imposición de los mismos. No obstante y según el supuesto de que se trate, se podrá deducir entre el 82,70% al 100 %, salvo excepciones. La cantidad resultante se denomina "Ingreso neto" sujeto a contribución normal".

2. Se calcula la "Contribución adicional" restando 25.000 dólares al "Ingreso neto" sujeto a contribución normal" en aquellos supuestos en que ello sea aplicable. Si la empresa no se encuentra en alguno de esos supuestos el "Ingreso neto" sujeto a contribución normal" permanece invariable. A la cantidad resultante se aplica el tipo contributivo que corresponda según la siguiente tabla :

INGRESO NETO SUJETO A CONTRIBUCION ADICIONALTIPO APLICABLE
Menor de 75.0005%
75.000-125.0003.750 + el 15% del exceso sobre 75.000
125.000-175.00011.250 + 16% del exceso sobre 125.000
175.000-225.00019.250 + el 17% del exceso sobre 175.000
225.000-275.00027.750 + el 18% del exceso sobre 225.000
Mayor de 275.00036.750 + el 19% del exceso sobre 275.000

3. Se calcula la denominada "Recuperación por diferencia en los tipos contributivos" que consiste en una contribución adicional del 5% sobre la parte del ingreso neto que exceda de 500.000 dólares.

La suma de las tres cantidades anteriores se denomina "Contribución total" No obstante, si las ganancias netas de capital a largo plazo exceden a las pérdidas netas de capital a corto, la empresa podrá optar por pagar una contribución alternativa. Esta se calcula aplicando al ingreso neto sin incluir las ganancias de capital a largo plazo las tasas contributivas normales más el 25% de dichas ganancias de capital. La cantidad que se elija, contribución total o contribución alternativa (normalmente se elegirá la menor de las dos), pasa a denominarse "Contribución determinada". Esta cifra se ajusta en lo relativo a los créditos y desgravaciones de diversa índole, y retenciones.

http://www.hacienda.gobierno.pr/pdf/codigo_rentas_internas/Ley1_Codigo_Rentas_Internas.pdf

Secciones 1022.01 y 1022.02 del nuevo código de rentas internas.

La sección 1062.08 del Código de Rentas Internas regula la retención en origen en el caso de individuos no residentes que reciban ingresos por actividades profesionales o servicios prestados en Puerto Rico, estableciéndose una retención del 29%; pero en el caso de una compañía extranjera y el personal español desplazado, si los sueldos del personal desplazado se pagan íntegramente en origen no creo que hubiera necesidad de realizarse (sección 1061.01 (a) (3)).

También se establece que en el caso de individuos no residentes desplazados por periodos menores a 90 días, si estos reciben una compensación de menos de 3.000 dólares por trabajo realizado o servicios prestados, y trabajan para un individuos o sociedad extranjera no dedicada a negocio en Puerto Rico, no será considerado como ingreso local (sección 1035.01 (a)(3)).

El Código de Rentas Internas en su sección 1062.03 establece la obligación de retener en el origen sobre pagos por servicios prestados, una retención del 7%, de la que están excluidos los pagos efectuados a contratistas o subcontratistas por la construcción de obras; y también las empresas extranjeras sujetas a la retención en origen del 29%.

Por otro lado, la reforma impositiva de 2001 se financió en buena medida mediante el establecimiento de un arbitrio del 4% a las compras de las compañías extranjeras establecidas en Puerto Rico (principalmente filiales de los sectores, farmacéutico y biotecnológico de empresas estadounidenses). Este arbitrio del 4% que comenzó a cobrarse en enero de 2011 y estará vigente hasta el año 2017 (su eliminación escalonada fue eliminada).

Otro cambio significativo es el de la fecha de vencimiento para las planillas de Sociedades, Sociedades Especiales, Corporaciones de Individuos, Compañías de Responsabilidad Limitada, al decimoquinto día del tercer mes siguiente al cierre del año contributivo. Por ejemplo: Si la fecha de cierre es el 31 de diciembre, la planilla vence el 15 de marzo del año siguiente.

SOCIEDADES ESPECIALES

Eliminación del beneficio de Sociedades Especiales. A partir del 1 de enero de 2011 el Departamento de Hacienda no autorizará nuevas sociedades especiales. Se mantendrán vigente las sociedades especiales existentes mientras no se descalifiquen (hay propuestas para modificar este punto del Nuevo Código).  

Pérdidas de Sociedades Especiales. Para el 2011 los socios no podrán deducir en sus planillas individuales las pérdidas atribuibles a las sociedades especiales. Las mismas sólo podrán reclamarse contra ingreso de otras sociedades especiales, sociedades regulares, y cualquier exceso contra ingresos de corporaciones de individuos.  

Cláusula “Grandfather” para Sociedades Especiales de Construcción. Las sociedades especiales dedicadas a la industria de la construcción, podrán continuar utilizando el método de contrato a largo plazo conocido como contrato terminado para reportar sus ganancias netas en las planillas, pero sólo para proyectos que estén en construcción al 30 de junio de 2013.

La ley 73 del 28 de Mayo de 2008, “Ley de Incentivos Económicos para el desarrollo de Puerto Rico” entró en vigor el 1 de Julio de 2008 sustituyendo a la Ley 135 de diciembre de 1997 conocida como “Ley de incentivos contributivos de 1998” y supone una serie de créditos, deducciones y las tasas contributivas preferenciales concedidas a empresas de determinados campos (fundamentalmente alta tecnología o intensivos en mano de obra), con la finalidad de atraer capital del exterior o promover el desarrollo de empresas locales.  

El 15 de abril de 2010 entraron en vigor los beneficios de la Ley de Incentivos para las Pequeñas Empresas (Ley 147), que se aprobó en 2008.  

Las empresas que caigan dentro de la definición de pequeños negocios, y que tengan ingresos de 5 millones o menos, que mantengan un promedio de siete empleados (o más) a tiempo completo durante un año, pueden acogerse a una tasa contributiva fija del 25%. Las Pymes que no cumplan con el requisito de empleo son elegibles para tributar al 30%.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la el patrimonio

No existe un impuesto sobre el patrimonio de las personas físicas aunque las empresas deben pagar una patente municipal sobre toda propiedad inmueble o mueble que posean. 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

 

El 15 de noviembre de 2006 entra en vigor el Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU), el cual fue incorporado al Código de Rentas Internas de Puerto Rico de 1994, según enmendado, mediante la Ley Núm. 117 de 4 de julio de 2006. Desarrollado en el Reglamento 7249 del Departamento de Hacienda, y en sus posteriores modificaciones (año 2011).

El IVU es un impuesto fijado sobre toda transacción de venta al detal, uso, consumo o almacenamiento de cualquier producto tributable en Puerto Rico y sustituye en la mayoría de los casos a los Arbitrios cobrados por Hacienda en aduanas (menos en las bebidas alcohólicas y tabaco, que sufrirán ambos tributos). La tasa contributiva estatal a partir del 1 de agosto de 2007 fue de un 6% del precio de venta de la partida tributable, con una tasa adicional del 1% en su componente municipal. Sin embargo, el 1 de julio de 2015 se incremento el IVU hasta el 11,5% (10,5% para el Gobierno y 1% para los Municipios). Por otro lado, desde el 1 de octubre de 2015 se aplica un IVU a los servicios, con una tasa del 4% aunque se excluye los servicios educativos y sanitarios.

El proyecto para la transformación del IVU en un IVA (impuesto sobre el valor añadido) a partir del 1 de abril de 2016, fue cancelado.

Los alimentos e ingredientes para alimentos están exentos (excepto algunos productos como los dulces, repostería, bebidas carbonatadas y alimentos preparados); el pan y “crackers” pasaran a estar entre los productos exentos del impuesto a partir del 10 de agosto de 2008.
Existen algunos municipios que si que cobran la parte municipal del Ivu (el 1%) a los alimentos e ingredientes de alimentos, entre estos municipios se encuentran: San Juan, Caguas, Guaynabo y Ponce.

Únicamente las bebidas alcohólicas y los cigarrillos están sometidos tanto al los arbitrios como al IVU, por lo que en estos casos se produce una doble tributación.

Arbitrios de uso y consumo

Los arbitrios sólo son aplicables a los siguientes productos:

- Azúcar Libra o fracción $ 0.14
- Cemento hidráulico (o sus sustitutos) Quintal o fracción $ 0.06
- Productos plásticos no manufacturados en Puerto Rico, que no cumplan con las normas técnicas establecidas por ciertas entidades de normalización (sección 2007 del Código de RI) 6,6%
- Cigarrillos Cada 100 unidades o fracción 6,15 dólares
Cada cajetilla de 20 unidades* 1,00 dólares
- Combustibles (además pagan impuestos sobre reciclado)*:
- gasolina Galón o fracción 0,16 dólares
- combustible aviación Galón o fracción 0,03 dólares
- gasoil y diesel Galón o fracción 0,04 dólares
- cualquier otro combustible Galón o fracción 0,08 dólares
- Petróleo crudo y derivados petróleo Barril 15,5 dólares (excepto el gas natural), desde el 15 de marzo de 2015. La llamada crudita.

Vehículos:
- Automóviles (vehículos de usos múltiples, furgonetas, monovolumen y vehículos a medida)
Precio contributivo en Puerto Rico:
-Hasta 6.170 dólares-> 750 dólares (impuesto mínimo)
-Entre 6.170 dólares y 10.690 dólares -> 750 dólares más 12% del exceso de 6.170 dólares.
-Entre 10.690 dólares y 21.380 dólares -> 1.292 dólares más 23% del exceso de 10.690 dólares.
-Entre 21.380 dólares y 31.780 dólares -> 3.751 dólares más 27% del exceso de 21.380 dólares.
-Entre 31.780 dólares y 44.890 dólares -> 6.559 dólares más 32% del exceso de 31.780 dólares.
-Mayor de 44.890 dólares -> 10.886 más 40% del exceso de 44.890 dólares
- Propulsores (con enganches de arrastre) Precio contributivo 17%
- Autobuses y ambulancias Precio contributivo 20%
- Camiones y pick up Precio contributivo 10%

Bebidas alcohólicas (1)
-Espíritus destilados no derivados de caña de azúcar
Galón medida 31,29 dólares
-Espíritus destilados de caña de azúcar
Galón medida 15.12 dólares
- Vinos (contenido alcohólico inferior 24% volumen) impuesto por Galón medida y un impuesto proporcional sobre toda fracción de galón media
-Vinos de calidad subnormal (derivados de la caña de azúcar)* 2,00 dólares
-Derivados de frutas tropicales 0,62 dólares.
-Vinos y sidras importados* 12,05 dólares.
-Vino de mosto concentrado* 4,48 dólares.
-Champagne y vinos espumosos* 14,45 dólares.
-Champagne y vinos espumosos o carbonatados de mostos concentrados* 5,85 dólares.
-Champagne y vinos espumosos o carbonatados subnormales, 2,55 dólares.
-Vinos de frutas tropicales, simples o carbonatadas* 0,97 dólares.
- Cerveza importada y local - impuesto por Galón medida y un impuesto proporcional sobre toda fracción de galón media *
-Cerveza importada o local comercializada en Puerto Rico procedente de empresas con una producción global que no exceda los 31.000 millones de galones anuales (>1,5% alcohol). (2) 0,40 dólares.
-Cerveza importada o local comercializada en Puerto Rico procedente de empresas con una producción global superior a los 31.000 millones de galones anuales (>1,5% alcohol). 4,35 dólares.
-Cerveza importada o local comercializada en Puerto Rico procedente de empresas con una producción global superior a los 31.000 millones de galones anuales, en envase de cinco galones media o más (barril). (>1,5% alcohol). 4,42 dólares.
-Cerveza importada o local con un porcentaje de alcohol/volumen entre 0,5 y 1,5%. 1,00 dólares.

(1) Los tipos aplicados se recogen en las secciones 4002.c y 4023 de la Ley de Bebidas.
Un galón equivale a 3,785 litros.
(2) Hay que justificar ante la Oficina de Exención Contributiva de Pridco ese nivel de producción a escala mundial, sino por principio se cobrará el arbitrio máximo (4,05 dólares ó 4,12 dólares).

*De acuerdo con la ley 31-2013.

Hasta el año 2013 los servicios realizados entre empresas estaban exentos del pagar IVU. Sin embargo, en el nuevo presupuesto fiscal se introducen una serie de servicios que comenzar a pagar IVU:

- Almacenamiento de propiedad mueble tangible.
- Arrendamiento de vehículos a motor.
- Programación de computadoras, incluyendo modificaciones a programas prediseñados.
- Instalación de propiedad mueble tangible por el vendedor o una tercera persona.
- Reparación de mueble tangible.
- Cargos bancarios limitado a cargos y honorarios que las Instituciones Financieras hacen a sus clientes comerciales por concepto de cuentas a la demanda y otros tipos de cuentas.
- Servicios de cobro de cuentas, de seguridad, de limpieza, de lavandería, de telecomunicaciones y de recogida de desperdicios sólidos. 

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Contribuciones municipales.- Los setenta y ocho municipios de Puerto Rico tienen la facultad de imponer contribuciones sobre las actividades comerciales que se llevan a cabo dentro de su término municipal. Podemos dividir las contribuciones municipales en patente municipal, contribuciones sobre la propiedad y arbitrios de construcción. 

Contribución sobre la propiedad mueble e inmueble de 1991.- La Ley Municipal impone  una contribución sobre toda propiedad (inmueble o mueble) que se posea en la fecha de tasación del 1 de enero de cada año. Los municipios no cobran estas contribuciones directamente sino que el cobro lo realiza una agencia gubernamental llamada Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM). El CRIM cobra todas las contribuciones sobre la propiedad y luego las distribuye entre los ayuntamientos.

En el caso de la propiedad mueble la tasa aplicable es de entre el 6-7% del valor en los libros de la propiedad, sujeto a unos valores mínimos, entre el 10 y 20% del costo, dependiendo del periodo de depreciación de los bienes. Existen algunos bienes muebles que están exentos. La contribución sobre la propiedad mueble es autodeterminable y se paga presentando una declaración de contribución mueble el 15 de mayo de cada año. Para la determinación de la contribución se utilizan los valores de los libros. Pagando la totalidad de la contribución en o antes del 15 de mayo, se obtiene un descuento del 5%.   

Por otra parte, la tasa aplicable a bienes inmuebles es de entre un 6-9% del valor de tasación de la propiedad inmueble. La propiedad se tasa a los valores históricos de año 1957 (último año de una tasación contributiva general en Puerto Rico) y la contribución es pagadera semestralmente. Los propietarios tienen derecho a un descuento del 10% si pagan la totalidad de la contribución en los treinta días que siguen a la notificación del pago.

Arbitrios de construcción.- Los ayuntamientos pueden imponer tributo a las construcciones dentro de su término municipal. En general este impuesto se liquida antes de comenzar las obras. Los ayuntamientos establecerán en las ordenanzas municipales las actividades donde se requiera pago y las tasas aplicables. Esta contribución se impone al dueño de la obra o al contratista a discreción del municipio.

En la actualidad, los municipios de Guaynabo, Caguas, Dorado y Bayamón cobran la cantidad de cinco por ciento (5%) por concepto de arbitrios de construcción, el Municipio de Carolina un seis por ciento (6%). El Código de Desarrollo Económico del Municipio de San Juan establece una tasa uniforme en el arbitrio de construcción a cobrar de acuerdo al costo de construcción de la obra a realizar.  

Patentes municipales.- Por la Ley Las ordenanzas municipales establecen un impuesto sobre el volumen de negocios. Este tributo a modo de licencia debe liquidarse para obtener la autorización a operar un negocio dentro del municipio. El cálculo de la carga contributiva se calcula tomando en consideración las ventas brutas del negocio sin deducciones de ninguna clase. La tasa máxima que autoriza la ley es un 0,5% (tasa estará comprendida entre el 0,2 y el 0,5%), con un máximo del 1,5% en el caso de compañías financieras. De acuerdo a la Ley 113 de 10 de julio de  1974, "Ley de Patentes Municipales", según enmendada.  

Toda persona dedicada con fines de lucro a la prestación de cualquier servicio, a la venta de cualquier industria o negocio en el Municipio, incluyendo entre otros, la renta de propiedades. Esta definición incluye la prestación de servicios profesionales de cualquier tipo, aunque no tenga oficina. Ejemplos de algunos negocios o servicios que requieren el pago de la patente municipal: Consultoría, venta y distribución y servicios profesionales.

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

La inversión extranjera es uno de los focos principales de interés de Puerto Rico como estrategia de desarrollo, por ello el tratamiento de la misma a nivel fiscal es muy favorable. Existe un trato privilegiado a esta inversión principalmente en el caso de inversión en manufacturas, pero las ventajas fiscales se extienden a otras muchas actividades económicas, como investigación científica, generación de energías renovables, reciclaje, cine, desarrollo de software, etc; la ley 73 del 28 de Mayo de 2008, “Ley de Incentivos Económicos para el desarrollo de Puerto Rico” establece las condiciones del tipo de actividad que puede acogerse a estos incentivos.

Existe legislación específica dedicada a incentivar la inversión en el sector turístico y la agricultura (en apartado de incentivos a la inversión encontarará mayor información).  

Las empresas extranjeras al repatriar los beneficios tenían que pagar un impuesto mediante retención del 10% de los intereses o royalties pagados a su sociedad matriz. De acuerdo a lo establecido por el nuevo Código de Rentas internas de 31 de enero de 2011, la repatriación de beneficios en forma de dividendos por parte de una empresa extranjera estará sujeta a un impuesto del 10%; como recoge la sección 1023.06 del mismo.

Las empresas acogidas a la ley de incentivos contributivos estarían sometidas a una retención del 12% en el pago de royalties a la empresa matriz, cuando la tasa básica general que pague la empresa, sea de un 4% sobre los ingreso netos. Alternativamente, podrá tener una retención de un 8% de los ingresos netos y un pago del 2% sobre los royalties a la empresa matriz.

Ley 22 para la atracción de inversores individuales:
Bajo la Ley 22 de atracción de inversores, estos gozan de un 100% de exención contributiva sobre dividendos e intereses, así como un 100% de exención a corto y largo plazo ganancias de capital, una vez se conviertan en residentes de Puerto Rico.
 
Ley 20 de promoción de la exportación de servicios:
El 17 de enero de 2012 se firma la Ley de Promoción de Exportación de Servicios (Ley  20 de 2012), que busca el establecimiento en la isla de negocios dedicados a la prestación de servicios dirigidos a otros países de la zona. El beneficio principal es un tipo fijo del 4% sobre los beneficios y el reparto de beneficios libre de impuestos.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex