Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

El sistema impositivo de Arabia Saudí es considerado por el Banco Mundial como favorable. En su informe “Ease of Doing Business” situó a Arabia Saudí en el puesto 4 del mundo sobre las 190 economías estudiadas desde el punto de vista de pago de impuestos. La calificación general, no obstante,  del país le sitúa en el puesto 38 sobre 190 países.

Los impuestos son recaudados por la Autoridad General de Zakat e Impuestos, que depende del Ministerio de Finanzas.

La naturaleza del sistema impositivo saudí varía en función de la nacionalidad de sus contribuyentes. 

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

El sistema impositivo de Arabia Saudí no cuenta con impuestos de carácter local o regional.

En el caso de empresas extranjeras, los impuestos aplicables son estatales y de aplicación sobre beneficios corporativos que generan en el Reino.

El Zakat es un impuesto aplicable a personas físicas y jurídicas saudíes o de otros países del CCG y también uno de los cinco pilares del Islam. Es un impuesto que grava solo las rentas y determinados activos y posesiones de personas de esas nacionalidades. 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

No se aplica impuesto sobre la renta a los extranjeros que no sean nacionales de los países del Consejo de Cooperación del Golfo.

Los saudíes y demás residentes del CCG pueden estar sujetos a la Zakat en determinados casos como, por ejemplo, si ejercen una actividad profesional independiente.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

Las empresas residentes son gravadas por el beneficio que generan en Arabia Saudí. Se considera residente una empresa si está registrada de acuerdo con la regulación de sociedades de Arabia Saudí y si su sede principal se encuentra en Arabia Saudí.

En el caso de empresas no residentes con establecimiento permanente, tributan en base al beneficio asociado al establecimiento permanente.

Empresas no saudís con establecimiento permanente, así como la proporción no saudí de empresas residentes, tributan al 20%. La parte saudí tributa al 2,5% (Zakat). Finalmente, empresas involucradas en la producción de petróleo e hidrocarburos tributan entre un 50% y un 85% de su beneficio en función del valor de su inversión.

 

Otro impuesto que grava a las sociedades es el WHT (Witholding Tax). El tipo impositivo, que grava el beneficio de las sociedades, varía entre un 5%, 15% o 20% en función del tipo de servicio y de si el beneficiario es una parte relacionada. El tipo que se aplica a entidades nacionales es 5% sobre dividendos, 5% sobre intereses y un 15% en royalties.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

El 1 de enero de 2018 se introdujo el VAT (5%).

A ciertos bienes se les aplica un tipo reducido (0%), incluidas las exportaciones de bienes y servicios fuera del CCG, el suministro de medicamentos calificados, bienes médicos y metales de inversión, el suministro de piezas de repuesto, consumibles, servicios de mantenimiento y reparación para el transporte calificado.

Algunos productos están exentos de VAT, incluyendo ciertos servicios financieros, seguros de vida, rentas de propiedad residencial, educación, servicios de salud para ciudadanos saudíes.

 

Otros impuestos son los aplicados sobre hidrocarburos, bebidas carbonatadas, bebidas energéticas, tabaco.

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

Una sociedad es residente en Arabia Saudí si está constituida según la legislación saudí o si tiene su sede en AS.

Rentas gravadas.

Son los ingresos obtenidos en AS. Un no residente que desarrolla actividades en el Reino a través de un establecimiento permanente (EP) está gravado sobre los ingresos derivados o relacionados del establecimiento permanente.

Base imponible.

Impuesto sobre el rendimiento neto de una empresa residente en la proporción que es propiedad no saudí.

El impuesto Zakat se aplica sobre de la sociedad propiedad de un saudí. Los ciudadanos de los países del Consejo de Cooperación del Golfo tienen el mismo trato que los saudíes.

La base imponible de este impuesto es la parte proporcional de los ingresos propiedad de un no-saudí menos los gastos deducibles. Similar en el caso de establecimiento permanente.  

Criterios sobre ciertos tipos de ingresos:

+ Con respecto a los dividendos que obtiene de sus empresas. Los dividendos recibidos se gravan como ingresos.

+ Ganancias sobre el capital. Se impone un 20% de impuesto sobre las ganancias de capital por la venta de acciones de una sociedad residente. Las ganancias de capital por la venta de acciones negociadas en la Bolsa de Valores de Arabia están exentas si las acciones fueron adquiridas después de 2004.

Pérdidas

Las pérdidas fiscales pueden ser aplicadas en forma indefinida, siempre que el importe máximo deducido en cada año fiscal no exceda del 25% de los beneficios anuales de acuerdo con la declaración de impuestos. La compensación de pérdidas no se permite a las empresas que tuvieron un cambio en la propiedad salvo perdidas que se  deriven del  cambio y si cumplen los requisitos establecidos..

Tarifa

+La tasa es del 20% sobre la parte del no-saudí de los ingresos netos de una sociedad o establecimiento  permanente.

+ La tasa sobre los contribuyentes que trabajan en la explotación de sector del gas natural es de 30%

+ La tasa de los contribuyentes que se dediquen a la producción de petróleo o hidrocarburos es del 85%.

+ La tasa del Zakat en del 2,5% sobre la base Zakat del accionista saudí.

+ No caben recargos.  

+ No existe ningún impuesto mínimo 

Los incentivos fiscales.

Existen incentivos fiscales durante 10 años por las inversiones que se realicen en 6 provincias del país.  

Los inversores tienen derecho a un crédito fiscal por ciertos costes incurridos en los empleados saudíes.

Retenciones en origen.

+Sobre los dividendos hay un impuesto de retención del 5% que se aplica a los dividendos pagados a un no residente, a menos que la tasa sea menor por acuerdo fiscal internacional.

+Sobre los pagos por intereses hay una retención del 5% que se aplica sobre los intereses pagados a un no residente, a menos que la tasa se reduzca por algún convenio fiscal binacional.

+Por los pagos por derechos hay una retención del 15% sobre lo pagado a un no residente, salvo que sea menor por un acuerdo tributario.

+Sobre los honorarios por servicios técnicos pagados a un no residente, son de un 5% (o un 15% cuando las partes están relaciones)  las tarifas de servicios técnicos pagados, salvo  tratado tributario.

Otros posibles impuestos sobre las sociedades

+ Sobre la suscripción de acciones. No hay.

+ No hay gravamen alguno sobre las nóminas de los trabajadores.  

+ No hay impuestos sobre bienes inmuebles.

+ Los gastos de Seguridad Social no son impuestos y se estudian en el apartado correspondiente.

+ No hay impuesto sobre el timbre.

+ No hay impuesto sobre transmisiones patrimoniales.

Tramitación:

Declaraciones de impuestos de una empresa debe ser presentada ante las autoridades fiscales dentro de los 120 días a partir del cierre del ejercicio fiscal.

Para las asociaciones, el plazo es de 60 días.

Los contribuyentes cuya base imponible supera 1MSR debe venir certificada por un Contable certificado y con licencia. Además, los estados financieros auditados deben ser presentados ante el Ministerio de Comercio dentro de los seis meses siguientes al cierre del ejercicio.

Sanciones.

Las sanciones por incumplimiento de presentar la declaración de impuestos son el mayor de 1% de los ingresos, hasta un máximo de SAR 20.000, o entre el 5% y el 25% del impuesto, dependiendo de la duración de la demora. Además, hay una multa de 1% del impuesto pendiente por cada 30 días de retraso en liquidar la deuda. 

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex