Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

El sistema fiscal tunecino comprende dos grandes clases de impuestos, los directos y los indirectos.

El sistema fiscal queda regulado mediante leyes y decretos. Las enmiendas se introducen generalmente de manera anual a través de la ley de finanzas. La autoridad tributaria publica memorandos de interpretación de la ley tributaria. El sistema fiscal se rige principalmente por las leyes siguientes:

  • Ley 89-114 que establece el código del impuesto personal y de sociedades
  • Ley 88-61 que establece el código del impuesto del valor añadido
  • Ley 93-53 que establece el código de timbres y tasas
  • Ley 97-11 que establece el código de la imposición local
  • Ley 200-82 que establece el código de derecho fiscal y procesal.

Sus principales características se explican en los siguientes apartados. El año fiscal comienza el 1 de enero y finaliza el 31 de diciembre

Además hay que destacar que existe un acuerdo para evitar la doble imposición entre España y Túnez desde 1982.

El Ministerio de Finanzas es el responsable del sistema fiscal tunecino a través de cuatro organismos principales:

  • la Dirección General de Impuestos (DGI)
  • la Dirección General de Estudios y Legislación Fiscal (DGELF)
  • las Direcciones Generales de Ventajas Fiscales y Financieras (DGAFF, por sus siglas en francés)
  • la Dirección General de Contabilidad Pública y Recobro (DGCPR

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

El sistema impositivo en Túnez es estatal e incluye impuestos directos: Impuesto sobre la renta de las personas físicas e impuesto sobre sociedades, e indirectos: aranceles, impuesto sobre el valor añadido, impuestos especiales (droits de consommation) e impuestos por actos jurídico documentados (droits d'enregistrement et de timbre). Incluye también tasas locales y diversas tasas sobre determinados bienes y servicios como el transporte y los seguros.

El impuesto sobre la renta de las personas físicas (IR) grava los beneficios industriales y comerciales, los beneficios de profesiones no comerciales, los beneficios de explotaciones agrícolas y pesqueras, los salarios, pensiones y rentas vitalicias, los rendimientos de valores y capitales mobiliarios, las rentas de bienes raíces así como otras rentas como los ingresos de fuentes extranjeras no gravados en el país de origen, entre otros. El tipo de gravamen se estructura en cinco tramos:

Para ingresos iguales o inferiores a 5.000 dinares, 0%

Para ingresos entre 5.000,001 y 20.000 dinares, 26%

Para ingresos entre 20.000,001 y 30.000 dinares, 28%

Para ingresos entre 30.000,001 y 50.000 dinares, 32%

Para ingresos superiores a 50.000 dinares, 35%

Están sujetos a este IR toda persona física con residencia habitual en Túnez, así como los no residentes por las rentas de origen tunecino.

El impuesto sobre sociedades (IS) grava, a excepto de algunas exoneraciones, las sociedades de capital y asimiladas establecidas en Túnez, las empresas extranjeras instaladas en Túnez, las cooperativas y establecimientos públicos de caracter no administrativo y con fin lucrativo y las personas jurídicas no residentes y no establecidas en Túnez por las rentas de origen tunecino. Existen cuatro tipos de gravamen:

Tipo general: 25%

Tipo reducido: 10% (para los beneficios procedentes de la exportación y las sociedades artesanales, agrícolas y pesqueras, las cooperativas y los beneficios realizados en el marco del programa de empleo joven)

Tipo reducido: 20%

Tipo específico: 35% (empresas del sector financiero, de telecomunicaciones, de seguros, petrolero en la producción, refinado, transporte y distribución mayorista).

Los turismos, los carburantes, el tabaco, así como el vino, la cerveza, el alcohol y las bebidas alcohólicas están sujetas al impuesto especial, aplicable en dos clases de tipos:

Ad valorem, entre el 10% y el 267%

Tarifas específicas para carburants, alcohol y vino.

Las tasas locales comprenden:

La tasa sobre los establecimientos de caracter industrial, comercial o profesional (TCL): 0,2% sobre la cifra de negocio bruta local y 0,1% sobre la cifra de negocios procedente de operaciones de exportación con un mínimo anual igual a la tasa sobre los immuebles construidos destinadas al ejercicio de al actividad.

La tasa hotelera: 2% de la cifra de negocios bruta global

La tasa sobre immuebles construidos calculada sobre la base de 2% del precio de referencia del metro cuadrado construido por la superficie cubierta con tipos que varían entre 8% y el 14%.

La tasa sobre terrenos no edificados: 0,3% sobre el valor real de venta del terreno.

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

El impuesto sobre las rentas es obligatorio para todas las personas físicas que:

  • Residan en Túnez, respecto a las rentas obtenidas el año anterior
  • No residan en Túnez, respecto a las rentas obtenidas en el país.

El impuesto sobre la renta se paga a partir del 1 de enero de cada año. Son consideradas personas físicas residentes:

  • Las personas que tienen su residencia en Túnez
  • Las personas que residen de una manera continua o discontinua al menos 183 días al año.

Son considerados como rentas imputables:

  • Rentas de las tierras
  • Rentas de capitales e inmobiliarias
  • Beneficios industriales y comerciales
  • Beneficios de profesiones no comerciales
  • Beneficios de explotaciones agrícolas y pesca
  • Rentas vitalicias
  • Rentas provenientes de países extranjeros que no hayan cotizado en origen

El baremo aplicado a las rentas anuales netas de las personas físicas es el siguiente:

0-1.500 TND

0%

1.500 – 5.000 TND

15%

5.000 – 10.000 TND

20%

10.000 – 20.000 TND

25%

20.000 – 50.000 TND

30%

50.000 - ∞

35%

El impuesto anual no puede ser inferior, para las actividades comerciales y no comerciales, a un mínimo que se obtendrá de calcular:

  • el 0,2% sobre la cifra de negocios o de los ingresos brutos con un mínimo de 300 TND, exigible incluso en el caso de no realizar cifra de negocios.
  • el 0,1% sobre la cifra de negocios realizada por los establecimientos sanitarios que prestan la totalidad de sus servicios a no residentes.

El mínimo de impuesto no es de aplicación para las empresas nuevas durante el periodo de realización del proyecto, siempre que no supere los 3 años desde la fecha de alta de la empresa. Sí es de aplicación para las empresas en cese de actividad que no hayan presentado la declaración correspondiente.

Este mínimo se incrementa un 50% en caso de no realizar el pago en el plazo de un mes desde el vencimiento de los plazos legales establecidos.

Estas disposiciones no son de aplicación para las empresas que se benefician de una deducción total de sus beneficios o ingresos según la legislación vigente.

De acuerdo al Código de Incitaciones a la Inversión, el personal extranjero contratado por las empresas totalmente exportadoras y las instituciones offshore, tiene la posibilidad de optar por una imposición del 20% del salario bruto, sin atenerse a la tabla arriba mostrada.

Para obtener más detalles sobre este impuesto se puede visitar la siguiente página web: https://doc-fiscale.finances.gov.tn

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

El Tipo Impositivo General del Impuesto de Sociedades es del 25%. Existe un tipo reducido del 10% para los beneficios procedentes de la exportación y para las sociedades artesanales, agrícolas y de pesca, para las cooperativas y para los beneficios realizados en el marco del proyecto de fomento del empleo joven. Existe un tipo reducido del 20% para las sociedades que salgan a Bolsa con una apertura del capital del 30%. Este tipo se reduce al 15% para las sociedades sujetas al impuesto sobre sociedades al tipo general y que hayan salido a Bolsa entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2019.

Además, en el Código de Inversiones hay deducciones según el tipo de beneficios:

  • Durante los 10 primeros años de actividad, hay una deducción total de los beneficios que provengan de las empresas totalmente exportadoras, agrícolas, aquellas implantadas en zonas de desarrollo regional prioritario (que cuentan además con un 50% en los próximos 10 años) y en las empresas implantadas en las zonas de desarrollo regional del segundo grupo.
  • Durante los 5 primeros años de actividad, hay una deducción total para las empresas implantadas en las zonas de desarrollo regional del primer grupo.
  • Aplicación de una tasa impositiva del 10% para:
    • Actividades de apoyo (educación, enseñanza, formación profesional…)
    • Inversiones en las actividades de protección del medio ambiente
    • Empresas totalmente exportadoras tras el periodo de exención de 10 años.

 Desgravaciones:

  • Exoneraciones acordadas a los beneficios y los ingresos reinvertidos desde el 35 hasta el 100%, bajo reserva, en ciertos casos, de un impuesto mínimo fijo del 20% del beneficio para las sociedades y del 60% de los ingresos para las personas físicas
  • Desgravación fiscal en beneficio de los suscriptores dentro de los límites fijos fijados por la legislación de beneficios o de ingresos netos sometidos al Impuesto de Sociedad y al IRPF
  • Desgravación fiscal para las sociedades que reinviertan beneficios en ellas mismas, hasta un cierto límite.
  • Exoneración del impuesto sobre la renta y del impuesto sobre las sociedades de dividendos regularmente distribuidos y percibidos por personas físicas y jurídicas.

Además del régimen de exoneración fiscal para las empresas totalmente exportadoras, la legislación tunecina ofrece otras ventajas fiscales y financieras importantes para invertir en zonas de desarrollo regional. Pese a todo esto, es cierto que tienen otras obligaciones fiscales como la retención al origen y la declaración de resultados.

Para más detalles consultar la siguiente página web: www.impots.finances.gov.tn

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

Junto a los aranceles, la imposición indirecta sobre el consumo comprende en Túnez tres gravámenes: impuesto sobre el valor añadido (IVA), impuesto de consumo y tasas de competitividad.

El Impuesto sobre el valor añadido (IVA o TVA, por sus siglas en francés) se creó en 1988 con la ley 88-61 de 2 de junio de 198, que también creaba el impuesto de consumo. Los tres tipos impositivos que rigen en la actualidad son los siguientes. 

  • General (18%). Es el que se aplica de forma general
  • Especial (12%) para la electricidad de baja y media tensión, determinados productos petroleros y las operaciones realizadas por profesionales liberales como abogados, notarios y contables, entre otros.
  • Reducido (6%), de aplicación en actividades sanitarias, el transporte y los servicios ofrecidos por hoteles, restaurantes y cafés de primera categoría.

Están sujetas al IVA las importaciones (a exccepción de las exoneraciones previstas), la producción industrial, artesanal y los servicios, las profesiones liberales, el comercio minorista con una cifra de negocios anual superior a 100.000 TND a expceción de los productos de alimentación y los productos sujetos al regimen de homologación administrativa de precios.

El IVA no es de aplicación para la producción agrícola y pesquera, la presentación comercial de productos agrícolas y pesqueros, la venta mayorista de productos de alimentación y las ventas minoristas con una cifra de negocio anual inferior a 100.000 TND.

 

El impuesto de consumo es de aplicación para turismos, carburantes, tabaco, alcohol y bebidas alcohólicos, entre otros. Se puede consultar la lista de productos sujetos a este impuesto en el siguiente enlace: https://doc-fiscale.finances.gov.tn. Este impuesto grava conforme a dos tipos:

  • tasa ad valorem de entre el 10% y el 267%
  • tarifas espécificas para carburantes, alcohol y vino.

 

Para más información puede consultar la siguiente página: https://doc-fiscale.finances.gov.tn

 

 

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Además de los impuestos ya citados, existen otra serie de impuestos:

El droit d´enregistrement et timbre (homólogo al Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados):es aplicable a las ventas de inmuebles (5% de manera general) o de fondos de comercio o clientela (2,5% del precio de venta), intercambio y alquiler de inmuebles (2,5% y 1% del alquiler, respectivamente), sucesiones (entre el 2,5% y el 35% según el grado de parentesco), donaciones (20 TND por acto si es entre parentesco de primer grado y entre el 5% y el 35% para otros grados de parentesco), actos de sociedades (20TN y 150 TND dependiendo del acto), concesiones (0,5% del valor total del mercado), leasing (20 TND por página/copia) y actos jurídicos (5%).

Existen otros impuestos o tasas como el impuesto sobre los salarios a cargo del empleador, que incluye la tasa de formación profesional (entre el 1% y el 2% dependiendo del sector) y la contribución al fondo de promoción de vivienda para empleados (1%), y el impuesto sobre los contratos de seguro (entre el 5% y el 10% dependiendo del seguro).

Las colectividades locales también cuenta con Impuestos locales.

La tasa sobre establecimientos industriales, comerciales o profesionales (TCL) del 0,2% sobre la cifra de negocios bruta local y el 0,1% de la cifra de negocios de las operaciones de exportación con un mínimo anual equivalente al impuesto sobre bienes inmuebles  para el ejercicio de la actividad.

La tasa hotelera del 2% sobre la cifra de negocios bruta global.

El impuesto sobre bienes inmuebles calculado sobre la base del 2% del precio de referencia por metro cuadrado construido, para cada categoría de edificio, por el área cubiert. Los tipos de gravemen se sitúan entre el 8% y el 14%.

El impuesto sobre terrenos no edificados del 0,3% sobre el valor real de mercado del terreno.

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

La inversión extranjera y su tratamiento fiscal queda regulado por la ley 17-2016 de 30 de septiembre de 2016, por la que se aprueba el nuevo código de inversiones; la ley 2017-8 de 14 de febrero de 2017, que refunde el sistema de ventajas fiscales y el decreto gubernamental 2017-389 de 9 de marzo de 2017 establece las ventajas fiscales aplicables a la inversión realizada en el marco de la ley 17-2016.  Estas normas son asimismo la referencia para la inversión nacional.

Las empresas de nueva creación en los sectores de industria y servicios están exoneradas del impuesto sobre la renta y del impuesto de sociedades durante 4 años a partir de la fecha de su creación.

Las empresas totalmente exportadoras, es decir, aquellas en las que al menos el 70% de su cifra de negocios proviene de la exportación están gravadas como sigue:

  • los beneficios derivados de la exportación están sujetas al impuesto de sociedades a un tipo del 10% hasta 2020. A partir de 2021, este tipo aumenta hasta el 13,5% para determinados sectores de actividad.
  • el impuesto sobre establecimientos industriales, comerciales o profesionales (TCL) con un tipo del 0,1% sobre la cifra de negocios bruta
  • las ventas de exportación están exentas de IVA
  • posibilidad de importar materias primas y equipamientos exentos de IVA
  • posibilidad de estar exentas de IVA en la compra de bienes y servicios en el mercado local

Las empresas instaladas en las zonas de desarrollo regional tiene el siguiente tratamiento fiscal en función de la zona.

Para aquellas instaladas en la zona del grupo 1:

  • exoneración total del impuesto de sociedades durante los cinco primeros años y al tipo del 10% a partir del sexto año
  • prima del 15% de la inversión hasta un límite de 1.500.000 TND
  • exoneración de la cotización social patronal durante 5 años

Para la zona del grupo 2:

  • exoneración total del impuesto de sociedades durante los 10 primeros años y gravamen del 10% a partir del 11º año.
  • prima del 30% de la inversión hasta un límite de 3.000.000 TND
  • exoneración de la cotización social patronal durante 10 años

 

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex