Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

La recaudación impositiva se sitúa de manera estable alrededor del 26% del PIB. El sistema impositivo sudafricano tiene una estructura moderna: la principal fuente de ingresos la constituyen los impuestos directos, que han venido suponiendo en torno al 60% del total de la recaudación (50% IRPF y 20% sociedades). El 40% restantes son los impuestos indirectos, especiales y aranceles.

Una particularidad del sistema impositivo sudafricano es la que se deriva de su pertenencia, junto con Botswana, Lesotho, Namibia y Swazilandia, a la unión aduanera South Africa Custom Union, SACU. En virtud de su pertenencia a la misma estos países tienen un arancel exterior común, así como los mismos tipos de impuestos especiales (excise duties). La recaudación obtenida de estas fuentes se integra en un fondo común y es repartida entre los miembros de acuerdo con una fórmula preestablecida que tiene en cuenta la participación de cada país sobre el total de intercambios comerciales, su PIB y su nivel de desarrollo. Sudáfrica es el encargado de la administración del fondo.

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

El sistema fiscal sudafricano se asienta básicamente sobre los impuestos recaudados por el gobierno central, a través del South African Revenue Service, SARS. Estos impuestos alcanzan casi el 90% del total.

Las autoridades provinciales, a pesar de contar con una considerable autonomía administrativa, e incluso legislativa, tienen una capacidad recaudatoria muy reducida, cayendo bajo su competencia únicamente los impuestos sobre vehículos a motor y las licencias de casinos y establecimientos de venta de licores. Los gobiernos locales cuentan con unos mayores ingresos, provenientes casi en su totalidad de los impuestos sobre la propiedad inmobiliaria.

Cabe destacar que se aprecia una tendencia ascendente en la recaudación provincial y estatal, habiendo alcanzado más del 10% en los últimos años, cuando históricamente únicamente recaudaban entorno al 5%.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

Impuesto sobre la renta de las personas físicas (Income Tax)

Se rige por la Income Tax Act y grava la renta de los residentes, tanto la generada en Sudáfrica como en el extranjero, aunque con disposiciones para evitar la doble imposición en el caso de aquellos países con los que existe el correspondiente acuerdo bilateral. El acuerdo de doble imposición con España entró en vigor en marzo de 2012.

El Income Tax grava asimismo la renta generada en Sudáfrica de los no residentes. Están obligados a declarar todos aquellos ingresos superiores a los 78.150 rands anuales si tienen menos de 65 años. En el 2018 los mayores de 65 que ingresen 121.000 rands están obligados a declarar así como las personas que superen los 75 años que ingresen una cantidad superior a 135.300 rands. La base imponible incluye, además de las rentas del trabajo, las ganancias de capital por enajenación de activos.

Año fiscal 2019                                        (1 de marzo 2018 a 28 de febrero 2019)

Nivel de Ingresos (Rand)
Tipo
0 — 195.850 18%
195.851 — 305.850 35.253 + 26% del exceso sobre 195.850
305.851 — 423.300 63.853 + 31% del exceso sobre 305.850
423.301 — 555.600 100.263 + 36% del exceso sobre 423.300
555.601  — 708.310 147.891 + 39% del exceso sobre 555.600
708.311 — 1.500.000 207.448 + 41% del exceso sobre 708.310
Más de 1.500.000 532.041 + 45% del exceso sobre 1.500.000

Fuente: South Africa Revenue Service (http://www.sars.gov.za/Tax-Rates/Income-Tax/Pages/Rates%20of%20Tax%20for%20Individuals.aspx)

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

Impuesto de dociedades (Company Income Tax, CIT)

El impuesto de sociedades (Corporate Income Tax, CIT) se aplica sobre los beneficios de las empresas, con un tipo general del 28% para el periodo fiscal comprendido entre el 1 de abril y el 31 de marzo. Las pequeñas y medianas empresas, con ingresos anuales inferiores a los 14 millones de rands se benefician de una escala variable:

• Exención total si facturación anual es inferior a 78.150 rands.
• Si la facturación anual se encuentra entre 78.151 y 365.000 rands, el gravamen es 7%.
• Si la facturación anual se encuentra entre 365.001 y 550.000 rands, el gravamen es 20.080 rands más el 21% de la cantidad que se encuentre por encima de 365.000 rands.
• Si la facturación anual es superior a 550.001 rands, el gravamen es 58.930 rands más el 28% de la cantidad que se encuentre por encima de 550.000 rands.

Para reducir el coste de cumplimiento para las empresas muy pequeñas, está disponible un impuesto basado en el volumen de negocios. Las empresas con una facturación inferior a un millón de rands al año pueden optar por pagar este impuesto en lugar de CIT normal, a una tasa que oscila entre 0% y 3%, dependiendo del nivel de facturación. Cabe mencionar que existen tasas especiales para las compañías mineras que extraen oro y para las compañías de seguros.

Impuesto sobre ganancias del capital

Los residentes en Sudáfrica deberán abonar a la Hacienda Pública en concepto de ganancias sobre capital, los siguientes importes para 2019:

• Máximo Personas Físicas: 18%
• Máximo Persona Jurídica: 22,4%
• Máximo Fidecomisos o Trusts: 36%

Para los no-residentes dicho impuesto grava las ventas de activos inmobiliarios en Sudáfrica, así como o activos de la sucursal.

Impuesto sobre dividendos

Existe el llamado Dividend Tax, impuesto sobre los dividendos, donde el 20% se aplica sobre los dividendos repartidos y se retiene directamente por la compañía.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

Impuesto sobre el Valor Añadido (Value Added Tax, VAT)

Todas las empresas o individuos que realicen ventas superiores a un millón de rands anuales tienen que realizar la declaración de este impuesto. Aquellas empresas o individuos que realicen ventas superiores a 50.000 rands pero inferiores a un millón de rands anuales pueden solicitar el registro voluntario.

El VAT tiene un tipo único del 15% (antes del 1 de abril de 2018 era el 14%) y se aplica a las transacciones de bienes y servicios, así como a los productos importados, sobre su valor FOB más los derechos de aduana.
Están exentos del impuesto algunos alimentos básicos (pan, leche, maíz, arroz, lentejas, etc.), gasolina y combustibles de automoción (sujetos a sus propias tasas específicas), insumos utilizados en agricultura y ganadería (semillas y plantones, fertilizantes, pesticidas, piensos, productos veterinarios), productos importados temporalmente para su reparación en Sudáfrica, transporte internacional, servicios efectuados físicamente fuera de Sudáfrica y productos destinados a la exportación.

Impuestos especiales (excise duties)

Gravan el consumo de determinados productos, tanto fabricados localmente como importados. Se aplican tasas específicas sobre tabacos, licores y tasas “ad valorem” sobre otros como cosméticos, aparatos de audio y televisión y vehículos a motor. Existe también un impuesto específico sobre los carburantes, con regímenes especiales para los consumidos en determinadas actividades, como agricultura, minería y generación de electricidad.

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Impuesto sobre Donaciones (Donations Tax), con un tipo del 20%, grava las transmisiones a título gratuito entre personas físicas por encima de 100.000 rands anuales. Si la donación excede de R30 millones, se grava con un tipo del 25%. En el caso de personas jurídicas el límite se reduce a 10.000 rands. Las transmisiones entre esposos y aquellas realizadas a determinadas instituciones benéficas quedan exentas del impuesto.

Impuesto de Formación (Skills Development Levy), destinado a costear actividades de formación, se aplica, con un tipo del 1%, sobre el total de la nómina de aquellas empresas en las que el importe de la misma supera los 500.000 rands anuales.

Impuesto sobre Transferencia de Propiedades (Transfer Duty), aplicable a las adquisiciones de propiedades inmobiliarias (que se encuentran exentas de IVA). El tipo aplicable es según el valor del inmueble es:
 

2018

Valor de la propiedad (Rand)
Tipo
0 — 900.000 0%
900.001 — 1.250.000 3% del exceso sobre 900.000
1.250.001 — 1.750.000 10.500 + 6% del exceso sobre 1.250.000
1.750.001 — 2.250.000 40.500 + 8% del exceso sobre 1.750.000
2.250.001  — 10.000.000 80.500 + 11% del exceso sobre 2.250.00
Más de10.000.000 933.000 + 13% del exceso sobre 10.000.000

Fuente: SARS (http://www.sars.gov.za/TaxTypes/TransferDuty/Pages/default.aspx)

Impuesto de Sucesiones. No existe un impuesto sobre sucesiones propiamente dicho pero la Estate Duty Act si establece un gravamen sobre las propiedades de las personas fallecidas. En el caso de los residentes afectaría a sus propiedades en todo el mundo y en el de los no residentes únicamente a sus propiedades en Sudáfrica. El tipo aplicable del 20%, y se admite una minoración general de la base imponible así como diversas deducciones. Desde el 21 de febrero de 2018 se ha introducido una excepción en relación a las propiedades con valor superior a 30 millones de rands. En este caso, el impuesto de sucesiones aumenta del 20% al 25% sobre la cantidad imponible.

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

El tratamiento fiscal de la inversión extranjera dependerá de la modalidad elegida a la hora de instalarse en el país. Si se ha optado por constituir y registrar una compañía conforme a la legislación sudafricana, bien con capital 100% extranjero o bien formando una joint venture con socios locales la compañía recibirá el mismo trato fiscal que cualquier otra compañía sudafricana. Así el tipo impuesto de sociedades aplicable sobre los beneficios será del 28%. Además existe el llamado dividend tax, impuesto sobre los dividendos, que con un tipo del 10% se aplica (y se retiene directamente por la compañía) sobre los dividendos repartidos por la compañía.

Otra forma de establecerse en el país es mediante la constitución de un establecimiento permanente (Permanent Stablishment), es decir una sucursal (“branch” o “agency”) de la empresa matriz. En este caso se aplica un tipo superior, del 33%, por impuesto de sociedades. Dada la naturaleza del establecimiento no existirían ni se repartirían dividendos en Sudáfrica, ya que los resultados se incorporarían directamente a la cuenta de resultados de la matriz, por lo que no se satisface ningún impuesto por este concepto. Esta figura queda regulada en el artículo 5 del Acuerdo de Doble Imposición entre España y Sudáfrica.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex