Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestra inversión

Los sectores que están despertando mayor interés para la inversión son las energías renovables (eólica, solar y mini hidráulica), eficiencia energética, TICs, logística y distribución, salud y bienestar, seguridad privada, transporte, actividades vinculadas al turismo, servicios personales y servicios empresariales y financieros. También resulta interesante todo lo relacionado con el medio ambiente y, en particular, con los proyectos de desarrollo limpio, consultoría ambiental y tratamiento de aguas y residuos. Hay además oportunidades en producción de contenidos multimedia.

Según el BID, la dotación de infraestructura de transporte de Chile está por debajo del promedio de América Latina. Entre los principales factores que ralentizan las inversiones en infraestructura, que este gobierno quiere remediar, están la limitada planificación y los cuellos de botella en la implementación de proyectos, entre los que destacan los temas ambientales (en proceso de cambio para agilizar la tramitación) y sociales.

El Presidente Piñera anunció en mayo uno de los objetivos principales de su gobierno, la preparación de un Plan de Infraestructuras y, en septiembre, el Ministro de Obras Públicas hizo pública la aprobación del programa de 60 licitaciones que supondrán inversiones por 14.591 MUSD entre 2018 y 2023 (un promedio de 2.430 MUSD anuales). Estas incluyen 24 carreteras (9.631 MUSD), 18 hospitales (2.618 MUSD), dos embalses (823 MUSD), tres tranvías (722 MUSD), siete aeropuertos (504 MUSD), dos teleféricos (168 MUSD), un centro cívico (40 MUSD), un estadio (31 MUSD) y otras obras (54 MUSD). El Gobierno también estudia inversiones en trenes de cercanías, cárceles y otras. En cuanto al metro, Piñera ha anunciado que se expandirá la red en un 50% mediante la construcción de las L8 y L9, además de la ya proyectada por el Gobierno anterior (L7) y las ampliaciones de la L2, la L3 y la L4. En concreto, ya hay aprobado un presupuesto de 3.500 MUSD para la ampliación de las L2 y L3 (1.000 MUSD), pendientes de licitación, y para el inicio del estudio de la L7 (2.500 MUSD). La ampliación de la L4 y la construcción de las L8 y L9 se quiere que comience en esta legislatura y se estima un coste de 4.000 MUSD. 

En otro orden de cosas, el Gobierno ha anunciado lo que ha venido en llamar el Plan Araucanía que proyecta la inversión pública de 8.000 MUSD a lo largo del periodo 2018-2026 repartidos en casi 500 proyectos focalizados en energía renovable, agricultura y turismo. Es estima que esta inversión pública tendrá un efecto arrastre sobre la inversión privada, que se estima en 16.000 MUSD.

El servicio de transporte urbano por autobús en la Región Metropolitana (la capital está dividida en más de 30 municipios) se denomina Transantiago y se hace de manera concesionada a varias empresas privadas que gestionan paquetes de líneas de autobús. Actualmente existen más de 6.500 autobuses prestando servicio. Este sistema se implantó en 2006 y entre 2008 y 2010 debían publicarse varios concursos para renovar a los gerentes de las flotas, así como los servicios tecnológicos asociados al Transantiago (ticketing, localización,…). El gobierno anterior realizó los trabajos preparatorios para sacar un primer concurso de gestión de flotas en varios paquetes de 500 autobuses. Por lo que se ha anunciado, la administración aprovechará para publicar y resolver primero los concursos de servicios tecnológicos y luego, al menos, dos contratos de flotas de varios bloques cada uno. El interés de las empresas españolas en ambas partes de este sistema continúa y están pendientes de una correcta definición de las bases de los concursos tanto de los servicios tecnológicos como de la gestión de flotas para poder realizar sus ofertas con toda la seguridad jurídica.

En el área eléctrica, el plan Energía 2050 de Chile está compuesto por cuatro pilares fundamentales: seguridad y calidad de suministro eléctrico, energía como motor de desarrollo del país, energía compatible con el medio ambiente y eficiencia y educación energética. Adicionalmente se va a acometer una serie de proyectos relacionados con la interconexión de sistemas eléctricos, tanto a nivel internacional (con especial mención a las expectativas en torno a la interconexión entre Chile y Perú), como nacional: proyecto de Interconexión SING-SIC, que comprende la construcción de una línea de transmisión de 600km que conectará el Sistema Interconectado Central (SIC), con el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING).

Dentro de la Ruta energética 2018-2022 se fijan como objetivos alcanzar cuatro veces la capacidad actual de generación distribuida renovable de pequeña escala (menor de 300 kW), reconvertir o desmantelar de la centrales termoeléctricas alimentadas con carbón y estudiar las interconexiones con Perú y Argentina. 

Actualmente en el sector de las TICs se vislumbran oportunidades para empresas que ofrecen aplicaciones empresariales, cloud computing, aplicaciones relacionadas con la educación y desarrolladores de software. Pero sobre todo destacan las enormes oportunidades que surgen en el ámbito de la ciberseguridad. En los últimos años Chile ha sufrido algunos ataques de gran repercusión, como el robo este año al Banco de Chile (no es el banco central). En los últimos meses instituciones públicas y privadas se han embarcado en una carrera para adoptar medidas. En el caso del gobierno, hay numerosas iniciativas de colaboración con España, como por ejemplo con INCIBE y la posible firma de un acuerdo de cooperación en este ámbito.

Además del sector energético, que la APIE menciona como prioritario y destaca las inversiones en transmisión que se van a llevar a cabo este año, se contempla la posibilidad de mejorar la infraestructura turística, especialmente centrada en la construcción de hoteles de 3, 4 y 5 estrellas en Santiago y regiones, así como de centros de convenciones y la renovación de licencias y concesiones para casinos.

Con respecto al sector de la minería, la actual situación económica que atraviesa Chile hace pensar que la acometida de nuevos proyectos se retrase en el tiempo. De hecho, las empresas mineras han anunciado un recorte en proyectos de desalinización de agua en el norte.

Para finalizar, el Gobierno chileno también ha señalado su interés en desarrollar una industria alimentaria sofisticada mediante la incorporación de tecnología en el monitoreo para la agricultura y la acuicultura o aplicar avances tecnológicos en la industria de la transformación de alimentos.

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex