Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestra inversión

El 19 de marzo de 2019 la Agencia Federal de Redes – Bundesnetzagentur, el organismo regulador – ha anunciado el inicio de la subasta de frecuencias para telefonía móvil con tecnología 5G. La filial de Telefónica en Alemania, Telefónica O2, se presenta a la subasta, aunque en paralelo ha interpuesto una demanda judicial contra as condiciones de la misma, que estima demasiado onerosas. 

Los dos principales bancos privados del país, Deutsche Bank y Commerbank, han comenzado oficialmente las negociaciones para fusionarse. Altos cargos del ministerio de Finanzas, que ve con buenos ojos la operación, se han entrevistado en los últimos meses con la jefatura de ambos entidades, así como con la del inversor Cerberus, que es accionista de ambas. Adicionalmente el Estado mismo conserva aún el 15% del capital de Commerzbank.      

Finalmente el banco público de Hamburgo y Schleswig-Holstein HSH Nordbank ha sido privatizado en febrero de 2018, vendiéndose al consorcio formado por lo inversores anglosajones Cerberus y JC Flowers; la privatización de este banco era una de las condiciones impuestas por la UE para el plan de rescate de esta entidad. El Nordbank se había visto muy afectado por la crisis financiera, pero también por la del sector de construcción naval, en el que su nivel de exposición era muy elevado. la mayor parte de los activos tóxicos ya había sido previamente depurada de su balance. 

En igual sentido se viene especulando hace ya tiempo con la posible venta parcial del banco público de Baja Sajonia - Niedersachsen - NordLB, ubicado en Hannover. Principales interesados serían por ahora los también bancos públicos de Baden-Würtemberg, LBBW, y de Hesse, Helaba. El principal motivo de la venta es la necesidad de capital de la entidad, cuyo portfolio sufre de un importante componente de créditos de dudoso cobro.    

En el recientemente pactado Acuerdo de Gobierno - febrero de 2018 - se han decidido licitar obras de construcción de nuevos parques eólicos, aunque aún no se han concretado los términos exactos. En general el Acuerdo abunda en la idea de que se ha invertido poco en infraestructura pública en los últimos años y que hay que compensar este desfase. En particular los ámbitos donde es más necesaria la inversión son los de digitalización, vivienda e infraestructura de transporte  Queda más en entredicho la voluntad de aumentar el ámbito de la cooperación público-privada en proyectos de infraestructuras, dado que el SPD es generalmente poco favorable o incluso opuesto a ellos.

Se ha observado un incremento en el interés en la inversión en energías renovables en Alemania por parte de algunos operadores españoles, que consideran que la mejora en las tecnologías de generación eólica y fotovoltaica hacen que pueda merecer la pena invertir para acudir a las nuevas subastas, incluso a precio de mercado, sin tener que pujar por las primas.

El año 2018 ha vencido el actual contrato para gestionar el cobro del peaje de camiones en autopistas carreteras federales. Por ello el Gobierno acaba de convocar un concurso para adjudicar de nuevo este contrato por un período de 12 años, prorrogable a 15. Una empresa española del sector se ha presentado al concurso. 

En el mismo sentido, el Gobierno presentó en 2016 la actualización del "Plan Federal de Caminos / Vías", - Bundesverkehrswegeplan -, que formula las prioridades en infraestructuras de transporte para los próximos 15 años. El plan prevé inversiones por valor de 269 millardos €, de los que 95 corresponden a ampliación y obra nueva y el resto a mantenimiento.  

La sociedad estatal ferroviaria Deutsche Bahn se encuentra en una situación de sobreendeudamiento,  lo que podría llevar a la empresa a plantearse de nuevo la privatización de sus dos filiales de transporte de mercancías, Arriva y Schenker, al objeto de mejorar su capitalización. Por otra parte los planes de privatización de la propia Deutsche Bahn se siguen relegando hacia el futuro. Pese a todo durante el período 2015-19 Deutsche Bahn ha doblar el presupuesto destinado a mantenimiento y acondicionamiento de la red viaria alemana. 

El Gobierno se plantea de nuevo vender sus participaciones directas o indirectas en el capital de Deutsche Telekom y Deutsche Post.

La Federación alemana posee participaciones empresariales en más de 500 empresas. Hay una intención genérica de vender total o parcialmente la participación en los aeropuertos de Berlín-Brandemburgo, Colonia y Munich, así como la Organización del Festival de Bayreuth.

La empresa de telecomunicaciones Deutsche Telekom quiere poner a la venta sus antenas de telefonía móvil. Los ingresos esperados ascenderían a 5.000 millones de €.

Recientemente se ha creado una Agencia, con mayoría de participación pública (Gobierno Federal, algunos Länder y algunas entidades locales) que tiene como objetivo asesorar y promover las operaciones de partenariado público-privado. La citada Agencia se llama "Partnerschaften Deutschland" y en su página web (http://www.partnerschaften-deutschland.de/home/) se puede ver una relación de PPPs en distintos Länder.

El giro en la política energética alemana, abandonando la energía nuclear y potenciando la energía eólica en el Mar del Norte, supondrá un estímulo a todas las inversiones que contribuyan a cubrir el hueco dejado por la energía nuclear, facilitar el ahorro energético y asegurar un suministro eléctrico fiable, sostenible y razonablemente barato. Puede haber oportunidades de inversión en ámbitos específicos como el de la energía eólica, donde se esperan crecimientos muy importantes, tanto por la renovación del parque de aerogeneradores, como por las nuevas inversiones que se prevén en los próximos años, tanto en proyectos on-shore, como off-shore. Las posibilidades pueden afectar a empresas suministradoras de componentes para los parques eólicos, pero también a ingenierías y empresas de consultoría especializadas en este ámbito. La reciente decisión por parte de los partidos de la coalición gubernamental de soterrar gran parte de la red eléctrica de alta tensión, que conectará los campos eólicos con el sur de Alemania, probablemente supondrá una carga de trabajo añadida para empresas de ingeniería y construcción.  El giro energético experimentará además en los próximos años un nuevo salto con la propuesta de descarbonización de la economía alemana, que ya está alcanzando perfiles muy concretos y podría concretarse en un plan específico en un futuro próximo.  

En todo caso la política de remuneración de energías renovables está causando una disminución del precio de la electricidad al por mayor, que está provocando el cierre temporal o definitivo de las centrales de generación convencional. Por ello algunas empresas están incluso considerando la posibilidad de deshacerse de todo el negocio convencional, como es el caso de Vattenfall, que vendió en abril de 2016 tanto sus minas como sus centrales de carbón - lignito- a la empresa checa EPH por un valor aproximado de 3.500 millones €. 

El espectro de sectores de la inversión española en Alemania es muy variado, comprendiendo tanto la industria tradicional, - metalurgia, máquina-herramienta, química, material eléctrico -, como las energías renovables y los servicios – telecomunicaciones, servicios financieros, hostelería, distribución, moda, etc.-.

 

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex