Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestra inversión

En la actualidad, Filipinas es uno de los países en los que más oportunidades de inversión están surgiendo. Los sectores de mayor interés para las empresas españolas son aquellos que otorgan una ventaja competitiva por su favorable relación coste-cualificación de la mano de obra, bien en los que el sector industrial español es habitualmente competitivo, bien en los que Filipinas tiene una ventaja comparativa por razones naturales o legales, o porque, simplemente, tienen buenas perspectivas de desarrollo. Así, destacan:

  • El desarrollo de las infraestructuras de transporte, agua y gestión de residuos. Constructoras y consultoras pueden beneficiarse del actual impulso gubernamental a las infraestructuras – cristalizado en el programa “Build, Build, Build”- en un mercado de gran potencial y con aún no demasiada competencia instalada. Es necesario destacar las limitaciones a la participación extranjera en concesiones públicas de explotación, lo que reduce, en cierta medida, el interés en invertir, siendo a veces más interesante participar como mero contratista para el consorcio.
  • El sector de las energías renovables. Entre los planes estratégicos, destaca el National Renewable Energy Programme (NREP), el cual prevé adicionar 15 GW anuales de nueva capacidad energética proveniente de fuentes renovables hasta el 2030. Entre ellas, la energía solar y la eólica serán las que experimenten mayores crecimientos, que se estiman de en torno al 10% anual en el próximo lustro. Sin embargo, es importante destacar que ciertos informes señalan una posible reducción en la cuota de mercado de las renovables en la próxima década.  Para el 2019 se prevé que se promulguen una serie de incentivos legales a la implementación de energías renovables. Es importante destacar que los altos costes de la electricidad en el país hacen rentables proyectos de muy diverso tipo.
  • El sector financiero, que desde su liberalización en 2014 permite la entrada de bancos con capital 100% extranjero, y que ofrece grandes posibilidades, especialmente en el marco de la ASEAN. Además, dado el bajo nivel de inclusión financiera de la población filipina, goza de hay un amplio margen de crecimiento.
  • El turismo, en especial de aventura o minoritario.  El fortísimo potencial natural filipino contrasta con las dificultades actuales a su explotación, dadas las restricciones a la propiedad extranjera de terrenos e inmuebles, el todavía bajo número de turistas, las deficientes infraestructuras y las escasas conexiones aéreas con Europa dificultan el negocio del turismo masivo. Sin embargo, es necesario destacar que se prevén mejoras en todos estos aspectos en los próximos años.
  • La deslocalización de procesos (Business Process Outsourcing, BPO). La subcontratación de servicios de back office (informática, contabilidad, recursos humanos), teleoperadores para acciones comerciales, mantenimiento y desarrollo de software, animación, etc. Filipinas ha desbancado ya a la India en BPO de voz (call centers) y lleva camino de liderar otros ámbitos. Se prevén para 2020 unos ingresos entre 700-850 M€ y creará de 1,3 a 1,5 millones de puestos de trabajo.
  • La industria agroalimentaria y de procesamiento de productos agrícolas para alimentación o energía (incluido biocombustibles)
  • El e-commerce, está suponiendo una revolución en los hábitos de compra filipinos. Ha aumentado el gasto en marketing digital hasta copar una media de 21,5% del total del presupuesto en marketing.

Destacan, como principales formas de representación usadas por las empresas extranjeras en Filipinas, además de la contratación de agentes locales, las sociedades anónimas y sucursales. Las joint ventures suelen ser más utilizadas para la financiación de proyectos. La normativa establecida favorece el establecimiento de una filial sobre una sucursal debido a ciertas restricciones para las sucursales en algunos sectores.

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex