Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestra inversión

Para las empresas españolas las principales oportunidades de inversión en Serbia se encuentran en los sectores siguientes:

  • Privatizaciones. El Estado conserva la propiedad de un gran número de compañías que operan en sectores muy diversos y que se desea transferir al sector privado. En los últimos años el Gobierno serbio se ha esforzado notablemente por mejorar el marco jurídico de las privatizaciones, evitar las privatizaciones fraudulentas y culminar la venta de las empresas todavía en cartera. Cabe destacar por su interés la posible venta de HIP Petrohemija (petroquímica), Komercijalna Banka (banca) o Telekom Srbija (telecomunicaciones). 
  • Concesiones y PPPs. Existe un creciente interés por parte de las autoridades en promover el uso de concesiones y acuerdos público-privados para desarrollar nuevas infraestructuras y mejorar los servicios públicos. Serbia cuenta con una normativa relativamente flexible que incluso permite a los inversores presentar sus propias propuestas a las autoridades. Estos proyectos cuentan con apoyo de instituciones financieras internacionales como el BERD o la Corporación Financiera Internacional (Banco Mundial), lo que supone una garantía adicional para los inversores.
  • Agricultura. Serbia ofrece buenas condiciones naturales para una agricultura de alto valor añadido. La adquisición de terrenos agrícolas por parte de inversores europeos, conforme al Acuerdo de Estabilización y Asociación entre la Unión Europea y Serbia, se encuentra liberalizada. Los productos agrícolas serbios pueden exportarse sin arancel a numerosos mercados, incluida Rusia.
  • Industria alimentaria (agribusiness). Serbia es un importante productor y exportador de cereales, frutas y verduras, además de ofrecer buenas condiciones para la cría porcina. Este potencial se combina con la disponibilidad de corredores logísticos que facilitan un rápido acceso a los mercados exteriores. Serbia es una localización muy conveniente para productores de conservas, alimentos preparados, panadería y bollería, lácteos o productos cárnicos, entre otros.
  • Industria del automóvil. Desde que Fiat reabrió en 2013 la antigua fábrica de Zastava en Kragujevac, el automóvil se ha convertido en la primera industria exportadora de Serbia. Numerosos fabricantes de componentes también se han instalado en Serbia para aprovechar la disponibilidad de mano de obra cualificada a costes razonables y la cercanía a las fábricas de Europa central. Existen oportunidades tanto greenfield como brownfield
  • Banca. El mercado bancario serbio ofrece condiciones de rentabilidad muy favorables debido a los elevados márgenes de intermediación y el amplio uso de comisiones. Dado que se trata de un mercado fragmentado, existen oportunidades para beneficiarse de las operaciones de concentración. A medio plazo deberían producirse desinversiones de varios bancos tanto públicos (Komercijalna Banka) como privados.
  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex