Sistema financiero

Sistema financiero

El ejercicio de las actividades bancarias en el Congo está sometido a la reglamentación bancaria común de la CEMAC (informe común, capítulo 4) y a las disposiciones nacionales de aplicación.

Según los últimos datos disponibles del Ministere des Finances et du Budget da Republique du Congo 2017, la red bancaria congoleña comprende once bancos:

·         La Banque Congolaise de l’Habitat (BCH)

·         La Banque Commerciale Internationale (BCI)

·         La Banque Espirito Santo Congo (BESCO)

·         La BGFIBANK CONGO (BGFI)

·         La Banque Postale du Congo (BPC)

·         La Banque Sino Congolaise pour l’Afrique

·         Le Crédit du Congo (CDC)

·         La Banque ECOBANK-Congo (ECOBANK)

·         La Congolaise de Banque (LCB)

·         La Société Générale Congo (SGC)

·         La Banque UBA-Congo (UBA)

El Congo tiene también un mercado floreciente de microcrédito, desde que se adoptó la reglamentación bancaria común de la Comisión Bancaria del África Central (COBAC) de 2002196, a la cual se ajustaron las instituciones de micro financiación en 2007.

Según datos de 2019 hay 58 instituciones de micro financiación aprobadas en el país, incluidas 33 de la red Mutuelle congolaise d’épargne et de crédit (MUCODEC) y 25 instituciones independientes.

El desarrollo de la micro financiación es el resultado de las dificultades experimentadas por el sistema bancario tradicional para financiar a los empresarios del Congo, aunque persisten en el subsector dificultades que obedecen sobre todo a la falta persistente de profesionalidad.

El sistema bancario sigue enfrentándose a numerosas dificultades estructurales, entre ellas, unos márgenes reducidos por los tipos de interés elevados y un porcentaje importante de créditos fallidos y préstamos de dudoso cobro. La ejecución de las garantías sigue siendo complicada y gravosa y el nivel de ejecución de las obligaciones es reducido.

Por otra parte, el mercado de los seguros está sometido a la reglamentación de la Conferencia Interafricana de Mercados de Seguros (CIMA) (informe común, capítulo 4).

Según las autoridades, el subsector de los seguros del Congo es sólido y se está recuperando gradualmente de la crisis sanitaria de la COVID-19 gracias a las nuevas medidas de saneamiento del mercado nacional.

Las principales sociedades de seguros en el mercado del Congo son: NSIA Congo (seguros de vida y no vida); Assurances Générales du Congo (AGC y AGC-Vie); la Société d'Assurances et Réassurances du Congo (ARC); Colina Congo; y Allianz Africa, filial del grupo Allianz, desde 2011.

Según un informe de Atlas Magazine de 2019, se estima que en 2017 el mercado de seguros congoleño tenía un valor de 58,4 mil millones de FCFA (cercano a 90 millones de euros), principalmente dominado por los seguros de no vida (un 92% del total). Aunque el sector de los seguros de vida, de reciente introducción, está en desarrollo.

El riesgo por “incendio" se sitúa en primer lugar, con un 44% de la cifra de negocios, seguido del riesgo de “automóviles" (25%) y el riesgo por enfermedades (12%). Con tasas de solvencia y de cobertura elevadas, el sector de los seguros del Congo genera una cifra de negocios global capaz de atraer a grandes compañías de seguros extranjeras, en un momento en que estas últimas tienen tendencia a retirarse de la mayoría de los mercados de tamaño reducido del África Subsahariana.

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

En términos generales, la asistencia financiera extranjera para el Congo es modesta ya que la mayor parte del gasto público se financia por el Gobierno. Además del Banco Mundial, los principales socios internacionales son la Unión Europea (UE), la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), el Banco Africano de Desarrollo (BAfD), y China. Las Naciones Unidas y el Banco de los Estados del África Central (BDEAC) también son activos o tienen la intención de comenzar las actividades en el Congo. Además, el Gobierno redujo recientemente su colaboración con Singapur, en particular con respecto a las zonas económicas especiales.

La República del Congo se encuentra en la lista de países que son elegibles o potencialmente elegibles para recibir créditos HIPC (a 2020, actualización más reciente) por las instituciones, ya que se encuentra entre las naciones menos desarrolladas. La entrada a la iniciativa HIPC está condicionada a la aplicación de la transparencia fiscal y el buen gobierno, con un enfoque particular en hacer que la Sociedad Nacional de Petróleos del Congo se convierta en una institución más responsable. Dicha condicionalidad debería extenderse a cualquier ayuda multilateral y bilateral más al país.

España actualmente no ha firmado con este país ningún acuerdo de financiación ni ha abierto ninguna línea de crédito para empresas españolas que quieran invertir en él.

La política económica oficial se ha llevado a cabo durante más de diez años bajo el "Extended Credit Facility", suscrito con el FMI el 22 de diciembre de 2008 por 8.460.000 SDR (el 10% de su cuota al FMI).

En 2019, en el marco de dicho programa, el FMI aprobó un plan de tres años con un desembolso de 448,4 millones de dólares estadounidenses para la República del Congo. El programa se centraba en la consolidación fiscal y reestructuración de la deuda, fortalecimiento del capital humano y reformas estructurales enfocadas en la gobernanza, para promover la diversificación y lograr un crecimiento más inclusivo. En febrero de 2021 el FMI concluyó la misión dicho acuerdo.

El Banco Mundial se relaciona con la RC en base a la "Country Partnership Strategy FY20-FY24", cuyo principal objetivo es contribuir al fortalecimiento de la economía y mejorar las políticas sociales. La aportación económica es limitada. La última asignación de la IDA fue de unos 210 millones de dólares estadounidenses para 2019, con carga anticipada para 2021 y 2022. Aún no existen indicaciones sobre la asignación para 2020-2024, ni si el Congo seguirá siendo elegible para recibir fondos.

En cuanto a los préstamos del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento del Banco Mundial (BIRF), el Congo es elegible para la iniciativa de los recursos del bosque centroafricano (CAFI), el Plan de Inversión Forestal (FIP), el Mecanismo de Donaciones Dedicado Para Pueblos Indígenas Y Comunidades Locales, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y el Fondo Cooperativo para el Carbono de los bosques (FCPF). Una sólida cartera de fondos para combatir el cambio climático y los desastres naturales.

Como ya se ha comentado, la República del Congo es una economía altamente dependiente del crudo, situación que no es sostenible a medio/largo plazo. Por todo ello, el Banco Mundial no se equivoca intentando financiar proyectos que coadyuven a la diversificación económica del país y a la mejora del clima para hacer negocios. Lo único que resta saber es si el Gobierno tendrá voluntad política y legitimidad democrática para llevarlo a cabo, ya que la confianza que existe en el presidente es limitada y hay bastante contestación social.

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

La Comunidad Económica y Monetaria de África Central - CEMAC fue fundada en 1994 y está compuesta por seis Estados del África Central - Camerún, la República del Congo, la República Centroafricana, Chad, Gabón y Guinea Ecuatorial. El propósito de la CEMAC es crear un mercado común entre los Estados miembros a través de la implementación de un marco de regulación comercial, la costumbre y monetaria Armonizado. El 29 de abril de 2000, el comité ministerial de CEMAC adoptó la regulación N º 02/00/CEMAC/UMAC/CM sobre el control de divisas, destinado a proporcionar un reglamento marco mínimo para los estados miembros.

Con relación a los estados no miembros de la CEMAC, el Reglamento de Intercambio distingue entre estados "Zona Franca", es decir los miembros de la CEMAC de la Unión Económica y Monetaria de los Estados del África Occidental (UEMOA) y los departamentos franceses de ultramar, por un lado, y el resto de los países, por otro lado.

El Reglamento de Intercambio también distingue entre "residentes", cuyo principal lugar de negocios (interés económico) se encuentra dentro del CEMAC, y los "extranjeros", es decir, todas las entidades de los países que no son Estados miembros de la CEMAC (no residentes). Sin embargo, los residentes de la Zona Franca se asimilan a los residentes, a excepción de las transacciones relacionadas con el oro, algunos préstamos, inversiones y transacciones relacionadas con valores extranjeros, así como la exportación y la repatriación de su beneficio.

Pagos en la Zona Franca

El Reglamento de Intercambio no se aplica a las transacciones entre Estados miembros de la CEMAC y estados dentro de la zona del franco, a excepción de las disposiciones comentadas anteriormente. Por tanto, las transacciones son gratuitas, pero están sujetas a declaraciones por su cuantía, con propósitos estadísticos, si estas exceden de 1 millón de francos CFA.

Los pagos y las transacciones con los demás países

Los pagos relacionados con transacciones internacionales, según la definición de los artículos del Acuerdo que adopte el Fondo Monetario Internacional (FMI), no tienen restricciones. De acuerdo con el Convenio Constitutivo del FMI, los pagos por transacciones corrientes son pagos que no se hacen con el fin de transferir capital. Estos incluyen:

  • Los pagos debidos en relación con el comercio exterior;
  • Otras transacciones corrientes, entre los que están:
    • Los servicios;
    • Las facilidades bancarias y crediticias normales a corto plazo; y
    • Los pagos en concepto de intereses sobre préstamos e ingresos netos de otra inversión.

Todos los pagos por importaciones y servicios están sujetos a declaración y deberá acreditarse, mediante factura proforma o bajo cualquier otra documentación que deberán entregar al intermediario autorizado. Además, cuando tal operación sea superior a 5.000.000 de francos CFA, tiene que estar domiciliada con un intermediario autorizado. Las transacciones que excedan de 100 millones de FCFA (unos 200.000 USD) están sujetos a un control más exhaustivo por el Intermediario Autorizado.

Por el contrario, las transacciones de capital, en especial algunos préstamos, la inversión directa y las operaciones con valores en el extranjero, están sujetas a la supervisión administrativa.

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

Sin perjuicio de lo dispuesto en la normativa de control de cambios vigente, se garantiza a las personas físicas o jurídicas que hayan realizado las inversiones extranjeras en el Congo y tengan totalmente pagado su impuesto o deuda bancaria, la transferencia al exterior de

  1. el ingreso de cualquier tipo de estas inversiones;
  2. productos de la liquidación parcial o total de dichas inversiones.

Las transferencias de fondos de la CEMAC están sujetas a las tasas administrativas cobradas por los bancos locales. Dichas comisiones son determinadas por cada banco y generalmente no superan el 0,25% de los fondos transferidos dentro de la CEMAC y el 0,50% de los fondos transferidos fuera de la CEMAC. Las transferencias de fondos en el extranjero que excedan 5.000.000 FCFA (aprox. 10.000 USD) deben ser llevadas a cabo a través de intermediarios autorizados.

Únicamente los viajeros residentes en el Congo pueden sacar francos del país, hasta 100.000 FCFA. También es libre la importación de moneda extranjera, aunque se debe llevar a cabo a través de intermediarios autorizados. Esa importación está sujeta a una tarifa del 0,01% de su valor nominal.

Volver a índice de Sistema financiero