Sistema financiero

Sistema financiero

El sector financiero de Costa de Marfil es el más importante de la Unión Económica y Monetaria de África Occidental (UEMOA). Los tres segmentos relevantes del sistema financiero serían:

- Banca

El número de bancos en Costa de Marfil ha aumentado desde los 18 existentes en 2012, de manera que el sector bancario cuenta con 28 bancos comerciales en la actualidad (tras la apertura en septiembre de 2017 de la Banque d'Abidjan, Bda). Aunque el número de bancos es muy superior al de países vecinos como Mali, Burkina o Senegal, la tasa de bancarización de la economía es todavía del 16,5%. Hay gran presencia de filiales de bancos extranjeros, principalmente de Francia (Société Général y BNP Paribas), Nigeria (Ecobank y Diamond Bank), Togo (Atlantic Bank) y Marruecos (Attijariwafa, BCP y Banque Marrocaine du Commerce Exterieur).

Aunque el flujo de crédito a la economía ha repuntado de manera notable desde 2012, (creciendo un 13,4% en 2018 según el FMI), el crédito representa en torno al 19,8% del PIB, lo que es bajo según estándares regionales e internacionales. El FMI espera un crecimiento en torno al 13% para el periodo 2019-2020.

Según el FMI, la situación del sector bancario es generalmente estable y sólida en la actualidad. La transición a un nuevo marco regulatorio de la UEMOA, en línea con los principios de Basilea II/III reforzará la remisión de información y la recapitalización de los bancos. Se ha avanzado en la ratio de capital frente a activos de riesgo, que en 2017 estaba en el 10%, por encima del requisito legal para la UEMOA del 8%. La mayoría de los bancos han cumplido ya con el requisito legal del mínimo de contar con un capital de 10 mil millones de FCFA en 2017, pero aún hay cuatro bancos con dificultades para hacerlo, entre ellos tres de capital público. 

Los principales beneficiarios del crédito son los sectores de comercio, manufacturas y agricultura. A pesar de la creciente bancarización de la economía marfileña, el acceso es mucho más limitado en el caso de mujeres y en zonas rurales. Los bancos están notablemente concentrados en Abidjan y algunas de las otras ciudades relevantes, pero los bancos han sido muy conservadores a la hora de penetrar en el mercado rural. Por otro lado, sólo las grandes sociedades tienen acceso al crédito, quedando las PYMEs excluidas en muchos casos del circuito bancario de crédito. 

En términos de riesgo, los bancos acusaron un deterioro de la calidad de los créditos en cartera en los años de crisis, de forma que la tasa de morosidad creció hasta el 18,8% en 2011. Sin embargo, desde 2012 se ha reducido notablemente, hasta el 9,9% en 2017, de acuerdo con el FMI). No obstante, en respuesta a esta circunstancia, los bancos se han aprovisionado bastante en los últimos años, de modo que el FMI estima que en nivel de provisiones frente a préstamos morosos era del 65,3% en 2017.

El ámbito de los microcréditos está escasamente desarrollado y muy limitado por mutualidades de ahorro que no funcionan de manera eficiente. Parece, sin embargo, que algunas sociedades extranjeras pordrían estar interesadas en penetrar en este segmento.

En todo caso, en la operativa bancaria se observa un alto grado de ineficiencia. Los trámites, muchos exigidos en papel, son una barrera, y las comisiones son elevadas. En Abidjan, donde la penetración bancaria es elevada, existen numerosas sucursales bancarias y cajeros para extraer dinero. Sin embargo, el uso de las tarjetas bancarias está poco extendido y se limita a los supermercados, a algunas agencias de viajes y a las tiendas en los grandes centros comerciales. La banca móvil está ocupando un lugar creciente en todo tipo de transacciones.

Como en todos los demás países de la UEMOA, la supervisión bancaria corresponde al BCEAO.

 - Bolsa


La Bolsa Regional de Valores Mobiliarios (BRVM) de África del Oeste, operativa desde 1998 y con sede en Abidjan, es la bolsa común de los 8 países de la UEMOA y la 8ª en importancia de toda África. Según el último informe de la sociedad, en 2017 8 nuevas sociedades han entrado en la bolsa, se han realizado 9 ampliaciones de capital y ha aumentado el volumen de transacciones un 11,8%.
 

 - Seguros

El mercado de los seguros está regulado por la Conferencia Interafricana de los Mercados de Seguros (Conférence interafricaine des marchés d'assurance, CIMA), que agrupa 14 estados miembros de África occidental. Los actores del mercado son las compañías de seguros y los intermediarios. Hay unas compañías de seguros y están todas implantadas en Abidjan. A pesar de la crisis política no ha dejado de crecer el mercado de los seguros. Se estima que aproximadamente un 40% de los seguros contratados son de la rama vida, frente a un 60% que son de no vida. Las principales compañías de seguro son: SAHAM, Beneficial Life, Nsia, AXA, LMAI, Alliance. Las principales corredurías son: Gras Savoye Côte d'Ivoire y ASCOMA Côte d'Ivoire. El grupo tunecino Comar  decidió en 2017 instalar una filial en Costa de Marfil, ampliando un servicio que en la actualidad no llega más que al 4% de la población y que representa en torno al 3,4% del PIB. Sin embargo, según fuentes oficiales el sector está en progresión, con un crecimiento estimado en 2015 del 8,6%.

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

Costa de Marfil se beneficia de diversos programas de ayuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), además de contar con la asistencia del Banco Africano de Desarrollo y de diversas agencias de las Naciones Unidas, especialmente la del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

A raíz de la crisis de 2010 y comienzos de 2011 el FMI aprobó un servicio de crédito rápido (SCR) por un importe de 129 millones de dólares. El organismo emitió además un estudio sobre cómo podría afectar la crisis en el país a la recuperación económica en la región de África occidental. En noviembre de 2011, el FMI aprobó un préstamo de 165 millones de dólares para recuperar la economía del país bajo el Extended Credit Facility (ECF). En diciembre de 2016, el FMI aprobó un nuevo programa de tres años para Costa de Marfil, por un total de 674 millones de dólares, (equivalente al 75% de la cuota del país en la institución) a través de la Facilidad de Crédito Ampliado y la Facilidad del Fondo Ampliado. El Programa apoyará los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo de Costa de Marfil 2016-2020 permitiendo mantener una posición externa sostenible y un ritmo elevado de crecimiento económico. Incluye un conjunto de reformas para mejorar la gestión de las finanzas y la deuda pública, como la supervisión de las entidades fuera del gobierno central, el control del riesgo de las empresas públicas, la reestructuración de los bancos públicos, y la mejora del clima de negocios. Las autoridades marfileñas han pedido al FMI apoyo a través de asistencia técnica para mejorar la calidad y la difusión de las estadísticas económicas. Conviene recordar que el Presidente Ouattara fue Director Adjunto del  FMI y valora muy positivamente el papel de supervisor del mismo en países en desarrollo.

El Banco Mundial contempló, en su estrategia para el país, 2010-2013, un desembolso de 465 millones de dólares, pero finalmente los desembolsos han sido superiores, del orden de los 800 millones de dólares, cubriendo sectores como la mejora de la gobernanza, el sector privado, el sector agrícola y las infraestructuras de base. A finales de 2015 el Banco Mundial aprobó un nuevo Country Partnership Framework que contempla el compromiso de 700 millones de dólares a través de la AIF (Asociación Internacional de Fomento, IDA, en inglés), 1.770 millones de dólares a través de la CFI (Corporación Financiera Internacional, IFC en inglés) y 800 millones de dólares a través del OMGI (Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones, MIGA en inglés). En los últimos tres años se han aprobado proyectos por 160,8 millones de dólares en el sector social (50 millones de dólares), salud (70 millones de dólares), autonomía de las mujeres y dividendo demográfico (30 millones de dólares), gestión de pesticidas (7 millones de dólares) y REDD+ (3,8 millones de dólares). Además, se han aprobado  proyectos de transporte de la electricidad (325 millones de dólares); un proyecto de desarrollo urbano y de competitividad de las ciudades secundarias-PIDUCAS- (120 millones de dólares),  se ha apoyado con 315 millones de dólares el proyecto de competitividad del Grand Abidjan; el de agua en el medio rural (50 millones de dólares), y también el projecto de modernización del sector de transportes y de la facilitación del comercio -PAMOSET- (con 30 millones de dólares). Los proyectos se pueden consultar en la página web del Banco Mundial.

Por su parte, el Banco Africano de Desarrollo (African Development Bank Group, AfDB) también retomó sus compromisos con Costa de Marfil y actualmente trabaja sobre la Estrategia País 2018-2022 que se basa en dos ejes: (i) reforzar las infraestructuras "estructurantes" y la gobernanza, para la competitividad de la economía y la eficacia de las inversiones y (ii) desarrollar las cadenas de valor agroindustriales para un crecimiento inclusivo y durable. En la actualidad la cartera vigente es de 930 millones de UC (unos 1300 millones de dólares), con proyectos en el sector del transporte (56,3%), en el sector de la energía (28,8%), de la agricultura (11,8%) y la gobernanza (2,8%). La orientación de la cartera es coherente con las prioridades del gobierno en el PND 2016-2020 y con los High 5 del Banco que buscan la transformación estructural de África.

Los compromisos financieros de la UE con Costa de Marfil son de 1.600 millones en el periodo 2016-2020, viniendo el 58% de Francia (diversos acuerdos, destacando el Acuerdo de Conversión de Deuda gestionado por la Agencia Francesa de Desarrollo) y el 34% de la Comunidad Europea (a través del FED, entre otros). Además, el BEI está proporcionando cofinanciación en distintos proyectos en los sectores de energía y agua.

Costa de Marfil trabaja con otros bancos de desarrollo como el Banco Islámico de Desarrollo o el Banco de Desarrollo de África del Oeste (BOAD), de los que obtiene igualmente financiación.

Las licitaciones procedentes de fuentes multilaterales se incluyen en el sistema de alertas Oportunidades de Negocio Internacionales que el ICEX pone a disposición de las empresas.

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

Las formas de pago más habituales son el pago por anticipado y el crédito documentario irrevocable.

Se pueden mantener cuentas en divisas desde las que realizar y recibir transferencias; no obstante toda transferencia superior a 300.000 FCFCA (457,34 €) fuera de la UEMOA precisa autorización del Ministerio de Finanzas. No hay control de cambios y la convertibilidad de la divisa es plena. Existen numerosas oficinas de cambio a lo largo de todo el país y operan varios bancos internacionales. Es posible contraer préstamos con bancos extranjeros.

Se pueden repatriar libremente los dividendos y los ingresos por las enajenaciones de inversiones previas. 

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

Según el artículo 17 del Código de Inversiones de Costa de Marfil aprobado en 2012, el Estado autoriza la transferencia de activos relacionados con las inversiones, a condición de que sea siempre conforme con la normativa fiscal.

No obstante, el Estado de Costa de Marfil podrá impedir una transferencia mediante la aplicación equitativa, no discriminatoria y de buena fe de sus textos relativos a:

-La protección de los derechos de los acreedores.

-La protección del medio ambiente.

-los delitos penales.

-La transferencias de divisas u otros instrumentos monetarios.

-La aplicación de títulos ejecutivos.

-La ejecución de sentencias dictadas como resultado de procedimientos judiciales.

-La ejecución de sentencias arbitrales.

Volver a índice de Sistema financiero