Sistema financiero

Sistema financiero

El sistema bancario de Costa Rica se compone de 15 entidades, de las cuales dos son bancos comerciales del Estado, dos son bancos creados por leyes especiales y 11 son bancos privados.

  • Bancos comerciales del Estado: Banco de Costa Rica y Banco Nacional de Costa Rica.
  • Bancos creados por leyes especiales: Banco Popular y Desarrollo Comunal y Banco Hipotecario de la Vivienda.
  • Bancos privados: Banco BAC San José S.A., Banco BCT S.A., Banco Cathay S.A., Banco Davivienda S.A., Banco General S.A., Banco Improsa S.A., Banco Lafise S.A., Banco Promerica S.A., Prival Bank Costa Rica S.A., Banco CMB Costa Rica S.A. y Scotiabank de Costa Rica.

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) es una institución autónoma de derecho público, con personalidad jurídica y patrimonio propios, que forma parte del Sistema Bancario Nacional. Su principal objetivo es controlar la inflación y realiza labores juntamente con el Consejo Nacional de Supervisión de Sistema Financiero para cumplir con sus objetivos. Se encarga también de promover la eficiencia del sistema de pagos internos y externos y mantener su normal funcionamiento.

Las funciones esenciales que ejerce el BCCR de acuerdo a la ley son:

  1. El mantenimiento del valor externo y de la conversión de la moneda nacional.
  2. La custodia y la administración de las reservas monetarias internacionales de la Nación.
  3. La definición y el manejo de la política monetaria y cambiaria.
  4. La gestión como consejero y banco-cajero del Estado.
  5. La promoción de condiciones favorables al robustecimiento, la liquidez, la solvencia y el buen funcionamiento del Sistema Financiero Nacional.
  6. La emisión de billetes y monedas, de acuerdo con las necesidades reales de la economía nacional.
  7. La determinación de políticas generales de crédito y la vigilancia y coordinación del Sistema Financiero Nacional.
  8. La custodia de los encajes legales de los intermediarios financieros.
  9. El establecimiento, la operación y la vigilancia de sistemas de compensación.
  10. El establecimiento de las regulaciones para la creación, el funcionamiento y el control de las entidades financieras.
  11. La colaboración con los organismos de carácter económico del país, para el mejor logro de sus fines.
  12. El desempeño de cualesquiera otras funciones que, de acuerdo con su condición esencial de Banco Central, le correspondan.

La banca

Los servicios bancarios comerciales están regulados a través de la Ley Orgánica del Sistema Bancario Nacional de 1953, y de los reglamentos establecidos por el CONASSIF (Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero). Además, la SUGEF (Superintendencia General de Entidades Financieras) es la institución encargada de supervisar bancos comerciales públicos y privados.

El sector de la banca comercial en Costa Rica cuenta con una importante participación de los bancos estatales a pesar de que el número de bancos públicos es menor que los bancos privados. Entre otros motivos, destacan las asimetrías regulatorias que favorecen a la banca estatal y distorsionan el mercado. Dichas asimetrías son el peaje bancario, el monopolio de los depósitos de las entidades públicas y la garantía de depósitos.

En cuanto a los bancos comerciales privados, tras la aprobación de apertura por parte de la SUGEF y del BCCR, deben establecerse como sociedades anónimas y mantener un capital mínimo de 15.610 millones de colones. Una vez cumplidos los requisitos, la SUGEF emitirá una autorización para llevar a cabo operaciones con una duración prorrogable de 30 años. Además, aquellos que sean extranjeros pueden tener filiales en Costa Rica (sin límites cuantitativos en sus operaciones), pero no pueden establecer sucursales dentro del país costarricense.

Mercado crediticio

El mercado crediticio costarricense se estructura alrededor de la banca estatal que es la que capta la mayor parte del ahorro familiar. La liquidez del sistema se contabiliza en dos monedas, colones y dólares, siendo la más estable la contabilizada en dólares.

Seguros

En el mercado de seguros operan compañías públicas, privadas e intermediarios privados de seguros. En 2019, se incluía en el mercado a la empresa estatal Instituto Nacional de Seguros y otras 12 empresas privadas (de las cuales 9 eran filiales y 2 eran sucursales de aseguradoras extranjeras). Además, cabe destacar que en este mercado pueden operar:
1. Compañías constituidas como sociedades anónimas
2. Sucursales de compañías extranjeras
3. Cooperativas aseguradoras
4. Intermediarios de seguros: agencias de seguros, agentes de seguros, sociedades corredoras de seguros, corredores de seguros y operadores de seguros autoexpedibles.

Este mercado está regulado por la Ley Reguladora del Mercado de Seguros de 2008, la Ley Reguladora del Contrato de Seguros de 2011 y los reglamentos emitidos por el CONASSIF. Además, la institución encargada de supervisar y emitir la autorización administrativa requerida es la SUGESE (Superintendencia General de Seguros de Costa Rica).

En cuanto a la prestación de servicios, las compañías de seguros personales y las compañías de seguros generales deben contar con un capital mínimo de 3 millones de unidades de desarrollo (UD); y las reaseguradoras 10 millones de UD.

El mercado valores

El mercado de valores lo dispone la Ley Reguladora del Mercado de Valores de 1998 (última reforma en 2018). La Bolsa de Valores de Costa Rica registró un promedio de negociación de 107 millones de dólares en marzo de 2022, frente a 178 millones de dólares registrados en marzo de 2021.

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

Costa Rica ha negociado una red de acuerdos comerciales que ayudan a la modernización y liberación de la economía, que deriva en una mejora del acceso a los mercados. Dichos acuerdos han generado oportunidades que han permitido fortalecer la competitividad de la economía.

Tradicionalmente, las instituciones que han aportado más fondos a Costa Rica a través de acuerdos multilaterales han sido el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Sin embargo, desde 2020 se puede observar un gran crecimiento de las aportaciones realizadas por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). En concreto, la deuda con el BCIE en 2020 se incrementó más de un 200% respecto al año anterior. A pesar de que la deuda con multilaterales no representa un porcentaje muy elevado sobre el total de deuda pública, en 2020 ésta experimentó un aumento del 73% respecto con 2019. Previo a ese año, esta deuda con multilaterales venía creciendo a un ritmo promedio del 14,55% anual.

Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

El principal mecanismo de financiación del BID a Costa Rica son las operaciones de préstamo, líneas de crédito y las cooperaciones técnicas.
Durante el año 2021, el BID registró 1.555 millones de dólares destinados a proyectos en Costa Rica. De estos proyectos, aquellos en los que se prevé un mayor progreso en los próximos años son los relacionados, principalmente, con Infraestructura y Transportes. El Ministerio de Obras Públicas y de Transportes (MOPT) se configura como la unidad ejecutora que recibirá mayor apoyo pues, del total de desembolsos previstos, el 68% va dirigido a este organismo. El resto de los fondos irán destinados en un 13% al Ministerio de Comercio Exterior (COMEX) y, el 12% al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Banco Mundial (BM)

Desde el año 2010 hasta 2021, el banco Mundial ha aprobado proyectos en Costa Rica por valor de 1.212 MUSD. La mayor parte de estas tuvieron lugar en los años 2016 y 2020, años en los que se concentra el 83% del total del periodo. Los sectores que se vieron más beneficiados por estas aprobaciones fueron Salud, con un 34,6% del total, seguido de Medioambiente y recursos naturales (29,7%) y Educación (16,5%). Durante el año 2021, el BM aprobó una operación de préstamo por valor de 300 MUSD para apoyar los esfuerzos del Gobierno de Costa Rica para proteger los ingresos y empleos de las personas frente al impacto de la pandemia, fortalecer a las pequeñas y medianas empresas, reforzar la sostenibilidad fiscal y sentar las bases para una fuerte recuperación pospandemia con base en el desarrollo verde y bajo en carbono (segundo Préstamo para Políticas de Desarrollo para la Gestión Fiscal y de Descarbonización).

Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE)

El BCIE es una de las instituciones financieras más importantes para Costa Rica en materia de financiación para el desarrollo. Durante el periodo 2015-2020, el BCIE aprobó operaciones de crédito por un importe aproximado de 2.768 MUSD. Durante 2019 y 2020. el BCIE aumentó sus aportaciones a Costa Rica en un promedio anual del 22% motivado, en gran parte, por los efectos que ha tenido la covid-19 en el país y en su desarrollo económico y social.

Especialmente significativo fue el incremento de fondos aprobados durante el año 2018, cuando ascendieron a los 530 MUSD, es decir, un 145% más que en 2017. Esto se debió, principalmente, a los 450 MUSD destinados al Programa de Abastecimiento de Agua para la Cuenca Media del río Tempisque y Comunidades Costeras (PAACUME). Para finales del año 2021, el BCIE registró un gasto de 411 millones de dólares.
En cuanto a los sectores que más apoyo recibieron del BCIE hasta 2021 fueron los siguientes: Agua y saneamiento con 1.198 MUSD (43,2% del total de fondos aprobados) y Transporte con 550 MUSD (19,8% del total). Otros sectores que también recibieron aportes significativos por parte del BCIE han sido Infraestructura, Inversiones sociales y Energía.

Banco de Desarrollo de América Latina (CAF)

Costa Rica se incorporó a CAF como accionista de la Serie C en el año 2002 y, como consecuencia, el país podía asumir un endeudamiento limitado con esta entidad. En 2019, el Gobierno de la República manifestó su intención de comenzar los trámites necesarios para incorporarse a la organización como miembro de pleno derecho, hecho que se consiguió en febrero de 2021, cuando Costa Rica firmó el convenio con la institución para convertirse en accionista Serie A o de pleno derecho.

Gracias a este acuerdo, el país tiene acceso a más recursos financieros, tanto para el sector público como para el privado, así como a opciones de acompañamiento mediante recursos de cooperación técnica. Con ello, CAF será capaz de profundizar su acción en el país y prestar más apoyo en los pilares estratégicos necesarios para promover el desarrollo del mismo.

Como consecuencia, a partir de 2019, se observa un crecimiento muy significativo de las aportaciones de este Banco a Costa Rica gracias a la aprobación del Programa de Apoyo para el Fortalecimiento de las Finanzas Públicas por 500 MUSD. En 2020, y como consecuencia de la propagación de la covid-19 y las medidas restrictivas llevadas a cabo para su contención, el CAF otorgó a Costa Rica dos préstamos para combatir la pandemia, uno de ellos de 50 MUSD y otro de 500 MUSD.

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

Cobros del Exterior

No existe una regulación específica en Costa Rica sobre cobros procedentes del exterior. Las normas que se aplican son las internacionalmente aceptadas de contabilidad.

Pagos al Exterior

Costa Rica no ha regulado específicamente los requisitos para realizar pagos al exterior, pero la Ley del Impuesto sobre la Renta contempla la sujeción de las remesas a un impuesto.

Así, toda persona física o jurídica domiciliada en el territorio nacional que pague acredite, transfiera o ponga a disposición de una persona no domiciliada en el país rentas de fuente costarricense, está obligada a retener el impuesto sobre remesas al exterior, según lo dispuesto en los artículos 54 y 55 de la Ley. La retención será el resultado de multiplicar la tarifa establecida en el artículo 59 de la misma ley a la fuente costarricense (desde un 5% hasta un 50%).

No hay restricciones cambiarias, ni limitaciones para repatriar utilidades ni el capital de la liquidación de la inversión.
 

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

No existen restricciones en cuanto a la repatriación de ganancias, cánones o capitales así como en el control de cambio.

Cabe señalar que desde el año 2011 está en vigor el Convenio de doble Imposición entre España y Costa Rica en materia de impuestos sobre la renta y el patrimonio. 

Volver a índice de Sistema financiero