Sistema financiero

Sistema financiero

El marco legal de las actividades bancarias se rige por la Ordenanza 03-11 de 26 de agosto de 2003 relativa al dinero y al crédito, modificada y complementada por la Ordenanza 10-04 de 26 de agosto de 2010. La principal institución reguladora es el Banco de Argelia, encargado de la expedición de monedas y billetes y de gestionar las reservas de divisas, entre otras actividades. También hay que destacar la importancia de la Asociación Profesional de Bancos y Establecimientos Financieros (ABEF). Su misión es representar a los bancos y los establecimientos financieros en el plano nacional como en el internacional y defender sus intereses concretos. El sector financiero en Argelia está dominado por seis bancos propiedad del Estado, todos ellos miembros de la ABEF, los cuales poseen la mayoría de la cuota del mercado (el 90% de los préstamos y depósitos provienen de estas entidades). Sin embargo, las instituciones privadas con participación extranjera están ganando importancia. En términos de seguridad y riesgo se ajustan a los estándares internacionales.

El Banco de Argelia (banco central) ha otorgado licencia a 20 bancos, seis son propiedad del Estado y el resto están en manos privadas.

Los bancos públicos son: 

  • La Banque Extérieur d’Algérie (BEA), entidad financiera dedicada a la financiación de proyectos de infraestructura de gran escala. Es el mayor banco por activos con una cuota de mercado próxima al 29% y está relacionado con los sectores de petróleo y gas por su relación con los contratos de Sonatrach y Sonelgaz. Actualmente, sigue una estrategia de diversificación con la intención de convertirse en un banco que ofrezca gran diversidad de servicios, se ha convertido en el banco más importante también en apoyo a las operaciones de comercio internacional. También realiza labores de apoyo a las Pymes y servicios inmobiliarios, entre otras muchas.
  • En el sector de la agricultura destacan dos bancos públicos: Banque Nationale d’Algérie (BNA) y Banque de l’Agriculture et du Développement Rurale (BADR). Estos son los dos bancos con mayor número de sucursales, el BADR cuenta con 342 oficinas en todo el país mientras que el BNA cuenta con 214.
  • El Crédit Populaire Algérie (CPA) financia actividades de comercio, turismo, medios de comunicación y salud.
  • La Caisse Nationale d’Epargne et de Prévoyance (CNEP-Banque) es líder en financiación de viviendas, también realiza préstamos a pequeñas y medianas empresas.
  • La Banque de Développement Locale (BDL) provee, principalmente servicios a minoristas, pequeñas y medianas empresas y autónomos.

El Banco de Argelia es el encargado de controlar la inflación, la política monetaria y la emisión de moneda. El Banco de Argelia es el principal suministrador de moneda convertible, ya que las divisas procedentes de la exportación de hidrocarburos deben venderse al Banco de Argelia. Por otro lado, también tiene el poder de autorizar la apertura de los nuevos establecimientos financieros y bancarios, tanto extranjeros como nacionales. Las políticas bancarias tienen como objetivo principal desarrollar el tejido industrial y empresarial. La banca electrónica no está apenas desarrollada.

Una de las restricciones al desarrollo del sector bancario privado en Argelia es que las empresas públicas suelen contratar únicamente servicios de los bancos públicos. Además, los bancos privados están excluidos de ciertas líneas de negocio, como la financiación de grandes proyectos de infraestructura.

Respecto al sector financiero no bancario existen ocho entidades financieras con licencia: cinco entidades de leasing (Arab Leasing Corporation, Maghreb Leasing Algérie, Ijar Leasing Algérie, El Djazair Ijar y Societé Nationale de Leasing); la Caisse Nationale de Mutualité Agricole; Sofinance, sociedad respaldada por el Estado y dedicada a operaciones de préstamo, leasing e inversiones y Société de Refinancement Hypothécaire. El tamaño del mercado del leasing en Argelia se estima en 162 mil millones de dinares para el año 2020, frente a los 135 mil millones de dinares que suponía en 2019. Es una actividad que viene experimentando un crecimiento continuo. El motivo principal es la dificultad de las PYME para acceder a préstamos bancarios puros.

Entre los productos financieros ofertados destacan por su importancia para las empresas extranjeras dos tipos de cuenta bancaria: la cuenta C.E.D.A.C. y la cuenta interna no residente (INR). La primera es una cuenta en dinares convertibles para personas (físicas o jurídicas) residentes en el extranjero. Las condiciones de remuneración de este tipo de cuentas son fijadas periódicamente por el Banco de Argelia. La cuenta INR está destinada a empresas extranjeras que obtengan contratos con empresas de derecho argelino para cubrir los gastos locales relacionados con su proyecto. Por tanto, los importes de esta cuenta no son transferibles al extranjero. Para la apertura de una cuenta bancaria se necesita la aprobación del Ministerio de Comercio y el depósito de una cantidad mínima de 30.000 dólares.

El Banco de Argelia también ha permitido la creación de oficinas de representación a siete bancos extranjeros, entre los que se encuentran dos españoles: Banco Sabadell y Caixabank. Además, el banco español de capital principalmente libio, Aresbank, también se encuentra presente en el país, aunque de manera testimonial. Las oficinas de representación, al contrario de aquellos bancos con licencia bancaria, no están autorizadas a realizar operativa bancaria: sirven como un instrumento comercial y un punto de apoyo para las acciones comerciales de las distintas empresas. 

A pesar de los avances, el sector bancario argelino no funciona correctamente y requiere un desarrollo más eficaz para el progreso económico del país. Es por ello por lo que Argelia se encuentra en un proceso de reforma bancaria que busca acercar las prácticas de su sector a los estándares internacionales. Hay un proceso en marcha para privatizar parte del capital de los bancos públicos.

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

El gobierno de Argelia se ha mantenido bastante firme ante el hecho de no solicitar financiación externa ante las dificultades económicas que ha atravesado. Por el contrario, para corregir la necesidad de financiación ha recurrido a sus reservas de divisas y al Fondo de Regulación de Ingresos creado en el año 2000 para contrarrestar las fluctuaciones de los precios de los hidrocarburos, el cual quedó casi agotado a principios de 2017. No obstante, los déficits gemelos (público y exterior) continúan siendo un gran reto para la política económica actual argelina.

Con el fin de hacer frente a la caída de recursos financieros de los que dispone el Estado, Argelia abrió mediante su Ley de Finanzas Complementaria de 2020 la posibilidad de entrada de financiación externa. Respecto a financiación multilateral, Argelia es el quinto mayor accionista del Banco Africano de Desarrollo (BAFD), y en julio de 2020 se adhirió al Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD).  

Por otro lado, uno de los principales problemas a los que se enfrenta actualmente el país es la falta de liquidez en su sistema bancario. El Banco de Argelia ha empezado a centrar todos sus esfuerzos para solucionar esta situación que se ha visto agravada por la crisis económica, acelerada por el impacto de la pandemia del COVID-19.

Una de las principales medidas presentadas por el Banco de Argelia para resolver el problema de la falta de liquidez ha sido la reducción del coeficiente de liquidez. Además, debe destacarse la obligación sobre los bancos y entidades financieras de aumentar su capital. A partir del 30 de junio de 2021, los bancos deberán contar con un capital mínimo de 20 mil millones de dinares (150 millones de dólares) y el capital del resto de las entidades financieras deberá ser como mínimo de 6,5 mil millones de dinares (49 millones de dólares).

Debido a que el uno de los principales objetivos de la economía argelina es la diversificación por sectores, los servicios relacionados con la financiación de la PYME serán de gran importancia en los próximos años. Entre otras perspectivas del sector, se destacan: el incremento de la penetración bancaria en la población, potenciar el uso de transferencias y cheques para reducir la cantidad de dinero en circulación, y mayor importancia del sector privado (crecimiento del crédito otorgado por los bancos privados del 20% en los últimos 10 años.) Un ejemplo de esto ultimo es la apertura al capital de dos bancos públicos a través de la Bolsa de Valores de Argel. Estos dos bancos son el Crédit Populaire d’ Algerie (CPA) y el Banque de développement local (BDL).  

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

Argelia es un país con control de cambios, por lo que la salida de divisas del país solo puede producirse en los casos tasados: importación de bienes y servicios, repatriación de dividendos, repatriación de sueldo por trabajadores extranjeros y el equivalente en divisas de 15.000 dinares (unos 90 euros) por ciudadano argelino y una vez al año cuando viajen al extranjero. Se declara prohibida la exportación tanto de la moneda nacional como de cualquier tipo de crédito, valor mobiliario, etc., en moneda nacional.

Los recursos en divisas procedentes de operaciones con el exterior deben ser tramitados obligatoriamente por el Banco de Argelia, correspondiendo la gestión de dichos recursos también al Banco Central. No obstante, el Banco de Argelia permite disponer a la empresa argelina de un porcentaje de las divisas obtenidas para otras operaciones internacionales.

Los residentes pueden adquirir activos en divisas sólo a través de los intermediarios financieros autorizados por el Banco de Argelia. Lo mismo se aplica para cambiar divisas en dinares.

Un viajero que entre en Argelia está autorizado a introducir billetes y cheques de viajero en moneda extranjera bajo reserva de una declaración en Aduanas para cantidades superiores a 1.000 euros, que se eleva a 5.000 euros para los no residentes (LFC 2020). Por otro lado, el viajero que sale de Argelia está autorizado a llevar billetes en moneda extranjera, así como cheques de viajero, siendo para el caso de no residentes igual o inferiores a la cantidad con la que entró en el país y para los residentes de hasta 7.500 euros con certificación bancaria de su origen.  

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

La moneda nacional es el dinar argelino (DZD). Su convertibilidad es limitada y las fluctuaciones en su cotización frente al dólar están controladas por el Banco de Argelia. Al ser un país con control de cambios, la salida de divisas del país se encuentra restringida y reglamentada. De hecho, para que los inversores extranjeros puedan repatriar beneficios, hasta el límite del capital aportado a la sociedad de derecho argelino (es decir, la inversión extranjera no puede tener nunca un saldo deficitario en divisas), es necesaria la aprobación del Banco de Argelia. Asimismo, las remesas de dividendos u otros pagos entre compañías vinculadas necesitan de aprobación de control de cambios.

Por otro lado, las entradas de capitales también han de registrarse en el Banco de Argelia. También se permite la apertura de cuentas en divisas en las entidades financieras autorizadas por dicho banco central. 

Los dividendos distribuidos a personas morales o físicas no-residentes están sometidos a una imposición del 15%.

Volver a índice de Sistema financiero

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex