Sistema financiero

Sistema financiero

Las disposiciones básicas aplicables al sector bancario están contenidas en la Ley de Banca, Moneda y Crédito (ley 1/2005), que substituyó a las leyes antes existente (4/1963 y 1/1993). La Ley se refiere al Banco Central (fija su capital en 100 M LD, regula el sector bancario en general; liquidez, reservas, gestión diaria e informes mensuales al Banco Central), y admite la apertura de sucursales de bancos extranjeros, la creación de bancos privados y la inversión extranjera en el sector (art.67, III).

El sistema bancario libio está controlado por el Gobierno desde 1970, cuando se nacionalizó la banca. A la cabeza del sistema se encuentra el Banco Central de Libia y dependen de él:

  • 5 bancos comerciales públicos: Gumhouria Bank (antes Jamahirya), Al Umma Bank, Wahda Bank, National Commercial Bank y Sahara Bank.
  • 5 bancos especializados por actividad: Agricultural Bank, Commerce and Development Bank, Aman Bank for Commerce and Development, Development Bank y Alsaraya trading and development bank.
  • 1 banco especializado en las operaciones con el exterior: el Libyan Arab Foreign Bank (LAFB). Hasta 1981 este banco estuvo también encargado de las inversiones libias en el exterior, pero en dicho año esta actividad pasó a ser desempeñada por la Libyan Arab Foreign Investment Co. (LAFICO), controlada por los Ministerios de Finanzas y de Economía y Comercio y que a su vez controla buena parte de las inversiones libias en el exterior (todas salvo las del sector hidrocarburos, a cargo de Oilinvest), estimadas en unos 7.000 M $, casi todas en Europa. El LAFB tiene filiales o bancos participados en más de 30 países y se encarga de todas las operaciones financieras libias con el exterior, con la excepción, como se ha dicho, de las referentes a inversiones.

Fuera del grupo del Banco Central, hay 44 bancos regionales pequeños, de propiedad de entidades locales.

Desde 1993 el sector privado puede abrir bancos. Los dos principales son el Banco de Comercio y Desarrollo; y el Aman Bank.

Los bancos extranjeros pueden abrir sucursales en Libia (si bien hasta fechas muy recientes estas sucursales sólo podían trabajar como representaciones). Los bancos extranjeros establecidos en Libia son: Arab Banking Corporation (domiciliada en Bahrain y participada por el Banco Central de Libia), Banco de Valetta (Malta), Suez Bank (Egipto), Bawag (Austria), Santander/Attijariwafa (Grupo Español/Marroquí), HSBC, Arab International Bank (Egipto), Swiss Canal Bank y Housing Bank of Amman.

Se está haciendo un gran esfuerzo para la privatización del sector. En Agosto de 2007 se vendió una participación del 19% del Sahara Bank a BNP Paribas con la opción, hasta final de 2010, de incrementar su participación hasta el 51%. Durante el año 2008 se vendió una participación con idénticas condiciones del Al-Wahda Bank al Arab Bank (con sede en Jordania). Además se procederá a la venta de participaciones del National Commercial Bank y en el año próximo se pretende ofrecer Al Joumhouriya Bank, pero únicamente podrán acceder a estas dos ofertas inversores locales.

El portugués Banco Espírito Santo ha sido el último banco extranjero en entrar al país, a finales de 2010, adquiriendo en 40% de Aman Bank.

En Marzo de 2007 a partir de la Decisión 134, se abrió la bolsa de valores de Libia. Cotizan empresas como la “Nacional Mills and Fodder Company”, “United Insurance Company”, “Libyan Insurance Company” y bancos como el “Sahara Bank” y el “Alandalus Domestic Bank” Durante ese año el volumen de negocio supuso 254 millones de Dinares Libios. En 2008 se firmó un acuerdo de colaboración entre los mercados de valores de Libia y Londres. El objetivo de dicho acuerdo es la formación del personal libio y revisar periódicamente el sistema y la regulación libios para mantenerlo al día.

Actualmente existen 6 bancos luchando por obtener una de las 2 licencias para poder operar en Libia. El proceso de elección se realizará mediante concurso público. Estos bancos de nueva creación serán de capital mixto (Gobierno libio y banco extranjero). Los 6 bancos aspirantes a obtener una licencia son: "HSBC", "Standard Chartered", "Oni Credit", "Al Mashraq Bank", "National Emirates Dubai Bank" y "Islamic Qatar Bank".

Por lo que se refiere a la actividad aseguradora, la primera disposición referente al sector fue la Ley 7/1954. Con posterioridad al cambio político la Ley 131/1970 estableció la legislación básica aplicable al sector. Después de una serie de decretos restringiendo la actividad privada, la ley 80/1971 determinó la nacionalización de todas las empresas -libias o extranjeras- que actuaban en el país, centralizándose la actividad aseguradora (Decreto 52/1971) en sólo 2 empresas, la Libian Insurance y la Al-Muhktar Insurance Company. Diez años más tardes se creo la Libyan Insurance Company, por fusión de las dos aseguradoras anteriores.

La Libyan Insurance Company, con un capital de 30 M LD, realiza seguros de transporte marítimo, transporte interno, casco de buques, incendio, robo, de vida, familiar y de accidentes de vehículos.

En 1999 se autorizó la creación de otra empresa aseguradora, la United Insurance Company, que puede realizar todo tipo de seguros.

A partir de 2002 se han autorizó la creación de aseguradoras privadas, Al-Hussein Insurance Company, Rabta Insurance Services Company ,Takaful Insurance Company, Sahara insurance company, Trust Insurance Co.

Bajo el nombre de Libya Assist, la compañía española MAPFRE entró en 2009 en el mercado libio.

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

Actualmente Libia no es susceptible de recibir financiación concesionaria (FAD). Las autoridades libias están tratando de conseguir financiación tipo "project finance" (BOT, etc.) para algunos de los grandes proyectos del país. Es posible que para la importación de bienes de equipo importantes se solicite cada vez más financiación a largo plazo, que en principio estaría disponible, pero el exportador debería de examinar con antelación la posibilidad de asegurar el crédito, ya que probablemente CESCE y otras empresas aseguradoras sólo asegurarán caso por caso y en función de las características de cada operación.

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

La regulación vigente fecha de 2003.

1. Consideración del dinero en efectivo.

Está prohibida la exportación e importación de dinares libios.

Por motivos de lucha contra el blanqueo de dinero obtenido ilegalmente, hay techos para la adquisición de moneda extranjera en efectivo (6.000$) y en cheques de viajeros (10.000$).

Desde 2003 los no residentes trabajadores en Libia en el sector público o empresas extranjeras pueden cambiar y transferir al extranjero la totalidad de los salarios.

Por otra parte los invisibles asociados a una operación de importación de mercancías pueden ser pagados al exterior sin ninguna restricción de cambio. Según la última versión oficial del Banco Central Libio, los cobros y pagos al exterior se deben hacer a través de transferencia bancaria o mediante una carta de crédito documentario confirmado o no.

También es libre, en principio, la transferencia al exterior de los beneficios de inversiones extranjeras establecidas al amparo de la Ley 5/1997, pero es necesaria la autorización expresa del General Board for Investment and Privatization (GBIP) para cada transferencia.

2. Operaciones de capital.

La compra en el exterior de activos financieros por residentes requiere autorización del Banco Central. También se requiere dicha autorización en el caso de préstamos concedidos por el exterior.

Las empresas extranjeras, así como los ciudadanos libios que tengan capitales en el exterior, pueden invertir en Libia constituyendo sociedades cuyo capital puede incluso ser un 100% de propiedad extranjera, siempre que la inversión sea autorizada por el General Board for Investment and Privatization (GBIP).

3. Cuentas de residentes y no residentes.

En la actualidad se permite a las personas físicas residentes abrir cuentas en moneda extranjera en la Banca libia, pudiéndose hacer transferencias al exterior sin limitación. Lo mismo sucede en cuanto a apertura de cuentas por no residentes, pero los ingresos en estas cuentas solamente pueden provenir de sus salarios, salvo autorización expresa del Banco Central de Libia.

Adicionalmente hay que señalar que en junio de 2003 el Banco Central de Libia notificó al FMI su aceptación del artículo VIII del Acuerdo del Fondo, lo que supone la renuncia libia a establecer restricciones a pagos y cobros por operaciones de cuenta corriente, a poner en práctica políticas discriminatorias y a utilizar sistemas de cambios múltiples.

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

Se permite la repatriación del capital invertido en caso de venta total o parcial, conclusión o liquidación del proyecto, después de cuatro años desde la fecha de expedición de la licencia, o en seis meses desde la misma en caso de impedimentos o dificultades probadas.

El control del tipo de cambio cada vez es más flexible, el departamento de control del tipo de cambio del Banco Central se encarga de esta tarea. Libia unificó su sistema de cambios en 2003, devaluando la moneda del país. La devaluación se produjo para incrementar la competitividad de las empresas libias y para atraer inversión extranjera. En la actualidad el dinar libio está basado en el Derecho Especial de Giro. El dinar no es una moneda convertible por lo que solo se utiliza en transacciones nacionales. Sin embargo inversores extranjeros pueden abrir cuentas en moneda extranjera en un banco local (siempre que tengan sucursal establecida).

Volver a índice de Sistema financiero

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex