Sistema financiero

Sistema financiero

La supervisión del sistema financiero neerlandés está en manos del banco central, DNB (De Nederlandsche Bank, www.dnb.nl), y la supervisión de conducta es competencia de la autoridad semipública supervisora de los mercados financieros, Autoriteit Financiële Markten o AFM (http://www.afm.nl/en). 

La característica básica de sector bancario en los Países Bajos es la concentración en forma de conglomerados financieros. Pocos países europeos tienen tan alto nivel de concentración y hablar de sus principales bancos es abarcar prácticamente todo el sector. Los tres bancos más importantes del país son el ING, quinto banco de Europa por capitalización, Rabobank y ABN AMRO. Si añadimos el banco de los municipios holandeses, BNG, de mucho menor dimensión, estos cuatro bancos representan el 90% del total del mercado neerlandés. Cabe destacar que ABN AMRO fue durante muchos años el principal banco comercial neerlandés hasta que, en 2007, fue adquirido, dividido en partes y asumido por el consorcio formado por el banco británico Royal Bank of Scotland, la entidad belga-neerlandesa Fortis y el Banco Santander. Posteriormente, ya en plena crisis financiera, el grupo Fortis tuvo que ser rescatado por el gobierno de Países Bajos que adquirió el control sobre la parte neerlandesa de Fortis, incluido ABN AMRO. Los activos de Fortis fueron, en parte, absorbidos por ABN AMRO y el resto vendido. El gobierno está actualmente vendiendo ABN AMRO en tramos.

El sector bancario neerlandés se caracteriza por su tamaño relativamente grande en relación con el PIB del país. Sus activos equivalieron al 315% del PIB en 2018, frente al 530% del PIB en 2007. Los programas de digitalización y de reducción de costes, ha llevado a una disminución del empleo en el sector bancario. En 2018, alrededor de 70.000 personas estaban empleadas en el sector bancario neerlandés (según datos de la asociación de banca NVB).

Los bancos juegan un papel vital en la financiación de las empresas neerlandesas, especialmente PYMEs. El monto total de préstamos pendientes ha disminuido en los últimos años, principalmente como resultado de una menor demanda de préstamos. Las formas flexibles de financiación, como el leasing y el factoring, son populares y los bancos combinan cada vez más diferentes formas de financiación.

Países Bajos cuenta con numerosas empresas de leasing, varias de ellas con marcado carácter internacional. La mayoría de estas empresas nacieron de los principales bancos neerlandeses. Asimismo, Países Bajos se han convertido en uno de los principales suministradores de factoring para servicios de exportación en el mundo occidental.

Las compañías aseguradoras son el otro gran inversor institucional del país. Los Países Bajos figuran entre los diez primeros mercados europeos del seguro, donde operan también numerosas compañías extranjeras, lo que da un acentuado carácter internacional a este sector. Sin embargo, el mercado se caracteriza por el dominio de varios grupos, auténticos gigantes a escala internacional con marcas tales como Aegon o Nationale Nederlanden. Están entrando, no obstante, compañías extranjeras a través de adquisiciones o fusiones. Desde que la Sanidad está privatizada y es obligatorio contratar un seguro médico, hay cuatro grupos que se reparten este mercado: Zilveren Kruis (Achmea), VGZ, CZ y Menzis.

La supervisión del mercado del seguro también es responsabilidad del banco central de Países Bajos, DNB. Más del 95% de las compañías de seguro que operan en Países Bajos están asociadas en la asociación de aseguradoras, Verbond van Verzekeraars, www.verzekeraars.nl. Aproximadamente el 70% de los seguros son contratados a través de agentes intermediarios, y el 30% restante es contratado directamente, si bien está creciendo paulatinamente el porcentaje de contrataciones directas. En el caso de los seguros médicos obligatorios, sin embargo, la distribución del tipo de contratación es 50%-50%.

Nuevos prestamistas están entrando en el mercado holandés de hipotecas y aproximadamente el 50% de los nuevos préstamos hipotecarios son emitidos por entidades no bancarias.

Las sociedades de capital-riesgo cuentan en Países Bajos con un clima favorable de negocios. Los bancos proveen capitales de riesgo a través de sociedades de inversión, en parte o totalmente controladas por ellos. Hay también numerosos grupos de inversores privados que actúan como inversores para múltiples proyectos a través de las redes de business angels. Estas redes y las empresas intermediarias están asociadas en el organismo BAN Nederland, www.bannederland.nl. La principal asociación de empresas de Venture capital y Private equity es NVP, www.nvp.nl. 

El peso de los inversores institucionales en relación con la inversión privada en Países Bajos es importante. El primer inversor institucional son los numerosos y en parte muy potentes fondos de pensiones, destacando el fondo de pensiones para los trabajadores neerlandeses al servicio público Algemeen Burgerlijk Pensioenfonds (ABP), que es el mayor fondo de Países Bajos y está entre los más grandes del mundo.

Los medios de pago en Países Bajos siguen las pautas financieras y comerciales de la zona euro, no habiendo problema para articular ningún tipo de mecanismo de pago, dado lo desarrollado de su sistema financiero y servicios relacionados con las actividades comerciales. Los pagos con tarjeta aumentan cada año a costa de los pagos en efectivo. Desde hace años, la cantidad total de pagos con tarjeta de débito con pin es mayor que los pagos en efectivo. Se prevé que esta tendencia continúe en el futuro. Entre los jóvenes, los pagos entre ellos se inician principalmente mediante aplicaciones móviles. 

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

A pesar de que el Estado opera en varios servicios y tiene participación accionarial en algunas empresas, y de que las provincias y los municipios gestionan la mayoría de los servicios públicos, Países Bajos constituye básicamente una economía de libre mercado, con total libertad de cambios y libre circulación de capitales. No hay en este país restricción alguna a la entrada de capital extranjero y los beneficios se pueden repatriar sin límite alguno. Es plenamente operativa la libre circulación de capitales. Las empresas pueden recibir una financiación en el mercado neerlandés y se permite la propiedad del 100% de una compañía neerlandesa por parte de inversores extranjeros.

Por lo que se refiere a dinero en efectivo, hay una cantidad límite de 10.000 euros. Cantidades superiores a ese valor deben ser declaradas en las Aduanas holandesas. No obstante, es útil llevar en Holanda en todo momento comprobantes que acrediten la procedencia de grandes cantidades de efectivo, aún siendo inferiores a 10.000 euros.

Volver a índice de Sistema financiero

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex