Sistema financiero

Sistema financiero

El sector de los servicios financieros en Nueva Zelanda está dominado por los bancos comerciales, dejando un papel minoritario a otras instituciones financieras. Asimismo, es un sector bastante concentrado, pues los 4 primeros bancos controlan el 80-90% del sistema bancario y cerca del 70% del sistema financiero.

De hecho, los 4 primeros bancos (ANZ, BNZ, ASB y Westpac) son de capital australiano, mientras que el quinto, Kiwibank, es de propiedad pública.

En términos de activos, a septiembre de 2019 y para un total de 570.394 millones de dólares neozelandeses, las cuotas de mercado fueron: ANZ 29,3%; BNZ 19,1%; ASB 18,7%; Westpac 18,6% y Kiwibank 4,0%.

En términos de depósitos, a septiembre de 2019 y para un total de 344.001 millones de dólares neozelandeses, las cuotas de mercado fueron: ANZ 31,7%; BNZ 18,3%; ASB 18,0%; Westpac 18,7% y Kiwibank 5,3%.

Asimismo, como se ve en las anteriores cifras, Nueva Zelanda tiene un déficit de depósitos muy importante, que en gran parte se cubre con financiación exterior. Esto ha sido identificado como una potencial fuente de inestabilidad por parte del Fondo Monetario Internacional, si bien actualmente el grado de capitalización y rentabilidad de los principales bancos en Nueva Zelanda es muy robusto.

En todo caso, esta dependencia de los fondos extranjeros ha hecho que el Reserve Bank de Nueva Zelanda, que registra y supervisa los bancos del país, haya establecido unos requisitos de capitalización bastante estrictos, que se iban a endurecer a partir de julio de 2020. No obstante, como consecuencia de la crisis del covid-19, este endurecimineto se ha suspendido durante al menos un año, hasta, por lo menos, julio de 2021.

Para ser considerado un banco, una institución financiera debe registrarse con el Reserve Bank y cumplir unos determinados criterios de selección, como un capital mínimo, experiencia en la industria de intermediación financiera y compromiso con la estabilidad del sistema financiero.

Aunque de manera general los bancos están sujetos a una serie de estándares, el Reserve Bank se reserve el derecho de aplicar condiciones especiales a un banco concreto cuando lo considere necesario. Por ejemplo, puede considerar necesario imponer unas condiciones diferentes cuando un banco esté expuesto a unos niveles de riesgo superiores a lo habitual.

Actualmente hay 27 bancos registrados en Nueva Zelanda, que siguen las normas del Reserve Bank y están obligados por ley a mostrar sus estados financieros trimestralmente, si bien 12 son sucursales de entidades bancarias extranjeras.

Los servicios bancarios electrónicos están muy desarrollados en Nueva Zelanda, entre otras razones porque los costes operativos resultan mucho más bajos y conllevan menos comisiones. De hecho, Nueva Zelanda es uno de los líderes mundial en el uso del sistema EFTPOS (Electronic Fund Transfer at the Point of Sale), que es el medio de pago más utilizado en caso de no pagar en efectivo. Además, los servicios bancarios vía internet se han popularizado mucho a lo largo de los últimos años.

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

Nueva Zelanda es país OCDE, por lo que no es aplicable ningún tipo de financiación concesional (FAD, FEV). No hay operaciones COFIDES, FIEM ni FONPYME en Nueva Zelanda.

CESCE mantiene cobertura abierta sin restricciones a corto, medio y largo plazo. Nueva Zelanda se encuentra en grupo de riesgo nulo según la actual clasificación de la OCDE para créditos a la exportación.

Dado el nivel de renta del país, no es aplicable ningún fondo de las IFIs.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio es el responsable de la política de ayuda al desarrollo con la implementación del New Zealand Aid Programme.

El principal destino de la ayuda de Nueva Zelanda es la región del Pacífico que recibe en torno al 60% de los fondos disponibles. Asia, especialmente los países de la ASEAN, reciben en torno al 18% pero Nueva Zelanda también destina fondos de ayuda al desarrollo a África, Latinoamérica y el Caribe.

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

Se puede transferir y recibir fondos sin ninguna limitación y el cambio de moneda extranjera está permitido siempre que la operación sea efectuada a través de un banco o comerciante en divisas autorizado.

Todo ello sujeto a los controles de la normativa de blanqueo de capitales de Nueva Zelanda (las entidades financieras proporcionan a la policía detalles de todas las transferencias internacionales por encima de 1.000 dólares neozelandeses).

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

El control de cambios está liberalizado en Nueva Zelanda, no existiendo restricciones a la entrada o salida de fondos, más allá de las obligaciones de información que tienen las entidades financieras en el marco de la lucha contra el blanqueo de capitales.

Volver a índice de Sistema financiero