Sistema financiero

Sistema financiero

El sistema financiero filipino está compuesto por instituciones financieras bancarias y no bancarias.

Dentro de las bancarias se incluyen los bancos comerciales (universales y ordinarios), instituciones de ahorro (cajas de ahorro, bancos hipotecarios, bancos de desarrollo privado, asociaciones de préstamo y asociaciones de capital), bancos rurales y bancos gubernamentales. Los bancos universales están autorizados para realizar funciones de banca comercial y de inversión. En enero de 2014 Filipinas contaba con 671 bancos con 9.535 sucursales, de los cuales 36 eran bancos comerciales con 5.240 sucursales, 70 eran instituciones de ahorro con 1.688 oficinas y 565 eran bancos rurales y cooperativas con 2.067 sucursales. La mayoría de ellos ofrecen servicios electrónicos.

El Banco Central (BSP) es la autoridad monetaria independiente con poder regulatorio y de supervisión sobre las demás instituciones financieras. La solicitud para abrir un banco en Filipinas debe ser aprobada por el Consejo Monetario (principal organismo legislador del BSP) y el Gobernador del BSP.

Los servicios de los bancos comerciales incluyen préstamos y descuentos que pueden ser garantizados o no, créditos, letras de crédito o derechos de garantía e hipotecas sobre inmuebles.

Todas las obligaciones garantizadas tanto al sector privado como al público por acreedores extranjeros, unidades bancarias exteriores (OBUs) y unidades extranjeras de depósitos de divisas (FCDUs) requieren la aprobación previa del BSP. Los préstamos que requieren aprobación del BSP deben en la medida de lo posible financiar proyectos orientados a la exportación, proyectos registrados en el Board of Investments (BOI) u otros proyectos prioritarios para el desarrollo socioeconómico del país.

Las empresas extranjeras están autorizadas a solicitar crédito sin limitaciones. No obstante, las empresas exportadoras, empresas de industrias prioritarias y aquellas registradas en el BOI están obligadas a mantener un determinado ratio deuda-patrimonio neto por el BOI y el PEZA.

Los cinco bancos comerciales más importantes del país contribuyen al 47% de los activos totales del sistema financiero, y al 51% de los depósitos totales. El banco comercial más importante con respecto a activos totales es el Banco de Oro (BDO) seguido del Metropolitan Banking Corporation o METROBANK. El tercero es el Bank of the Philippines Islands (BPI). El banco extranjero más importante en el país es el Citibank que ostenta un 50% de la cuota entre los clientes extranjeros. Los dos bancos europeos que tienen sucursales con servicios de banca comercial minorista son HSBC y Standard Chartered y entre ambos suman el 50% restante.

El capital mínimo necesario en función de la licencia bancaria quedaría establecido de la siguiente forma:

TIPO DE LICENCIA BANCARIA CAPITAL MÍNIMO

(EN MILLONES DE PHP)
Banca Universal 4.950
Banca Comercial 2.400
Caja de Ahorros con oficina central en Metro Manila 1.000
Caja de Ahorros con oficina central en Cebu y Davao 500
Caja de Ahorros con oficina central en otras áreas 250
Banco Cooperativo 10
BANCOS RURALES
En Metro Manila 100
En Cebu y Davao 50
En cualquier otra ciudad 25
En municipios de 1ª a 4ª clase 10
En municipios de 5ª y 6ª clase 5

Fuente: Banco Central de Filipinas

Las instituciones financieras no bancarias (NBFIs) pueden ser filiales o sucursales de bancos o de otras NBFI, cuentan a Septiembre de 2013 con 17.927 oficinas principales y sucursales. Estas instituciones incluyen casas de inversiones, compañías financieras, compañías de inversión, agentes y corredores de valores, prestamistas, NBFI del Gobierno, empresas de capital riesgo, casas de empeño o compañías de tarjetas de crédito. Están clasificadas en dos grupos, las que tienen funciones cuasi bancarias, que están supervisadas por el BSP y las que no tienen estas funciones, que están reguladas por la comisión de valores (SEC).

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

El Banco Mundial, el Banco Asiático de Desarrollo y la Comisión Europea operan en Filipinas en diversos sectores. Además, las principales agencias de Naciones Unidas (Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo, UNICEF, Fondo de Población de la Naciones Unidas…) y todos los donantes bilaterales tienen programas de desarrollo en el país. En este caso, cada vez más se trata de operaciones desligadas, donde las empresas españolas pueden presentarse o bien asociarse con empresas filipinas o extranjeras.

En 2013, Japón fue el primer donante a Filipinas seguido de Estados Unidos, Francia y Australia.

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

La base jurídica es el Manual de Regulaciones de Transacciones Exteriores del Banco Central, que es actualizado periódicamente por distintas Circulares del mismo.

Las transacciones exteriores están liberalizadas desde 1993. Los movimientos de divisas se realizan bajo un tipo de cambio libre fijado por la oferta y la demanda del mercado, a través del sistema bancario comercial y sin limitaciones para la apertura de créditos documentarios.

-Compra de divisas para operaciones no comerciales (como viajes o gastos médicos), por parte de residentes a Agentes Bancarios Autorizados (Authorized Agents Banks, AAB): La documentación a presentar dependerá de si se superan los 60.000 USD o su equivalente.

-Compra de divisas por parte de turistas y emigrantes: Limitado por la cantidad que inicialmente hayan cambiado a pesos. En los puntos de salida como aeropuertos, podrán cambiar los pesos que no se hayan gastado, hasta un máximo de 5.000 USD o su equivalente.

-Importación/exportación de moneda local: Se necesita autorización del BC para movimientos físicos de monedas y billetes, medio de pago, o transferencia,  por importe superior a 10.000 USD, siempre que suponga una importación o exportación de pesos filipinos que supere dicho límite.

-Importación/exportación de divisas: Deben declararse en la aduana los movimientos físicos de divisa por importes superiores a 10.000 USD, incluyendo cualquier medio de pago denominado en divisas.

No necesitan autorización del BC, independientemente de su importe, las siguientes operaciones:

  • Importaciones financiadas con una cuenta en divisas del importador.
  • Importaciones de materias primas, accesorios y suministros para la producción o procesamiento de productos que van a ser exportados a los mismos proveedores extranjeros. Se incluye la maquinaria que se dedique exclusivamente a estos productos.

Las exportaciones filipinas pueden ser pagadas en cualquier divisa aceptada por el BC. Incluso, cuando se destinen a países ASEAN, podrán ser pagaderas en pesos filipinos. Los exportadores pueden mantener en moneda extranjera el 100% de los ingresos por exportaciones, y depositarlo en cuentas en divisas en Filipinas o el extranjero.

Existe libre repatriación de capitales y dividendos, no existiendo necesidad de aprobación del BC.

Respecto a las condiciones para abrir cuentas corrientes, los extranjeros residentes pueden operar con total normalidad. Los no residentes pueden abrir una o varias cuentas,  denominada en USD y cualquier otra divisa, en los bancos que operen bajo la regulación del Banco Central “Expanded Foreign Currency Deposit Unit”, (EFCDU, o solo FCDU), presentando el Certificado de Registro de Extranjeros (Alien Certificate of Registration, ACR). Estos bancos son los principales que operan en el país, tanto filipinos como extranjeros. También pueden abrir cuentas denominadas en PHP con las limitaciones del Memorandum del BC de agosto de 1969, y la Circular 222 de diciembre de 1999:

  • Las cantidades que disponen las cuentas deben provenir de pagos del exterior o de divisas convertibles, salvo que los ingresos provengan de propiedades del no residente localizadas en Filipinas.
  • Para evitar la especulación contra el peso, el BC no permite la concesión de préstamos denominados en moneda local a los no residentes.

La RA 9160 de 2001 contra el lavado de dinero establece como medidas para combatir las actividades terroristas y de grupos criminales la prohibición de tener cuentas anónimas.

     

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

La Orden Ejecutiva del año 1992 liberalizó las transacciones exteriores y la libre repatriación del capital, dividendos y beneficios, el capital y los beneficios. Para poder optar a la repatriación de capitales o la remesa de dividendos en divisa extranjera a través del sistema bancario filipino, será necesario registrar la inversión ante el Banco Central de Filipinas en el plazo de un año desde la fecha de la operación. Para inversiones en cartera, el registro se podrá llevar a cabo a través de un banco local (AAB – Authorised Agent Banks).

Las inversiones en cartera tendrán que ser obligatoriamente convertidas a pesos filipinos.

Volver a índice de Sistema financiero

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex