Sistema financiero

Sistema financiero

La reglamentación del sistema financiero es la misma que en EEUU. Todos los temas de política exterior, incluidas las relaciones económicas y comerciales, son competencia del Gobierno Federal de Estados Unidos; por consiguiente, en Puerto Rico se aplica toda la normativa de comercio exterior de Estados Unidos y son las instituciones federales las que son competentes en estos temas.

 

El principal banco privado de Puerto Rico es el Banco Popular; destacan también por su importancia el Banco Santander Puerto Rico, filial de la empresa española. En los últimos años han adquirido gran desarrollo los bancos especializados en crédito hipotecario. La moneda oficial es el dólar de los EEUU y no existen restricciones para la obtención de divisas para hacer frente al pago de las importaciones.

 

En el mes de abril de 2010 se intervino sobre los bancos locales Eurobank, R-G Premier Bank of Puerto Rico y Westernbank, cuyo activos, bajo la supervisión de Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC), fueron posteriormente adquiridos respectivamente por los bancos: Oriental Bank & Trust, Scotiabank y Banco Popular.

En diciembre de 2012 se aprobó por los reguladores bancarios federales, la venta del banco español BBVA Puerto Rico a Oriental Financial Group, operación que fue finalmente aprobada por los organismos de supervisión federal en el mes de diciembre.  

En 2015 el FDIC intervino el banco local Doral Bank, ya que no logró cumplir los requisitos de capital exigidos. Su operación fue vendida a los bancos locales Banco Popular y Firstbank.

Como resultado de la consolidación el sector financiero de la isla pasa a contar con únicamente cinco bancos comerciales, dos de ellos de capital extranjero (Banco Santander y Scotiabank), y una red total de unas 500 sucursales. 

El centro económico y financiero se encuentra situado en San Juan, cuya área metropolitana concentra cerca de un tercio de la población de la isla. El centro financiero de San Juan se haya en Hato Rey, y es allí donde se ubican la mayoría de las instituciones financieras y oficinas de las principales empresas. 

Puerto Rico es parte del sistema financiero de EEUU. Está sometido a la disciplina de la Reserva Federal y forma parte del Sistema Federal de Seguros de Depósito. Puerto Rico cuenta con un sector financiero integrado por bancos locales y por instituciones financieras norteamericanas y españolas. El Centro Internacional de Seguros (creado el año 2005) busca atraer empresas internacionales que presten sus servicios de seguros a reaseguros en el continente americano, cuenta con quince empresas establecidas actualmente en la Isla.

La ley central bancaria internacional de Puerto Rico permite la creación de entidades bancarias internacionales, que son esencialmente bancos situados e en Puerto Rico que proporcionan servicios financieros a clientes fuera de Puerto Rico. Estas entidades tienen un tratamiento impositivo muy atractivo (0% de tributación).

Es importante apuntar que PR es considerado una jurisdicción extranjera bajo el US Internacional Banking Act. de 1978 y las IBEs de Puerto Rico tienen además exención de los requerimientos de la IBA’s[1]  para instituciones de financiación domésticas. De manera similar los IBEs de PR están exentos del U.S. Bank Holding Company Act. (BHCA) y de esta forma estén quizás afiliados con instituciones comerciales (si el IBE acepta depósitos a la vista y emita préstamos comerciales, sin embargo, será considerado un banco según el BHCA).



[1] International Banking Act.

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

Buena parte de los principales proyectos de infraestructura acometidos en Puerto Rico, cuentan o han contado con financiación del gobierno federal (ej. tren urbano). 

Durante el periodo 2009/13 fondos por valor de 7.089 millones de dólares fueron asignados a Puerto Rico por el Gobierno Federal como estímulo para su economía dentro de la: "Ley de Reinversión y Estimulo Económico Federal"

No hay proyectos financiados por instituciones multinacionales de desarrollo en Puerto Rico por no ser elegible al pertenecer al territorio estadounidense.

La degradación de la calificación de la deuda del Gobierno de Puerto Rico y sus principales instituciones y el posterior impago, ha cerrado el acceso al crédito y su capacidad para acudir al mercado de bonos municipales de los EEUU.

El Export-Import Bank de los Estados Unidos es una agencia federal que financia en condiciones preferentes las compras de bienes y servicios hechos en los EEUU.

El Banco Gubernamental de Fomento actuaba como institución proveedora de financiación pública en proyectos empresariales privados de especial interés para Puerto Rico, pero la descapitalización del banco ante la crisis de de deuda que golpea la Isla, ha cerrado el acceso a esta fuente de financiación.

 

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

No existen restricciones para la obtención de divisas para hacer frente al pago de las importaciones. No hay limitaciones ni restricciones a la conversión de dólares en cualquier otra moneda extranjera. En general, ni el gobierno federal ni el estatal imponen ningún tipo de control o restricción sobre la entrada o salida de capitales en Puerto Rico. Si bien debe informarse a Aduanas de la entrada o salida del país de cantidades que excedan los 10.000 dólares, tanto en el caso de efectivo como de cualquier otro instrumento monetario.

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

La repatriación de beneficios en forma de dividendos por parte de una empresa extranjera estará sujeta a un impuesto del 10%; como recoge la sección 1023.06 del código de rentas internas de 2011. También hay una retención sobre dividendos en el caso de individuos y corporaciones no residentes de acuerdo a los apartados 1062.08-1062.11 del Código.

Para las empresas acogidas a los beneficios de la Ley de Incentivos Contributivos y sometidas a una tributación especial, con una tasa básica general del 4% sobre los ingresos netos; en este caso el pago al repatriar  los beneficios alcanzará el 12%.

En Puerto Rico la Corporación es el equivalente a la Sociedad Anónima española. Es importante reseñar que en Puerto Rico las empresas no están sujetas a impuestos federales, sino que el impuesto de sociedades (contribución sobre ingresos) es un impuesto estatal; además existen una serie de tasas municipales adicionales que se pagan sobre el volumen de negocio, la actividad de construcción y los bienes muebles e inmuebles.

Volver a índice de Sistema financiero

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex