Noticias

Una nueva cementera cuadruplicará la producción de la República Democrática del Congo

Octubre - 2016 | Bloomberg | Comentarios (0)

La instalación servirá para abastecer un mercado infradesarrollado y con precios muy elevados.

El proyecto de 270 millones de dólares, conocido como CIMKO, es propiedad conjunta del mayor productor pakistaní, Lucky Cement, y de la empresa local Grupo Rawji y ha sido financiado por entidades como el Banco Africano de Desarrollo, la Corporación Financiera Internacional o la Agencia de Crédito a la Exportación danesa.

Según informa Bloomberg, la fábrica se encuentra a unos 250 kilómetros al oeste de la capital, empezará a operar durante este mes de octubre y se espera que llegue a producir 1,2 millones de toneladas al año.

La República Democrática del Congo fabricó casi 400.000 toneladas de este material en 2015 y solo 115.000 toneladas en la primera mitad del año en curso, un 41% menos que en el mismo período del año anterior.

Se estima que el consumo actual de cemento del país se sitúa en apenas 1,5 millones de toneladas al año. Esta cantidad debería ser bastante más grande si se tiene en cuenta el tamaño del mercado, pero, aun así, precisan de la importación para satisfacerla.

El director general de CIMKO, Riadh Ben Khalifa, señala al respecto que “un país similar con una economía en crecimiento podría estar consumiendo cerca de 40 millones de toneladas por año”.

No obstante, el consumo de cemento por persona al año del país africano no llega a los 15 kilos, muy lejos de los 300 kilos de la media mundial.

El mayor fabricante de este producto de Sudáfrica, la firma PPC, también está realizando una fábrica de cemento con una capacidad de un millón de toneladas al año en la misma región. Una vez estén operativas ambas instalaciones, multiplicarán por siete la producción nacional actual.

Cambios en el entorno
La fábrica de CIMKO comenzó a construirse en 2014, un año en el que la economía del país africano crecía al 9,5%, el tercer ritmo más rápido del mundo en aquel ejercicio.

El colapso de los precios de materias primas clave para las exportaciones de la república, como el cobre o el petróleo, produjo una desaceleración que ha llevado al país a una previsión de crecimiento del 4,3% para este año.

Su repercusión sobre el consumo parece segura, pero los socios de la cementera no se muestran preocupados y consideran que “una producción nacional mayor puede ayudar a bajar los precios, que han llegado a los 15 dólares por 50 kilogramos en Kinshasa, e impulsar el aumento de la demanda”.

También esperan que los proyectos de infraestructuras animen el sector. Es el caso de la construcción de la planta hidroeléctrica de Inga 3. Presupuestada en casi 14.000 millones de dólares, ha sufrido continuos retrasos y confían que se ponga en marcha el año que viene, si no lo retrasan las nuevas elecciones.

Por otra parte, tanto CIMKO como PPC han pedido al Gobierno local que proteja la producción local bloqueando o regulando de forma muy estricta las importaciones de cemento, tal y como ya se hizo durante el verano pasado.


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: