Noticias

Los precios de los productos hortofrutícolas ecológicos en Francia, el doble de caros

Agosto - 2017 | Les Echos | Comentarios (0)

A pesar de que los precios de las frutas y verduras ecológicas han descendido un 8% y un 7% mensual, respectivamente, en julio, su coste sigue duplicando, de media, el correspondiente a los productos ‘convencionales’, según Dominique Marmier, presidente de la asociación Familles Rurales. De este modo, el mercado francés ha alcanzado la mayor diferencia histórica de precios entre ambos tipos de agricultura.

El aumento de precios, informa el diario ‘Les Echos’, se debe fundamentalmente a las características específicas de la agricultura ecológica, ya que los productos agrícolas son aún más sensibles a las variaciones climáticas al no ser tratados con pesticidas. Asimismo, la mayoría de estas referencias se venden en hipermercados y supermercados.

En cuanto a la procedencia de las frutas y hortalizas bío, tan solo la mitad de ellas proviene de Francia. Teniendo en cuenta que la oferta es insuficiente, el origen de estos productos es cada vez más lejano (Chile y Argentina), lo que genera una incoherencia entre el concepto de ‘ecológico’ y la huella de carbono (el conjunto de emisiones de gases de efecto invernadero producidas, directa o indirectamente, por personas, organizaciones, productos, eventos o regiones geográficas, en términos de CO2 equivalentes). Según Familles Rurales, el problema se solucionará en los próximos años gracias a la reconversión de productores galos a la agricultura ecológica.

En cuanto a los precios, la fruta ecológica más cara es la fresa, con un coste de 10 euros el kilogramo, frente a los 7,85 euros que se paga por la variedad ‘convencional’. A continuación se sitúan los melocotones y las peras, con un precio de siete euros/kg. Por ello, según el INSEE –el Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos-, las ‘familias ecológicas’ gastan de media 240 euros mensuales para comprar 400 gramos de frutas y verduras diarias recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este importe asciende a 111 euros para una ‘familia convencional’.

Sin embargo, tan solo es necesario pagar un 2% suplementario para adquirir productos de origen francés. De todos modos, según los resultados de un estudio llevado a cabo por el observatorio de condiciones de vida CREDOC, los consumidores locales prefieren el género preparado a los productos frescos, incluso para frutas y verduras.

Francia abre un debate nacional sobre alimentación


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex