Noticias

El nuevo paradigma energético de Reino Unido deja a las centrales eléctricas de gas ante un futuro incierto

Enero - 2018 | The Guardian | Comentarios (0)

La apuesta del Gobierno Británico por las energías nucleares y renovables, junto con la competencia de otros países europeos, deja a las centrales de gas de Reino Unido ante un futuro incierto y a la dependencia de subvenciones estatales.

Las centrales eléctricas de gas en Reino Unido se enfrentan ante un futuro incierto por la competencia de las energías nuclear y renovables y la importación de gas de otros países europeos, tal y como indicó Tom Gover, alto directivo del grupo energético de origen alemán RWE.
Según ‘The Guardian’ el Gobierno británico -más concretamente la Unidad para la energía y el clima (ECIU por sus siglas en inglés)- ha comprometido para el futuro alrededor de 3.400 millones de libras en subsidios a operadores energéticos, muchos de los cuales son centrales de gas.
La generación de energía a través del gas se ha convertido en la principal fuente de generación eléctrica en Reino Unido tras la apuesta del gobierno británico por reducir la generación eléctrica basada en el carbón, en su estrategia por reducir las emisiones de CO2 de cara al futuro. De hecho, se estima que el gas es el responsable del 40% de la energía que se consume en Reino Unido.
Sin embargo, esto podría dejar de ser así porque el Departamento de economía, energía y estrategia industrial (BEIS por sus siglas en inglés) ha estimado que para 2020 la generación eléctrica procedente de fuentes renovables supere a la que tiene su origen en el gas.
Además de la competencia de otros tipos de energía, como la nuclear y las renovables, las centrales de gas de Reino Unido se van a enfrentar a la competencia de sus homólogas europeas, ya que en los próximos años se van a construir gaseoductos con Noruega (2021 y 2022) e interconectores eléctricos con Francia (2020). Las centrales británicas se quejan de que la competencia europea hundirá los precios porque ellos no se tienen que enfrentar a un tasa del carbón que el Gobierno de Reino Unido ha impuesto a las centrales de combustibles fósiles británicas.
Frente a esto, muchas empresas del sector han empezado a reaccionar. Por ejemplo, la compañía Centrica ha vendido su mayor central de gas en Reino Unido para centrarse en plantas de gas de pequeño y mediano tamaño, capaces de reaccionar con más rapidez ante los cambios en la demanda eléctrica según el director comercial de la empresa Mark Futyan.

 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex