Noticias

La estatalización silenciosa de la economía suiza

Abril - 2018 | Handelszeitung | Comentarios (0)

En la actualidad, la actividad de las empresas públicas y semipúblicas en Suiza difiere del objetivo para el que fueron creadas. Estas empresas han accedido a nuevos sectores de la economía y han entrado en competencia directa con empresas privadas. El diario Handelszeitung estima que una empresa estatal proveedora de energía absorbe cada mes a una empresa privada de al menos 40 empleados.

En Suiza, las empresas públicas y semipúblicas tienen objetivos de ingresos que debe cumplir. Dado que la actividad principal de estas empresas ya no reportan los beneficios suficientes, éstas deben expandirse a nuevas áreas de negocio. Por ejemplo, RUAG, empresa estatal armamentística, está ahora interesada en plantas de eliminación de residuos; y Swisscom, empresa estatal de telecomunicaciones, está operando una cadena de cines.

 Estas compañías no tienen problema en adentrarse en nuevos sectores, pues debido al monopolio que ejercen en sus respectivos mercados, éstas tienen garantizados sus ingresos. Como no se exponen a ningún riesgo, los precios que ofrecen son más bajos que los de las empresas privadas. Así, las empresas públicas acaban echando del mercado a estas empresas privadas o absorbiéndolas.

Según Handelszeitung, las autoridades suizas no tienen mucho interés en que la situación cambie, pues los beneficios de las empresas estatales van a parar a las arcas públicas. Diversas asociaciones empresariales se han unido para presentar una queja ante las instancias nacionales pertinentes, dado que temen que una continuación de la situación puede significar el comienzo de la nacionalización de la economía.  Además, han iniciado la campaña 'Fair ist anders' ('Esto no es leal') para reclamar la competencia desleal de las empresas públicas suizas.

El partido Schweizerische Volkspartei (Unión Democrática de Centro) pidió al Consejo Federal que  especificara en los mercados en los que pueden operar estas empresas públicas y en cuales no, que se eliminaran las subvenciones cruzadas, y que hubiese una separación contable de sus diferentes unidades de negocio. También se pide que se le dé más poder a la Comisión de la Competencia para que pueda intervenir en este asunto. Y es que, a diferencia de la UE, en Suiza, la prohibición de las subvenciones no está contemplada en el derecho de la competencia.

El Bundesrat (Gobierno suizo) ha admitido que la actividad de las empresas estatales está distorsionando la competencia en sectores como el de la energía, el transporte y los servicios financieros y de transporte. Entre las soluciones para mejorar la situación se encuentra la privatización de las empresas públicas, aunque todavía nadie se atreve a pronunciarse. Se necesita reabrir el debate de la privatización y del nivel de participación del Estado en las empresas públicas.

 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex