Noticias

La oposición de Estonia, partidaria de reducir los impuestos sobre el alcohol

Septiembre - 2018 | Oficina Económica y Comercial de España en Helsinki | Comentarios (0)

El Partido Reformista, en la oposición, ha presentado un proyecto de ley para reducir el impuesto especial sobre el alcohol. A juicio de la formación política, si el proyecto se convirtiese en norma, frenaría el comercio transfronterizo, aumentando la recaudación tributaria y mejorando la salud pública.

Los sucesivos aumentos del citado gravamen por parte del Gobierno en los últimos años han generado controversia en el país báltico. En este sentido, el argumento en contra de la medida señala que la disposición ha perjudicado a la economía nacional, ya que tanto turistas extranjeros como los propios ciudadanos estonios han estado viajando a ciudades fronterizas (entre ellas, Valka, en Letonia) para comprar alcohol. Al mismo tiempo, la crítica alega que dicha subida afecta directamente a los productores nacionales de alcohol.

Sin embargo, irónicamente, el repunte impositivo del 15%, considerado el punto de partida de los problemas actuales, se produjo durante el mandato del Partido Reformista.

En declaraciones que recoge Eesti Rahvusringhääling (ERR), la compañía de radiodifusión pública de Estonia, Jürgen Ligi, presidente del Partido Reformista, aclara que “aunque no se pueda revertir por completo el daño causado debido al fuerte aumento del impuesto sobre el alcohol (acontecido en julio de 2017), creemos que una disminución del canon junto a un incremento del mismo en el resto de países bálticos podría ralentizar el comercio transfronterizo de alcohol”.

“De esta forma -apunta-, los ingresos fiscales volverían a los niveles de 2016, el consumo de alcohol experimentaría una tendencia a la baja y la economía recuperaría algunos de los puestos de trabajo perdidos”.

En esta línea, Aivar Soerd, miembro del Partido Reformista y del Comité de Finanzas del Parlamento, subraya que “el objetivo de este proyecto de ley es poner la primera piedra para acabar, de forma paulatina, con la actividad comercial transfronteriza. Esta tarea no es fácil, y resolver de manera definitiva este problema, originado por la toma de decisiones poco meditadas, puede prolongarse durante años”. Para el político, “el objetivo es volver a la tasa impositiva de febrero de 2017”.

Si finalmente se aprueba el proyecto de ley, la disposición reduciría la tasa del impuesto especial sobre la cerveza, que pasaría de 16,92 euros a 9,13 euros (por cada 1% de contenido de etanol por volumen en hectolitro). Para otras bebidas alcohólicas, la rebaja sería de 25,08 a 23,89 euros.

Tasas de impuestos especiales en Estonia

Drástica reducción de las importaciones finlandesas de alcohol procedente de Estonia


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex