Noticias

La ampliación de la planta de Bombardier en Casablanca constata la pujanza de la industria aeronáutica marroquí

Marzo - 2019 | | Comentarios (0)

La compañía aeroespacial canadiense ha elegido a Marruecos como su ‘hub’ africano, dando comienzo a la construcción de un proyecto de extensión para su fábrica en la zona franca de Nouaceur Midparc en Casablanca. Se prevé que la firma norteamericana complete las obras a principios de 2020.

Bombardier está especializada en la producción de componentes de alas, alerones, aletas, ventanas y contraventanas, y góndolas de motor para aviones regionales. En su planta también fabrica piezas de fuselaje, puertas y suelos de aviones privados, entre los que figuran los modelos Learjet, Challenger y Global.

El propósito de esta expansión de la nave radica en la especialización en la producción de empujes inversos, también conocidos como empujes de reversa, además de otros equipos aeronáuticos para el Airbus Neo A320. Este tipo de componente se emplea para la desviación temporal de los gases de escape con el fin de que sean expulsados en otra dirección distinta a la del avión y, en consecuencia, se consiga una desaceleración y consiguiente frenado de la aeronave.

Referente a la extensión (del 90 % del complejo), la obra prácticamente duplicará el espacio de la instalación actual, llegando a suponer un área de 14.500 m2, adyacentes a los 16.000 m2 existentes desde 2014, que dan empleo directo a 400 personas.

En línea con el vicepresidente de Producción Bombardier Marruecos, esta reforma contribuirá a la mejora de la estrategia de la corporación a largo plazo en lo que concierne al mercado de la góndola de motor.

Los trabajos se inscriben en el marco de un memorando de entendimiento (MoU) firmado entre el Gobierno marroquí y la compañía en 2011. En el documento, Bombardier se comprometió a invertir 200 millones de dólares (175 millones de euros al cambio actual) en el país magrebí a través de la actualización de sus fábricas con el fin de ofrecer alrededor de 850 oportunidades de empleo directo para el año 2020 y duplicando la capacidad de producción anual. La compañía se muestra satisfecha con su progreso, pronosticando el alcance de su objetivo.

Según la embajadora de Marruecos en Canadá, Souriya Otmani, “el sector aeroespacial es ahora una de las palancas prometedoras de nuestro país para su crecimiento y creación de empleos”. En efecto, la Office des Changes de Marruecos anunció que la industria nacional de la aviación ganó más de 9 780 millones de dírhams (unos 890 millones de euros) en los primeros 11 meses de 2017, en comparación con los 8 420 millones (770 millones de euros) de 2016, un aumento del 16 %.

Con todo, cabe destacar que, hasta la fecha, la enseña aeronáutica ha adquirido más de 1 600 piezas diferentes para la construcción de una nave de características similares a proveedores establecidos en Marruecos, logrando una tasa de integración del 30 %, factor clave para la mejora continua de su cadena de valor.

De manera adicional. Bombardier ha establecido ciclos de formación internos para el desarrollo de competencias, en colaboración con GIMAS (la Asociación de la Industrias Aeronáuticas y Espaciales Marroquíes) y la Escuela Superior de Comercio y Negocios (ESCA), con el fin de fortalecer el apoyo profesional tanto a los estudiantes de ingeniería como a empleados de empresas del sector aeronáutico. De esa forma, se consigue la transferencia de conocimientos y procesos de fabricación, siendo la sociedad canadiense la catalizadora para la industria aeroespacial de la nación norteafricana, involucrando también la implantación de otras compañías del sector.

Marruecos reorganiza su sector aeronáutico


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex