Noticias

Australia: 'Boom' de oportunidades para inversores en infraestructuras

Abril - 2019 | The Australian Financial Review | Comentarios (0)

En vísperas de las próximas elecciones generales, tanto el Gobierno de coalición como el Partido Laborista se comprometen a gastar miles de millones de dólares australianos en nuevos proyectos de carreteras, ferrocarriles, escuelas y hospitales en el país.

Entre las propuestas más controvertidas sobre infraestructura destacan aquellas relacionadas con el futuro ferroviario de alta velocidad en la costa este, la revisión de la regulación aeroportuaria y la financiación de los proyectos ferroviarios en el interior.

A diferencia de años atrás cuando la coalición favorecía los proyectos por carretera sobre las iniciativas ferroviarias, ambas partes ahora están comprometidas a fomentar la financiación de la infraestructura para disminuir el transporte vial y aliviar la congestión del tránsito.

Sin embargo, apunta el diario ‘The Australian Financial Review’, las propuestas de los dos bloques políticos son diferentes. Mientras la coalición liberal-nacional apuesta por enlaces ferroviarios regionales con velocidades de 160 km/h y la creación de una Agencia Nacional de Ferrocarriles Rápidos, los laboristas prefieren establecer una Autoridad Ferroviaria de Alta Velocidad e invertir en el desarrollo de trenes más rápidos de hasta 350 km/h desde Brisbane a Melbourne.

Dada la inexperiencia de Australia en la construcción de redes ferroviarias rápidas y de alta velocidad, los principales beneficiaros serían, en gran medida, las empresas constructoras con un gran background en el sector, entre las que figuran firmas españolas, japonesas, francesas o chinas. Algunas de las compañías que podrían beneficiarse de ello serían Downer, UGL (parte del grupo CIMIC participado por ACS) y John Holland, subsidiaria del gigante asiático.

Otro de los aspectos distintivos entre las propuestas es la regulación aeroportuaria. Tras la reciente comisión de productividad, la coalición envida por aceptar sus recomendaciones y continuar con un sistema de baja regulación, mientras que los laboristas prefieren revisar el informe emitido. Asimismo, los partidos también discrepan en la manera de financiar la infraestructura ferroviaria; los primeros apuestan por fomentar las inversiones privadas, mientras que el Australian Labor Party (ALP) aboga por mayores inversiones públicas.

En definitiva, el gasto en infraestructura beneficia a los inversores, en parte porque crea oportunidades para futuras privatizaciones. Algunos de los proyectos con mayor potencial incluyen el aeropuerto de Western Sydney por 5 300 millones de dólares australianos (3 350 millones de euros al cambio actual), el enlace ferroviario entre Melbourne y Brisbane (10 000 millones), el tren rápido entre Melbourne y Geelong propuesto por la coalición (valorado en unos 2 000 millones de dólares) y la extensión de la autopista Gateway hasta Brisbane (800 millones, aproximadamente).

Australia invierte en inteligencia artificial para mejorar su red de transporte

Victoria ofrece nuevas oportunidades para empresas internacionales del sector de infraestructuras

Victoria anuncia un proyecto ferroviario a gran escala para mejorar las comunicaciones de Melbourne

 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex