Noticias

Tailandia se enfrenta a importantes desafíos a largo plazo para seguir creciendo, según la OCDE

Mayo - 2019 | OCDE | Comentarios (0)

El pasado 3 de abril, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dio a conocer en Tailandia los resultados de su informe ‘Economic Outlook for Southeast Asia, China and India 2019’.

En lo que respecta al país del Sudeste Asiático, el documento destaca el buen momento que atraviesa la economía nacional, con previsiones de crecimiento anual del 3,7 % para el período 2019-2023. No obstante, la institución con sede en París subraya cuatro puntos que deben ser debidamente gestionados para hacer realidad dichas proyecciones:

• Maximizar las oportunidades y mitigar los riesgos derivados de las Fintech.
• Fortalecer las exportaciones en un entorno de creciente proteccionismo.
• Mitigar los riesgos derivados de catástrofes naturales.
• Mejorar la red de transporte urbano.

Oportunidades y riesgos derivados de las Fintech
La influencia de la tecnología en los servicios financieros es hoy en día una realidad innegable y una fuente de oportunidades que no se deben obviar.

En este contexto, el regulador financiero tailandés deberá garantizar que estos servicios cumplan con importantes estándares de seguridad que no lo hagan vulnerable a ciberataques que pudieran ocasionar un riesgo por contagio de todo el sistema financiero.

Por ello, la OCDE sugiere en este punto seguir el ejemplo de Singapur, el país de la región con mayor penetración de dicha tecnología y donde se ha alcanzado el grado de sofisticación más elevado en los servicios prestados.

Fortalecer las exportaciones en un escenario de creciente proteccionismo
La ‘guerra’ comercial entre Estados Unidos y China tiene y tendrá un importante impacto sobre la economía tailandesa dada la importante participación del tejido industrial local en la cadena de valor china.

En este sentido, se estima que las exportaciones domésticas de bienes intermedios al gigante asiático suponen cerca del 8 % del PIB tailandés. A ello se suma el fortalecimiento del baht, la divisa nacional, que disminuye el atractivo de las ventas al exterior.

Para mejorar las cifras de exportación, la OCDE sugiere ahondar en reformas estructurales. Esto incluye una política de atracción de inversiones extranjeras, mejorar la infraestructura logística del país y una mayor seguridad jurídica para atraer capital foráneo.

Mitigar los riesgos derivados de catástrofes naturales
El Sudeste Asiático es una región en la que suceden desastres provocadas por la naturaleza cada año, que ponen en grave riesgo la economía de los países que las sufren.

Aunque Tailandia es una de las plazas que menor prevalencia de catástrofes anuales registró en el intervalo 1998-2018 (menos de 10 catástrofes por año de media), es el segundo mercado con mayor impacto de dichos desastres sobre el Producto Interior Bruto. Se estima que, de promedio, cada desastre natural tuvo una huella negativa superior al 0,8 % del PIB, por no mencionar el shock social y demográfico de los mismas.

Dado que, obviamente, las catástrofes naturales son inevitables, la entidad sugiere mejorar los sistemas de prevención, así como los elementos ex post: optimizar la capacidad de reconstrucción y los protocolos de respuesta ante catástrofes.

Mejorar la red de transporte urbano
Los países que conforman la Asociación de Naciones del Sueste Asiático (ASEAN) son conscientes de la importancia de contar con una buena red de transporte urbano, pues lo contrario implica externalidades con efectos perniciosos sobre la economía, el medioambiente y la sociedad. Ello ha motivado la creación de un programa piloto de smart cities centrado en la red de transporte (ASEAN Smart Cities Network) en 26 naciones de 10 miembros de la Asociación, entre los que se encuentra Tailandia.

Precisamente, conforme a los cálculos de la OCDE, en hora punta, pueden emplearse hasta ocho horas para recorrer 100 kilómetros en Bangkok usando el coche como medio de transporte.

La situación, si no se hace nada para revertirlo, empeorará en toda la zona dado el crecimiento de la clase media y, por consiguiente, del número de vehículos por habitante.

La OCDE aporta en este punto un importante catálogo de medidas que cualquier país puede implementar: desde el incremento de los tributos asociados a la compra de vehículos, el empleo de un sistema de cuotas para circular por las calles de las ciudades, hasta la promoción de las plataformas de automóviles compartidos, pasando por la subida de los impuestos a los combustibles o la promoción del teletrabajo.

Chayatan Phromsorn, director general de la Oficina de Transporte de Tailandia, aseguró que “el país está haciendo enormes progresos en la mejora de las infraestructuras de transporte con el objetivo de disponer de una red segura, práctica, puntual y a un precio razonable”. En este sentido, en un decenio, la capital espera contar con 14 líneas de metro, proyecto al que se sumarán otras infraestructuras de transporte, como el Eastern Economic Corridor o la estación de Bang Sue, que cambiarán de forma radical la situación del transporte en el país.

Tailandia quiere convertirse en un ‘hub’ regional del sector aeronáutico

El BOI expone los grandes proyectos que impulsarán la economía tailandesa en los próximos años

Nuevos proyectos de transporte urbano en seis provincias de Tailandia


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex