Noticias

Singapur y la ASEAN, jugadores clave en la Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda

Mayo - 2019 | Oficina Económica y Comercial de España en Singapur | Comentarios (0)

El Proyecto ‘Belt and Road Initiative’ (BRI, por sus siglas en inglés) es el último plan de desarrollo del Gobierno de China mediante el cual se pretende conectar al gigante asiático con más de 80 países de todo el mundo. El citado desarrollo, conocido como ‘Ruta de la Seda del siglo XXI’, tiene como principal objetivo promover la cooperación, conectividad y libre circulación de personas, bienes y capitales entre Asia, África y Europa.

La Iniciativa fue presentada por el presidente chino, Xi Jinping, en 2013 y se espera que, una vez finalizada, logre vincular a cerca de 5 000 millones de personas a través de una infraestructura que impulse los lazos comerciales y financieros entre más de 65 naciones. Se estima que este proyecto represente un tercio del PIB mundial y una cuarta parte del total del comercio de bienes y servicios.

En este sentido, Singapur juega un papel clave en el BRI, gracias en gran medida a su localización geográfica a lo largo de la Ruta de la Seda Marítima, siendo además el puerto predilecto en el estrecho de Malaca. La ciudad-estado se encuentra en una posición estratégica determinante en el centro del Sudeste Asiático, con sólidos sectores financieros, comerciales e infraestructuras. Además, las empresas singapurenses cuentan con experiencia en hacer negocios en plazas clave presentes a lo largo del Cinturón. Cabe destacar también que Singapur y China disfrutan, actualmente, de fuertes lazos bilaterales en materia de comercio, inversión y relaciones gubernamentales.

Singapur y la ASEAN, jugadores clave en la Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda

Acuerdos bilaterales
El Ministerio de Comercio e Industria de Singapur ha cerrado dos acuerdos con su equivalente chino. El primero consiste en la creación de un Consejo de Cooperación Interministerial con Shanghái, que incluirá una plataforma para que ambas partes colaboren en seis áreas: el BRI, servicios financieros, tecnología e innovación, facilidad para hacer negocios, gobernanza urbana y movimiento poblacional.

En fechas recientes, el titular de la cartera ha firmado un memorando de entendimiento (MoU) con China para la creación de un marco regulatorio enfocado a la cooperación comercial con terceros países. Se trata de una extensión a un convenio de similares características suscrito el pasado mes de abril, que amplía su alcance e incluye como áreas de colaboración (para el BRI) la logística, el comercio electrónico, infraestructuras y servicios profesionales (financieros o legales, entre otros).

En este sentido, Singapur destaca como un país neutro que cuenta con instancias legales que permiten a los países participantes en el proyecto resolver disputas comerciales de manera eficiente. En este caso, se trata de la nación que más rápidamente resuelve este tipo de desacuerdos o litigios en todo el mundo. Del mismo modo, la isla es una gran aliada en materia de servicios financieros, inversiones de terceros países y recursos humanos.

El segundo memorándum contempla la creación de un sistema electrónico para intercambio de datos, acordado en el marco del Acuerdo de Libre Comercio rubricado entre los dos países el pasado noviembre. Dicho sistema permitirá una transmisión más rápida de información y no hará necesaria la presentación de documentos físicos para los intercambios comerciales, agilizando los mismos.

Cabe remarcar que Singapur ha sido el mayor receptor extranjero de inversiones chinas de entre los países participantes del BRI, cerrando el último ejercicio con un 23 % de la inversión foránea china dedicada a dicha iniciativa. Además, a finales del pasado curso, Singapur contaba con más de 4 800 proyectos en Shanghái valorados en más de 15 000 millones de dólares.

Inversión
Por otro lado, la filial singapurense del Industrial and Commercial Bank of China (ICBC), la entidad bancaria más grande del gigante asiático y mayor banco del mundo por activos, emitió su primera oferta de bonos verdes en tres divisas por un total de 2 200 millones de dólares. Los fondos se utilizarán para financiar o refinanciar proyectos verdes elegibles bajo el Mecanismo de Cooperación Regular Interbancaria de la Iniciativa BRI. La emisión, que tuvo 22 suscriptores, tiene como finalidad apoyar el desarrollo de este tipo de proyectos y alentar a los intervinientes a considerar la sostenibilidad y los beneficios del cambio climático de su inversión. Dentro de los desarrollos elegibles se contemplan aquellos relacionados con las energías renovables, bajas emisiones de carbono, eficiencia energética y gestión sostenible de los recursos hídricos y aguas residuales.

Por parte de la región ASEAN, el Banco Asiático de Desarrollo (BAsD) estima que las necesidades de inversión entre 2016 y 2030 rondarán la horquilla entre los 2 800 y 3 100 millones de dólares. Las infraestructuras a desarrollar deberán mantener el creciente comercio de mercancías de la región, que ha crecido un 25 % desde 2010. Está previsto que la Asociación de Naciones del Sureste Asiático se convierta en la cuarta economía más grande del mundo en 2050, con un crecimiento anual de su Producto Interior Bruto del 5,25 % entre 2016 y 2020.

Respecto a la inversión extranjera directa (IED), la recepción de dichos flujos de capital por parte de las naciones de ASEAN ha pasado de 3 500 millones de dólares en 2010 a una cifra que supera los 11 000 millones. En particular, el sector de la construcción ha recibido fondos originarios de China de forma creciente, con la previsión de que dicha tendencia continúe incrementándose con la finalización de varios proyectos de gran calado, entre los que figuran la Terminal de Muara en Brunéi, el de la Gateway en Melaca o el Parque Industrial de Morowali en Indonesia.

Desde la propuesta y posterior puesta en marcha del BRI, China ha firmado más de 173 acuerdos con 125 países y 29 organizaciones internacionales para su ejecución. Actualmente, se han invertido unos 90 000 millones de dólares en varios desarrollos de infraestructuras, principalmente en Asia, y se han concedido préstamos valorados en más de 300 000 millones por parte de organismo bancarios. En esta línea, China sigue buscando financiación (pública, privada, nacional y foránea).

Ventajas e inconvenientes
Una de las principales ventajas del BRI reside en que proporciona un trampolín para renovar infraestructuras en países menos desarrollados, pues hace necesaria la conectividad y la creación de una red de puertos, carreteras y hubs para el comercio. Por parte de Naciones Unidas, se destaca este proyecto como una “iniciativa propicia para acelerar un desarrollo sostenible, proporcionar financiación para infraestructuras en naciones en vías de desarrollo y representar una gran oportunidad para crear un mundo próspero y equitativo”.

Sin embargo, y pese a los aspectos beneficiosos que representa, el BRI no está exento de polémica. Son muchos los detractores del plan a nivel internacional. Una de las mayores preocupaciones en torno al mismo especula la supremacía y creciente poder que podría ejercer China sobre otros países, principalmente sobre los más pequeños y más pobres. Además, algunos de los territorios afectados podrían elevar notablemente deuda externa actual.

Otras teorías incluyen no solo el poder gubernamental, político y económico que pretendería ganar China, sino también una expansión de su presencia militar a lo largo de todo el territorio del BRI. Algunos expertos señalan que este proyecto es “una herramienta (…) para escribir nuevas leyes y crear instituciones que favorezca sus intereses”.

Pese a todo ello, todavía quedan muchas incógnitas entorno al Belt and Road Initiative que China quiere llevar a cabo y en el que no solo Singapur, sino todos los países que forman la región ASEAN, juegan un papel clave en su desarrollo.

El Exportador. 'The Belt and Road Initiative': geoestrategia china

Singapur y China firman un MoU para colaborar dentro de la Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex