Noticias

El ‘Plan de Devolución de Envases’ escocés añade 20 peniques a los recipientes de bebidas

Mayo - 2019 | The Telegraph | Comentarios (0)

Según la nueva normativa escocesa, los consumidores pagarán 20 peniques (23 céntimos de euro) adicionales por cada envase de vidrio plástico y aluminio que compren, bajo un controvertido "Plan de Devolución de Envases". Los minoristas han advertido que su implementación costará a los compradores más de 50 millones de libras (58 millones de euros).

Según ha recogido The Telegraph, como parte de los esfuerzos del Gobierno escocés para hacer frente al cambio climático, el Plan se aplicará a todos los minoristas, sin importar cuán pequeños sean, y podrían estar funcionando a fines del próximo año o a principios de 2021. El cargo se reembolsará si los clientes devuelven sus contenedores vacíos a los puntos de recolección en tiendas y supermercados.

Escocia será la primera parte de Reino Unido en introducir un sistema de devolución de envases, que apunta a recuperar el 90 % de los envases para reciclaje dentro de tres años. Sin embargo, el Plan ha generado objeciones por parte de minoristas, líderes empresariales y la industria de bebidas, quienes cuestionaron su coste, viabilidad y equidad. También ha generado confusión en bares y restaurantes, que tendrán que pagar el depósito y podrían optar por pasarlo a los clientes.

Un portavoz sugirió que los clientes podrían luego devolver su botella o lata a la barra y recibir 20 peniques de vuelta. Cuando se le preguntó cómo funcionaría esto en la práctica, en un bar o club nocturno, un portavoz dijo que un grupo asesor proporcionará asesoramiento sobre los detalles prácticos del esquema.

Roseanna Cunningham, la ministra de Medio Ambiente, aseguró a los proveedores que el esquema se aplicará a las botellas de plástico que se usan para bebidas gaseosas y botellas de agua, botellas de vidrio y latas de bebidas.

Decidió no incluir plástico HDPE (polietileno de alta densidad), que se utiliza principalmente para la leche, debido a las preocupaciones sobre la posible contaminación de otros materiales.
Cunningham dijo que los pequeños minoristas tendrían flexibilidad en la forma en que permitían las devoluciones a través de diferentes máquinas o manuales.

Sin embargo, el SRC (Consorcio Minorista Escocés, por sus siglas en inglés) dijo que el "diseño decepcionante" del esquema podría hacerlo "imposible de llevar a cabo". La inclusión de vidrio implicará un coste adicional de 50 millones de libras, lo que terminaría siendo pagado por los consumidores, e instó a los ministros a establecer los fondos necesarios para ayudar a los minoristas a establecer la infraestructura necesaria.

Ewan MacDonald-Russell, jefe de política de SRC, ha declarado que “el vidrio es un material pesado, voluminoso y difícil de manejar y será una carga enorme, especialmente para aquellos que operan en tiendas más pequeñas. Del mismo modo, cobrar por adelantado con un plan solo para Escocia en lugar de trabajar en colaboración en un enfoque de todo el Reino Unido, puede afectar el rango y el precio de los productos en cuestión. Por ejemplo, para prevenir el fraude, los envases de bebidas escoceses deberán etiquetarse de forma diferente a los del resto del Reino Unido. Eso impondrá enormes costos a los minoristas y productores, e incluso podría poner un interrogante sobre la viabilidad económica de vender algunos productos al norte y al sur de la frontera".

MacDonald-Russell dijo que el costo de las máquinas de recogida también podría superar los 100 millones de libras (116 millones de euros) y pidió un paquete de apoyo financiero.
Colin Borland, de la Federación de Pequeñas Empresas, ha objetado que un plan de depósito de botellas era una idea popular, pero las tiendas más pequeñas tendrán dificultades con el almacenamiento. "No estamos contentos de que el gobierno escocés no haya tenido en cuenta nuestras preocupaciones, a pesar del compromiso de abordar los problemas que este esquema plantea para los pequeños minoristas. Los ministros deben explicar a aquellos que dirigen las tiendas más pequeñas cómo funcionará este esquema para ellos ".

Miles Beale, director ejecutivo de la WSTA (Asociación de Comercio de Vinos y Licores, por sus siglas en inglés) dijo que la inclusión de botellas de vidrio, a pesar de las preocupaciones de la industria de que los procedimientos de reciclaje de vidrio existentes eran "eficientes y bien entendidos", podría fomentar un mayor uso del plástico.

Jill Farrell, directora de operaciones de Zero Waste Scotland, dijo que la política era un "cambio sustancial para el reciclaje y la economía circular en Escocia", y agregó que "al dar a las personas un incentivo adicional para hacer algo bueno para nuestro medio ambiente y tener un mismo enfoque en toda Escocia, confiamos en que será más fácil para todos hacer lo correcto".
 

 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex