Noticias

El FMI autoriza el desembolso del sexto tramo del crédito a Túnez por importe de 217 millones de euros

Junio - 2019 | FMI | Comentarios (0)

El 12 de junio de 2019, la Junta Ejecutiva del Fondo Monetario Internacional (FMI) completó el Quinto Examen del programa económico de Túnez apoyado por un acuerdo en el marco del Mecanismo del Fondo Ampliado (FEP). La decisión de la Junta pone a disposición de Túnez unos 217 millones de euros, aproximadamente, lo que eleva los desembolsos totales a aproximadamente 1 400 millones de euros y cataliza el financiamiento tan necesario de otros socios y mercados internacionales.

Asimismo, se aprobó la solicitud de las autoridades de exenciones del incumplimiento de los criterios de desempeño de finales de marzo de 2019 sobre las reservas internacionales netas y los activos internos netos. Estas exenciones se otorgaron sobre la base de las medidas correctivas emprendidas por las autoridades, publica el FMI en su portal.

La Junta Ejecutiva también aprobó la solicitud de las autoridades para modificar las compras del acuerdo, incluida la reducción solicitada del acceso total, según el acuerdo, de un monto equivalente a DEG 1.9522533 millones (aproximadamente el 358,1 % de la cuota de Túnez). El acuerdo de cuatro años para la FEP fue aprobado por la Junta Ejecutiva en mayo de 2016 por una cantidad inicial equivalente a DEG 2 000 millones (aproximadamente 2 600 millones de euros o 375 % de la cuota de Túnez en el momento de la aprobación del acuerdo).

La estabilización macroeconómica socialmente equilibrada, sigue siendo la prioridad del gobierno para 2019, que apoya el acuerdo del FEP. Las políticas fiscales apuntan a movilizar ingresos y contener el gasto corriente para reducir el déficit presupuestario de Túnez, al tiempo que se mantiene la inversión pública y se fortalece la red de seguridad social para los hogares de bajos ingresos. La política monetaria se centra en frenar la inflación, y la flexibilidad continua del tipo de cambio ayudará a mejorar el déficit en cuenta corriente y las reservas internacionales. Las reformas estructurales respaldadas por el acuerdo incluyen medidas para mejorar el clima de negocios, ampliar el acceso a las finanzas y reducir la corrupción.

Tras la discusión de la Junta Ejecutiva sobre Túnez, David Lipton, Primer Director Adjunto y Presidente interino, declaró que “si bien mejoró a lo largo de 2017 y 2018, el crecimiento sigue siendo moderado y persisten las vulnerabilidades macroeconómicas elevadas, pero los esfuerzos de las políticas están comenzando a mostrar resultados. Un fuerte esfuerzo de ingresos y una reforma del subsidio a la energía han apoyado una reducción significativa del déficit fiscal, el ajuste monetario ha comenzado a reducir la inflación y las menores intervenciones en divisas (FX) han permitido que el tipo de cambio refleje mejor los factores fundamentales. En el contexto de un entorno socio-político doméstico desafiante y presiones externas, el desempeño del programa desde el Cuarto Examen ha sido mixto.

Los esfuerzos de estabilización socialmente conscientes tendrán que seguir siendo el centro de atención para reducir las vulnerabilidades. Las políticas a corto plazo deben continuar centrándose en mejorar los déficits fiscales y externos para revertir la dinámica adversa de la deuda, reducir la inflación y fortalecer la red de seguridad social para los hogares de bajos ingresos. Una mejor comunicación de los objetivos de política y reforma y su razonamiento facilitará la implementación.

Reducir el déficit fiscal al 3,9 % del PIB en 2019 requerirá una disciplina inquebrantable. La estrategia de las autoridades se basa en una sólida recaudación de ingresos, reformas específicas de los subsidios a la energía con una mejor comunicación y una gestión estricta de la factura salarial. El presupuesto permite mantener la inversión que mejora el crecimiento y aumentar el gasto social, pero no hay espacio para relajar el esfuerzo en los impuestos o el gasto corriente después del reciente aumento en los salarios de la administración pública.

La política monetaria debe centrarse en mantener la estabilidad de precios. Se justificarían aumentos adicionales en las tasas de la política si las proyecciones de inflación para diciembre de 2019 excedan la meta. El éxito con la desinflación también dependerá de la reducción de la refinanciación del banco central y de la reforma del marco de garantías, al tiempo que se preserva la estabilidad financiera.

La reducción de los desequilibrios externos depende de un tipo de cambio determinado por el mercado. Las subastas competitivas de FX, junto con la reducción de las intervenciones del Banco Central y la comunicación efectiva al mercado, siguen siendo fundamentales para mejorar la cobertura de la cuenta corriente y las reservas. Los esfuerzos para fortalecer la protección social deben continuar. En particular, el aumento de las transferencias a hogares de bajos ingresos debería seguir rápidamente las medidas recientes para mejorar el acceso a la atención de salud pública.

Las reformas estructurales deben centrarse en mejorar el clima empresarial y mejorar el acceso a la financiación para impulsar el crecimiento liderado por el sector privado. El nombramiento de los miembros de la Alta Autoridad Anticorrupción ayudaría a abordar los problemas de corrupción.

Acuerdo Túnez-FMI sobre las condiciones de la Quinta Revisión del Programa de Reformas


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex