Noticias

El exitoso mercado laboral suizo

Junio - 2019 | NZZ | Comentarios (0)

Según un estudio del ‘Mc Kinsey Global Institute’ predice que en Suiza se perderán entre 1 y 1,2 millones de puestos de trabajo si sólo la mitad de todas las posibilidades de automatización de las actividades que antes se realizaban manualmente se llevan a cabo antes del año 2030.

Esto se traduce en la inseguridad ante la posible pérdida de su puesto de trabajo. En 2012, el 11 % de los encuestados por la Oficina Federal de Estadística (BfS) de Suiza declararon que tenían algo de miedo o mucho miedo, de perder sus empleos. Cinco años después, este porcentaje ya era del 15 %, siendo más elevado el número de mujeres que de hombres, mientras que los trabajadores de mayor edad, en promedio, se sienten un poco más seguros en sus puestos de trabajo.

La sustitución de los antiguos puestos de trabajo por otros nuevos, siempre ha formado parte del cambio estructural que genera el progreso económico. El factor decisivo se plantea para saber hasta qué punto el mercado laboral suizo es lo suficientemente atractivo y flexible como para poder sustituir la pérdida de puestos de trabajo por otros nuevos.

Revolución doméstica e internacional
El economista jefe de la federación suiza de organizaciones empresariales Economiesuisse, Rudolf Minsch, ha analizado a fondo este cambio estructural en un nuevo y revelador informe. Este informe muestra el sorprendente dinamismo con el que ha cambiado el empleo en Suiza en los últimos 25 años. A pesar del fuerte cambio tecnológico, el trabajo realizado, medido en equivalentes de tiempo completo aumentó en un 22 % hasta los 3,9 millones de puestos de trabajo durante este período. Este significativo aumento de la mano de obra se debe fundamentalmente a la inmigración, pero, en todo caso, la tecnología no ha reemplazado al trabajo. Así lo demuestra el hecho de que la participación en el mercado laboral ha seguido aumentando. La tasa de empleo ha aumentado del 80 al 84 %, mientras que las tasas de desempleo y de desempleo han fluctuado un poco dependiendo de la situación económica, pero se han mantenido relativamente estables en general.

La dinámica extremadamente positiva del mercado laboral suizo se explica por el hecho de que, aunque los puestos de trabajo se reducen constantemente, es posible sustituirlos por más puestos de trabajo nuevos. Un análisis de los últimos datos disponibles muestra que en 2016 se redujeron una media de 1.217 puestos de trabajo cada día, pero al mismo tiempo se añadieron 1.331 nuevos puestos de trabajo.

Un tercio de los puestos de trabajo perdidos se perdieron debido al cierre de plantas. Alrededor de dos tercios de los nuevos puestos de trabajo fueron creados por empresas ya existentes y un tercio por empresas nuevas. El cambio estructural tiene lugar así, tanto en el exterior como en el interior: los nuevos puestos de trabajo están afectando a las empresas que ya no son competitivas, y los puestos de trabajo que han quedado obsoletos están siendo sustituidos -en mucha mayor medida- por nuevos puestos de trabajo en las empresas existentes. Mientras que, por ejemplo, las empresas de medios de comunicación ya no necesitan secretarias para escribir textos, los analistas de datos y los especialistas en animación de vídeo han encontrado más oportunidades en las oficinas editoriales.

Otro dato destacable del informe es, que los sectores donde se ha creado un número superior a la media de nuevos puestos de trabajo, son los mismos sectores que se han visto especialmente afectados por la reducción de puestos de trabajo. Así, la mayoría de los nuevos puestos de trabajo se crearon en los sectores de la asistencia sanitaria, los servicios de empleo, las tecnologías de la información, la gestión y la consultoría. En un año se perdieron casi 20.000 puestos de trabajo en el sector sanitario, pero al mismo tiempo se crearon más de 30.000 nuevos puestos de trabajo. En 2016 también se perdieron casi 26.000 puestos de trabajo en el sector de la gastronomía, pero también se crearon alrededor de 28.000 nuevos. Entre los pocos sectores en los que se redujo el empleo neto se encuentran la agricultura y los medios de comunicación, mientras que, a pesar de los recortes de personal en los grandes bancos, incluso en el sector financiero suizo hubo un ligero incremento del empleo en 2016. Es importante resaltar que, en el sector financiero, sin embargo, la proporción de nuevos puestos de trabajo creados por nuevas empresas está por encima de la media (41%), como en el caso de la gastronomía (41%) y de la industria inmobiliaria (46%). Esto indica un cambio estructural importante.

Más servicios digitales
De los datos disponibles, no se desprenden directamente los cambios en el perfil de los candidatos para nuevos puestos de trabajo, que van de la mano con el cambio estructural del mercado laboral. Aunque hasta la fecha no hay indicios de que se haya producido un remplazo importante de trabajadores por parte de los robots, el perfil de los trabajadores está cambiando hacia la especialización en servicios más sofisticados.

Avenir Suisse, el think tank económico suizo, en su estudio "When the Robots Come" de 2017, muestra que el número de empleos asociados a las actividades digitales ha aumentado un 50% en los últimos veinte años, mientras que el número asociado a las actividades físicas sólo ha aumentado una décima parte. Lo que podría ser más problemático es que la productividad de las actividades digitales se ha desarrollado por debajo de la media (probablemente debido principalmente al gran aumento del empleo en sectores de gran intensidad de mano de obra, como la sanidad).

El temor de los trabajadores a perder su empleo variará en la medida en que la educación y la formación les permitan adaptarse a las demandas cambiantes de las empresas y la economía. Es alentador observar cómo, según la Encuesta de Población Activa suiza, la proporción de la mano de obra suiza con un bajo nivel de cualificación ha caído del 17% al 10% en las últimas dos décadas, mientras que la proporción de la mano de obra de alta cualificación ha aumentado del 22 al 43%

El hecho de que hasta la fecha no haya habido escasez de puestos de trabajo en el mercado laboral suizo se debe probablemente también al hecho de que, políticamente, el cambio estructural en Suiza se está ralentizando menos que en otros lugares. Por el contrario, el franco fuerte desafía constantemente a la economía para que afronte nuevos retos. Sin embargo, sólo se crearán nuevos puestos de trabajo mientras que la plaza sea atractiva. La flexibilidad del mercado laboral suizo siempre ha sido fundamental para ello. Así pues, en los casos en que los puestos de trabajo pueden reducirse con relativa facilidad, es más probable que los empleadores creen nuevos puestos de trabajo.
 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex