Noticias

Continúa la solidez comercial de los Países Bajos

Octubre - 2019 | Coface | Comentarios (0)

La firma especializada en seguros de crédito y gestión de riesgos Coface prevé un crecimiento del PIB neerlandés del 1,7% en 2019 y del 1,5% en 2020.

En una reciente nota de prensa, destaca Coface las razones del éxito comercial de los Países Bajos en un contexto internacional en el que se prevé una caída en el volumen de los intercambios mundiales del 0,8% durante el ejercicio en curso.

El comercio exterior neerlandés equivalía al 161% del PIB en 2018, gracias a que este país es una plataforma logística en el corazón de Europa y dispone de aeropuertos y puertos de relevancia mundial, como el de Rotterdam o Amsterdam.

En un contexto comercial global que se contrae, las exportaciones neerlandesas continúan desarrollándose con tasas de crecimiento interanuales relativamente elevadas en comparación con otros países

Esto se debe, en parte, a que los precios del petróleo todavía se mantienen elevados y los hidrocarburos representan una parte importante de las exportaciones producidas en el país, pero también al hecho de que la competitividad de los precios se ha incrementado en los últimos años. Además, los costes laborales descendieron sensiblemente en 2014 y, desde entonces, se mantienen estables.

Por otro lado, la “re-exportación” de mercancías sigue jugando un papel importante en el balance comercial. Si bien el valor añadido de estas exportaciones es muy bajo, su volumen tiene un gran impacto en las estadísticas comerciales, lo que se conoce como el “Efecto Rotterdam”. En 2016, las ventas totales alcanzaron los 432.500 millones de euros, de los que 189.100 millones de euros provinieron de las re-exportaciones.

Los efectos de la nueva política comercial estadounidense en una economía que es la puerta de acceso al continente ya son visibles, pues ya se observa una desaceleración de las exportaciones neerlandesas hacia Europa desde diciembre de 2018. Los potenciales derechos de aduana de los Estados Unidos sobre los automóviles europeos representan también una amenaza inminente para los Países Bajos.

Pero estos problemas son menores que el impacto potencial de un Brexit sin acuerdo. El Reino Unido es el segundo socio comercial más importante en cuanto valor añadido de los Países Bajos. Y, aunque aún no se ha producido la salida, sus efectos ya se evidencian, con una caída de la libra que hace que los productos neerlandeses sean más caros para los británicos, lo que reduce, consecuentemente, su competitividad.

No obstante, el aperturismo comercial de los Países Bajos permite adaptar rápidamente los lazos comerciales y, según Coface, posibilitará que la desaceleración del comercio mundial no afecte necesariamente a los datos de las exportaciones sustentadas en el efecto Rotterdam, debido también a la creciente independencia de la producción y del comercio en Europa.

Además, el consumo y la inversión privada ya son los principales motores de los intercambios realizados, por lo que se espera que la economía local pueda crecer incluso aunque el comercio mundial se debilite.
 

Los Países Bajos, tercera economía más abierta del mundo

El comercio de bienes y servicios relacionados con la construcción sigue creciendo en los Países Bajos 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex