Noticias

El plan de Zúrich para convertirse en una ciudad inteligente

Julio - 2020 | NZZ | Comentarios (0)

David Weber, responsable del Smart-City-Team de la ciudad de Zúrich, y líder de un equipo que trabaja en el diseño de chatbots, modelos 3-D para el subsuelo o planes de trabajo digitales para residencias de ancianos, concede una entrevista al diario NZZ en la que explica qué estrategia seguirá Zúrich para convertirse en una «smart city».

El proyecto para convertir a Zúrich en una ciudad inteligente comienza a dar sus primeros pasos 6 meses después de la creación del Smart-City-Team. Sin embargo, la primera propuesta sobre una ciudad inteligente data de 2018, cuando el ayuntamiento presentó su estrategia para los próximos años: gracias al uso de las tecnologías digitales, los ciudadanos de Zúrich gozarían de un contacto más sencillo y directo con la ciudad y los funcionarios locales estarían más interconectados. Surgió entonces «Mi cuenta», un acceso digital que centraliza un creciente número de servicios locales.

Al pleno municipal, que ya había impulsado el diseño de una «estrategia smart city», le gustó el plan de crear un Smart-City-Team. Para ello, incluso decidió aumentar en mayo de 2019 el crédito suplementario en casi 140.000 euros ―150.000 francos― hasta los 1,44 millones de euros: cerca de 3,75€ per cápita, aunque poco dinero aún para los estándares de la ciudad. Urbanismo invirtió en torno a 557.000 euros ―600.000 francos― en préstamos para proyectos de innovación, pero sobre todo en el equipo dirigido por David Weber, que comenzó su trabajo como jefe del equipo «Smart City» el 1 de enero de 2020.

David Weber dirige la transformación de la ciudad desde el Smart City Lab, situado en el antiguo taller de la SBB ―compañía de ferrocarriles suiza― de la Hohlstrasse en el distrito de Alstetten. “En el centro debería estar siempre la persona”, opina Weber. Es decir, no se trata de drones para el sector logístico y coches que se conducen solos, sino de las visiones técnicas más novedosas que han cultivado los gobernantes y presidentes para sus ciudades durante miles de años. Según el director de Smart City, “los visionarios de hoy en día imaginan granjas verticales, aviones teledirigidos para la logística urbana o trenes subterráneos que conectan áreas metropolitanas". El problema de estas grandes visiones es, según Weber, “que ignoran la esencia de la ciudad”.

Para él, el proyecto de ciudad inteligente no debería asemejarse a un ovni que aparece de la nada en la ciudad con nuevas visiones y objetivos. Al contrario, la «smart city» es una estrategia clásica de apoyo para objetivos existentes, tal y como los haya formulado el ayuntamiento en sus proyectos. Smart City Zúrich proporciona instrumentos y métodos adicionales para su aplicación.

Aunque el proyecto no es político en sí mismo, sí lo es en el sentido de que debería contribuir a los objetivos políticos de la mayoría de los ciudadanos, que votaron en las últimas elecciones por una política verde y de izquierdas. Además de la estrategia para una ciudad inteligente, Zúrich trabaja con proyectos como «Tráfico Urbano 2025» (10% menos de tráfico de automóviles, promoción del ciclismo, el transporte público y el transporte a pie) o la estrategia «2.000 vatios» (que pronto recibirá el nombre de «Estrategia neto-cero»).

Mientras tanto, medio año después de la fundación del Smart City Lab, ya han surgido las primeras ideas concretas para ayudar a mejorar la ciudad en interés de sus ciudadanos. Aunque la pandemia del coronavirus ha frenado al equipo de Weber, pronto estará disponible toda la gama de herramientas aprobadas por el ayuntamiento el año pasado. A continuación, un resumen de las iniciativas:

Becas de innovación: a partir de septiembre, la ciudad contratará a dos personas (investigadores universitarios o empleados de centros de investigación, por ejemplo), para que se dediquen profesionalmente a Big Data o al aprendizaje autorregulado durante 9 a 12 meses. Estos expertos aportarán nuevos conocimientos e impulsos a la administración en un área que, a juicio de Weber, será trascendental próximamente pero aún no han podido acumular el conocimiento suficiente para explotarla.

Stadtbox: los empleados públicos de Zúrich presentarán sus proyectos a Smart City Zúrich, y un jurado seleccionará los mejores. Estos empleados recibirán en torno a 930 euros y dispensa de 70 horas de trabajo para construir un primer pequeño prototipo o demo. Si la idea tiene éxito, se desarrollará dentro del área de gobierno municipal correspondiente. Los primeros resultados ya están sobre la mesa: el área de Gobierno de Salud y Medio Ambiente de Zúrich está ensayando una lista digital de turnos y tareas para hogares de ancianos y discapacitados y un chatbot para asesoramiento sobre energía, que posteriormente podría usarse para otros temas y áreas de gobierno del municipio.

Créditos a la innovación: «se trata de capital riesgo para la administración local con el objetivo de probar, en el menor tiempo posible, un proyecto que implique algún tipo de riesgo», afirma Weber. Evidentemente, con un presupuesto de cerca de 560.000 euros (930.000 a partir de 2021) solo se podrán financiar proyectos piloto, mientras que para la ejecución y el funcionamiento se emplearán los presupuestos de las áreas de gobierno implicadas. Con estos créditos, los empleados municipales están trabajando actualmente en una representación tridimensional del subsuelo de Zúrich para simplificar la planificación de la construcción. Todas las estructuras terrestres cuentan ya con un «gemelo digital», y también se desarrollará un chatbot para consultoría energética gracias a esta financiación. Otro proyecto aprobado empleará datos de sensores para medir (y optimizar) el uso de las infraestructuras dedicadas a los parques de la ciudad.

Carreras de diseño (Design-Sprints): los empleados municipales de tantas áreas de gobierno como sea posible podrán asistir a talleres de cuatro o cinco días de duración en el Smart City Lab con el objetivo de superar un reto. Justo a mediados de julio, un grupo de empleados de la ciudad y expertos externos se reunieron para desarrollar un sistema que sirva para notificar de forma poco burocrática y directa denuncias por acoso sexual.


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex