Noticias

"El agua potable y el saneamiento básico en Colombia es un sector pujante"

Mayo - 2020 | Oficina Económica y Comercial de España en Bogotá | Comentarios (0)

El sector del agua en Colombia se enfrenta a grandes retos, fundamentalmente en el ámbito de la financiación, pero que también presenta atractivas oportunidades para las empresas.

España es una referencia mundial en gestión del agua, pues suministra a una amplia demanda y gestiona satisfactoriamente acontecimientos extremos como sequías e inundaciones. Además, las empresas españolas están presentes en todos los eslabones de la cadena de valor del agua, donde destacan las ingenierías y las empresas de generación. Esta experiencia y know how han sido utilizados por las empresas españolas para posicionarse como líderes en proyectos de agua a nivel global.

En la internacionalización a Colombia, el agua también juega un papel fundamental. Numerosas firmas españolas del sector del agua, como ACCIONA, DAM o FCC, tienen presencia en el mercado colombiano. Recientemente, AQUALIA ha comprado tres empresas locales que gestionan doce concesiones. De esta manera la compañía cierra su primera gran operación en Latinoamérica asociada al ciclo integral del agua.

Todo ello pone de manifiesto la pujanza del sector del agua en Colombia y las oportunidades que se abren para empresas españolas.

Maryluz Mejía de Pumarejo, ingeniera civil con especialización sanitaria y más de treinta años de experiencia en el sector del agua potable y el saneamiento básico, es presidenta ejecutiva de ACODAL, la Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental entidad de referencia en el país en cuestiones de agua. Actualmente están en plena organización del 63º Congreso Internacional de Agua, Saneamiento, Ambiente y Energías Renovables que ACODAL celebra, junto con el Banco Mundial. Un Congreso que, por primera vez, adquiere la denominación de Expo Agua 2020, tras el éxito que acumula de ediciones anteriores.

En la entrevista que se detalla a continuación, Mejía de Pumarejo explica la situación del sector, sus perspectivas y las recomendaciones que desde ACODAL se hacen al Gobierno para fomentar el manejo integral del recurso hídrico.

Pregunta. Es usted la persona mejor posicionada para hacer un diagnóstico del sector del agua en Colombia hoy. Dígame qué características presenta y los principales retos a los que debe hacer frente.
Respuesta. El agua potable y el saneamiento básico en Colombia es un sector pujante. La brecha entre las ciudades y las zonas rurales, en lo que a cobertura de acueducto y alcantarillado se refiere, requiere hoy de proyectos e inversiones, al igual que el tratamiento de aguas residuales, que actualmente tan solo alcanza un 40 %. Ampliar la cobertura de los servicios públicos de agua y alcantarillado en zonas rurales, municipios pequeños y zonas periféricas de grandes ciudades es primordial para que Colombia alcance las metas fijadas por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en el contexto del agua.

Para ello se han puesto en marcha una serie de planes nacionales que, junto con los Planes Departamentales de Agua, ponen el foco en el ámbito rural. El objetivo es partir de una planificación en el ámbito regional que finalmente repercuta sobre los municipios más pequeños del país, de manera que estos mejoren sus indicadores relativos a acceso a agua potable y saneamiento básico.

No obstante, los recursos disponibles para ejecutar estos proyectos están siendo un freno al desarrollo de los mismos. La mayor parte de la financiación para proyectos de agua proviene del ámbito nacional, ya sea del Presupuesto General de la Nación o del Sistema General de Participaciones, y estos recursos son insuficientes. Es importante emplear nuevas fuentes de financiación que sustenten las inversiones que requiere Colombia en materia de agua y saneamiento. Sin embargo, el esquema de Asociaciones Público-Privadas (APP) no están dando los resultados esperados.

P. Una reivindicación recurrente de ACODAL es la excesiva atomización de los mercados del agua en Colombia que no permite aprovechar las economías de escala ni ofrecer un servicio homogéneo. ¿Cree que eso pueda de alguna manera resolverse con los nuevos alcaldes y gobernadores?
R. 2020 es un año de cierre de ciclo en el sector del agua potable y el saneamiento básico en Colombia. La prestación de los servicios públicos domiciliarios provenía del ámbito nacional antes de la Constitución de 1991 y, con su entrada en vigor, la competencia en materia de agua quedó descentralizada en los alcaldes. Esto ha supuesto atrasos en municipios pequeños y menores, donde no cuentan con capacidad técnica y financiera suficiente para el desarrollo de proyectos.

Sin embargo, los programas de agua gubernamentales hoy en vigor apuestan por una planificación regional que, en última instancia, tenga impacto positivo sobre los municipios. Para su éxito es necesario un esfuerzo institucional conjunto por parte de la Administración colombiana, que parece estar en el ánimo del Gobierno.

P. Nos indica que uno de los retos del sector es la financiación, pero en Colombia otros sectores de infraestructuras han sabido superar la falta de financiación a través del marco establecido para las Asociaciones Público-Privadas (APP). ¿Por qué este modelo no se ha utilizado en proyectos de agua?
R. Las Asociaciones Público-Privadas (APP) en el sector del agua no están dando los resultados positivos que sí arrojan en el sector de las infraestructuras de transporte o de la energía. Las APP están concebidas para proyectos grandes que, a su vez, se desarrollan en grandes ciudades. Los municipios pequeños no tienen capacidad técnica ni financiera para el diseño y ejecución de proyectos de envergadura.

Adicionalmente, se trata de un sector regulado en el que la normativa no está actualizada para desarrollar proyectos exitosos bajo este esquema de financiación. Tanto el marco regulatorio de tarifas como el sistema de subsidios, tal y como están planteados hoy día, dificultan la proliferación de APP en el sector del agua.
Un caso de éxito será la llegada a buen puerto de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Canoas, que tendrá un valor de más de 1.300 millones de euros y beneficiará a más de siete millones de habitantes. Se espera que el proyecto sea adjudicado a finales de 2020.

P. En este contexto, ¿qué oportunidades de negocio puede haber para las empresas españolas?
R. El potencial se encuentra, principalmente, en el diseño y la construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales, ámbito en el que las empresas españolas cuentan con acreditada solvencia y experiencia. Asimismo, la necesidad de ampliar la cobertura de acueducto y alcantarillado también brinda oportunidades a empresas españolas que pongan a disposición de los municipios colombianos su tecnología y know-how adquirido a lo largo de los años.

Como se extrae de las palabras de Mejía de Pumarejo, "Colombia es un país con potencial de crecimiento y con un sector del agua pujante. Esto, unido a la seguridad jurídica existente, la convierten en un escenario óptimo para la inversión de empresas extranjeras"

De hecho, son varias las empresas españolas con presencia en el sector del agua en Colombia, tanto en el desarrollo de proyectos de infraestructura como en la prestación de servicios de acueducto y alcantarillado. Un ejemplo de ello es Aqualia, que recientemente ha adquirido tres firmas colombianas que cuentan con concesiones y accedido al contrato para la ciudad de Villa del Rosario (Cúcuta). Esta operación convierte a Colombia en el tercer mayor mercado de Aqualia.

España, referencia mundial en gestión de agua y con empresas presentes en todos los eslabones de la cadena de valor del agua, tiene potencial en el sector en Colombia.

 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex