Noticias

Las bicicletas eléctricas dividen a Gran Bretaña

Febrero - 2020 | The Telegraph | Comentarios (0)

El incremento de ventas en el Reino Unido de las ‘e-bikes’ enfrenta a sus usuarios con los ciclistas tradicionales.

Según informa The Telegraph, se prevé que las bicicletas eléctricas superen con diferencia todas las ventas de otros vehículos eléctricos. A nivel mundial, Deloitte espera que el mercado de esta modalidad de bicicletas alcance un valor de 16 000 millones de libras (aproximadamente, 19 000 millones de euros) para 2023.

Normalmente, las bicicletas eléctricas funcionan con un motor de asistencia que ayuda a los ciclistas a medida que comienzan a pedalear. Además, un pequeño motor arranca cuando el ciclista atraviesa terrenos con inclinación o difíciles. En el Reino Unido, las bicicletas eléctricas suelen presentar un límite de velocidad de 15,5 milla por hora (mph), y no requieren licencia ni de uso de casco.

Sin embargo, en los blogs de ciclismo existen publicaciones en las se acusa a los usuarios de las e-bikes de “hacer trampa” con sus bicicletas asistidas, debido a las mayores facilidades que tienen para terminar un recorrido antes que ellos.

Incluso, en la aplicación personal de fitness Strava, que permite registrar, entre otros, los entrenamientos de ciclistas, los más competitivos han llegado a criticar a los ciclistas de bicicletas eléctricas por "corromper" las tablas de clasificación de ciclistas "reales", con los tiempos y estadísticas de las bicicletas eléctricas.

A su vez, las bicicletas eléctricas incluso han sido prohibidas en algunos lugares, como en Nueva York.

Pese a que estas bicicletas no generan entusiasmo entre los ciclistas más tradicionales, han demostrado ser muy populares en Europa. Por ejemplo, en los Países Bajos, la mayor parte de las bicicletas vendidas el año pasado tenían motor eléctrico. Por su parte, en el Reino Unido las ventas han evolucionado de manera paulatina, llegando en torno a las 70 000 unidades en 2018, según Paul Lee, experto en tecnología de Deloitte.

En cualquier caso, el Reino Unido presenta un atraso en ventas en comparación con sus vecinos holandeses, fundamentalmente, por motivos culturales, puesto que el ciclismo ha sido durante años un medio popular para viajar en los Países Bajos. Cerca de la mitad de todos los viajes realizados en el sistema de tránsito holandés incluyen una bicicleta, según Deloitte, mientras que en el Reino Unido esa cifra es inferior al 6 %.

No obstante, en Reino Unido, un informe emitido en 2017 por Transport for London indicó que el uso de bicicletas en el Reino Unido se había ralentizado y que se necesitaba más infraestructura fuera del centro de la ciudad de Londres para alentar este tipo de desplazamientos.

Paul Lee señaló que “en el Reino Unido, se recorren 3,1 millones de millas como parte del camino hacia el trabajo y casi el doble de personas las hacen en bicicleta por deporte u ocio. Los ciclistas que usan bicicletas tradicionales a menudo descartan utilizar bicicletas eléctricas porque lo consideran hacer trampa".

El Gobierno espera revertir esta tendencia duplicando el ciclismo en el Reino Unido con la construcción de 1000 de millas de nuevas ciclovías.

El Gobierno británico invierte en proyectos tecnológicos para mejorar el tráfico
 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex