Noticias

El coronavirus golpea a la industria alemana de la moda, abriendo camino a otros proveedores extranjeros

Febrero - 2020 | Textilwirtschaft | Comentarios (0)

La epidemia del coronavirus está paralizando China, algo que ejerce un gran impacto en la industria de la moda, especialmente para Alemania. Todavía no está claro cómo de grandes serán las pérdidas, pero lo que sí es evidente es que esta situación abre oportunidades a proveedores extranjeros alternativos.

China es el principal proveedor de Alemania. Según la asociación de moda GermanFashion, en la primera mitad de 2019, alrededor de 3000 millones de euros procedían de allí. No está claro cuánto tiempo se quedarán paradas las máquinas. Dado que los viajes en China están severamente restringidos, nadie sabe si los trabajadores migrantes regresarán a las fábricas ni cuándo lo harán. El fabricante de fibras Lenzing ya está amenazado con el cese de la producción en la planta de Nanjing.

Los expertos de la industria prevén retrasos en las entregas, lo que tendría un impacto en la producción de los bienes de otoño. La situación en China también tiene efecto en las empresas de los países vecinos, ya que muchos productos primarios, como telas e hilados, provienen de la República Popular. La logística internacional empieza a sufrir puesto que la ciudad de Wuhan, donde se originó el virus, es un importante centro industrial y de transporte en el centro de China.

Por otro lado, el negocio minorista también se ve afectado. H&M ha cerrado 97 tiendas en China, Levi’s 9 de sus 18, Nike ha cerrado la mitad de sus establecimientos y está trabajando con un horario reducido en el resto.

Por último, la industria de lujo se ve gravemente afectada, puesto que China es un mercado importante para este sector. Hugo Boss se enfrenta a cierres temporales, mientras que otras marcas, como Louis Vuitton o Burberry, hasta ahora han podido compensar la situación gracias a su fuerte presencia en China continental.

Por el momento, se desconocen las cifras exactas de pérdidas en la industria de la moda alemana. No obstante, se están considerando vías alternativas, como el plan de emergencia que está llevando a cabo el grupo de moda polaco LPP, que consiste en minimizar retrasos en entregas al país negociando con fábricas en otras ubicaciones como Turquía, Bangladesh o Vietnam.

Aumenta el beneficio bruto del sector de la moda en Alemania
 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex