Noticias

El presidente de Sudáfrica defiende la división en tres organizaciones independientes de Eskom

Junio - 2021 | Engineering news | Comentarios (0)

La separación de la empresa pública de energía sudafricana Eskom en tres grandes empresas públicas se presenta como una solución encaminada a la reestructuración del sector energético sudafricano.

Actualmente, la empresa pública tiene problemas financieros y de generación y no logra cubrir la demanda interna del país. Todo esto ha derivado en los últimos años en cortes de luz. Esta situación es cada vez más grave, pues las finanzas de la empresa no permiten que se invierta en nuevas plantas, por lo que la falta de suministro es cada vez mayor.

Según informa Engineering News, la restructuración creará tres entidades: una encargada de la generación, otra de la transmisión y otra de la distribución. Esta desagregación forma parte del plan presentado por el Gobierno en 2019 para la restructuración del sector energético, con el título Hoja de ruta para la reforma de Eskom en una industria de suministro de energía cambiante.

La legislación también se está reformando para que la empresa pública pueda comprar la energía tanto de productores públicos como privados. Según el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, se logrará un sistema más competitivo, con energía más barata y más transparente. Estas medidas buscan también que el sector privado se decida a invertir en el país y aliviar así la situación de Eskom.

Se espera que este cambio se realice hacia finales del 2021, pero según el presidente de Eskom, Andre de Ruyter, es aún necesario que haya mejoras legislativas importantes para poder llevar a cabo todos estos planes.

Según de Ruyter, otra clave del éxito de este proceso es la creación del Sistema de transmisión independiente y operador del mercado (ITSMO, por sus siglas en inglés). Una entidad independiente que garantice unas reglas del juego claras en el sector y ayude a la entrada de inversores privados. No obstante, no se espera que esta esté plenamente operativa hasta 2023.

En este contexto, recientemente se aprobó la norma que elevaba de 1 MW a 100 MW la exención de licencia para la instalación de plantas de autoconsumo. Esta nueva norma ya está atrayendo la inversión privada para la creación de plantas de energía renovable para fábricas y minas.

Los críticos de esta nueva medida alegan que esto provocará la pérdida de fuerza de las empresas de propiedad estatal dejándolas en manos privadas. Ramaphosa respondió a estas alegaciones que la separación de las empresas permitirá al país tener un mayor control de los activos clave de la cadena de energía y ser más eficientes.

Con todos estos cambios, además de aliviar la situación de Eskom, se busca la creación de una industria energética más ecológica, la promoción de la inversión pública y privada en energías renovables y la reducción de la dependencia del carbón.

En relación con los cambios de la industria energética, Ramaphosa también anunciaba restructuraciones en el sector de la logística, especialmente en la gestión de los puertos. Se pretende que tanto los operadores públicos como privados tengan las mismas condiciones, lográndose una logística más competitiva, transparente y eficiente.

Johannesburgo fija un uso del 35 % de energía renovable en 2030

El Gobierno de Sudáfrica abre las convocatorias de licitación para la quinta ronda de adquisición de energía renovable


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex