Noticias

Entrevista a Dean Amhaus, consejero delegado y presidente de The Water Council. Resolver los desafíos críticos del agua a nivel mundial

Mayo - 2020 | Oficina Económica y Comercial de España en Chicago | Comentarios (0)

Entrevista a Dean Amhaus, consejero delegado y presidente de The Water Council, organización estadounidense cuyo con objetivo es resolver los desafíos críticos del agua a nivel mundial mediante el apoyo a la innovación en tecnología de agua dulce e impulsando esas soluciones para los sectores que las necesitan. El Sr. Amhaus comparte con la Oficina Económica y Comercial de España en Chicago su opinión sobre la situación, desafíos y oportunidades del sector del agua en los Estados Unidos.

Dean Amhaus President & CEO, The Water Council

The Water Council es una organización sin ánimo de lucro fundada en 2009 en Milwaukee, con el objetivo de resolver los desafíos críticos del agua a nivel mundial mediante el apoyo a la innovación en tecnología de agua dulce e impulsando esas soluciones para los sectores que las necesitan.

Esta entrevista ha sido realizada por teléfono al Sr. Amhaus el día 4 de mayo de 2020 por parte de José Luis Briceño Romero, director de departamento de la Oficina Económica y Comercial de España en Chicago.
La entrevista ha sido transcrita y traducida por la Oficina Económica y Comercial de España en Chicago y aprobada con posterioridad por el Sr. Amhaus.

Dean, como consejero delegado de uno de los centros para fomentar las tecnologías del agua más reconocidos globalmente, ¿cómo está afectando el COVID-19 la actividad económica en el sector del agua en Wisconsin y entre los miembros del consejo?

Es comprensible que el sector del agua y las aguas residuales se considere una actividad esencial en nuestra sociedad. Poder mantener el abastecimiento y el tratamiento del agua es fundamental para los ciudadanos y las empresas. Sin embargo, el desafío para las empresas de servicios públicos en este momento es mantener sus ingresos en las próximas semanas y meses a pesar de la reducción de la actividad económica y las operaciones comerciales.

Durante el cierre, muchas empresas que consumen grandes cantidades de agua en sus operaciones obviamente redujeron su consumo de agua, lo que a su vez reduce los ingresos de las empresas públicas de agua. Una de las cosas que estamos viendo ahora es una desaceleración en la inversión de capital, ya que los recursos de los servicios públicos están realmente al límite en este momento. Sin embargo, esas inversiones volverán una vez que la economía se recupere.

Las grandes empresas que usan grandes volúmenes de agua continuarán operando, pero obviamente se ven afectadas por sus operaciones globales y el cierre de instalaciones en diferentes países, ya sea China o México. Lo que escucho de ellos es que los cierres en México están creando particularmente mucha tensión adicional en sus negocios.

Incluso sin una pandemia, muchos empresarios y pequeñas empresas se enfrentan naturalmente a muchos desafíos para encontrar capital y clientes. Agregue el COVID-19 y las presiones adicionales de la desaceleración económica se hacen inmensas. Además, el hecho de que las grandes empresas puedan estar desacelerando el desarrollo de tecnologías está poniendo más presión a las pequeñas empresas que podrían ser sus proveedores potenciales.

Lo que es necesario es la adaptación a la realidad actual. Por ejemplo, las empresas de servicios de aguas residuales que se están adaptando a las necesidades de la industria láctea al tratar el exceso de leche que los granjeros no pueden vender ahora mismo. Algunas compañías están buscando cómo cambiar sus procesos de fabricación para producir, por ejemplo, ventiladores o filtros. Así que las compañías tendrán que seguir adaptándose al mercado y a su volatilidad actual.

¿Cuáles son los demás retos principales a los que sen enfrenta la industria de la tecnología del agua en estos momentos?

Creo que, aparte de lo comentado antes, el reto principal está relacionado con la necesidad de lidiar con las disrupciones del mercado global. Cada sector se enfrenta a incertidumbre respecto al futuro. Las empresas globales harán un análisis más detenido de su inversión de capital y, por supuesto, esto afectará a sus proveedores, incluidos aquellos que suministran tecnologías del agua críticas para las operaciones de estas empresas. Sin embargo, si hay alguna ventaja para la industria de la tecnología del agua es que siempre habrá que desarrollar tecnología para resolver la multitud de retos pendientes del sector.

¿Cómo está afectando la digitalización específicamente al sector del agua? ¿Qué podríamos esperar durante los próximos años con respecto a esta tendencia?

La digitalización, así como la inteligencia artificial y los datos masivos (Big Data), ya están avanzando rápidamente en el sector del agua. Por lo que me cuentan ellas mismas, las personas que gestionan sistemas de agua necesitan más y mejor información y de forma más rápida. Ese tren ha salido de la estación en muchos aspectos, y creo que lo que estamos viendo es mucha más digitalización, así como, nuevamente, inteligencia artificial. Este tema está muy presente en la mente de todo el mundo.

La Oficina Económica y Comercial de España en Chicago trabaja con el ICEX para empresas españolas que desean hacer negocios en los EE. UU.  ¿Cuáles son los segmentos en crecimiento en el sector del agua que pueden ser más atractivos para dichas empresas y cuáles son más relevantes en el Medio Oeste de los Estados Unidos, específicamente?

A pesar de la desaceleración económica actual, creo que habrá oportunidades de mercado significativas en el futuro debido al hecho de que las empresas de servicios públicos tendrán que comenzar a dedicar fondos nuevamente para inversiones de capital en infraestructuras. La pregunta es cuándo va a ocurrir. ¿Tercer o cuarto trimestre de 2020? ¿O tal vez en el primer trimestre de 2021?

También hay algunas incógnitas sobre lo que va a suceder al nivel del gobierno federal. Estaba leyendo esta mañana que la infraestructura de sistemas de agua sigue siendo un tema de gran interés para algunos miembros del Congreso. Es solo una cuestión de fútbol político en este momento saber cuándo podrían llevarse a cabo mediadas al respecto. Sí que existe un convencimiento de que será necesaria una mayor inversión en infraestructuras de agua y aguas residuales en algún momento. Esto se traducirá en la creación de muchos empleos. Es necesario poder mantener la infraestructura que se está desmoronando. Definitivamente va a ser una gran oportunidad de mercado.

Si eres una empresa de tecnología del agua y trabajas para clientes industriales, el futuro ofrece más oportunidades en el área de alimentos y bebidas. Creo que si el COVID-19 ha demostrado algo, es que la necesidad de alimentar a la población es lo primero, así como todo lo relacionado con el abastecimiento de esos alimentos, la cadena desde los agricultores hasta los distribuidores y los productores. Por lo tanto, si se dispone de soluciones en este campo, estos segmentos serán un mercado importante para tu empresa. También hay grandes oportunidades en la industria farmacéutica, ya que esta es otra área que requiere grandes cantidades de agua.

Por otro lado, el sector del petróleo y el gas está viviendo un estancamiento en este período. No veo mucha inversión en términos de infraestructura de agua o inversión de capital en esta área.

Hay más oportunidades derivadas del mayor interés en los criterios de responsabilidad social y medioambiental corporativa (ISR o ESG, por sus siglas en inglés) que los inversores están valorando en las corporaciones. Estos criterios ESG pueden tener un gran impacto dependiendo de cómo responda el mundo empresarial. Las empresas buscarán soluciones para demostrar su actividad en inversión socialmente responsable, y eso, de nuevo, encaja muy bien con la vertiente medioambiental, en la que las empresas de tecnología del agua pueden tener la oportunidad de proporcionar a esas corporaciones las soluciones críticas necesarias.

¿Cómo ves la opción de la reutilización de agua para reducir el estrés en los recursos naturales de agua dulce en Wisconsin y el Medio Oeste en general?

La reutilización del agua no es tan crítica en Milwaukee o Chicago porque tenemos acceso a las enormes cantidades de agua dulce de los Grandes Lagos. Sin embargo, no hay que ir tan lejos al oeste de estas ciudades, a una cuenca hidrográfica a las afueras de los Grandes Lagos, para encontrarse con zonas con más estrés hídrico, por lo que se convierte en un problema crucial.

Yo, de hecho, soy un firme defensor de la reutilización del agua. Es algo de lo que hemos estado hablando durante los últimos cuatro o cinco años y la necesidad de este proceso únicamente va a intensificarse. Más y más lugares consideran la desalinización como una especie de bala de plata que los ayudará a abordar todos sus problemas de agua. Ciertamente es una opción que puede ayudar, pero si se va a pasar por todos los gastos de la desalinización, para usar el agua y que luego vuelva al océano para desalinizarla una vez más, defiendo que tiene más sentido en ese caso depurar y reutilizar esa agua todo lo posible.

Claramente, esa es la tendencia a la que nos dirigimos y también la combinaría con sistemas de agua más descentralizados, en lugar de plantas de agua muy grandes, porque estas últimas son muy caras y requieren más recursos y espacio en su construcción. Sin embargo, sí que podemos crear casi una micro red de servicios públicos de agua y aguas residuales que se puedan integrar y combinarla con la reutilización del agua, creo que esa es realmente la vía del futuro para nosotros.

¿Cuáles son, en tu opinión, las mejores formas de cerrar la brecha de inversión entre las necesidades de la industria del agua en EE. UU. y los fondos disponibles actualmente?

Ese es el desafío proverbial: ¿de dónde vendrá el dinero? Los costes de las infraestructuras son tan altos y están tan extendidos en los Estados Unidos. Con presupuestos de los gobiernos municipales federales, estatales y locales tan ajustados: ¿de dónde vendrán esos fondos? Sinceramente, no estoy seguro de la respuesta. Se necesitarán fórmulas creativas para la financiación, porque son inversiones que tendrán que hacerse en algún momento, tarde o temprano, y si es más tarde, serán más costosas.

Además de la falta de inversión en mejoras de las infraestructuras, existe una inversión insuficiente paralela en las pequeñas empresas y emprendedores que a menudo son el motor de las nuevas tecnologías. A diferencia de otras industrias que pueden atraer más financiación inicial o capital riesgo, existe un total disponible de recursos financieros muy pequeño para pequeñas empresas en la industria del agua.

¿Cuáles son los proyectos más relevantes en los que está trabajando el Water Council que te gustaría compartir con el lector español?

Creo que hay una serie de oportunidades para las empresas españolas, y quiero hacer un énfasis especial en el hecho de que durante varios años hemos tenido una valiosa colaboración con la asociación Catalan Water Partnership. Estamos muy impresionados con la forma en que están creciendo y la forma en que han madurado. Con su apoyo, estamos trabajando con algunas empresas españolas que ya están considerando hacer proyectos en América del Norte y están utilizando The Water Council como punto de entrada.

 

También hay un par de otras oportunidades a las que prestaría especial atención. Tenemos un programa llamado "Desafío tecnológico" y, de hecho, ayer fue el último día para la presentación de nuestra última convocatoria de solicitudes. Estos desafíos están abiertos a cualquier empresa de todo el mundo y estoy muy contento de decir que uno de los candidatos de este último desafío era de España.

 

Cada desafío está dirigido a dos temas diferentes, áreas muy específicas de investigación de I + D que están llevando a cabo nuestros patrocinadores A. O, Smith Corporation, Badger Meter y Zurn. Hay un premio en efectivo asociado con el desafío, pero lo que buscan los candidatos y los patrocinadores del premio es una relación a largo plazo a través de una licencia o venta. Ganen o no el premio en efectivo, esta oportunidad de un acuerdo potencial está disponible para todos los solicitantes y crea un beneficio mutuo para todos. También debo mencionar que la posibilidad de patrocinio de estos desafíos tecnológicos no se limita a nuestros tres sponsors actuales. Nos complacería dar la bienvenida a una empresa española que busque soluciones críticas de tecnología del agua para sus procesos de innovación abierta.

 

Una segunda área que anunciaremos pronto es una remodelación de nuestro programa BREW, que es nuestro acelerador de semillas de negocios de agua dulce. El programa está diseñado para que nuevas empresas basadas en la innovación avancen en la comercialización de sus soluciones para la industria mundial del agua. "BREW 2.0" durará un período de tiempo mucho más corto y creo que será una buena oportunidad para que las empresas españolas puedan venir a Milwaukee para una semana de formación y contactos, facilitando conexiones con los clientes que lo hará muy atractivo para ellos. Realmente abrirá más oportunidades para ese tipo de empresas.

 

Lo último que quiero mencionar es nuestro trabajo con Alliance for Water Stewardship (AWS), que es un poco diferente de nuestro trabajo habitual. AWS es un conjunto voluntario de estándares de agua que está dirigido principalmente a grandes usuarios industriales de agua. AWS es un extenso programa internacional en el que el Water Council es responsable de la implementación de las normas en Canadá, Estados Unidos y México. Ya hemos visto una empresa española que está incrementando su atención a dichos estándares para sus clientes en México.

 

 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex