Noticias

La industria cárnica de Reino Unido intenta recuperar la confianza del consumidor

Octubre - 2020 | The Grocer | Comentarios (0)

La carne ha tenido un elevado volumen de ventas durante el confinamiento en el Reino Unido. Aun así, esta industria tiene que afrontar retos como su imagen o la incertidumbre ante la inminente salida de la Unión Europea.

La carne fresca en el Reino Unido ha tenido un aumento de ventas en los supermercados en 2020 del 8,1 % equivalente a 414,4 millones de libras (aproximadamente 456,5 millones de euros). Los sectores que más se han visto beneficiados en valor han sido la carne de ternera (un 7,8 %), la de pollo (un crecimiento del 8,3 %) y la de cerdo (6,2 %).

La causa de este aumento ha sido el mayor tiempo que se ha pasado en el hogar durante este año, con tiempo para cocinar y recrear platos que de otra forma se habrían adquirido en el canal horeca. Los consumidores británicos han buscado también durante la pandemia el “premiarse” y preparar comidas que les hagan sentirse cómodos (también llamada comfort food), publica The Grocer.

Tanto el incremento en las ventas de beicon (un 13,9 %) como de salchichas (un 19 %) es consecuencia del mayor número de desayunos y almuerzos rápidos que los consumidores se han preparado. Por otra parte, el buen tiempo y la distancia social ha hecho que la ciudadanía cocine también más hamburguesas (un 23,6 % en valor y 23,3 % en volumen).

A pesar de este crecimiento, la industria cárnica atraviesa en el mercado británico una etapa en la que su imagen está siendo cuestionada. En mayo, un grupo de doctores de Profesionales de la Salud de dietas Basadas en Plantas (PBHP, por sus siglas en inglés) señaló que la disminución del consumo cárnico ayudaría a evitar crisis sanitarias futuras. Además, el hecho de que se relacione el origen de la covid-19 con un mercado de carne fresca en China abre el debate sobre el consumo seguro cárnico.

Además del aspecto sanitario, una de las grandes críticas que recibe la industria cárnica es su impacto ambiental, ya que se le achaca el 14,5 % de los gases de efecto invernadero a nivel global. No obstante, en el mercado británico es del 5,7 % debido a los métodos que emplean los granjeros, según la Asociación Británicas de Procesadoras Cárnicas (BMPA, por sus siglas en inglés). Otro argumento de defensa por parte de los ganaderos es el gran número de certificados de bienestar animal y seguridad alimentaria que tiene la carne vendida en el Reino Unido.

La principal preocupación de la industria, sin embargo, es abastecer el mercado en Navidades en plena salida del país de la Unión Europea. La ausencia por el momento de un acuerdo entre ambas partes genera un gran nivel de incertidumbre al comercio de esta categoría. Así, más allá de la percepción pública, el mayor reto es logístico.

El aumento de las ventas de comida congelada se consolida en el Reino Unido

Brexit: Preparación para el fin del periodo transitorio


 


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex